Se desatasca el Caso Enchufe 2: Berto y una jurista, imputados

La causa, que se instruye desde 2005, está casi lista para pasar a juicio.

Como plus de alta tensión bertista trasciende oficialmente ¡en el Caso Enchufe 3!

El magistrado del juzgado de primera instancia número 5 de Arona, Sergio Calle, ha dado por concluidas las diligencias de investigación del Caso Enchufe 2 (diligencias previas número 872/2005) y ha comunicado al Ministerio Fiscal que salvo que se le ocurra algo más q investigar, por él está todo listo para transformar estas diligencias en procedimiento abreviado y, por tanto, someter a juicio a los imputados: el ex alcalde de Arona, José Berto González Reverón, y la jurista municipal Arama Fuentes Melián (suele hacer las funciones de secretaria accidental del Ayuntamiento).

(Ains, qué difícil es postear desde un teléfono 😦 ).

Esta causa alude a la contratación de Óliver Pérez Morales como trabajador social del Ayuntamiento de Arona (en la misma providencia que acaba de emitir el instructor dice luego que ese trabajador acreditó que trabajó para el ex concesionario municipal CLUSA entre diciembre de 2004 y de 2006). Creo q recordar que aquí hubo un desenchufe… Lo miraré (exacto, cuando los padrinos políticos del enchufado salieron del gobierno (CAN-CCN), el Bertismo lo despidió).

Como testigos han sido citados el ex edil de Limpieza José Luis González, el ex de Personal Sebastián Martín (éste de CC y el anterior del CCN-CAN), el mismo ex interventor que defenestró a Berto en el Caso Enchufe 1 (entre otros 😉 ), Miguel Ángel Rojo, la misma jefa de Personal de todos los saraos, Carmen Teresa Martín, y un ex secretario fallecido (José Ángel Álvarez).

Todos ellos han declarado ya. Berto fue de los primeros, allá por 2005. Salvo él, todos fueron citados a instancia de Fiscalía, incluida la secretaria judicial que declaró en calidad de imputada.

En la providencia que firmó el juez instructor la semana pasada y que fue comunicada ayer a las partes hay premio extra: constatado que existe el Caso Enchufe 3. Su instrucción arrancó en 2007. Los Caso Enchufé 2 y 3 no se ‘fusionaron’ en uno solo desde 2007 porque la defensa bertista no quiso 😮 . Tres opciones de condena en vez de dos, con su gafe, ufffffff, jajaja.

Y atención que podría haber Caso Enchufe 4 de esa época, que no nos cuadran las cuentas…

Por cierto, no es que me haya olvidado de poner cuáles son los delitos imputados al ex alcalde y a la secretaria accidental. Es que en la providencia no lo dice. Supongo que es prevaricación…

Parece que el abogado defensor de Berto es el mismo del Caso Enchufe 1, el de la primera condena de Berto. Otra similitud es que en esta querella tampoco han tenido nada que ver los ‘viles y demoniacos políticos de la oposición, abogados y periodistas’ que, según el bertismo de Coalición Canaria, tienen toda la culpa de la judicialización de la política aronera y del apocalipsis del municipio ;).

Anuncios

El alcalde de Arona condenado por enchufar en el Ayuntamiento a la número 14 de su plancha de CC

Si Berto González Reverón dimitiera (que lo dudo), entraría en el gobierno como edil de CC Eva González Moscoso, ¡una de las beneficiadas por los enchufes que han desencadenado la sentencia de inhabilitación contra el alcalde 😯

(Para ver la plancha completa, pinchar aquí).

Aronalandia for ever. Está claro que el surreabertismo aronero sieeeempre se supera a sí mismo. Joer, si es que suena a invención disparatada. Y lo peor es que encima es verdad. Ahí tienen los 15 primeros puestos de la plancha de Coalición Canaria de Arona en las pasadas elecciones de 2007. El número 14, Eva González Moscoso, es una de las dos trabajadoras que el alcalde colocó con trampas -a sabiendas- en la concejalía de Juventud en 2003-2004.

Dado que ese partido ganó las pasadas elecciones por mayoría absoluta justita (13 concejales de 25), si el alcalde o cualquier concejal de CC dimitiera, la coalicionera ‘enchufada’ entraría en el grupo de gobierno aronero. A no ser que renunciara y corriera el puesto hasta la número 15…

Tiene su gracia, ¿eh? Si el alcalde tuviera vergüenza y dimitiera por su humillante condena de prevaricador, al demostrarse en los tribunales que omitió a sabiendas los trámites legales de contratación para colar a dos elegidas suyas como trabajadoras fijas del Ayuntamiento, ¡una de esas enchufadas se convertiría en concejal!, jajajajaj.

No a Eva González Moscoso ni a la otra enchufada en la concejalía de Juventud en el año 2003, Rosa Ruiz Alcalde, se les ha impuesto ninguna pena-multa (bastante debe tener con protagonizar semejante escándalo). Porque la responsabilidad es de los enchufadores… Pero chiquitos antecedentes para ser miembro del grupo de gobierno aronero. Conociendo al Bertismo, capaz que le asignaban la Concejalía de Empleo, Personal y/o Contrataciones y Servicios Públicos 😉 .

Aunque pensándolo bien, igual es justo lo que necesita para dar el salto a la política activa, ya que los escándalos legales son la tónica general en el actual gobierno de Coalición Canaria, cuyos miembros se reparten numerosas imputaciones penales en los Caso Arona 1, 2 y 3. Y algunos llegaron al gobierno ya imputados, como el número 13, el concejal de Policía, que se trajo una denuncia por pifias económicas de su anterior trabajo en banca.

Sin embargo, ya saben lo que dice el alcalde prevaricador: todo lo ha hecho por el pueblo (jajajjajajaja, no por sí mismo y por los suyos, ya ya…). Y tanto él como l@s suy@s son tod@s muy honestos, honrados y nada corruptos. Quienes decimos lo contrario somos chunguísimos, pues mentimos y tergiversamos solo para desestabilizar su gobierno y al Ayuntamiento de Arona 😆 .

Por cierto, ¿saben que yo presencié en directo ese proceso ilegal de contrataciones públicas? Jeje, un día les cuento. El resumen es que la jueza del juzgado de lo penal 1 de Santa Cruz de Tenerife lo ha clavado.

Aunque si le cayeran penas por cada trabajador que este alcalde prevaricador ha enchufado en el Ayuntamiento desde que llegó a la Alcaldía, en 2003, no le daba la vida para cumplirlas… Antes de ser alcalde, cuando era concejal de Servicios Sociales, Participación Ciudadana, Mayores y Empleo, también se columpió bastante con su política laboral; pero fue al llegar a la Alcaldía cuando se desmadró. Se le ocurrió nada más y nada menos que prometer a todos los miembros de su plancha (y a muuucha más gente) que los colocaría en el Ayuntamiento si lograba ser alcalde. La forma más fácil de ganar elecciones. Y, como se ha visto, si te pillan, de las más arriesgadas penalmente.

El gobierno bertista convirtió una casona en museo ¡sin formalizar escritura de propiedad!!

El Ayuntamiento se expone a perder cualquier derecho sobre la Casa Museo del Vino después de haber invertido en la misma (y de forma ilegal) más de 300.000 euros

Pasen y vean señor@s, que este espectáculo de payasos no tiene desperdicio. Logrará impresionarles para el resto de sus vidas, jajajajjaja, si no siguen acumulando más perlitas de estas a su abultada saca de payasadas mayúsculas. Como yo misma soy consciente de que cuesta creer que pueda haber gestores públicos tan cantamañanas, voy a contarlo gráficamente, tomando como fuente inicial el Inventario de Bienes ese que el gobierno aronero de Coalición Canaria que ha revalidado su mayoría absoluta (y que ha batido un récord de abstención en España, jeje) se ha decidido a sacar del armario. Se pusieron a encargarlo en 2003, en pacto con el PP, después de un montón de años sin llevar ningún control riguroso de las propiedades consistoriales (lo cual es ilegal, claro). Según el alcalde y su concejal de Hacienda, está listo desde hace como tres años. Pero miren cuando han venido a ¿atreverse? a aprobarlo y a sacarlo a exposición pública (por joyitas como la que viene ahora).

–> Ésta es la ficha del inventario que recoge la ‘propiedad’ consistorial de la Casa del Vino, ubicada en la Calle La Bodega del casco aronero. Figura que fue dada de alta en 2008 (pero de alta dónde? ¿En este inventario? ¿En el catastro? ¿En…? ). Su “coste de reposición” (¿?) es de 431.263 euros. Hasta aquí todo parece normal.

–> La siguiente ficha refleja los linderos y sus referencias catastrales y, uy, una ligerísima incoherencia. La propiedad, según el título (se supone que de propiedad) es de 374 metros cuadrados, pero que en realidad, la superficie estimada actual es de 385 metros cuadrados. (No se aporta el dato del apartadito “superficie catastral”, ni los datos registrales (tomo, folio y demás) ¿? ). Pero bueno, vamos a barrer para casa con ese ligerín desajuste en la superficie de la parcela y a dejarlo pasar, que para una vez que sale ganando el patrimonio público aronero en ese sentido…). Se le asigna un “valor contable de venta” de 176.118 euros (que ese es el precio de mercado al que puede venderla el Ayuntamiento, o que eso costó la adquisición del inmueble?).

Fíjense que en la parte alta de la fich, junto a donde pone “Estado de Posesión” consta  Plena Posesión” (lo lógico, vamos).

–> Ahora viene la ficha en la que se detallan  las inversiones realizadas por el Ayuntamiento en la rehabilitación Casa Museo del Vino supuestamente público. Esas inversiones fueron dadas de alta (seguimos sin saber donde) entre el 30 de diciembre de 2009 (época de mayoría bertista, aunque esas obras empezaron mucho antes, ¡en el mandato 2003-2007 para ser más exactos!!) y el 24 de mayo de 2010 (hace un añito). Pues bien, ese proyecto de rehabilitación forma parte del Caso Arona, porque los trabajos fueron adjudicados a dedo, sin concurso público, fraccionando los contratos de forma intencionada para que parecieran obras menores (que no necesitan ser licitadas), … Y más cosas (no me extiendo porque hoy no es ese el tema principal).

Y, tachaaaaaaan, aquí viene el estupor: “ESTE INMUEBLE ESTÁ INSCRITO EN LA FINCA 1479-N, TOMO 670, LIBRO 231, SEGÚN EL ANTIGUO INVENTARIO, PERO EL AYUNTAMIENTO NO APARECE COMO PROPIETARIO DE ESTA FINCA EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD” 😮 !!!

Pe pe pe pero si el registro de la propiedad asigna la propiedad de este inmueble a otro propietario, entonces ¡esta administración pública no es la dueña! ¡Al menos no con todas las de la Ley!

Lo que puede pasar con esta casona:

Por una vez, vamos a ponernos en plan Berto el alcalde y a agarrarnos a un clavo ardiendo: Igual resulta que el ayuntamiento tiene algún tipo de garantía de que aunque el dueño registral sea otr@, la propiedad y disfrute del inmueble es entera, exclusiva e impenablemente consistorial. Yo qué sé, podríamos suponer por ejemplo que adquiere derechos al desembolsar dinero público, o al no haberse producido ninguna reclamación de los propietarios registrales desde hace años… Con lo que no cabría temer que semejante inversión pública (al inmueble en esa ficha le asignan un valor neto de 307.217 euros, pero ni sé si eso es igual a la suma desembolsada por las arcas públicas en ese inmueble, ni sé si en las cifras que aporta en ese sentido están incluidos los casi 52.000 euros que aparecen abajo, en relación a equipamiento y acometida “en B.T”.

Peeeeeeeero agárrense, no se olviden, esto es Arona en versión bertista-CC, y todavía queda lo mejor.

Les desvelo ya que el clavo ardiendo está bien jodido de agarrar (y eso que el alcalde y su ‘trup’ ya deben tener callo y músculo hasta en los meñiques de tanto practicar lo de agarrarse a clavos ardientes). Existe un convenio de cesión de ese inmueble. Fue un ‘regalo’ que hizo la familia Tavío Bello al patrimonio público aronero como plus del convenio que firmaron con el Ayuntamiento en relación a otros bienes (ese convenio lo detallo en otro post, que también tiene miga, y una historia bueníííííííísima narrada por su protagonista estrella (nadie del bertismo).

Otro convenio consistorial incumplido!!!

Al grano. Prepárense: El Ayuntamiento ha incumplido ese convenio. No ha respetado la parte del trato en el que se enmarca la cesión de la Casa del Vino. ¿Saben qué significa eso? Pos’ que si quienes firmaron ese acuerdo de cesión con el Ayuntamiento a cambio de unas contraprestaciones que no se han hecho realidad van y deciden invocar su revocación y reclamar que les sean restituidos sus bienes, se pueden encontrar, entre otras muchíiiiisimas cosas, que son dueños de una Casa Museo del Vino particular, toda equipadita, para sus fiestas y parrandas familiares, de amigos… O quién sabe, para explotar empresarialmente ese tingladete. Uff, capaz que hasta triunfan del todo si reclaman lucro cesante al Ayuntamiento por el tiempo que han estado privados del disfrute y posibles beneficios económicos de sus bienes.

Otro pistoletazo bertista contra el sentido común, la legalidad y el interés de los aroneros.

O sea, un nuevo embolado que compromete seriamente a los bienes públicos, a las arcas municipales y, cómo no, al interés de los aroneros. ¿Y por qué? Pues porque a ninguno de los responsables políticos de Arona se le ocurrió nunca formalizar en el Registro de Bienes la propiedad de ese inmueble (cedido en los tiempos en los que Mario Spreáfico fue alcalde, en el trozo de mandato que presidió entre 1995-1999). Y, sobre todo, porque el gobierno bertista se precipitó a gastar dinero municipal en algo que no cumplía todas las de la Ley (jeje, y, además, de forma también incompatible por la Ley. O sea, mejor digo “que no cumplía casi ninguna de las de la Ley”).

¿Que por qué hizo Berto cosas como esa? Bueno, él diría que la culpa fue de Cheché (quien por cierto, ha estado chungo chungo de salud, hasta el punto de ser operado a vida o muerte el día antes de las elecciones del 22M, y que ya está recuperándose). Pero no cuela, quien autoriza el gasto es el alcalde. Y de todas formas, la relación de obras y gastos que consta en este inventario data de cuando ya Cheché no era concejal).