15 concejales y ex concejales de CC, PP y CAN-CCN citados como imputados en el Caso Arona 2

Con esto van ya 23 políticos y ex políticos aroneros imputados en esta causa que abarca los mandatos 2003-2007 y 2007-2011 (el nexo común entre ambas etapas es el también imputado alcalde).

Una diputada del PP y un consejero del Cabildo entre los nuevos imputados.

El juez  instructor ha solicitado copia íntegra y compulsada del Plan General de Ordenación, los nombres y domicilio de los redactores del PGO y, además, los de varios representantes políticos y técnicos de la Dirección General de Urbanismo.

El titular del juzgado de primera instancia número 4 de Arona ha citado a 15 concejales y ex concejales aroneros para tomarles declaración en calidad de imputados entre los días 6 y 7 de febrero de 2013. Estas imputaciones se enmarcan en el denominado Caso Arona 2 (diligencias previas número 1767/2009), una megacausa de presunta corrupción urbanística y política relacionada con la tramitación del Plan General de Ordenación y con la concesión de licencias al margen de la legalidad. Los hechos que se investigan se enmarcan en el mandato 2007-2011 y están estrechamente relacionados con la parte urbanística del Caso Arona 1 (aunque son causas distintas).

Entre estas citaciones en calidad de imputados figuran la actual diputada del PP Águeda Fumero y el consejero de Innovación Tecnológica del Cabildo de Tenerife, Antonio Miguel García Marichal (a quien Berto ‘ha nombrado’ su sucesor para las próximas elecciones al frente de la plancha de CC).

Los otros concejales y ex concejales de la anterior corporación aronera que acaba de citar el magistrado Evaristo González son: Antonio Sosa (ex concejal de Urbanismo), María Candelaria Padrón, Miguel Ángel Méndez, Ramón García Hernández,  Francisco Toledo, Manuel Reverón, Marta Melo, Clara María Pérez, Ángel David Herrera González, Dácil María García Marcelino (todos ellos del pasado gobierno de CC), Pedro Antonio Cabeza González (CAN-CCN), José Agustín Sierra Fumero y José Esteban Alayón González (PP).

El magistrado concreta que les tomará declaración en calidad de imputados “por constar denunciados en la denuncia inicial que dio lugar a los presentes autos.

De ellos, 11 eran miembros del grupo de gobierno (los de Coalición Canaria) y los otros cuatro formaban parte de la oposición durante el anterior mandato (los del Partido Popular y Centro de Arona). Esta nueva ronda de toma de declaraciones guarda relación principalmente con el acuerdo plenario que desbloqueó la entrada en vigor del PGO a pesar de las advertencias que formuló la entonces jefa jurídica de la sección municipal de Urbanismo, Manoli Melo, quien ha sido citada para prestar declaración en calidad de testigo el 8 de febrero.

Esta causa, al igual que la del Caso Arona 1, fue desatada por el letrado Felipe Campos y por la ex oposición socialista del Ayuntamiento de Arona (la que lideraban Paco Santamaría y José Antonio Reverón, en la actualidad concejal de Ciudadanos por Arona).

23 políticos imputados hasta ahora en el Caso Arona 2

Con estas 15 nominaciones penales ya son 25 los concejales y ex concejales aroneros imputados en este procedimiento por delitos contra la ordenación del territorio y prevaricación (lo que ha trascendido hasta ahora). Los imputados desde el principio de esta instrucción son el alcalde, José Alberto González Reverón, y sus ex concejales de la Junta de Gobierno 2003-2007: Sebastián Martín (alias Tatanito, de CC), Juan José Alayón (Cheché, de CC), Alfonso Barroso Armas (CC), Félix Sierra (PP), Manuel Barrios (CAN-CCN), Daniel Martín (CAN-CCN) y José Luis González (CAN-CCN).

Una aforada en el Caso Arona 2:

Y atención, que la presencia de una diputada entre los imputados puede acabar de liar la azarosa tramitación de este procedimiento. Águeda Fumero es aforada, ¿tendrá que derivarse toda esta causa al Tribunal Supremo -xd, la instancia judicial que nos faltaba en Arona 😉 -. Parece que no, pero a saber…

El único periódico de papel que se ha hecho eco de esta noticia ha sido El Día. Ni Diario de Avisos ni La Opinión de Tenerife han publicado nada 😯 .

Lo que ha publicado el periódico El Día el viernes sobre este embolado judicial:

Pinchar en la imagen para leer el artículo completo en el periódico El Día.

Anuncios

Posible prevaricación del alcalde en la querella surreabertista contra l@s anticorrupt@s

José Antonio Reverón y aquí BlancaHari hemos recurrido la admisión a trámite de la querella por haber sido presentada por incompententes. Ains, qué desliz. Quiero decir por desgobernantes de CC que no tienen competencias para ello.

En mi recurso consta que me reservo las acciones legales oportunas contra Berto el alcalde de Arona, entre ellas, por prevaricación (presunta 😉 )

Marchaaaaaa, jajajjaja. Ya les avisé que era aconsejable pillar butaca para este espectáculo.

Los Haris anticorrupción, anticensura y pro Democracia Real hemos iniciado ya el contraataque judicial a la querella que nos han puesto en nombre del Ayuntamiento de Arona el plurimputado alcalde (José Berto González Reverón) y su plurimputado grupo de gobierno de Coalición Canaria.

Alegamos que la querella debe ser inadmitida a trámite porque ni Berto González Reverón ni su gobierno de Coalición Canaria en peso son competentes para emprender solitos ese tipo de acciones judiciales. Vale que ell@s entienden que el Ayuntamiento es su finca particular y que pueden hacer con y desde ella lo que les venga en gana. Pero resulta que legalmente el órgano competente para tomar esa decisión es el pleno municipal.

Entre la vulneración de requisitos esenciales para que esa denuncia sea presentada en nombre del Ayuntamiento, mi recurso expone también que los gobernantes han prescindido del informe jurídico preceptivo (obligatorio) que debían haber pedido a la secretaria general del Ayuntamiento para valorar la conveniencia de tan arriesgada acción judicial y los riesgos que puede suponer para el consistorio.

Imaginen, por ejemplo, que esta querella es archivada, que los querellados pedimos daños y perjuicios contra el Ayuntamiento y que los tribunales nos dan la razón. Palo económico al Ayuntamiento multiplicado por cinco. Y todo por una vendetta personal de un alcalde al que se le va la pinza tanto como para querellar al Ayuntamiento que preside contra la libertad de expresión, contra el derecho a reírse e ironizar sobre sus cambalaches y pifias políticas, y contra el derecho de manifestación. Halaaaa, como de costumbre, a lo Bertorrente total.

Bien, pues en ese dislate querillística cuya autoría parece recaer en Berto el alcalde (vista no solo la absurda querella, sino la disparatada declaración que prestó contra mí y contra José Antonio el miércoles, cuando fue a ratificar la denuncia contra sus cuatro odiados denunciantes y críticos anticorrupción), mi súper abogado aprecia un posible delito de prevaricación. Sí, prevaricación, jajajajja. Lo que le faltaba a Berto, ser imputado por prevaricación (y más cosas 😉 ) por denunciarme 😉 .

Nos apoyamos en que habría omitido el informe que debía haber pedido a los servicios jurídicos municipales a sabiendas de que el mismo habría sido desfavorable. Jeje, y puedo aportar pruebas irrefutables de otros casos en los que actuó de forma similar (omitiendo los pertinentes informes jurídicos) cuando sabía de antemano que iban a ser desfavorables. A lo Bertoievsqui, ya saben, si no consta ni se difunde la ilegalidad, ésta no existe 😉 (el original, ya que estoy en plan cultureta, es “si dios no existe, no existe el pecado”). Jajaja, a partir de ahora habría que añadir ‘y si alguien dice lo contrario, Berto el alcalde le querella desde el Ayuntamiento’.

Y hoy se libra porque como estoy querellada estoy suave. Pero si no seguiría sacando cachondeo de la máxima de Dostoievsqui con ironías como la de ¿y si el alcalde se creyera dios? Así tendría sentido que entendiera que está por encima del bien y del mal en lo que a sus actos se refiere, y que se creyera con derecho a hacer lo que le viniera en gana con los infieles, blasfemos e insumisos a su norma divina. Menos mal que la querella me tiene suavizada la pluma antibertista y que eso es solo un suponer 😉 .

Por cierto, hemos advertido más irregularidades y supuestos delictivos en el proceder del alcalde y de su equipo de gobierno de Aronistán. Pero mejor dosificarlas, no se me vayan a lesionar de las carcajadas.

A todo eso, no estoy segura de si quiero que esa querella se archive antes de prestar declaración. Me imagino desmontando en sede judicial las disparatadas mentiras que el Bertismo dice de mí y soltando metralla hari contra ellos, y me entusiasmo toaaaaaa. ¿Me imaginan en sede judicial explicando la putrefacción por la que dimití como jefa de prensa de Arona (a mediados de 2004, por cierto, aunque según el Bertismo curré en el Ayuntamiento hasta 2005 -ni en eso aciertan-). ¿Y me imaginan aportando pruebas a juez y fiscal de las tres operaciones que emprendió para comprar mi despido de La Opinión con dinero público? ¿Y de los manejos, chanchullos, ilegalidades y componendas que presencié durante aquel desquiciante año? Cada vez tengo menos dudas de que el alcalde no es completo…

Ainsssssssss, qué morboooooooooo. No por lo de su riego y sus aguas, sino por imaginarme filtrando toooooodo mi arsenal antibertista en el juzgadooo. Lo bueno de eso es que si no es estimado este recurso, podré disfrutar de semejante aventura. La espía BlancaHari en los juzgados a cuenta de Berto, del Bertismo y del consistorio aronero… Sííííííí, jajajajaaj.

¿A que le pasa como a Roberto de Luis, el famoso aparejador municipal de Arona que en 2003 denunció al periódico La Opinión por atribuirle el cobro de comisiones urbanísticas ilegales, y acabó acusado por Fiscalía de una ristra de cargos de corrupción (los mismos cargos por los que luego pasó por prisión preventiva en el Caso Arona y por los que se está jugando ahora su libertad)?. Cuando uno va al juzgado a defender cuestiones de honor, debe asegurarse antes de que lo tiene. Con lo gafe que es este alcalde de Arona, más que capaz de que le pase lo que a Roberto 😕 .

Una torpeza de los juzgados aroneros demora la resolución de las apelaciones del Caso Arona

Belén de Vil descubre que el Caso Arona está parado en la Audiencia Provincial tinerfeña porque la secretaria judicial del juzgado instructor ¡¡olvidó aportar documentación esencial del procedimiento!! 

El mismísimo presidente de la Audiencia Provincial ha intervenido ordenando por escrito a la secretaria que ha dejado en evidencia a los juzgados aroneros que subsane su pifia de una puñetera vez (lo de puñetera es cosecha mía 😉 ).

Pero no todo son malas noticias: El Caso Enchufe sí está a la vuelta de la esquina y puede electrocutar a Berto con inhabilitación .

La mega filtración sobre esa pifia judicial viene de nuestra aliada hari Belén de Vil (ya les avisé antes de que es un fichaje informativo de lujo y de que viene fuerte 😉 .Hartita de la rara y oscura demora de los recursos de ese dalmatónico proceso judicial atascado en la audiencia desde el verano pasado (va a hacer ya un año, que se dice pronto 👿 ), se infiltró en la Audiencia para aliviarnos a todos la curiosidad (y plan ya perdidos al río, le metió mano también al Caso Mamotreto).

Grrrrrrrr. Ay que ver lo que cuesta que la Administración de Justicia sea ágil. Voto por cambiarle el logo y meter la balanza de la justicia dentro de un caracol. O de una tortuga, me da igual el bicho.

La instrucción del Caso Arona arrancó en 2007 con siete gobernantes imputados por delitos contra la ordenación del territorio y prevaricación en adjudicación de contratos. Se complicó a finales de ese año con una trama de corrupción que hizo pasar por prisión a dos técnicos municipales y a un empresario. Se requetecomplicó aún más en 2009 al levantarse el secreto de sumario y trascender que había treinta y tantos imputados y que los gobernantes, lejos de mejorar su situación judicial durante la investigación, juntaron un puñado más imputaciones (cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales,…). La instrucción se prolongó hasta julio de 2010 (un mes después de las elecciones). La conclusión judicial es que está acreditado que el alcalde, sus tropecientos concejales y consejeros insulares imputados, y un montón más de gente salpicada legalmente durante la investigación (treinta personas en total) delinquieron y deben ir a juicio.

La mayoría recurrieron, unos ante el juez instructor (Nelson) y los políticos aroneros ante la Audiencia (alegando más o menos que el magistrado Nelson les tiene manía y que por eso ha ido a por ellos). El decano de los juzgados de Arona resolvió los recursos que le tocaban en diciembre. Y a partir de ahí, la fecha esgrimida por gargantas judiciales para el pronunciamiento de la Audiencia Provincial era marzo de 2012. Entre los motivos de tan dilatado plazo citaban que estaban empantanados con varios recursos tochos relacionados con corrupción política: Mamotreto, El Rosario, Icod… Con tanto ya ni me acuerdo si las Teresitas entraba en el paquete :-p

Han ido resolviéndose todos esos casos (todos los recursos de apelación desestimados, por cierto). Acabándose marzo. Y na, los recursos del Caso Arona haciéndose rogar. ¡¡Y resulta que el titular judicial al que le ha tocado el marrón aronero no ha podido ni ponerse manos a la obra porque le han mandado la documentación sin los testimonios!! Ya les valeeeeeee.

Así que hasta dentro de al menos dos-tres meses no habrá novedades del Caso Arona 1 (Operación Edén) 😦  😦 . Y eso porque el presi de la Audiencia se ha puesto firme. Si no, acaba el año y los recursos atrabancados por ahí por la pifia de una funcionaria. Así que para el inicio de los jucicios, paciencia. Y para ver el final de ese embolado, mucho tendría que mejorar la agilidad judicial para no tener que esperar entre 8-10 años. Aunque en cuanto la Audiencia se pronuncie (convencida de que desestimando los recursos), el cuento cambiará mucho (en contra de los acusados).

Pero tranquis, que con Caso Arona o sin él, habrá marchita judicial 😀 .

Jeje, menos mal que otro sarao judicial bertista todavía más antiguo nos ha dado una sorpresa estallando justo este mes: El Caso Enchufe. Un procedimiento penal que arrancó con una denuncia de Función Pública, se complicó porque los mandamases del Ayuntamiento de Arona practicamente se pitorrearon de la Justicia  y que siempre siempre ha mantenido una estrecha relación con el Caso Arona. Son causas independientes, pero muy relacionadas. Hasta el punto de que el sumario o diligencias de esta última causa contiene numerosas alusiones y conexiones con el Caso Enchufe.

Y no solo eso, sino que hasta uno de nuestros agentes secretos llevaba meses siguiendo la pista a la evolución de ese procedimiento y a su inminente entrada en fase de citaciones y juicios ¡creyendo que era el Caso Arona, jajajaj!. Demasiados términos coincidentes para un espía santacrucero: Arona, alcalde imputado, Manuel Barrios, técnicos municipales, enchufes de personal, prevaricación, tráfico de influencias… De Urbanismo no oía nada, pero como todo lo demás cuadraba. Quién iba a pensar que los mismos imputados tienen dos causas similares a puntito de caramelo en la Audiencia 😉 . Como consuelo terapéutico ha sido un lujazo de despiste, eso sí. No hay Caso Arona, pero se acercan juicios por apañar procesos de selección de personal.

Para rematar la conexión-confusión entre ambas causas llegan las citaciones de la querella Enchufe a la Policía Local y hasta sus jerifantes creen que se trata del súper caso estrella aronero. De entrada, ha sabido un poco a decepción que no se tratara de la Operación Edén. Casi que hasta Berto ha respirado aliviado. Pero joer, mirando el procedimiento de cerca, lo próximos que están los juicios (la citación de Berto González Reverón (CC) y de Manolo Barrios (CAN) son para el 28 de marzo) y los niveles de pánico que ha desatado en el Ayuntamiento, no es como para despreciar el marchoncio judicial que se avecina y sus posibles consecuencias penales…

Hay un motón de gente citada. El tribunal calificador al completo, las dos electrocutadas con sus contratos públicos,… Berto, cómo no, imputado estrella. Y much@s con puntos para acompañarle en las imputaciones. Digamos que saltan chispas de las tremendas ventajas que brindaron a las dos beneficiarias de los contratos denunciados (una asidua de planchas electorales de CC). Como si hubieran sido hechas a medida por un sastre…

Jajajajaj, si es que solo faltaba que Berto el alcalde pluriimputado fuera inhabilitado por un tema ajeno al famoso Caso Arona. Y por una denuncia que nada tiene que ver con José Antonio Reverón, Paco Santamaría ni Felipe Campos. Jajajajaj, a Berto le daría un síncope si no pudiera culpar de su condena a su odiado José Antonio. Y como remate, el juez responsable no sería su criticadísimo Nelson, jajajja.

Uy, por ciertoooooooo, ayer alguien lo agarró por la pechera. A Berto el alcalde digo. Pero eso mejor lo cuento en otro post que este ya va cargadito.

Ooooh, Berto ha sido citado a juicio, pero no por el Caso Arona

El marrón penal que ha vuelto a estremecer al Ayuntamiento de Aronalipsis esta semana va sobre contrataciones a dedo reiteradas y con alevosía.

Están imputados (al menos) el alcalde y su fiel jefa de Personal, Carmen Teresa.

Sniffff, lo que se hace de rogar el estallido del Caso Arona. Mucho tremor a cada rato, pero no termina de reventar (ni a empujones). Al final la alertita que me lanzaba mi instinto informativo tenía razón de ser 😦 . Uffff, menos mal que me contuve en la celebración bloguera (en la personal, como dije al principio, que me quiten lo bailado. Jaja, el lado bueno de la decepción es que disfrutaré dos veces (al menos dos) la alegría de que la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife se pronuncie sobre los recursos de apelación presentados por los gobernantes aroneros acorralados por pruebas de corrupción.

Aunque bueno, el caso que ha saltado esta semana tampoco es moco de pavo. Tiene mucho menos enjundia que el Gran Caso Arona. Pero así todo va bien servido de gravedad. Apunta nada más y nada menos que contra los tejemanejes, ilegalidades y desvergüenza cometidas en este Ayuntamiento por gobernantes y funcionari@s para apañar a su conveniencia los procedimientos de contratación de personal (al menos en eso se fundamenta su denuncia y acusación judicial).

Parece (luego matizo por qué lo del “parece”) que las notificaciones remitidas a Berto el alcalde (CC), a su fiel jefa de Personal, Carmen Teresa Hernández, a Manuel Barrios y a vari@s más son por el Caso Enchufe. El mismo alude al espectacular descaro con el que requeteenchufaron en la Concejalía de Juventud a sus dos elegidas a dedo. Resumiendo mucho la miga del escándalo que rula por los juzgados de lo penal: las enchufaron, las despidieron cuando Función Pública denunció los contratos, y cuando alcalde y jefa de Personal creyeron que habían logrado esquivar a la Justicia en ese asunto, ¡las volvieron a contratar saltándose de nuevo la legalidad! Los agentes haris apuntan que se estarían enfrentando a cargos de prevaricación y tráfico de influencias (aunque no están seguros al cien por cien dada la multitud de imputaciones desperdigadas por esa administración).

Para colmo, al menos una de las bendecidas por Berto el alcalde para tener en el Ayuntamiento un trabajo fijo aunque no diera la talla (pues si no no hubiera hecho falta apañar ilegalmente el procedimiento para que aprobara las pruebas selectivas) ¡es del núcleo duro de Coalición Canaria! Eva Moscoso. Una asidua de las planchas electorales de CC de Arona y hasta de Tenerife (Cabildo).

Sobre ese Caso Enchufe aparecen interesantes conversaciones en las escuchas telefónicas realizadas durante la instrucción del Caso Arona 1. Mis preferidas van sobre la supervisión política de las declaraciones que iban a prestar las jefitas de Juventud cuyos contratos quedaron electrocutados por una denuncia de Función Pública.

En principio también estaba involucrada en ese cambalache laboral la concejal Marta Melo. Pero de momento su nombre no ha salido a relucir en las citaciones de la Audiencia Provincial de finales de mes. No sé si porque al final se libró del marrón, o porque ha pasado desapercibida para los espías haris. Con el caos y la confusión que se ha adueñado del Ayuntamiento en materia judicial, todo es posible.

Enlazando con mi “parece” de más arriba, ni imaginan lo complicado que resulta identificar con acierto en estos momentos las imputaciones en ese consistorio enloquecido. No porque sean discretos (algo casi imposible), sino porque hay tantos políticos y tantos funcionarios e interinos imputados en tantas causas distintas, que es una odisea discernir a qué denuncia corresponde cada un@.

Para que se hagan una idea, además de los gobernantes y ex gobernantes imputados (alrededor de 15), también se reparten imputaciones empleados públicos de Urbanismo, Secretaría General, Personal, Contratación, Servicios Sociales, Intervención, Policía Local, Juventud, Alcaldía, Atención Ciudadana-Plan de Mordernización… Casi cada mes trasciende algún escándalo judicial que salpica a personal del Ayuntamiento (y a políticos, evidentemente).

Ya ven, en las últimas semanas han saltado la reactivación del Caso Arona 2, las imputaciones por los pagos irregulares al servicio de grúa, el asalto económico de un ex empleado del área de Informática (tema, por cierto, que promete traer mucha más cola) y ahora estas citaciones de la Audiencia Provincial. fijo que ahora mismo se reciben en ese Ayuntamiento más citaciones que solicitudes de licencia 😉 . Para empeorar el pánico judicial de políticos y técnicos, todos saben que quedan más por llegar (algun@s, por cierto, se han visto embrollados judicialmente de rebote, pero otr@s se lo han currado a pulso…).

Durante la investigación realizada esta semana por los espías haris para intentar descifrar quiénes son políticos y técnicos que han sido nominados en la Audiencia y por qué, se han topado ¡¡¡con casi una veintena de trabajadores municipales imputados en cuestiones relacionadas con escándalos de corrupción!!! Eso sin contar que hay dos policías locales en prisión…

Alrededor de 35 imputados en el Ayuntamiento si sumamos políticos y personal municipal. Una bestialidad… Solo con que fuera condenado un tercio de ellos (que no todos son culpables, claro), sería para chapar esa administración y replantearla legalmente desde cero.

Lo más alarmante es que la mayoría de las presuntas ilegalidades-irregularidades que se detectan en ese consistorio no son denunciadas porque es imposible dar abasto. Para rematar la gravedad del tema, aún hay quienes intentan convencer-presionar a técnicos municipales para que se jueguen el tipo penalmente saltándose la legalidad (dicen que por la economía del municipio, el bien de los vecinos y excusas similares).

Muchos de los afectados por esas nominaciones judiciales (la mayoría de ell@s más bien) culpan de su situación a los denunciantes, básicamente a José Antonio Reverón. Pero sinceramente, no creo que la solución para salir del bloqueo consistorial sea dejar de denunciar las presuntas ilegalidades que se siguen cometiendo. Porque si todavía hay políticos y técnicos que han seguido y siguen saltándose la legalidad a pesar de saber todos que el Ayuntamiento de Arona está en el ojo del huracán judicial desde 2007, no quiero ni imaginar las barbaridades que cometerían los sherif municipales si cesaran las denuncias…

En fin.

Uuuuuuy, que se me olvidaba: nuestra espía infiltrada en la Audiencia informa que en breve serán resueltos los recursos de apelación del Caso Arona 1. Al final nos va a pasar lo del cuento del lobo: cuando por fin estalle la bomba, no nos lo vamos a creer.

Como guinda, para quienes no lo sepan, acaban de trascender tres demandas de Función Pública contra el Ayuntamiento de Arona por anomalías en los pagos de productividad a los funcionarios en general y a la Policía Local (dos recursos). Así como para terminar de alborotar el gallinero. Ufff, pero mejor dejo lo de la enumeración de recursos que pesan sobre esta administración, porque si no no acabo nunca. Simplemente háganse a la idea de que nos estamos jugando unas cuantas decenas de millones de euros en indemnizaciones a los demandantes (jajajja, y a uno de ellos Berto el alcalde lo quiere nombrar hijo adoptivo de Arona 😮 ).

Y se ha interpuesto recientemente una nueva denuncia bastaaaante interesante. Aunque aún no puedo contar nada al respecto 😦 .

¿Ya pillaron butaca para el espectáculo de Berto, Barrios & Cía en la Audiencia Provincial?

Jeje, confirmado: El estreno del nuevo show judicial de los gobernantes aroneros pluri imputados ha sido fijado por la Audiencia Provincial tinerfeña para el próximo día 28 😀 .

Falta verificar, eso sí, que se trate del Caso Arona. Todo apunta a que sí, que al fin se desatasca la resolución de los recursos de apelación que presentaron los once gobernantes y ex gobernantes imputados en el Caso Arona 1 en plan ‘somos todos buenos buenísimos, y el juez que ha dicho que está indiciariamente acreditado que hemos delinquido y que tenemos que ir a juicio, es malo malísimo’.

Como es un espectáculo demasiado importante para dar nada por hecho, mejor reservo la euforia un poquito más. Ya está en marcha la operación de comprobación: una agente hari se ha infiltrado en la Audiencia, así que en breve tendremos noticias suyas 😀 .

De todas formas lo mío es solo vicio de exceso de prudencia. Jajajaja, así estiro al máximo el disfrute de la expectación. Pero ustedes lo pueden ir celebrando ya si les apetece, porque esto está ya más que cantado 😉 .

Qué es el Caso Arona 2: Antecedentes

Sobre lo calientes que se pusieron las cosas en el municipio cuando la legalidad irrumpió de forma repentina en el Ayuntamiento 

Este procedimiento que se instruye en los juzgados aroneros es hijo del Caso Arona 1, pero un hijo emancipado y con personalidad propia. Tiene mucho que ver con el primero (la genética es la genética), pero son causas independientes.

Repasando documentación para explicarles este complejo caso, he tropezado con este artículo de 2007 que explica lo caliente que se puso el patio cuando el Ayuntamiento paralizó todas las licencias urbanísticas y órdenes de pago que olieran a ilegalidad.

Del calentón ladrillero y económico que generó ese parón urbanístico y económico del Ayuntamiento en reacción al miedo que desencadenó la primera querella de Fiscalía contra la Junta de Gobierno aronera, y de las posturitas que hicieron los mandamases políticos, técnicos y empresariales para intentar seguir con la orgía del ladrillo ilegal, vinieron los polvos que dieron lugar al nacimiento del Caso Arona 2. Digamos que el condón de legalidad y el lubricante antijudicial que fabricaron durante el periodo de castidad legal que tuvieron a cuenta del primer susto judicial, no resultó todo lo seguro que esperaban 😉 .

En concreto, este recurso de hemeroteca se sitúa en la fase de ‘castidad legal’ y del calentón urbanístico y económico que generó.

((Por cierto, el siguiente artículo también guarda alguna relación con la historia que tengo a medias sobre la orden judicial de derribo que el gobierno bertista le ha perdonado desde 2008 a la empresa Marichal Inveriones del Sur S.L. Ah, y también está relacionado con la deuda secreta de un millón y pico de euros que tenía el Ayuntamiento de Arona con la empresa Electrificaciones del Sur Chijafe S.L. desde 2006-2007 hasta hace unas semanas, cuando a los gobernantes municipales de CC no les quedó más remedio que reconocer su existencia -dicha deuda se aproxima ya a los dos millones, entre otras cosas, por intereses de demora y gastos jurídicos)).

Para descargar el siguiente artículo en PDF pinchar en  Caso Arona, Bloqueo Pagos (Serial B4) (5-10-07).

.

Artículo publicado en La Opinión de Tenerife el 5 de octubre de 2007. Fue parte de un serial informativo en torno al Caso Arona 1. (No he podido poner un enlace al periódico porque el artículo no está disponible en su edición digital))

CC ignora la sentencia firme de demolición contra un edificio del presidente del PSOE (Caso Arona 2)

El gobierno bertista ha hecho la vista gorda con la ejecución de una sentencia emitida contra un edificio construido por Agustín Marichal en Los Cristianos

¿Conciben que un alcalde y su Junta de Gobierno Local sean imputados-denunciados-condenados por desacato judicial? ¿Y que esa desobediencia estuviera relacionado con el empeño de un grupo de gobierno en evitar la demolición de un edificio ilegal del jefe de la oposición?

Ya, ya sé que suena un poco a ciencia ficción. Fuera de Arona al menos. Porque en Aronalandia la realidad siempre siempre supera a la ficción (y con creces). Y aquí hay no uno, sino varios ejemplos de sentencias dictadas contra promotores urbanísticos que no han sido ejecutadas porque el gobierno bertista de CC hace la vista gorda. Mmmmm, mejor debería decir ‘hace la vista obesa’ 😉 .

Pues bien, tan extraño proceder por parte de unos responsables políticos conforma una de las patas de la denuncia del denominado Caso Arona 2. En concreto, este procedimiento incluye dos ejemplos de sentencias de corte urbanístico no ejecutadas por la ¿benevolencia? ¿simpatía? ¿interés? ¿desinterés? del gobierno bertista de CC hacia dos promotores del municipio que tienen algo en común: el silbo (jajajja, no creo que esto último vaya a ser tenido en cuenta en la investigación judicial, pero es que me parece una anécdota curiosa).

Para rizar más el rizo de la ficción política de Aronalandia, uno de esos constructores beneficiados por la vista gorda de CC es Agustín Marichal, ¡el presidente de la oposición socialista del municipio! ¿Que por qué iba a jugársela un gobierno con mayoría absoluta para beneficiar a alguien de la oposición cuando se supone que son rivales? Aaaaaaaah, pues no se sabe (se intuye 😉 , pero no se sabe…). Les cuento:

Filtración hari sobre esta parte del guión de Aronalandia en su fase Aronalipsis Now:

Esta historia guarda relación con la sentencia número 240/2006 dictada por el juzgado de lo contencioso administrativo número dos de Santa Cruz de Tenerife ordenando la anulación de la licencia de construcción y la demolición de un edificio construido por Marichal Inversiones del Sur S.L en Los Cristianos (en la Avenida de Suecia, detrás de la iglesia del núcleo).

En 2008 la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Arona tomó conocimiento formal de esa sentencia y acordó anular la licencia municipal que había concedido en 2004 para la construcción de dicho edificio (expediente municipal de obra mayor 1/2004). También acordó requerir a su titular que solicitara en el plazo máximo de dos meses la correspondiente licencia demolición, advirtiéndole expresamente de que si dejaba pasar ese plazo sin presentar el proyecto técnico de demolición “se procederá a la ejecución forzosa de los actos previstos para dar cumplimiento al fallo de la sentencia dictada”.

El promotor dejó pasar el plazo de demolición voluntaria. Y el gobierno bertista inició el trámite de ejecución forzosa (que implicaría que el Ayuntamiento asumiera el derribo y que luego le pasa la factura al promotor).

Hasta ahí todo ok. Pero solo hasta ahí…

Bertorrente entra en acción:

Cuando llegó el momento de que el alcalde, Berto González Reverón, y sus ocho tenientes de alcalde acordara la ejecución de esa orden judicial de derribo empezó el surrealismo ‘made in’ Arona. Dicha propuesta de acuerdo se incluyó en el orden del día de las sesiones de Junta de Gobierno celebradas el 10 diciembre de 2008, el 17 de marzo de 2009, 24 marzo de 2009 y 31 de marzo de 2009 ¡¡quedando siempre sobre la mesa!!

O sea, los bertistas se hiceron los ‘longuis’ una y otra vez para demorar la adopción de dicho acuerdo. La excusa siempre fue la misma: se deja sobre la mesa hasta la próxima sesión “para un mejor estudio”. (Para entender la rareza del proceder, tengan presente que el orden del día de esas sesiones lo decide el grupo de gobierno -alcalde y edil de Urbanismo-. ¿Y para qué incluir una y otra vez un punto sobre el que no quiere-puede pronunciarse?).

En la sesión del 14 de abril de 2009 se decidieron-atrevieron a avanzar un pasito: acordaron solicitar a la sección municipal de Disciplina Urbanística y Licencias que emitiera informe sobre el procedimiento a seguir para que el Ayuntamiento llevara a cabo la ejecución forzosa del derribo del edificio de Agustín Marichal.

A fecha de hoy, 9 de febrero de 2012, el edificio sigue en pie.

Igual se sacaron de la chistera alguna argucia del tipo ‘no se puede ejecutar la sentencia porque el derribo de ese edificio pondría en riesgo la estabilidad de todos los edificios colindantes, hasta de la iglesia y del pueblo’. Todo es posible. Y tiempo han tenido para pensar en argucias. Pero oficialmente no consta ningún motivo que explique la demora del Ayuntamiento en hacer cumplir ese fallo judicial.

El gobierno de CC intenta hacer desaparecer sus columpiadas urbanísticas con magia. /By Crazy Horse

La parte potente del guión de este capítulo de Bertorrente en Aronalandia:

Chiquita historia extraña, ¿¡eh!? Pues esperen, que hay varios detalles que le aportan aún más expectación y espectacularidad:

El alcalde que presidía y preside esa Junta de Gobierno se arriesgó (junto a sus concejales) demorando eternamente la aplicación de dicha sentencia judicial a pesar de que estaba imputado desde 2007 por presuntos delitos urbanísticos (en el marco del Caso Arona 1).

La licencia de dicho edificio (la anulada por orden judicial) es una de las incluidas en el Caso Arona 1.

(No sé si me siguen… Berto se puso a jugar con la Justicia al ‘no me pillaaaaas’ cuando ya estaba imputado y los tribunales le estaban investigando para pillarlo. O sea, la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo y un magistrado apuntándole a dar por irregularidades urbanísticas (a él, a la Junta de Gobierno de 2003-2007 completa y al Urbanismo aronero en peso), y él haciendoles carantoñas y piruetas legales en las narices, así como cachondeándose, dilatando el cumplimiento de una sentencia firme (contra la que no cabía ya ningún tipo de recurso por parte de la empresa afectada). Por si fuera poca columpiada, todo eso para favorecer a un promotor ¡cuando él y otros siete ex compañeros suyos de gobierno estaban imputados por conceder de forma sistemática licencias urbanísticas ilegales! Ufff, el remate: han estado protegiendo una construcción ilegal cuya licencia municipal formaba parte de la causa en la que estaban imputados.

Luego se mosquea cuando le mentan la corrupción… Pero joer, miren que cuesta no sospechar que detrás de tanta benevolencia haya algo turbio.

Próximos capítulos de ‘Aronalipsis Now con Bertorrente, el brazo tonto de la Ley”

El detalle más más más espectacular de esa historia tiene que ver con asuntillos de índole político. Pero eso lo cuento mañana, que por hoy ya tienen historión de sobra para fliparla con los políticos, los promotores y el Urbanismo aronero.

Y no olviden que esta entrega de Aronalipsis también incluye el capítulo sobre la sentencia firme que el bertismo no ha querido ejecutar contra el otro pez gordo de la construcción que silba. Aparte de los capítulos sobre el resto de barbaridades que conforman el Caso Arona 2, pues lo de las sentencias perdonadas a promotores es solo una pequeñísima parte de este procedimiento penal.