Berto no tendrá que dimitir a la fuerza por su condena de inhabilitación del Caso Enchufe

En realidad tengo dos noticias que darles sobre corrupción, una mala 😦 y otra buena 😉 .

La mala es que el alcalde de Arona, Berto González Reverón -alias Bertorrente, el brazo tonto de la Ley- no está obligado a dimitir de momento por su condena a 4,6 años de inhabilitación 😥 . Se ha librado de la renuncia forzosa por el canto de un céntimo, gracias al juzgado de lo penal número 2 de A Coruña. Sí, no se me ha ido la pinza: es un juzgado gallego el que ha dado un mini respirín a este escandaloso alcalde del Sur de Tenerife, a ‘su’ secretaria general del Ayuntamiento, al Bertismo y a Coalición Canaria entera, así como a la mayoría de la oposición por el marrón que se ha quitado de encima.

Bertorrentín logra mantenerse en la Alcaldía de momento, pero empequeñecido por escándalos de corrupción y sentado en un trono que le queda cada día más grande./Crazy Horse

(Quienes accedan desde la portada del blog, pinchen en el titular principal o aquí debajo en “leer más” para leer íntegro el post, buena noticia incluida 😉 ).

Sigue leyendo

Anuncios

Felipe Campos sostiene que la Ley Electoral obliga a Berto a dimitir “de inmediato”

A colación del debate abierto en torno a la incompatibilidad del alcalde de Arona para seguir en el cargo desde que fue condenado por prevaricador a 4’6 años de inhabilitación, aunque la sentencia no sea firme, les posteo las declaraciones que ha hecho el abogado Felipe Campos al respecto durante una entrevista a Radio San Borondón.

Él lo tiene claro: Berto debe dimitir de inmediato porque según la legislación vigente, incurre en causa de incompatibilidad para ocupar la Alcaldía.

Para leer el artículo y escuchar las declaraciones radiofónicas de Campos, pinchar en la fotografía:

.

(Aprovecho para enviar saludines a los haris de San Borondón 😀 ).

Acta plenaria de renuncia por incompatibilidad de un alcalde condenado a inhabilitación

Berto no quiere dimitir, pero…

Aquí tienen el acta plenaria que recoge la toma de conocimiento de la condena de inhabilitación por un delito de prevaricación recaída en octubre del año pasado sobre el entonces alcalde de Val do Dubra (A Coruña, Galicia), así como el informe en el que el secretario justificó su incompatibilidad para seguir en el cargo en base a la Ley Electoral resultante de la reforma de enero de 2011 y, todo de corrido en la misma sesión, también la renuncia del ex alcalde de ese pueblo gallego. Un pequeño inconveniente es que el acta está en gallego.  Aunque más que menos, se entiende.

Se supone que eso mismito es lo que tiene que pasar en el Ayuntamiento de Arona en los próximos días 😀 .

No hace falta decir que el alcalde ilegal de Aronalandia, Berto González Reverón (CC), no quiere dimitir y que está desquiciado intentando encontrar una tabla de salvación para seguir aferrado al cargo cual Gollum (uffff, cómo está de animado el circo político aronero, con negociaciones de pacto incluidas). Pero si leen las conclusiones del secretario-interventor del Ayuntamiento de Val do Dubra verán que la opción de mirar para otro lado y permanecer en el puesto a pesar de su incompatibilidad es muy muy grave. E irresponsable. Y, sobre todo, arriesgado para Berto, para el Ayuntamiento y para el municipio en su conjunto 😕 .

Jajajajaja, y lo peor es que no puede echar la culpa a ninguno de sus enemigos. Ni por la condena a 4’5 años de inhabilitación que le ha caído, ya que se querelló contra él la Fiscalía solita, sin denuncia de ningún grupo político ni particular (ni PSOE, ni CxA ni su odiado José Antonio Reverón). Ni por la reforma legal antiterrorismo que, miatúpordónde, le está perjudicando. Además, como la causa no trascendió en prensa durante su instrucción, ni siquiera puede alegar que BlancaHari ha intoxicado al poder judicial predisponiéndolo contra él, como dicen en la querella que está sufragando desde el Ayuntamiento contra los anticorruptos que le incomodan).

Termina de bordar la tensión escénica el hecho de que le pidan o no que dimita, cada día que pasa la cosa se agrava más, más, y requetemás… Un alcalde ilegal comandando el municipio, si es que madre mía…

Ya pondré en otro post la traducción de la parte del siguiente documento que alude a otro mega escándalo derivado de la incompatibilidad de Berto. Verán que por muy acostumbrados que estén al surreabertismo, en esta historia no van a ganar para flipes 😉 .

Y aunque no tiene nada que ver, aprovecho para comentarles que ayer hubo una reunión entre responsables del Plan Parcial El Mojón y varios miembros de la oposición aronera. Así que halaaaaaa, también jaleo urbanístico contra el desgobierno bertista de CC, para que los escándalos políticos de esta peli sean de temática variadita.

.

.

Tras la pista del Caso Enchufe 2

Acabamos de descubrir que el alcalde tiene otra querella de Fiscalía por contratos a dedo 😯 .

Flipadxs, ¿verdad? Pues como yo. A mí me daba que algo de eso debía haber rulando por los juzgados. No porque sea adivina 😉 , sino porque la denuncia que Paco Santamaría (ex PSOE de Arona) presentó a Fiscalía en 2007 y que desencadenó el conocido como Caso Arona 1 (oficialmente Operación Edén), contenía tres o cuatro sentencias de lo contencioso administrativo que anulaban contratos a dedo abanderados por el alcalde de Arona, Berto González Reverón, cuando llegó a la Alcaldía (2003) y fundó el Bertismo de CC.

Me refiero, claro está, a contratos a dedo diferentes de los que le costaron hace un mes y medio una condena de inhabilitación para cargo público (esa condena que se resiste a acatar alegando que es “injusta”).

Alguna vez me había preguntado qué habría sido de esa parte de la denuncia de Santamaría que no se mentaba por ningún lado en el auto de cierre de instrucción en el que el magistrado Nelson Díaz Frías concluyó que el alcalde, un rosario de gobernantes y ex gobernantes de Arona y, en total, una treintena de personas deberían ir a juicio por un montón de delitos con tufo a corrupción. Y zas, justo ayer que me estaba planteando cogerme unos días de vacaciones blogueras, un mega hari se puso a leer los 80 tomos del sumario (en realidad diligencias previas) del Caso Arona 1 -está claro que hay gente pa’ todo-, y descubrió que existe otra causa penal contra el alcalde por ‘presuntos’ enchufes de personal.

Como lo oyen. Ese sumario judicial apunta a que las anulaciones de contratos bertistas inicialmente aportadas al Caso Arona 1 fueron derivadas por Fiscalía al juzgado de instrucción número 5 de Arona e ¡incorporadas a otra causa de supuestos enchufes bertistas que ya estaba en instrucción en ese juzgado desde antes de 2007!

Qué calladito se lo tenía el alcalde 😉 . Lloriqueando por las esquinas porque según él es injusto que le inhabiliten por dos mini enchufitos de nada (se calla que uno de ellos fue a la actual número 14 de su plancha de Coalición Canaria), y resulta que tiene una central enchufadora completa en los juzgados, jajajajaja. Ahora falta saber en qué fase está esa causa… Si sigue en instrucción, si está pendiente de juicio o se ha celebrado ya… Igual hasta fue archivada. Aunque me extrañaría bastante que eso hubiera ocurrido y el alcalde no lo hubiera sacado a relucir. Ya saben que las sentencias que le convienen las airea a los cuatro vientos por cielo, mar y aire propagandístico, jeje.

Para que se ubiquen:

Esta recién aparecida querella (Caso Enchufe 2) alude a contratos de la misma época que los que le han costado la ya famosa condena de prevaricador: 2003. Se trata de dos causas distintas, pero que arrancaron en las mismas fechas y de manera similar: Función Pública recurrió vía contencioso administrativo bloques de contrataciones irregulares del alcalde aronero, los juzgados anularon los contratos y Fiscalía se querelló de oficio por los posibles delitos penales subyacentes en esas escandalosas contrataciones (qué fisno me ha quedado lo de subyacentes 😉 ). Al bloque que acabamos de descubrir la fiscal del Caso Arona incorporó en 2007 nuevas contrataciones irregulares de personal.

Según la coincidencia de fechas, de haber tirado para delante, el Caso Enchufe 2 debería estar a punto de ir a juicio. Jajajajaj, qué fuerte. Cada día más convencida de que el guionista de Aronalandia es de Óscar. Cada capítulo nuevas emociones, incluso en pleno agosto.

Seguiré sobre la pista de ese nuevo pifostio judicial (que no es nuevo, pero como si lo fuera dado que nos acabamos de enterar). En cuanto sepa algo les cuento.

Entre Aronalandia y Aronistán: Corrupción y cobardía política

El gobierno de CC boicotea la cacerolada convocada mañana para pedir la dimisión del alcalde condenado a cuatro años y medio de inhabilitación.

Para escapar del apuro el gobierno local ha sustituido el pleno ordinario que coincidía con la portesta por uno extraordinario de fecha y hora aún secretas 😯 .

La Plataforma Arona Anticorrupción había convocado una protesta ciudadana y política frente al Ayuntamiento de Arona para mañana jueves por la tarde, coincidiendo con la celebración del pleno ordinario que se celebra -supuestamente- el último jueves de cada mes. El objetivo era reclamar a voz en grito y caldero en mano la dimisión del alcalde condenado por prevaricación que se niega a dimitir alegando que tiene derecho a recurrir. Es el único alcalde condenado del país que permanece al frente de su cargo y, encima, se paga el recurso contra su condena de corrupto con fondos públicos 😯 . Todo por el pueblo, ya ya…

Como era previsible, los gobernantes de CC han puesto en marcha su habitual ‘todo vale’ para quitarse de encima el apuro de ser increpado por vecinos y por políticos de SSP, ANC, IU y no sé si CxA. ¿Cómo? Pues al más puro estilo del gobierno de Aronistán: ‘Que el problema es que nos van a montar una protesta anticorrupción durante el pleno, con el peligro de que los medios se hagan eco de ella, pues no se hace el pleno y listo’.

Y no es que no sea necesario convocar pleno ni que no haya puntos que tratar. Sí hay, un montón. Entre ellos el escandaloso pago de varios cientos de miles de euros en comisiones bancarias y de las aún más escandalosas facturas antiguas que siguen saliendo de los cajones y la alfombra bertista a pesar de que el Ejecutivo de Rajoy ordenó vía Decreto Ley que todas las deudas antiguas de las administraciones locales a proveedores fueran abonadas desde hace meses (creo recordar que en marzo).

Solo que en vez de llevar esos puntos a debate y aprobación en pleno ordinario, ha optado por hacerlo en un pleno extraordinario con fecha y hora aún secretos. Con tan rastrero proceder, además, evita que la oposición tenga derecho a formular mociones, ruegos y preguntas (no vaya a ser que a algún grupo se le ocurriera pedir la dimisión del alcalde, explicaciones sobre el coste de la defensa o plantear cualquier cuestión incómoda para el reo que preside el Ayuntamiento de los aroneros y para los gobernantes de Coalición Canaria que lo respaldan.

Aunque no vayan a pensar que los convocantes de dicha cacerolada anticorrupción se han sorprendido con lo ocurrido: Todos tenían clarísimo que en cuanto el condenado y plurimputado gobierno bertista se enterara de que la Subdelegación del Gobierno había autorizado la protesta, el pleno se iría al garete. Al fin y al cabo, con la manifa anticorrupción de finales del año pasado se desquiciaron tanto que acabaron querellando al Ayuntamiento contra los convocantes de aquella protesta, contra el concejal que más odian (el de la mochila de CxA) y contra la menda BlancaHari ¡porque se sintieron ofendidos! Según los desvergonzados gobernantes de CC, dicha protesta fue injuriosa, calumniadora y coaccionadora, jajajajajajjajajajaaj (es que es decirlo y darme la risa 😆 ), y dañaba la imagen del gobierno bertista y del Ayuntamiento (jajajjajajajajaja, claro, estar presididos por un condenado por prevaricación continuada no daña la imagen del consistorio, del municipio ni de sus desgobernantes 😆 ).

La apuesta de los impulsores de la fallida protesta prevista para mañana fue: “pedimos autorización para hacerla; que se celebra el pleno, pues bien. Que se acojonan y lo cambian de fecha, pues bien también, porque se habrán pasado semanas disgustados y además evidenciarán su falta de talante democrático y de encaje crítico. En ese sentido yo diría que han triunfado, jeje.

Una cosita más: CC también ha descabalgado del pleno el esperado informe jurídico sobre el golferío económico de Francisco Niño: ha estado cobrando como concejal con dedicación exclusiva y, a escondidas, trabajando por las tardes como médico en Hospitén Sur. El Centro de Arona había preguntado si eso es legal, si tiene que devolver lo que ha cobrado hasta ahora de las arcas públicas por no haber pedido la compatibilidad para esa segunda actividad y alguna cosilla más. Al final ni informe ni leche. Y como no hay turno de ruegos y preguntas, la oposición no podrá pedir explicaciones al respecto. A ver si aflojan en número de escándalos y se los cuento con más detalle… ¿Berto Laden o Bertodafi? A mí siempre me recuerda a Bertorrente, pero chiquitos dejes dictatoriales se gasta este alcalde caciquil de la Arona profunda 😕  .

Y para colmo, como contaba ayer nuestra súper espía Belén de Vil, el fin de semana hay congreso de Coalición Canaria y pintan bastos para el surreabertista alcalde reo de Arona (ya saben, si pinchan sobre el texto moradito enlazarán con el post). Si es que no sale de una para otra… Acaba de volver de su viaje a Turquía, y ya está atosigado otra vez. Aunque cuentan que tiene previsto viajar a Cancún en breve.

Entre Aronalandia y Aronistán. Esta es la peli política que nos toca ver este verano, mientras se rueda en el municipio Aronalipsis Now. Menos mal que los risastentes anticorrupción tenemos las carcajadas aseguradas porque los protagonistas bertistas, interpreten el papel que interpreten, siempre sacan a relucir el payaso que llevan dentro 😉 .

Un prevaricador y mentiroso compulsivo en la Alcaldía (1)

El alcalde que ha enchufado a decenas y quizás hasta cientos de trabajadores en el Ayuntamiento considera injusto que le inhabiliten por dos contratitos laborales chorra 👿 , jajajaj.

¡¡Qué fuerteee lo del Berto!! Que dice el alcalde condenado a cuatro años de inhabilitación por prevaricación continuada que lo suyo no es corrupción, sino un mini resbalín de nada, puesto que lo único que hizo fue acordar una prórroga de contrato a dos trabajadoras que ya estaban trabajando en el Ayuntamiento. Una exageración judicial inhabilitarle por semejante ñoñada, vamos.

Lo larga con carita apenada y voz de pobrecito, y se queda tan ancho el tío mentiroso. Con razón lo tildó de infantil la jueza que lo ha condenado (a sus argumentos de defensa iniciales, que ‘pal’ caso es lo mismo, jeje).

Como si no fuera vox populi que ha enchufado a dedo en el Ayuntamiento de Arona a decenas y decenas de trabajadores, seguramente a más de un centenar y no me extrañaría que a dos centenares…

Y no en plan chico bueno que actúa de forma desinteresada por ayudar a los vecinos. Nada de eso. Lo ha hecho para beneficiarse a sí mismo. Sí, para sacar un beneficio personal bien clarito: votos, joer. Los votos que le permitieron llegar a la alcaldía, conseguir mayoría absoluta y revalidarla a pesar de sus múltiples imputaciones en mega querellas de corrupción.

El enchufismo masivo de personal en el Ayuntamiento, en sus patronatos, sociedades y empresas concesionarias de servicios municipales ha sido y son su principal fuente de votos, la más fiel y entusiasta.

El mega Caso Arona 1 u Operación Edén, sin ir más lejos, plasma que este recién condenado por prevaricación en otra causa convirtió el Ayuntamiento en una especie de bolsa de empleo u empresa de contratación orquestada desde una especie de Ayuntamiento en negro (administración B) enteramente a su servicio y que funciona-ba como una gran máquina de favores a los electores. Y, entre los mismos, cómo no, han abundado sobre manera los favores enchufadores.

Desde mayo de 2003 el recién llegado a la Alcaldía José Alberto González Reverón animaba a todos los votantes que se cruzaba a visitarle en la Alcaldía para lo que necesitaran, si era urgente, sin cita previa. Le decían a Gladys o a Carmelo -el ex bedel ahora concejal de Urbanismo- que iban de su parte, y listo. Hasta envió nota de prensa extendiendo esa invitación a toodos los aroneros. Podían pedirle cualquier cosa en la que el Ayuntamiento pudiera serles útil, como si fuera la carta de los Reyes Magos. Y BertoMelchor se comprometía a hacer todo lo posible por concederles el regalo.

La respuesta vecinal a su llamada, como no podía ser menos ante semejante chollo, fue masiva. En las primeras semanas de mandato atendió a más de 1.500 votantes en plan rey mago BertoMelchor (ese dato se anunció a los medios con un eufórico comunicado de prensa bertista).

Los vecinos se reunían con él en el Alcaldía o, si eran de confianza, le llamaban por teléfono para pedirle favores para sí, para sus hijxs o nietxs (fundamentalmente curro fijo con horario guapo de mañana-mediodía y de lunes a viernes). Berto les respondía que sí, que no problem, que haría todo lo que estuviera en su mano, que le dejaran los datos a su secretaria y cuñada Gladys (imputada en el Caso Arona 1 por este proceder) y que en cuanto hubiera algo los avisarían de su parte.

Los atendía a trompicones, entre interrupciones telefónicas y de todo tipo, pero decía a casi todo que sí, o un deja ver optimista.

Luego Gladys, Berto y el resto del núcleo duro bertista del Ayuntamiento paralelo que se comandaba desde la Alcaldía al margen de la Ley (para escribir en positivo voy a presuponer que ya no lo hacen así, aunque sea pecar de ingenua 😉 ) se reunían y analizaban qué favores-peticiones eran prioritarias y establecían el orden de selección en las más demandadas y jugosas (trabajar en el Ayuntamiento, en la Policía Local -¿recuerdan la ilegal academia aronera de formación de aspirantes a policía en este municipio?-, en Jardines, Limpieza…).

Puntuaban especialmente en el definidísimo baremo de selección bertista que fueran afiliados al partido, que estuvieran en disposición de serlo o, muy valioso también: que fueran votantes de otros partidos y existiera la posibilidad de atraerlos para CC con esos favorcillos.

Asimismo, daba puntos extra tener mucha familia -o mejor dicho muchos electores potenciales en su entorno-. Pertenecer a alguna asociación, club o colectivo numeroso y tener influencia sobre los mismos -no es lo mismo el presidente o directivo de un club que un simple afiliado-, también proporcionaba puntos guapos para conseguir curro fijo en el Ayuntamiento de Arona. En un momento dado podía contar también ser alguien popular, por ejemplo, ser deportista de prestigio. Todo ello dando por hecho, como no podía ser menos en un sistema tan típicamente clientelar, que los mejor posicionados para optar a los premios laborales que regalaba el Bertismo solían ser las amistades y parientes del alcalde y de su clan de CC.

((Esa baremación se aplicaba también a otros tipos de cultivo de votos, como la elección de beneficiarios de contratos de suministros o servicios. Pero mejor me ciño de momento a lo laboral…))

Cuestiones como la formación, la experiencia o la aptitud para el puesto, sin embargo, solía ser considerado algo secundario, con lo que de entrada muchos candidatxs aptos que no tenían manga bertista pasaban hasta de presentarse a las pruebas (¿o no recuerdan cómo se extendió aquello de que si le pedías trabajo al alcalde te enchufaba casi seguro?).

Como dice-decía Berto, “es más útil un trabajador que puedas hacer a tu mano, aunque en principio no esté preparado para el puesto”. Y ahí viene otra pata de la trama enchufadora del bertismo: los trabajadores que metes a dedo te deben un gran favor, se saben unos privilegiados, y su agradecimiento es muy útil para ‘montar expedientes’, dulcificar informes, participar en tribunales de empleo público amañados, traerte chismes, neutralizar sindicatos y brotes críticos en el consistorio… Claro que eso no se contaba a los pedigüeños de empleo, sino que se daba por hecho -al menos por la parte contratante-, y si luego algun-a enchufada se ponía digno y se resistía a pagar su deuda laboral, venían-vienen los reproches del tipo “con todo lo que he hecho por tí” o “con lo que me debes, que tienes trabajo gracias a mí”. Cuando algún enchufado salía rana, pasaba-pasa a la categoría de traidor, desagradecido que muerde la mano que le da de comer…

Podría contarles cientos de ejemplos de todo ello para apoyar mis afirmaciones (sufridos en primera persona, presenciados y narrados por las ‘víctimas’ directas). Pero no hace falta. Las espectaculares escuchas telefónicas a Berto y demás bertistas imputados en el Caso Arona 1 dan sobrado testimonio de todo ello. Y, en general, de todas las barbaridades que comentado en este post (por algo ese sumario o diligencias previas es el bestseller number one de este blog 😉 ).

Solo por enchufes a parientes y amiguísimos del alcalde prevaricador el magistrado instructor del Caso Arona 1, Nelson Díaz Frías, aporta pruebas de seis o siete delitos de tráfico de influencias “indiciariamente acreditados”, fundamentalmente, con las escuchas telefónicas realizadas a Berto entre finales de 2006 y finales de 2008-principios de 2009 (se resume en un delito continuado de tráfico de influencias).

Y eso que en esa época ya había aflojado la cosa…

Las etapas más bestiales de enchufes bertistas en la Administración municipal aronera tuvieron lugar cuando llegó a la Alcaldía, en 2003, y durante su etapa de concejal de Servicios Sociales, Mayores, Participación Ciudadana y Empleo, entre 1995 y 2003.

Hay algunas excepciones. Incluso en aquella época de furor enchufador en el que si no tenías manga ni te rebajabas a hacerle la pelota al alcalde hubo alguito de personal que se ganó la plaza en áreas bertistas sin trampa ni cartón, por mérito propio. No deja de ser sin embargo la excepción que confirma la regla.

Si echamos un vistazo a las plantillas del centro de la tercera edad de Los Cristianos, de los servicios de mayores, de la guardería de Buzanada, Patronato de Servicios Sociales, sociedad municipal ADESA, Participación Ciudadana y Empleo, verán que una espectacular mayoría son familiares y vecinos de Berto, amigos suyos o ex clientes de su etapa de directivo de Caja Canarias en Cabo Blanco… Solo sumando los contratadxs de aquella etapa que residen en Buzanada, Cabo Blanco y sus alrededores, se quedarían con la boca abierta al ver el descarado desequilibrio con vecinos de, por ejemplo, Los Cristianos y Las Galletas (tengo el listado por ahí, pero me da cosilla por los trabajadores, a quienes no puedo evitar ver como víctimas de una política decadente y de un político manipulador… Espabiladísimas a menudo, pero víctimas al fin y al cabo).

Y si hubo algo de variedad en la residencia-familiaridad-amistad de las contrataciones de José Alberto González Reverón fue debido a los favores laborales concedió en aquel entonces a quienes tenía cerca: miembros de la Tercera Edad, directivos de las asociaciones de vecinos que tanto se afanó por potenciar en aquella época,… Y también debido a que en los puestos de mando-dirección hubo algo más de rigor y que en ese caso no puntuaba tanto ser de Arona, es posible que simplemente porque no hubiera candidatxs aronerxs conocidxs para los puestos de mayor responsabilidad técnica (luego, como alcalde, perfeccionó esa táctica de captación de votantes técnicos).

To be continued