10 días de plazo para que Fiscalía formule acusación contra el ex alcalde en el Caso Enchufe 2

El ex alcalde inhabilitado por condena firme de prevaricación administrativa por la contratación ilegal de dos trabajadoras del área de Juventud va camino del banquillo de los acusados por el mismo delito, esta vez el enchufe por decreto de un inspector para el servicio de limpieza en el mandato 2003-2007.

El juez del denominado Caso Enchufe 2, Sergio Calle Pérez, ha transformado estas diligencias previas número 872/2005 en procedimiento abreviado “por los hechos imputados al alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, de Coalición Canaria, “fueren constitutivos de un presunto delito de prevaricación administrativa”.

El magistrado ha ordenado el traslado de estas actuaciones al Ministerio Fiscal y a las acusaciones personadas “a fin de que en el plazo común de DIEZ DÍAS formulen escrito de acusación, solicitando la apertura de juicio oral en la forma prescrita por la ley o bien el sobreseimiento de la causa”. Excepcionalmente, matiza el titular del juzgado de Primera Instancia número 5 de Arona, las partes pueden solicitar la práctica de diligencias complementarias que consideren “imprescindibles” para formular acusación.

El auto tiene fecha 17 de enero, y está siendo notificado a las partes esta semana. Hmmm, haciendo cuentas… las acusaciones deberían estar listas la primera semana de febrero ¡¡¡¿a qué coinciden con la acusación de Fiscalía del Caso Arona y la resolución de los recursos de apelación contra esa causa?!!! Vengaaaaa, marchaaaaaa 😆 . Aronalipsis Now otra vez en pleno apogeo.

Ese contrato de inspector de limpieza a favor de Vicente Pérez Morales se formalizó mediante decreto del ex alcalde durante su primer mandato al frente del Ayuntamiento de Arona (2003-2007) y, les va a sonar mucho la historia: con todos los informes municipales desfavorables (Recursos Humanos e Intervención), de forma arbitraria (a dedo), sin publicidad…

Un inspector municipal ilegal… Aronalandia for ever, y surreabertismo para décadas.

Y, una vez más, el contrato llegó a los juzgados aroneros de la mano de Función Pública (organismo dependiente del Gobierno de Canarias). Con lo que, de nuevo, Berto y su Bertismo quedan privados de su querida teoría de que el pobrecito está siendo víctima de la persecución de la oposición, de Felipe Campos, de la prensa, del juez Nelson, de la fiscal Inmaculada Violán, de la Policía Judicial, …

Aunque quién sabe, capaz que para no quedarse con las ganas salvan el escollo metiendo en la trama conspiranoica también a Función Pública, así dependiera de Coalición Canaria cuando llevó este contrato a los juzgados.

Bueno, y se repite también el lamentable espectáculo de lentitud judicial y, si cae la previsible condena electrocutadora por este contrato a dedo, otra reducción de pena por dilaciones indebidas. En esta ocasión, eso sí, Berto ya está cumpliendo condena de inhabilitación para cargo público, con lo que el show pinta menos vistoso. Y al igual que en primer capítulo de electrocutación política por enchufes de personal y que en todas las demás causas penales contra responsables del Ayuntamiento de Arona, la defensa del ex alcalde ha corrido a cargo de las arcas públicas.

Dos diferencias significativas entre el Caso Enchufe 1 -en el que Berto fue condenado con sentencia firme el pasado mes de noviembre- y este Caso Enchufe 2: El trabajador indiciariamente enchufado no es afiliado-militante de CC, sino del CAN-CCN -al menos en el momento de su contratación-, partido que formaba parte del primer gobierno de pacto de Berto. Y, la otra, ya no trabaja en el Ayuntamiento (despedido cuando el CAN-CCN de Manuel Barrios salió despedido del gobierno). Jajaja, y otra similitud con primer Caso Enchufe, ¡Berto pringa y Manolo Barrios se vuelve a ir de rositas! 😆 .

¿Apuestas sobre el resultado del Caso Enchufe 2? Jeje.

En cuanto tenga un ratito amplío esta información. Entre otras cosas, me he guardado un dato curiosísimo que, sin duda, les dejará pasmados 😉 .

Anuncios

Se desatasca el Caso Enchufe 2: Berto y una jurista, imputados

La causa, que se instruye desde 2005, está casi lista para pasar a juicio.

Como plus de alta tensión bertista trasciende oficialmente ¡en el Caso Enchufe 3!

El magistrado del juzgado de primera instancia número 5 de Arona, Sergio Calle, ha dado por concluidas las diligencias de investigación del Caso Enchufe 2 (diligencias previas número 872/2005) y ha comunicado al Ministerio Fiscal que salvo que se le ocurra algo más q investigar, por él está todo listo para transformar estas diligencias en procedimiento abreviado y, por tanto, someter a juicio a los imputados: el ex alcalde de Arona, José Berto González Reverón, y la jurista municipal Arama Fuentes Melián (suele hacer las funciones de secretaria accidental del Ayuntamiento).

(Ains, qué difícil es postear desde un teléfono 😦 ).

Esta causa alude a la contratación de Óliver Pérez Morales como trabajador social del Ayuntamiento de Arona (en la misma providencia que acaba de emitir el instructor dice luego que ese trabajador acreditó que trabajó para el ex concesionario municipal CLUSA entre diciembre de 2004 y de 2006). Creo q recordar que aquí hubo un desenchufe… Lo miraré (exacto, cuando los padrinos políticos del enchufado salieron del gobierno (CAN-CCN), el Bertismo lo despidió).

Como testigos han sido citados el ex edil de Limpieza José Luis González, el ex de Personal Sebastián Martín (éste de CC y el anterior del CCN-CAN), el mismo ex interventor que defenestró a Berto en el Caso Enchufe 1 (entre otros 😉 ), Miguel Ángel Rojo, la misma jefa de Personal de todos los saraos, Carmen Teresa Martín, y un ex secretario fallecido (José Ángel Álvarez).

Todos ellos han declarado ya. Berto fue de los primeros, allá por 2005. Salvo él, todos fueron citados a instancia de Fiscalía, incluida la secretaria judicial que declaró en calidad de imputada.

En la providencia que firmó el juez instructor la semana pasada y que fue comunicada ayer a las partes hay premio extra: constatado que existe el Caso Enchufe 3. Su instrucción arrancó en 2007. Los Caso Enchufé 2 y 3 no se ‘fusionaron’ en uno solo desde 2007 porque la defensa bertista no quiso 😮 . Tres opciones de condena en vez de dos, con su gafe, ufffffff, jajaja.

Y atención que podría haber Caso Enchufe 4 de esa época, que no nos cuadran las cuentas…

Por cierto, no es que me haya olvidado de poner cuáles son los delitos imputados al ex alcalde y a la secretaria accidental. Es que en la providencia no lo dice. Supongo que es prevaricación…

Parece que el abogado defensor de Berto es el mismo del Caso Enchufe 1, el de la primera condena de Berto. Otra similitud es que en esta querella tampoco han tenido nada que ver los ‘viles y demoniacos políticos de la oposición, abogados y periodistas’ que, según el bertismo de Coalición Canaria, tienen toda la culpa de la judicialización de la política aronera y del apocalipsis del municipio ;).

Tras la pista del Caso Enchufe 2

Acabamos de descubrir que el alcalde tiene otra querella de Fiscalía por contratos a dedo 😯 .

Flipadxs, ¿verdad? Pues como yo. A mí me daba que algo de eso debía haber rulando por los juzgados. No porque sea adivina 😉 , sino porque la denuncia que Paco Santamaría (ex PSOE de Arona) presentó a Fiscalía en 2007 y que desencadenó el conocido como Caso Arona 1 (oficialmente Operación Edén), contenía tres o cuatro sentencias de lo contencioso administrativo que anulaban contratos a dedo abanderados por el alcalde de Arona, Berto González Reverón, cuando llegó a la Alcaldía (2003) y fundó el Bertismo de CC.

Me refiero, claro está, a contratos a dedo diferentes de los que le costaron hace un mes y medio una condena de inhabilitación para cargo público (esa condena que se resiste a acatar alegando que es “injusta”).

Alguna vez me había preguntado qué habría sido de esa parte de la denuncia de Santamaría que no se mentaba por ningún lado en el auto de cierre de instrucción en el que el magistrado Nelson Díaz Frías concluyó que el alcalde, un rosario de gobernantes y ex gobernantes de Arona y, en total, una treintena de personas deberían ir a juicio por un montón de delitos con tufo a corrupción. Y zas, justo ayer que me estaba planteando cogerme unos días de vacaciones blogueras, un mega hari se puso a leer los 80 tomos del sumario (en realidad diligencias previas) del Caso Arona 1 -está claro que hay gente pa’ todo-, y descubrió que existe otra causa penal contra el alcalde por ‘presuntos’ enchufes de personal.

Como lo oyen. Ese sumario judicial apunta a que las anulaciones de contratos bertistas inicialmente aportadas al Caso Arona 1 fueron derivadas por Fiscalía al juzgado de instrucción número 5 de Arona e ¡incorporadas a otra causa de supuestos enchufes bertistas que ya estaba en instrucción en ese juzgado desde antes de 2007!

Qué calladito se lo tenía el alcalde 😉 . Lloriqueando por las esquinas porque según él es injusto que le inhabiliten por dos mini enchufitos de nada (se calla que uno de ellos fue a la actual número 14 de su plancha de Coalición Canaria), y resulta que tiene una central enchufadora completa en los juzgados, jajajajaja. Ahora falta saber en qué fase está esa causa… Si sigue en instrucción, si está pendiente de juicio o se ha celebrado ya… Igual hasta fue archivada. Aunque me extrañaría bastante que eso hubiera ocurrido y el alcalde no lo hubiera sacado a relucir. Ya saben que las sentencias que le convienen las airea a los cuatro vientos por cielo, mar y aire propagandístico, jeje.

Para que se ubiquen:

Esta recién aparecida querella (Caso Enchufe 2) alude a contratos de la misma época que los que le han costado la ya famosa condena de prevaricador: 2003. Se trata de dos causas distintas, pero que arrancaron en las mismas fechas y de manera similar: Función Pública recurrió vía contencioso administrativo bloques de contrataciones irregulares del alcalde aronero, los juzgados anularon los contratos y Fiscalía se querelló de oficio por los posibles delitos penales subyacentes en esas escandalosas contrataciones (qué fisno me ha quedado lo de subyacentes 😉 ). Al bloque que acabamos de descubrir la fiscal del Caso Arona incorporó en 2007 nuevas contrataciones irregulares de personal.

Según la coincidencia de fechas, de haber tirado para delante, el Caso Enchufe 2 debería estar a punto de ir a juicio. Jajajajaj, qué fuerte. Cada día más convencida de que el guionista de Aronalandia es de Óscar. Cada capítulo nuevas emociones, incluso en pleno agosto.

Seguiré sobre la pista de ese nuevo pifostio judicial (que no es nuevo, pero como si lo fuera dado que nos acabamos de enterar). En cuanto sepa algo les cuento.

Un prevaricador y mentiroso compulsivo en la Alcaldía (1)

El alcalde que ha enchufado a decenas y quizás hasta cientos de trabajadores en el Ayuntamiento considera injusto que le inhabiliten por dos contratitos laborales chorra 👿 , jajajaj.

¡¡Qué fuerteee lo del Berto!! Que dice el alcalde condenado a cuatro años de inhabilitación por prevaricación continuada que lo suyo no es corrupción, sino un mini resbalín de nada, puesto que lo único que hizo fue acordar una prórroga de contrato a dos trabajadoras que ya estaban trabajando en el Ayuntamiento. Una exageración judicial inhabilitarle por semejante ñoñada, vamos.

Lo larga con carita apenada y voz de pobrecito, y se queda tan ancho el tío mentiroso. Con razón lo tildó de infantil la jueza que lo ha condenado (a sus argumentos de defensa iniciales, que ‘pal’ caso es lo mismo, jeje).

Como si no fuera vox populi que ha enchufado a dedo en el Ayuntamiento de Arona a decenas y decenas de trabajadores, seguramente a más de un centenar y no me extrañaría que a dos centenares…

Y no en plan chico bueno que actúa de forma desinteresada por ayudar a los vecinos. Nada de eso. Lo ha hecho para beneficiarse a sí mismo. Sí, para sacar un beneficio personal bien clarito: votos, joer. Los votos que le permitieron llegar a la alcaldía, conseguir mayoría absoluta y revalidarla a pesar de sus múltiples imputaciones en mega querellas de corrupción.

El enchufismo masivo de personal en el Ayuntamiento, en sus patronatos, sociedades y empresas concesionarias de servicios municipales ha sido y son su principal fuente de votos, la más fiel y entusiasta.

El mega Caso Arona 1 u Operación Edén, sin ir más lejos, plasma que este recién condenado por prevaricación en otra causa convirtió el Ayuntamiento en una especie de bolsa de empleo u empresa de contratación orquestada desde una especie de Ayuntamiento en negro (administración B) enteramente a su servicio y que funciona-ba como una gran máquina de favores a los electores. Y, entre los mismos, cómo no, han abundado sobre manera los favores enchufadores.

Desde mayo de 2003 el recién llegado a la Alcaldía José Alberto González Reverón animaba a todos los votantes que se cruzaba a visitarle en la Alcaldía para lo que necesitaran, si era urgente, sin cita previa. Le decían a Gladys o a Carmelo -el ex bedel ahora concejal de Urbanismo- que iban de su parte, y listo. Hasta envió nota de prensa extendiendo esa invitación a toodos los aroneros. Podían pedirle cualquier cosa en la que el Ayuntamiento pudiera serles útil, como si fuera la carta de los Reyes Magos. Y BertoMelchor se comprometía a hacer todo lo posible por concederles el regalo.

La respuesta vecinal a su llamada, como no podía ser menos ante semejante chollo, fue masiva. En las primeras semanas de mandato atendió a más de 1.500 votantes en plan rey mago BertoMelchor (ese dato se anunció a los medios con un eufórico comunicado de prensa bertista).

Los vecinos se reunían con él en el Alcaldía o, si eran de confianza, le llamaban por teléfono para pedirle favores para sí, para sus hijxs o nietxs (fundamentalmente curro fijo con horario guapo de mañana-mediodía y de lunes a viernes). Berto les respondía que sí, que no problem, que haría todo lo que estuviera en su mano, que le dejaran los datos a su secretaria y cuñada Gladys (imputada en el Caso Arona 1 por este proceder) y que en cuanto hubiera algo los avisarían de su parte.

Los atendía a trompicones, entre interrupciones telefónicas y de todo tipo, pero decía a casi todo que sí, o un deja ver optimista.

Luego Gladys, Berto y el resto del núcleo duro bertista del Ayuntamiento paralelo que se comandaba desde la Alcaldía al margen de la Ley (para escribir en positivo voy a presuponer que ya no lo hacen así, aunque sea pecar de ingenua 😉 ) se reunían y analizaban qué favores-peticiones eran prioritarias y establecían el orden de selección en las más demandadas y jugosas (trabajar en el Ayuntamiento, en la Policía Local -¿recuerdan la ilegal academia aronera de formación de aspirantes a policía en este municipio?-, en Jardines, Limpieza…).

Puntuaban especialmente en el definidísimo baremo de selección bertista que fueran afiliados al partido, que estuvieran en disposición de serlo o, muy valioso también: que fueran votantes de otros partidos y existiera la posibilidad de atraerlos para CC con esos favorcillos.

Asimismo, daba puntos extra tener mucha familia -o mejor dicho muchos electores potenciales en su entorno-. Pertenecer a alguna asociación, club o colectivo numeroso y tener influencia sobre los mismos -no es lo mismo el presidente o directivo de un club que un simple afiliado-, también proporcionaba puntos guapos para conseguir curro fijo en el Ayuntamiento de Arona. En un momento dado podía contar también ser alguien popular, por ejemplo, ser deportista de prestigio. Todo ello dando por hecho, como no podía ser menos en un sistema tan típicamente clientelar, que los mejor posicionados para optar a los premios laborales que regalaba el Bertismo solían ser las amistades y parientes del alcalde y de su clan de CC.

((Esa baremación se aplicaba también a otros tipos de cultivo de votos, como la elección de beneficiarios de contratos de suministros o servicios. Pero mejor me ciño de momento a lo laboral…))

Cuestiones como la formación, la experiencia o la aptitud para el puesto, sin embargo, solía ser considerado algo secundario, con lo que de entrada muchos candidatxs aptos que no tenían manga bertista pasaban hasta de presentarse a las pruebas (¿o no recuerdan cómo se extendió aquello de que si le pedías trabajo al alcalde te enchufaba casi seguro?).

Como dice-decía Berto, “es más útil un trabajador que puedas hacer a tu mano, aunque en principio no esté preparado para el puesto”. Y ahí viene otra pata de la trama enchufadora del bertismo: los trabajadores que metes a dedo te deben un gran favor, se saben unos privilegiados, y su agradecimiento es muy útil para ‘montar expedientes’, dulcificar informes, participar en tribunales de empleo público amañados, traerte chismes, neutralizar sindicatos y brotes críticos en el consistorio… Claro que eso no se contaba a los pedigüeños de empleo, sino que se daba por hecho -al menos por la parte contratante-, y si luego algun-a enchufada se ponía digno y se resistía a pagar su deuda laboral, venían-vienen los reproches del tipo “con todo lo que he hecho por tí” o “con lo que me debes, que tienes trabajo gracias a mí”. Cuando algún enchufado salía rana, pasaba-pasa a la categoría de traidor, desagradecido que muerde la mano que le da de comer…

Podría contarles cientos de ejemplos de todo ello para apoyar mis afirmaciones (sufridos en primera persona, presenciados y narrados por las ‘víctimas’ directas). Pero no hace falta. Las espectaculares escuchas telefónicas a Berto y demás bertistas imputados en el Caso Arona 1 dan sobrado testimonio de todo ello. Y, en general, de todas las barbaridades que comentado en este post (por algo ese sumario o diligencias previas es el bestseller number one de este blog 😉 ).

Solo por enchufes a parientes y amiguísimos del alcalde prevaricador el magistrado instructor del Caso Arona 1, Nelson Díaz Frías, aporta pruebas de seis o siete delitos de tráfico de influencias “indiciariamente acreditados”, fundamentalmente, con las escuchas telefónicas realizadas a Berto entre finales de 2006 y finales de 2008-principios de 2009 (se resume en un delito continuado de tráfico de influencias).

Y eso que en esa época ya había aflojado la cosa…

Las etapas más bestiales de enchufes bertistas en la Administración municipal aronera tuvieron lugar cuando llegó a la Alcaldía, en 2003, y durante su etapa de concejal de Servicios Sociales, Mayores, Participación Ciudadana y Empleo, entre 1995 y 2003.

Hay algunas excepciones. Incluso en aquella época de furor enchufador en el que si no tenías manga ni te rebajabas a hacerle la pelota al alcalde hubo alguito de personal que se ganó la plaza en áreas bertistas sin trampa ni cartón, por mérito propio. No deja de ser sin embargo la excepción que confirma la regla.

Si echamos un vistazo a las plantillas del centro de la tercera edad de Los Cristianos, de los servicios de mayores, de la guardería de Buzanada, Patronato de Servicios Sociales, sociedad municipal ADESA, Participación Ciudadana y Empleo, verán que una espectacular mayoría son familiares y vecinos de Berto, amigos suyos o ex clientes de su etapa de directivo de Caja Canarias en Cabo Blanco… Solo sumando los contratadxs de aquella etapa que residen en Buzanada, Cabo Blanco y sus alrededores, se quedarían con la boca abierta al ver el descarado desequilibrio con vecinos de, por ejemplo, Los Cristianos y Las Galletas (tengo el listado por ahí, pero me da cosilla por los trabajadores, a quienes no puedo evitar ver como víctimas de una política decadente y de un político manipulador… Espabiladísimas a menudo, pero víctimas al fin y al cabo).

Y si hubo algo de variedad en la residencia-familiaridad-amistad de las contrataciones de José Alberto González Reverón fue debido a los favores laborales concedió en aquel entonces a quienes tenía cerca: miembros de la Tercera Edad, directivos de las asociaciones de vecinos que tanto se afanó por potenciar en aquella época,… Y también debido a que en los puestos de mando-dirección hubo algo más de rigor y que en ese caso no puntuaba tanto ser de Arona, es posible que simplemente porque no hubiera candidatxs aronerxs conocidxs para los puestos de mayor responsabilidad técnica (luego, como alcalde, perfeccionó esa táctica de captación de votantes técnicos).

To be continued


Una torpeza de los juzgados aroneros demora la resolución de las apelaciones del Caso Arona

Belén de Vil descubre que el Caso Arona está parado en la Audiencia Provincial tinerfeña porque la secretaria judicial del juzgado instructor ¡¡olvidó aportar documentación esencial del procedimiento!! 

El mismísimo presidente de la Audiencia Provincial ha intervenido ordenando por escrito a la secretaria que ha dejado en evidencia a los juzgados aroneros que subsane su pifia de una puñetera vez (lo de puñetera es cosecha mía 😉 ).

Pero no todo son malas noticias: El Caso Enchufe sí está a la vuelta de la esquina y puede electrocutar a Berto con inhabilitación .

La mega filtración sobre esa pifia judicial viene de nuestra aliada hari Belén de Vil (ya les avisé antes de que es un fichaje informativo de lujo y de que viene fuerte 😉 .Hartita de la rara y oscura demora de los recursos de ese dalmatónico proceso judicial atascado en la audiencia desde el verano pasado (va a hacer ya un año, que se dice pronto 👿 ), se infiltró en la Audiencia para aliviarnos a todos la curiosidad (y plan ya perdidos al río, le metió mano también al Caso Mamotreto).

Grrrrrrrr. Ay que ver lo que cuesta que la Administración de Justicia sea ágil. Voto por cambiarle el logo y meter la balanza de la justicia dentro de un caracol. O de una tortuga, me da igual el bicho.

La instrucción del Caso Arona arrancó en 2007 con siete gobernantes imputados por delitos contra la ordenación del territorio y prevaricación en adjudicación de contratos. Se complicó a finales de ese año con una trama de corrupción que hizo pasar por prisión a dos técnicos municipales y a un empresario. Se requetecomplicó aún más en 2009 al levantarse el secreto de sumario y trascender que había treinta y tantos imputados y que los gobernantes, lejos de mejorar su situación judicial durante la investigación, juntaron un puñado más imputaciones (cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales,…). La instrucción se prolongó hasta julio de 2010 (un mes después de las elecciones). La conclusión judicial es que está acreditado que el alcalde, sus tropecientos concejales y consejeros insulares imputados, y un montón más de gente salpicada legalmente durante la investigación (treinta personas en total) delinquieron y deben ir a juicio.

La mayoría recurrieron, unos ante el juez instructor (Nelson) y los políticos aroneros ante la Audiencia (alegando más o menos que el magistrado Nelson les tiene manía y que por eso ha ido a por ellos). El decano de los juzgados de Arona resolvió los recursos que le tocaban en diciembre. Y a partir de ahí, la fecha esgrimida por gargantas judiciales para el pronunciamiento de la Audiencia Provincial era marzo de 2012. Entre los motivos de tan dilatado plazo citaban que estaban empantanados con varios recursos tochos relacionados con corrupción política: Mamotreto, El Rosario, Icod… Con tanto ya ni me acuerdo si las Teresitas entraba en el paquete :-p

Han ido resolviéndose todos esos casos (todos los recursos de apelación desestimados, por cierto). Acabándose marzo. Y na, los recursos del Caso Arona haciéndose rogar. ¡¡Y resulta que el titular judicial al que le ha tocado el marrón aronero no ha podido ni ponerse manos a la obra porque le han mandado la documentación sin los testimonios!! Ya les valeeeeeee.

Así que hasta dentro de al menos dos-tres meses no habrá novedades del Caso Arona 1 (Operación Edén) 😦  😦 . Y eso porque el presi de la Audiencia se ha puesto firme. Si no, acaba el año y los recursos atrabancados por ahí por la pifia de una funcionaria. Así que para el inicio de los jucicios, paciencia. Y para ver el final de ese embolado, mucho tendría que mejorar la agilidad judicial para no tener que esperar entre 8-10 años. Aunque en cuanto la Audiencia se pronuncie (convencida de que desestimando los recursos), el cuento cambiará mucho (en contra de los acusados).

Pero tranquis, que con Caso Arona o sin él, habrá marchita judicial 😀 .

Jeje, menos mal que otro sarao judicial bertista todavía más antiguo nos ha dado una sorpresa estallando justo este mes: El Caso Enchufe. Un procedimiento penal que arrancó con una denuncia de Función Pública, se complicó porque los mandamases del Ayuntamiento de Arona practicamente se pitorrearon de la Justicia  y que siempre siempre ha mantenido una estrecha relación con el Caso Arona. Son causas independientes, pero muy relacionadas. Hasta el punto de que el sumario o diligencias de esta última causa contiene numerosas alusiones y conexiones con el Caso Enchufe.

Y no solo eso, sino que hasta uno de nuestros agentes secretos llevaba meses siguiendo la pista a la evolución de ese procedimiento y a su inminente entrada en fase de citaciones y juicios ¡creyendo que era el Caso Arona, jajajaj!. Demasiados términos coincidentes para un espía santacrucero: Arona, alcalde imputado, Manuel Barrios, técnicos municipales, enchufes de personal, prevaricación, tráfico de influencias… De Urbanismo no oía nada, pero como todo lo demás cuadraba. Quién iba a pensar que los mismos imputados tienen dos causas similares a puntito de caramelo en la Audiencia 😉 . Como consuelo terapéutico ha sido un lujazo de despiste, eso sí. No hay Caso Arona, pero se acercan juicios por apañar procesos de selección de personal.

Para rematar la conexión-confusión entre ambas causas llegan las citaciones de la querella Enchufe a la Policía Local y hasta sus jerifantes creen que se trata del súper caso estrella aronero. De entrada, ha sabido un poco a decepción que no se tratara de la Operación Edén. Casi que hasta Berto ha respirado aliviado. Pero joer, mirando el procedimiento de cerca, lo próximos que están los juicios (la citación de Berto González Reverón (CC) y de Manolo Barrios (CAN) son para el 28 de marzo) y los niveles de pánico que ha desatado en el Ayuntamiento, no es como para despreciar el marchoncio judicial que se avecina y sus posibles consecuencias penales…

Hay un motón de gente citada. El tribunal calificador al completo, las dos electrocutadas con sus contratos públicos,… Berto, cómo no, imputado estrella. Y much@s con puntos para acompañarle en las imputaciones. Digamos que saltan chispas de las tremendas ventajas que brindaron a las dos beneficiarias de los contratos denunciados (una asidua de planchas electorales de CC). Como si hubieran sido hechas a medida por un sastre…

Jajajajaj, si es que solo faltaba que Berto el alcalde pluriimputado fuera inhabilitado por un tema ajeno al famoso Caso Arona. Y por una denuncia que nada tiene que ver con José Antonio Reverón, Paco Santamaría ni Felipe Campos. Jajajajaj, a Berto le daría un síncope si no pudiera culpar de su condena a su odiado José Antonio. Y como remate, el juez responsable no sería su criticadísimo Nelson, jajajja.

Uy, por ciertoooooooo, ayer alguien lo agarró por la pechera. A Berto el alcalde digo. Pero eso mejor lo cuento en otro post que este ya va cargadito.

CC lleva hoy a pleno el pago de unos tres millones de euros en deudas y cambalaches ilegales.

El pleno que ha convocado el alcalde a lo zorrini a las 8.30 horas de hoy evidencia que ni él ni los suyos han escarmentado con sus imputaciones por gasto ilegal

¿Que qué vamos a comprar o en qué vamos a invertir? Pues en nada. Se trata básicamente de tapar los agujeros económicos causados por pufos, desmanes y gastos ilegales que tanto gustan al gobierno bertista de CC de Arona (vista su reiteración en el vicio despilfarrador).

Es un pleno monográfico sobre gastos y deudas escandalosas. Algunas tanto tanto tanto, que el gobierno bertista las ha mantenido en secreto desde 2006-2007 hasta que una orden judicial ha ordenado al Ayuntamiento su abono. ¿Se acuerdan no? La increíble sentencia que sacó a la luz hace unos meses que los gobernantes habían escondido en un cajón facturas por valor de 1.200.000 euros para intentar eludir la responsabilidad (judicial y pública) que contraen quienes gastan dinero público al margen de la legalidad. (Para más datos, pinchar sobre la frase resaltada en morado).

No me dio tiempo a mirar el importe de los gastos de demora que hay que sumar a esa deuda por la cobardía del alcalde y de sus concejales, pero puede rondar tranquilamente los 500.000 euros. O sea, más o menos lo que han ahorrado al Ayuntamiento suprimiendo los servicios de refuerzo de la Policía Local. Qué cosas ¿eh? Si hubieran reconocido a tiempo su cambalaches, nos hubiéramos podido ahorrar el tijeretazo que le han pegado al Servicio de Seguridad Ciudadana. ¿Y cuál ha sido el ‘ahorro’ con el recorte de subvenciones a clubs deportivos? ¿Y de haber estado varios meses sin servicio presencial de atención ciudadana en horario de tarde en las oficinas del SAC?

El gobierno que ¿lidera? José Alberto González Reverón también lleva hoy a pleno el reconocimiento extrajudicial y acuerdo de pago de más de 250.000 euros gastados al margen de la legalidad desde el Ayuntamiento de Arona (118.000 euros), el Patronato de Turismo (94.000 euros) y el Patronato de Deportes (40.000 euros).

¿Se sorprenden si les digo que buena parte de esos gastos realizados, como advierten los propios técnicos municipales, contraviniendo la legalidad tienen que ver con propaganda-autobombo-publicidad-prensa? Y en contratos a dedo que debían haber sido adjudicados vía concurso público, como el famosísimo del suministro de gasoil que el bertismo ha preferido apañar al estilo compadre.

Hay facturas buenííííísimas. Incluída una curiosísima que se le abona al alcalde. Pero ya habrá tiempo de entrar en detalles 😉 . (También hay algunas justificables, como las de entierro ‘humanitario’, pero son las menos. La inmensa mayoría son cambalaches).

Y para rematar la vergonzosa gestión económica de CC, también va a pleno el reconocimiento de un millón y algo de euros en facturas antiguas que, por alguna ‘misteriosa’ razón, los gobernantes bertistas de Arona no pagaron cuando correspondía (y que han tenido que sacar del cajón por orden de Rajoy).

Aunque entre este desastroso elenco de deudas descarriadas (jeje, mejor de descarriados legales), hecho de menos una: la de los cerca de dos millones de euros que hay que pagar por el convenio urbanístico ilegal, la confiscación consistorial ilegal y okupación ilegal de parte del centro comercial privado Zentral Center.

Y sigue sin aparecer el pago por el Torneo de Fútbol 7 con la fundación el Larguero.

Aquí tienen el orden del día. ¿Han visto cómo se han cuidado de que no aparezca ni una sola cantidad en el orden del día? Transparencia total, sí señor. Y estímulo a la asistencia ciudadana y periodística a los plenos importantes. A las 8.30 horas. Con un par.

Y qué malos malísimos quienes denunciaron en los juzgados a los gobernantes aroneros por desmanes económicos como esos provocando su imputación y acusación judicial. Pobrecitos políticos acosados judicialmente. Qué pena me dan 😉 .

–>Por cierto, el gobierno bertista se lo ha currado para que la oposición apenas tuviera tiempo de consultar los expedientes y facturas que CC nos va a endosar hoy. Pero me da a mí que tampoco esta vez van a lograr que sea un ‘pagar y ya está’, sino que van a tener que darse algún paseo judicial -aún a pesar de que su látigo político, José Antonio Reverón, no va a poder asistir al pleno de hoy-.