¿Cuánta ilusión cabe en una mochila?

No hace falta que respondas ahora. Sólo que vayas pensando la respuesta.

Y que compartas si te hace ilusión 😉 .

¿Adivinas qué hay dentro?

¿Cuánta ilusión cargarías en una mochila?

Anuncios

Chanchullos de CC para imputar a sus denunciantes del PSOE (6)

El gobierno bertista tendió una trampa a los socialistas para intentar que incurrieran en responsabilidades penales

Según se desprende del sumario del Caso Arona, el plan perpetrado en 2008 por la abogada de Madrid que pagamos los aroneros para la defensa de los gobernantes y ex gobernantes imputados (Olga López Lago), fue puesto en práctica por el alcalde, José Alberto González Reverón, por su entonces concejal de Urbanismo, Antonio Sosa, y por el ex concejal de CC Sebastián Martín (Tatanito). La trampa falló por la perspicacia y desconfianza de José Antonio Reverón.

¿Recuerdan lo que les conté anteayer sobre la propuesta que los coalicioneros imputados hicieron al PSOE para desbloquear licencias? Pues ahí se escondía la trampa con la que pretendían aniquilar judicialmente a quienes impulsaron la denuncia que ha acabado sacando a relucir un montón de delitos de corrupción indiciariamente acreditados por el juez instructor del caso.

El plan de CC era que los socialistas García Santamaría y José Antonio ‘el de la mochila’ participaran en la aprobación de licencias urbanísticas con informes jurídicos desfavorables haciéndoles creer que era por el bien de la economía del municipio, para desbloquear el colapso urbanístico que sufrió el Ayuntamiento a raíz de los temores que invadieron a técnicos y gobernantes al saltar el Caso Arona. Los gobernantes alegaban que sabían que las licencias eran legales aunque tuvieran informes jurídicos desfavorables, pero que no se atrevían a concederlas por sí solos por el temor a que el abogado Felipe Campos siguiera acribillándolos en la prensa. Su propuesta para aplacar a Campos era que la oposición participara en la aprobación de licencias con informes jurídicos desfavorables por ‘chorradillas’, aunque tal competencia resida exclusivamente en el alcalde y/o la Junta Local de Gobierno.

Pero en realidad, lo que perseguían era pillar a sus denunciantes en un renuncio legal grave para poder reclamar responsabilidades penales contra ellos 😈 Esa fue durante meses su estrategia de defensa. Como no podían negar la evidencia de que los imputados habían dado cientos (en realidad miles) de licencias ilegales a sabiendas, lo que intentaron fue que sus denunciantes también las concedieran desde la oposición.

Eso les habría permitido denunciarlos reclamándoles responsabilidades legales por los mismos hechos imputados a CC, CAN y PP (¡¡!!) y, además, esgrimir en su defensa que lo de conceder licencias ilegales era tan común que hasta los miembros de la oposición que los habían denunciado se prestaban voluntariamente a participar en su concesión.

Les adjunto una galería de seis páginas de las diligencias previas del Caso Arona relativas a conversaciones entre el alcalde, Berto, su concejal Antonio Sosa y el entonces ya ex concejal Sebastián Martín (como apunta la Guardia Civil en sus informes, seguía moviendo los hilos del gobierno aronero desde la sombra aunque, y esto lo digo yo, hacía creer a los empresarios y a la prensa que se llevaba fatal con el desquiciado Berto). En los siguientes documentos judiciales pueden ver cuál fue el plan que intentaron poner en práctica conchabados con ‘su’ abogada para “pillar” legalmente a los socialistas en ilegalidades urbanísticas (el ‘su’ lo pongo entre apóstrofes porque como es pagada con dinero público de la ciudadanía aronera…).

 

 

Como por hoy deben ir ya bien servid@s de shock (porque por mucho que sepan que hay mucho golfo suelto en ese Ayuntamiento, verlo con tanto detalle deja pasmado a cualquiera), dejo para mañana el relato de cómo manipularon en ese asunto a jerifantes municipales, insulares y autonómicos del Partido Socialista, a los constructores (al menos a la mayoría) y posiblemente también al guardia que usaron de mediador, con el objetivo de que les ayudaran a presionar a los socialistas aroneros para que cayeran en la trampa de la aprobación de licencias (en el engaño cayeron todos de lleno, incluida una facción del PSOE de Arona -concretamente la que dirige ahora ese partido en el municipio-).

Quedan también los detalles del pedazo de cabreo que se pillaron los coalicioneros imputados de Arona por no lograr embaucar a Paco Santamaría y a José Antonio Reverón en esa jugarreta, y del plan B que pusieron en práctica para intentar pillarlos ‘de otras maneras’. Lo de la supuesta denuncia que anunciaron la semana pasada dos gobernantes de CC contra ‘el de la mochila’, para que no pierdan el hilo, forma parte de ese plan B (o C).

Todo ese chanchulleo se hizo usando tiempo, influencias, fondos y recursos públicos. Los ‘honorables’ que todo lo hacen ‘por el bien de los vecinos y del municipio de Arona’ 😡 .

((Para leer los documentos que aparecen en miniatura, pinchen sobre ellos. Y otra más, están fallando las tildes, creo que debido a unos cambios que está introduciendo WordPress en el editor del blog. De momento, yo he esquivado el problemilla escribiendo en word y pegando el texto desde ahí)).

Chanchullos secretos de CC para “comprar” a José Antonio Reverón (4)

El alcalde, Sosa y Tatanito intentaron que ‘el de la mochila’ cesara en las denuncias a Fiscalía a cambio de un sueldo, un móvil y un despacho en el Ayuntamiento

¿Acaso creían que ya les había contado lo más fuerte de esta película que ha vivido y sufrido el concejal que ha abanderado la lucha anticorrupción en el Ayuntamiento de Arona? Pues qué va. Solo les he perfilado la parte más light de la guerra que el gobierno bertista, determinados técnicos municipales, empresarios y hasta su ex PSOE han librado para intentar aplacar, controlar y quitar de en medio a José Antonio Reverón (quien acabó dejando el PSOE y fundando Ciudadanos por Arona).

(Advertencia para públicos sensibles: En este capítulo hay escenas de terror).

El alcalde y su equipo estrenaron la mayoría absoluta que lograron en 2007 (histórica porque hacía dos décadas que ningún grupo conseguía concejales suficientes para gobernar en solitario, sin pactos) con una prioridad clara: defenestrar políticamente y vengarse de los socialistas responsables de sus imputaciones judiciales: Paco García Santamaría y José Antonio Reverón.

Los bertistas nunca asumieron que eran ell@s los presuntos delincuentes por haber gestionado el Ayuntamiento al margen de la legalidad (el Caso Arona arrancó con cientos de licencias de obra concedidas con informes jurídicos desfavorables, contratos de obras públicas adjudicadas a dedo, enchufes de personal y tejemanejes en el Plan General de Ordenación que llevan siglos tramitando).

Sino que enfocaron el asunto desde el primer momento como si los golfos fueran quienes les habían denunciado (aunque esa fuera su obligación como oposición). Sigue leyendo

Chanchullos secretos para controlar con pasta a la oposición (2)

Los zapatos de José Julián Mena: la historia que calla CC

Agárrense, que viene una bomba:

Coalicioneros y socialistas cuentan cuando se les desata la lengua, que la segunda parte del trato cerrado entre Tatanito y Sixto era que un concesionario municipal de confianza asumiera la financiación del segundo edil del PSOE aronero ‘liberado por la puerta de atrás’: José Julián Mena, hoy cabecilla de los socialistas aroneros (curiosamente, posicionados en contra de la línea de oposición judicializadora que había liderado esas siglas en los últimos años, y uno de los responsables de que este mandato hayan sido defenestrados del grupo municipal todos todos los concejales socialistas que habían abanderado esa lucha por la legalidad, incluyendo a Paco Santamaría y José Antonio Reverón).

Según ese interesantísimo guión, José Julián fue contratado en una zapatería vinculada al empresario-concesionario que entró en el juego (uno de los que se beneficiaba de obras a dedo). Pero no tenía que ir a trabajar, sino simplemente cobrar… (¿miramos su vida laboral? jeje).

Sigue leyendo

Chanchullos secretos de CC y PSOE sobre financiación política (1)

La parte de la historia de boicot a la oposición que los bertistas no cuentan: Pactos oscuros, tejemanejes económicos, chantajes… 

Los de Coalición Canaria de Arona han tergiversado y mentido como bellacos en la rueda de prensa en la que han amenazado con denunciar al concejal que los ha puesto en la navaja judicial por corrupción (y además han hecho el ridículo). Como bellacos, o como enfermos… porque sospecho que no es solo ruindad lo que se esconde detrás de fantasmadas sibilinas como esa, sino que debe haber alguna psicopatía grave.

El inicio de esta historia se remonta a 2003. Y curiosamente, José Antonio Reverón es un personaje secundario en esa peli. En el guión basado en hechos reales que yo conozco (y por el interés que he puesto durante años en desentrañarlo no debo ir muy desencaminada 😉 ), los artistas principales son Tatanito (Sebastián Martín también apodado ‘Tata’ y ‘El Pardelo’, por entonces concejal de Hacienda y Turismo y, en aquellos tiempos, jefe supremo de Coalición Canaria en Arona -hasta que Berto lo defenestró en complot con Sosa). Y Sixto Mena (por entonces presidente del PSOE aronero y padre del actual cabeza de lista-candidato a la alcaldía de los socialistas del municipio, José Julián Mena).

Sigue leyendo

José Antonio Reverón, el de la mochila. Una torre de asedio.

El impulsor del Caso Arona y descubridor del gasto ilegal de millones de euros públicos en secreto, ha sufrido en su batalla anticorrupción amenazas, insultos, boicots económicos, intentos de soborno, trampas documentales, brujería…

Entre todas las historias interesantes que he conocido durante la década que he trabajado en prensa tinerfeña, hay unas cuantas dignas de ser relatadas en un libro. Las torres de Vilaflor, el crimen organizado de la multripropiedad y la seguridad privada en la etapa Palmer-Mohamed, el Caso Nooctúa y el Caso Kiscubi, el Caso de las Hamacas, el Caso Compostela Beach, Son Latinos, Puerto de Granadilla, el Quijote Berto, Camping Nauta, el Caso Arona (cómo no, jeje). Y algunas más…

La más apasionante de todas ellas, sin duda, es la historia de José Antonio Reverón. Un tipo fundamentalmente normal que, paradójicamente, es extraordinariamente peculiar. Y cuya vendetta política contra la corrupción aronera y contra el caciquismo disfrazado de democracia que ha regido Arona, le han granjeado durante los últimos años insólitas ‘aventuras’. Bueno, también desventuras. Y yo he tenido el privilegio de conocer muchas de cerca, xd, y de pasármelo pipa. No sé si se han dado cuenta, pero yo, cuanto más fuertes, graves, surrealistas, rocambolescas y asombrosas son las movidas, más risa me da 😉 , y con él, les aseguro que he tenido las carcajadas a flor de piel constantemente -a la cara, claro, yo siempre me río de frente-.

Sigue leyendo