El colmo: Timan a 70 familias con los alquileres de VPO en Palm Mar

El Gobierno de Canarias culpa a la promotora (Pinón 21), y el Ayuntamiento de Arona hace mutis.

¿Quién pringa? Las familias adjudicatarias de las subvenciones fantasma para optar a una vivienda

Resumen de lo que he leído y de lo que me han contado los afectados:

El Gobierno de Canaria (Visocan) ofreció alquiles en Palm Mar a 50 euros (antes de elecciones, evidentísimamente), con el aplauso preelectoral de los gobernantes de Arona. Como no terminaba de llegarles el visto bueno final de la ayuda que les habían prometido desde la Administración Pública, los responsables del edificio que ofertaba las 70 pisos (Residencial Mocán, de Pinon 21) ofertaron en plan guay a las familias seleccionadas un alquiler de unos 500 euros (piso, comunidad, luz y agua) mientras les llegaba la ayuda, para que pudieran ir ocupando los apartamentos que ‘les habían tocado’ (se presentaron 300 solicitudes a esa oferta de viviendas de protección especial en régimen especial de alquiler con opción a compra). 50 familias de las 70 que cayeron en este pufo respaldado-amparado por el Gobierno de Canarias han tenido que ir dejando los pisos por imposibilidad de afrontar el alquiler sin las ayudas prometidas. Y, por si fuera poco, perdieron el dinero de la fianza.

¡¡¡¡Y ahora resulta que todo fue un pufo!!!! Pero señores, xd, a qué carajo están jugando… (me refiero fundamentalmente a los responsables políticos, y también a la promotora).

Todas las administraciones que han camelado a esas 70 familias durante casi un año de pago de alquileres que no podían afrontar ¡¡se lavan las manos!!

(Para leer el artículo en la edición digital de Diario de Avisos pinchar aquí).

Tras meses y meses de llevarse portazos de silencio e ignorada en las narices, y solo cuando el Diario de Avisos ha publicado la situación de esas familias (que ya es raro para lo modosito que está ese periódico con los temas peliagudos de Arona), la Consejería de Vivienda del Gobierno de Canarias se ha dignado a responderles. Y qué respuesta… Asombradita me he quedado. Según parece la Consejería de Vivienda hace tratos y representa a las empresas promotoras. No a las familias…

Igual es que con el shock he entendido mal la noticia que publicó ayer el Diario con la respuesta de la Consejería de Vivienda. Pero a bote pronto me pareció que ese área autonómica le echa la culpa a la promotora, elude aclarar el motivo del pufo, y zanja el asunto con un ya se verá si en el algún momento optan a alguna ayuda. Ahora tendremos que buscar al organismo-administración que representa a las familias en situación económica precaria a las que se conceden subvenciones especiales en materia de vivienda protegida. Esa administración y esos políticos que debieron velar por estas familias, informándoles desde el primer momento de lo que estaba ocurriendo y ofreciéndoles pisos alternativos (de promotoras que sí cumplen los requisitos).

Porque leyendo lo que ha respondido el Gobierno de Canarias, cualquiera diría que dichos alquileres ‘subvencionados’ en un residencial de lujo del Palm Mar fueron rifados en una tómbola, en vez de ofertados, gestionados y adjudicados por su organismo autónomo Visocan y el Instituto Canario de la Vivienda a través de la Oficina de Vivienda de Los Cristianos.

Para leer esa respuesta de la Consejería Vivienda, clicken en “La ayuda de alquiler para los vecinos del Palm-Mar no llegará por falta de requisitos” (jeje, el Diario ‘se atrevió’ a publicar la noticia, pero omitiendo en el titular que esa falta es de la promotora. Aunque algo es algo. Entre eso y el artículo del desesperante Hospital del Sur publicado el fin de semana, me he quedado flipada con el arrebato crítico de ese medio -aunque sea con noticias sin crítica al gobierno bertista-. A ver si les dura…).

El gobierno aronero de CC, en su línea

¿Y qué hacen los responsables del Ayuntamiento de Arona? Mutis por el foro. Como si la cosa no fuera con ell@s. Como si no se hubieran encargado de exprimirle la rentabilidad electoral a la oferta de alquileres especiales para familias necesitadas como las 70 que han sido tongadas. Ya les vale a todos (Gobierno canario, Ayuntamiento de Arona, Cabildo de Tenerife,…). Porque el engaño-fraude-embolado en el que han participado afecta a las familias del municipio con menos recursos económicos, ¿o va a resultar que dan subvenciones de alquiler a familias que no lo necesitan?

Bueno, ya contaré más cosillas sobre este grave problemón cuando examine la documentación. No sé cuándo, porque tengo un montón de temas en lista de espera 😦 . A ver si mientras tanto responde la promotora, porque según lo ha pintado Vivienda, sería la responsable del pufo.

Movilización 2.0 y asesoramiento urgente.

Por cierto, las familias afectadas (que se han constituido como Asociación de Indignados del Pal Mar) deberían crearse una plataforma de Facebook ¡¡YA!!, para informar detalladamente de su problema e ir sumando apoyos con los “me gusta”.

Tampoco estaría mal que buscaran asesoramiento jurídico (una consulta suele salir unos 60 euros) sobre sus posibilidades de reclamación de daños y perjuicios (demanda en los juzgados, denuncia a Fiscalía, Defensor del Pueblo…). Lo que les está sucediendo no es normal, alguien-es tienen la culpa y, además, como esto no se aclare puede volver a sucederle a otras familias que opten desde Visocan a pisos subvencionados por “promotoras que no cumplan los requisitos”. Aunque al final no hicieran nada, no está de más que conozcan sus derechos.

(Y siento mucho no haberles hecho caso antes. Han puesto comentarios sobre el tema este blog y en el Facebook Hari desde hace meses. Pero con tanto desborde de escándalos, me despisté y no advertí la gravedad del embolado 😦 ).