Boicot contra la anticorrupción (4): ¡¡El bertismo investiga la cena de Ciudadanos por Arona!!


Alguien que decía llamar desde el Ayuntamiento telefoneó al restaurante para intentar averiguar quién ha hecho la reserva y para cuánta gente, jajajajajjajaja.

Leí la nota ayer en el Digital de Canarias y no me lo podía creer. O sea, poder creérmelo sí, conociendo el andar de los bertistas imputados por corrupción y de su tropa, pero es que esto es demasiado, jajajajajaj. Pasen y vean señoras y señores: espionaje político barriobajero en estado puro. Y encima, cutre a rabiar, porque los han pillado (activo el off de transcripción de carcajadas para no abusar, pero estoy hasta llorando de risa, jajajajjaajja).

Resulta que Ciudadanos por Arona va a celebrar tras la manifa del sábado una cena con sus afiliados y simpatizantes (lo de la coincidencia de fechas ha sido casual, doy fe porque yo estaba presente cuando la Plataforma Anticorrupción fijó el día de la mani, y los de CxA no hicieron nada para que coincidiera con su encuentro). Y que los bertistas no debían de tener del todo claro si la cena tenía o no algo que ver con la protesta insular anticorrupción convocada por las calles de Arona. Así que algun@ de sus ilumados optó por salir de su agónica curiosidad intentando conseguir la información a través del restaurante, jajajajajajajajaja (por si alguien está interesado en asistir, será en El Rancho, en El Palmar). ¿Se imaginan lo flipados que se tuvieron que quedar los del restaurante al verse interrogados sobre alguien que decía llamar desde el Ayuntamiento de Arona?

Ays, qué penita, si es que al final es lo que dan… pura pena (aunque más pena que ell@s, la verdad, me da el municipio que desgobiernan).

En apenas una semana han trascendido:

– Amenazas de Sosa (CC) contra ANC por un boletín anticorrupción que no es del agrado del gobierno bertista porque aparecen sus imputaciones por corrupción y alusiones a algunas pruebas escandalosas reunidas contra ell@s durante la instrucción-investigación judicial (concretaba ANC que lo que más molestó a Sosa fue la alusión al programa de sexo político de lujo a cargo de las arcas públicas -no pagando pasta pública por el mismo, sino perdonando al Sir Antony-Mare Nostrum cientos de miles de euros en tasas de licencia).

– La intentona de Sosa de que ANC y, sobre todo, Sí se Puede desistieran de participar en la manifestación anticorrupción (ha llegado a ofrecerles tallercitos de medioambiente para camelarlos, xd).

– La labor intensiva de espionaje atribuida a una de las manos derechas del alcalde, Berto González Reverón, para intentar averiguar cuánta gente y hasta quiénes asistieron a las charlas organizadas la semana pasada en La Camella por la Plataforma Arona Anticorrupción.

– Esta intentona de averiguar información confidencial de la cena que prepara Ciudadanos por Arona y la retirada masiva de la cartelería que anuncia la manifestación.

– Y, de postre, una nota de prensa enviada ayer por CC desde el Ayuntamiento contra José Antonio Reverón que evidencia el estado de desquicie y hasta el desequilibrio mental del gobierno bertista.

Pero a ver, ¿me puede decir alguien quién gobierna Arona mientras quienes cobran por hacerlo se dedican a espiar a sus detractores y a intentar aplantar a la resistencia ciudadana y política movilizada en este municipio contra la corrupción? Porque eso son solo algunas de sus gestiones y prioridades ¡de una semana!

Porque caray, viendo a qué dedican su tiempo quienes cobran de las arcas públicas por “dedicación exclusiva” a la gestión del municipio, hasta bien nos va…

Transcripción de la nota del Digital de Canarias (solo una matización, no creo que “el calvo” de Sí Se Puede le haya causado daño ni quebranto alguno a Antonio Cabrera… Pero como no viene a cuento, no vale la pena ni entrar en detalles):

“Caballo Loco y los suyos están obsesionados con la manifa y aprietan el espionaje”

El clan de los bedeles está activado, por no decir activadísimo. Espoleados por el alcalde y Carmelo, que son los que más mandan en ese Ayuntamiento, para dolor de Sosa al que usan de mensajero para que trate con Julio Concepción (BlancaHari dixit), se han propuesto averiguar quienes están detrás de la manifestación, cuál va a ser su impacto y hasta donde puede llegar la primera contestación social al reinado loco y desquiciado, mesiánico de un alcalde que lo ha perdido todo, incluido lo que distingue al hombre de las bestias, que es la dignidad. Quien está inquieto y se mueve es porque algo oculta que no quiere que se sepa. Mucho han enterrado para que se les vea nerviosos y de que manera. Y es tanto que el sumario del caso Arona a pesar de su magnitud es la punta de un pútrido iceberg. Por todo eso, los que rodean a este cínico político que dirige los destinos del Ayuntamiento aronero, han extremado sus medidas de control y de espionaje, mago y rural, pero espionaje al fin y al cabo. Comenzó su guardaespaldas con cara de cantante de orquestas en la charla que se celebró sobre la corrupción en el municipio, no tanto por los ponentes, sino por saber cuantos vecinos iban, si tenía impacto social o como ellos preparan, se trata de gente que viene de fuera de Arona y que no representan ni a las asociaciones (que tienen compradas, la mayoría) ni a los vecinos. Luego el episodio de Sosa con el amigo e incorruptible Julio Concepción, que debió estar en Granadilla de asesor y no el calvo que hundió a Antonio Cabrera y finalmente el episodio más patético, han llamado al restaurante donde se va a celebrar una cena después de la manifestación, pidiendo cuantas plazas se han reservado y quien lo ha contratado, en un intento de saber todos los detalles para articular la estrategia de respuesta del gobierno municipal y deslegitimar la convocatoria, a sus convocantes y a los que ellos creen que manejan el cotarro, sobre todo la auténtica obsesión del alcalde, que es su Doppelgänger, José Antonio Reverón, que en realidad es el que menos quiere estar en el escenario, sino dejar que otros tomen el testigo, que es hora que comience una nueva etapa en Arona, donde caras nuevas asuman esa pelea necesaria para derrocar al tirano, investido en sí mismo como un elegido, pero elegido por empresarios más voraces y más corruptos que él. Berto es un monigote político, un autómata de intereses más abyectos, más terribles. Y ahí es donde hay que llegar. Una de las puertas se llama Juan Fuentes Tabares. Ya está dicho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s