Apoteósica traca final de Aronalipsis Now: CC queda en minoría con 7 ediles + un medio alcalde contra una oposición de 17 concejales

  • Expulsados los cinco ex mandatarios de CC que se habían transfugado a un nuevo partido (UCA) y pretendían mantener el sueldo y todos los privilegios de gobierno hasta fin de mandato.

El desgobierno aronero de CC ha saltado literalmente por los aires y, lo mejor, ¡por un autobombardeo! Como había augurado el Oráculo Hari allá por finales de 2012 😉 , los acusados/imputados de Coalición Canaria Arona se han acribillado entre sí por luchas internas de poder.

Como pueden comprobar revisando filtraciones haris anteriores, hace meses que estaba claro que el hasta ahora portavoz de CC (el acusado y plurimputado Antonio Sosa) y un grupete de imputados más no estaban dispuestos a acatar la jubilación política que les quería imponer el bando coalicionero de Miguel Agrio Méndez (ungido como sucesor por Berto, el inhabilitado exlíder aronero de CC, y por Clavijo, el desatinado nuevo cabecilla regional de la decrépita Coalición Canaria).

Los ediles aroneros repudiados por el trío Agrio/Berto/Clavijo para la próxima plancha electoral primero amagaron con integrarse en Nueva Canaria, pero al final no les quedó otra que optar por crearse un partido tolerante con los escándalos políticos de corrupción (admitiendo en sus filas sin problema no solo a imputados, sino incluso acusados en firme de delitos como tráfico de influencias y malversación de caudales públicos): han decidido llamarse Unidos con Arona (UCA), aunque sus críticos los llaman la cUCA (‘corruptos Unidos contra Arona).  Sigue leyendo

Los tribunales rectifican: la querella de CC contra los críticos anticorrupción “no debió admitirse a trámite”

  • Nos han dado la razón a José Antonio Reverón y a BlancaHari al confirmar que el exalcalde y CC no eran competentes para presentar esa denuncia en nombre del Ayuntamiento de Arona.

  • Los juzgados nos dejan pista libre para contra querellarnos contra el exalcalde y los gobernantes que nos denunciaron abusando de su poder en beneficio propio.

Manifestacion anticorrupcion arona

Manifestación anticorrupción celebrada en Arona a finales de 2011 y desencadenante de la querella político-consistorial contra sus principales impulsores. /Foto de Arriba las que luchan

La jueza titular del juzgado de instrucción número 1 de Arona ha acordado dejar sin efecto la admisión a trámite de la denuncia interpuesta a finales de 2011 por Coalición Canaria en nombre del Ayuntamiento aronero (y por ende, en nombre de todos los aroneros y aroneras) contra los principales críticos anticorrupción del municipio por inventados delitos de injurias, calumnias y coacciones. “Acuerdo estimar los recursos” presentados por dos de los querellados “y acuerdo no admitir a trámite la querella interpuesta en su día por el Ayuntamiento de Arona por no concurrir los requisitos legalmente exigibles”, señala la jueza María Elena Fernández Martín en el auto nofiticado ayer a las partes.

Tal y como habíamos planteado José Antonio Reverón (concejal de Ciudadanos por Arona) y yo (BlancaHari Salazar) en nuestros recursos contra la admisión a trámite de esa denuncia que afectaba también a los activistas anticorrupción Julio Concepción (de Sí se Puede), Sergio Cabrera (antes de CxA y ahora de SSP), Bentor Trujillo (ANC) y al partido ANC por la difusión de un boletín, la jueza plantea en los fundamentos de derecho de este auto de archivo que “examinadas de nuevo las actuaciones, y la jurisprudencia, en particular la meritada por los recurrentes, resulta que efectivamente la querella no debió admitirse al adolecer la misma del defecto de no acompañar, ni siquiera mencionar, el exigido acuerdo o previa opinión experta en derecho del Pleno, órgano competente para interponer acciones judiciales en nombre de la Corporación, siendo la parte querellante el Ayuntamiento de Arona, representado por su alcalde en aquel momento José Alberto González Reverón”.

Contra este archivo cabe recurso. Pero ¿apostamos a que no recurren?

En esa denuncia los gobernantes municipales nos llegaron a reclamar una indemnización de 500.000 euros (100.000 euros a cada querellado) por el supuesto daño al honor que habíamos causado al exalcalde poco después condenado e inhabilitado por prevaricación, a sus compañeros de gobierno y a la administración local aronera (entre todos ellos, varias docenas de imputados y acusados por presunta corrupción). Entre otras estupideces, nos acusaron (sobre todo a mí y a este blog) de haber provocado la parálisis del Ayuntamiento aronero con nuestras críticas y carcajadas anticorrupción ( 😆 ).

Dicha querella (en nuestra opinión delictiva) fue interpuesta por CC ilegítimamente valiéndose de recursos públicos para intentar frenar la movilización y la crítica anticorrupción en este municipio que iguala en escándalos políticos a Marbella o Valencia (como ha ido quedando demostrado con mega causas como el Caso Arona 1). El colmo: gobernantes que usan una administración pública para perseguir al concejal, a la periodista y a los vecinos de Arona que claman por el respeto a la legalidad y al Estado de Derecho en su municipio (Aronalandia en estado puro).

Objetivos de la querella archivada:

En concreto, el objetivo inicial de los políticos de CC era que la Justicia prohibiera la manifestación anticorrupción convocada en Arona en noviembre de 2011 por Ciudadanos por Arona, Sí se Puede, Alternativa Nacionalista Canaria e Izquierda Unida Canaria con el respaldo de 15-M Indignados (CC había intentado sin éxito previamente comprar a los principales impulsores de esa manifa ofreciéndoles prebendas económicas a través de talleres y proyectos ambientales, y al dar en hueso en ese plan con el que esperaban comprar la desconvocatoria de la protesta optaron por acudir a los juzgados).

Ya puestos a denunciar aprovecharon para intentar censurar este blog y para cargar nuevamente contra mí (su más odiada periodista) y contra José Antonio Reverón, el concejal que ha destapado judicialmente el imperio de corrupción y despilfarro de esta parte de la Isla. Y de paso, arremetieron también en la misma causa contra sus principales críticos en Facebook (Julio Concepción y Sergio Cabrera).

El quinto denunciado, Bentor, entró en el saco denunciador porque su partido (ANC) difundió un boletín anticorrupción centrado en los escándalos de corrupción de Arona. En fin, que escapó de esa denuncia solo uno de los látigos anticorrupción aronera que lidera la lista de odiados de CC: Nelson, el decano de los juzgados aroneros ( 😆 ).

Los convocantes de la manifa que no eran locales (o quizás debería decir que tenían respaldo estatal, ninguna representación y poca implantación en estos lares sureños, o sea, IUC e Indignados), sin embargo, fueron excluidos de la ridículo-querella coalicionera. La estrategia de no denunciar a quienes tenían peso estatal, como de costumbre en ellos, les salió por la culata: IU se ofendió al verse excluido, decidió que debía limpiar su honor anticorrupción y dio respaldo jurídico y parlamentario al Harismo para tumbar al exalcalde de su trono consistorial (¿se acuerdan de la apoteósica etapa de alcaldía ilegal de Arona? Jeje, la que comenzó la misma semana que el grupo de gobierno movilizó todo su aparato de propaganda para difundir la admisión a trámite de la querella ahora archivada y que se puso a festejar todo hinflado el fin del Harismo 😉 ).

Resumen: en vez de amedrentarnos al lanzar al Ayuntamiento y a los juzgagos contra nosotros, nos encumbraron. Y encima, demostraron que no desvaríabamos al tildarles de enemigos públicos.

Estaba claro que esa pantomima judicial de Coalición Canaria acabaría en agua de borrajas. ¿Por qué? Ejem, pues aparte de los graves motivos que han llevado a su archivo, porque está sustentada en insultos, disparates y sinsentidos que apuntan, por ejemplo, al derecho a la censura y la manipulación para tapar sus pifias y causas de corrupción, al derecho a delinquir políticamente por la autoridad de las urnas y, entre otros dislates, al derecho político a no protagonizar chistes ni ser objeto de risas públicas, ni siquiera en los bares (en serio que plasmaron su preocupación por lo que se dijera en los bares de ellos por culpa de nuestra batalla pro transparencia). Jajaja, vamos, que demostraron que están mucho más zumbados de lo que incluso hemos denunciado estos años sus odiados pro legalidad y pro democracia real.

Por supuesto, nos hemos despipotado de risa con semejante desatino querellístico. Especialmente yo, que protagonizo el 90-95% de esa denuncia surreabertista que más parece una broma que una acusación judicial (broma o locura…). Y encima me ha subido el caché 😉 .

El único susto a cuenta de esta cutre querella me lo dio Felipe Campos cuando se autodesignó abogado de todos los querellados y mandó el recado de la minuta que pensaba cobrar. Pero nada, el adorable Pedro Fernández Arcila me socorrió en cuanto lo llamé implorando su ayuda, y recuperé el cachondeo en un ñas (menos mal, porque si no me veía pidiendo en los semáforos para defenderme de este, como han confirmado los tribunales, injusto ataque político-consistorial :p ).

Dudo que haya en España alguien más tronchado que yo por protagonizar “una querella criminal”, como destacó CC en el comunicado de prensa institucional que emitió desde el Ayuntamiento de Arona cuando su denuncia fue admitida a trámite (esto, por si no lo pilla el alcalde Niño que sustituyó al inhabilitado Berto, es una directa: está tardando en informar del desenlace de esa querella que con tanto ahínco difundieron en su día).

Y en serio que me da cierta penilla que esto no llegara a juicio, porque hubiera sido la boooomba eso de participar en un juicio-comedia de tal calibre. ¿Que por qué recurrí la admisión a trámite de la “querella criminal” surreabertista que elaboró la Olgada abogada que también defiende a CC, PP y CAN en los Caso Arona si tanto quería que llegara a juicio? Por dignidad. Resultaba intolerable bancarme de brazos cruzados que los frescones bertistas de Coalición Canaria no financiaran semejante atropello con sus perras, sino con las de todos los aroneros (las mías incluidas 👿 ). Eso sí, soy la única desquerellada con esa penilla al archivo (compensa la pena imaginar el atracón de orgullo herido que vuelve a zamparse el escuadrón berto-sosa-huron de CC 😉 ). Los otros cuatro desquerellados están entusiasmados con la noticia.

Acciones legales y fiestón hari:

Por supuesto, como anunciamos los haris desde el primer día, los injustamente querellados por el condenado, los acusados y por los imputados de corrupción que desgobiernan este municipio tenemos intención de emprender acciones judiciales contra ellos reclamando daños y perjuicios (recurso que estudiaremos en cuanto acabemos el fiestón de celebración que, una vez más, nos han puesto a huevo los gañanes estos 😆 . Uff, y estamos obligados a agilizar este fiestón, que este sopapo judicial a los protagonistas-defensores de los escándalos de corrupción de este municipio es solo el primer plato de la que les viene encima, y si no nos damos prisa se nos van a acumular las celebraciones).

En cuanto pueda publico el auto y, para troncharnos colectivamente, la querella anticorruptos que ha sido archivada (es taaan chistosa que hasta creo que fue inicialmente admitida a trámite por el estupor judicial y porque hasta los jueces tenían ganas a cachondeo :p ). Para hacer memoria risastente y rendir honor a nuestro lema de que nos quiten lo reído, pondré también los links de los artículos de 2012 relativos a la denuncia archivada (si quieren ir adelantándose, están casi todos en la categoría de la derecha titulada “Querella contra BlancaHari y anticorruptos”).

 

Despega el Caso Arona 4: Presunta financiación ilegal y malversación de unos 30 millones de euros

Esta causa cierra el círculo de corrupción fragmentada denunciada por el de la mochila de CxA en la saga de los Caso Arona

  • El juzgado número 1 de Arona investiga 6 años de gestión económica de fondos municipales en el Ayuntamiento aronero (de 2007 a 2012).

  • La jueza instructora ha reclamado todos los acuerdos plenarios de pago decidido por los gobernantes de CC a pesar de las advertencias de ilegalidad de los técnicos.

  • Esta causa pone en el disparadero judicial una supuesta trama delictiva de despilfarro, favores electoralistas/compra de votos y de financiación ilegal de CC.

La secretaria general del Ayuntamiento de Arona está terminando de cumplir el último requerimiento judicial de entrega masiva de documentación municipal que guarda relación con otra investigación de presunta corrupción protagonizada, una vez más, por el ex alcalde José Alberto González Reverón y por su equipo de gobierno de Coalición Canaria (CC).

Se trata del denominado Caso Arona 4. Este nuevo capítulo de esta saga sobre escándalos de corrupción política al estilo Marbella versa sobre la desorbitada cantidad de dinero público gastado por los gobernantes municipales año tras año a pesar de los continuos reparos y advertencias de ilegalidad formuladas por los técnicos económicos y jurídicos de esta administración local.

Así, cuando está a puntito a puntito de hacerse público el escrito de acusación de Fiscalía sobre el Caso Arona 1 y de trascender el número total de acusados, delitos y años de cárcel que va a pedir contra los políticos, técnicos, policías y empresarios encausados (de momento, 17), salta a la actualidad judicial municipal otra mega-causa de presunta corrupción que versa en esta ocasión sobre el gasto irregular de unos 30 millones de euros en un plazo de 6 años –de 2007 a 2012–.

Cuadro del total de dinero gastado en el Ayuntamiento aronero en esos años con advertencia de ilegalidad de Intervención Municipal de Fondos:

2007     2.394.900 euros

2008     3.270.157 euros

2009        925.142 euros

2010      2.064.681 euros

2011       2.057.165 euros

2012     15.000.000 euros

Casi 26 millones de euros solo en el Ayuntamiento aronero, sin contar el desembolso irregular realizado por CC en ese período desde los cuatro patronatos municipales (Deportes, Cultura, Servicios Sociales y Turismo) ni de la sociedad asistencial ADESA. Calculando a la baja, al menos cuatro millones más. Con lo que están sobre el banquillo judicial al menos unos 30 millones de euros públicos.

Para leer el artículo completo en AquíSur.info pinchar AQUÍ .

Justo un mes después del último post hari, el del rechazo de la Audiencia Pronvincial de Santa Cruz de Tenerife a las apelaciones presentadas por los políticos, técnicos y policías más enmarronados en el Caso Arona 1, toca dar un saltito obligado por aquí para traerles las últimas novedades sobre los escándalos de corrupción que según el bertismo algunos nos hemos inventado en Arona.

Cuatro causas judiciales abiertas ya. La primera, a punto de pasar por fin a fase de juicio (en cuanto la Fiscalía se decida a soltar el mamotreto acusatorio que está multirevisando para evitar errores) con 17 encausados por delitos contra la ordenación del territorio, cohecho, tráfico de influencias, prevaricación y, entre otros, malversación de caudales públicos.

Y pumba, los tribunales aroneros sueltan el cuarto mega torpedo anticorrupción en este municipio emborrachado de burbuja inmobiliaria: de momento, unos 30 millones de euros en la picota judicial. Pero eso puede ser solo el comienzo… Total, que queda Aronalipsis Now para rato.

Disculpas por el silencio de estas semanas. Como ya sabe el comando hari, estamos concentrados en nuevas operaciones de ámbito comarcal focalizadas desde AquíSur, infoblog que aún está en fase de montaje (en beta totaaaal, funcionando apenas a un 15% de su capacidad total) pero que va lanzado como un cohete (ya les contaré para que flipen 😀 ). BlancaHari se reactivará a pleno rendimiento en ese nuevo medio del Sur de Tenerife en cuanto salga del beta (totalmente, después del verano, pero es posible que el descanso hari termine antes).

En cualquier caso, seguiré posteando por aquí las novedades relativas a la saga Caso Arona (faltaría más 😉 ).

Saludines anticorrupción haris.

El alcalde de Arona condenado por enchufar en el Ayuntamiento a la número 14 de su plancha de CC

Si Berto González Reverón dimitiera (que lo dudo), entraría en el gobierno como edil de CC Eva González Moscoso, ¡una de las beneficiadas por los enchufes que han desencadenado la sentencia de inhabilitación contra el alcalde 😯

(Para ver la plancha completa, pinchar aquí).

Aronalandia for ever. Está claro que el surreabertismo aronero sieeeempre se supera a sí mismo. Joer, si es que suena a invención disparatada. Y lo peor es que encima es verdad. Ahí tienen los 15 primeros puestos de la plancha de Coalición Canaria de Arona en las pasadas elecciones de 2007. El número 14, Eva González Moscoso, es una de las dos trabajadoras que el alcalde colocó con trampas -a sabiendas- en la concejalía de Juventud en 2003-2004.

Dado que ese partido ganó las pasadas elecciones por mayoría absoluta justita (13 concejales de 25), si el alcalde o cualquier concejal de CC dimitiera, la coalicionera ‘enchufada’ entraría en el grupo de gobierno aronero. A no ser que renunciara y corriera el puesto hasta la número 15…

Tiene su gracia, ¿eh? Si el alcalde tuviera vergüenza y dimitiera por su humillante condena de prevaricador, al demostrarse en los tribunales que omitió a sabiendas los trámites legales de contratación para colar a dos elegidas suyas como trabajadoras fijas del Ayuntamiento, ¡una de esas enchufadas se convertiría en concejal!, jajajajaj.

No a Eva González Moscoso ni a la otra enchufada en la concejalía de Juventud en el año 2003, Rosa Ruiz Alcalde, se les ha impuesto ninguna pena-multa (bastante debe tener con protagonizar semejante escándalo). Porque la responsabilidad es de los enchufadores… Pero chiquitos antecedentes para ser miembro del grupo de gobierno aronero. Conociendo al Bertismo, capaz que le asignaban la Concejalía de Empleo, Personal y/o Contrataciones y Servicios Públicos 😉 .

Aunque pensándolo bien, igual es justo lo que necesita para dar el salto a la política activa, ya que los escándalos legales son la tónica general en el actual gobierno de Coalición Canaria, cuyos miembros se reparten numerosas imputaciones penales en los Caso Arona 1, 2 y 3. Y algunos llegaron al gobierno ya imputados, como el número 13, el concejal de Policía, que se trajo una denuncia por pifias económicas de su anterior trabajo en banca.

Sin embargo, ya saben lo que dice el alcalde prevaricador: todo lo ha hecho por el pueblo (jajajjajajaja, no por sí mismo y por los suyos, ya ya…). Y tanto él como l@s suy@s son tod@s muy honestos, honrados y nada corruptos. Quienes decimos lo contrario somos chunguísimos, pues mentimos y tergiversamos solo para desestabilizar su gobierno y al Ayuntamiento de Arona 😆 .

Por cierto, ¿saben que yo presencié en directo ese proceso ilegal de contrataciones públicas? Jeje, un día les cuento. El resumen es que la jueza del juzgado de lo penal 1 de Santa Cruz de Tenerife lo ha clavado.

Aunque si le cayeran penas por cada trabajador que este alcalde prevaricador ha enchufado en el Ayuntamiento desde que llegó a la Alcaldía, en 2003, no le daba la vida para cumplirlas… Antes de ser alcalde, cuando era concejal de Servicios Sociales, Participación Ciudadana, Mayores y Empleo, también se columpió bastante con su política laboral; pero fue al llegar a la Alcaldía cuando se desmadró. Se le ocurrió nada más y nada menos que prometer a todos los miembros de su plancha (y a muuucha más gente) que los colocaría en el Ayuntamiento si lograba ser alcalde. La forma más fácil de ganar elecciones. Y, como se ha visto, si te pillan, de las más arriesgadas penalmente.

Putrefacción. (Por Alfonso González Jerez)

GRACIASSSSSSS ALFONSO HARI 😀 .

Un honor admirado compañero. Un@ solo puede hincharse de orgullo cuando un grande del Periodismo como tú ratifica que estoy en el bando de los buenos 😉 Me siento como una heroína importante y todo, jajaj.

Gracias Alfonso Hari por dejar claro con tanta pericia que es absolutamente intolerable y obsceno que el alcalde y los gobernantes municipales acribillados por escándalos de corrupción usen fondos públicos para represaliar a quienes denunciamos indignados el pestilente olor a putrefacción que desprende la gestión política de Arona. Como dice magistralmente Alfonso, “esto es Arona actualmente: uno de los paréntesis más oscuros y mefíticos de la democracia municipal en Canarias”.

Jajajaj, el requetecolmo del bertismo es que me dé la razón en mi risastencia contra la corrupción, la censura, la manipulación informativa y la falta de democracia real nada más y nada menos que súper Alfonso González Jerez, y encima desde su supuestamente afín y dulcificador Diario de Avisos (valiente Alfonsito 😀 ). Bueno, que me dé la razón a mí y a los otros cuatro perseguidos por el plurimputado y desvergonado grupo de gobierno de Arona, solo que como el 90% de la querella pro censura del gobierno bertista de Coalición Canaria está dedicada aquí a la BlancaHari, me arrogo la mayor parte del protagonismo.

Si es que no se puede ser más torpe que el alcalde José Berto González Reverón y su equipo de desgobierno (Coalición Canaria). Intentan amedrentar y hundir a sus cinco odiados activistas anticorrupción, y lo que consiguen es quedar en ridículo a nivel autonómico y, encima, ¡convertir en hérores a sus odiados represaliados!: José Antonio Reverón alias el de la mochila (CxA), Julio Concepción, alias Julionátrix (SSP y blog Aronátrix), Sergio Cabrera (ex CxA y ahora SSP), Bentor Trujillo (ANC), BlancaHari (o Matahari de Arona” como dice el bertismo en su querella consistorial, jajjajaja). Y el boletín Alzados, también querellado por el Bertismo con fondos públicos, de manifiesto heroíco, xd.

Quienes no vieron este artículo de Alfonso González Jerez cuando se publicó, el pasado miércoles, pueden leerlo en su edición periodística original, en su columna de Diario de Avisos, pinchando aquí (es una norma de buenas prácticas de la Red).

Les pego el texto a continuación el texto por si no se lee bien en la imagen de arriba:

PUTREFACCIÓN

En el caso de que numerosos miembros de un gobierno municipal, incluido su alcalde, se encuentren procesados judicialmente por varios supuestos delitos, la prudencia más elemental debería llevarlos a intentar defenderse en los tribunales y responder serenamente a las críticas y denuncias con argumentos y datos. Desde un punto de vista político y ético, es sumamente discutible (por decirlo con suavidad) que los políticos procesados financien su defensa con los fondos del erario público municipal. Pero lo que ya resulta intolerable y repulsivo es que los políticos encausados utilicen los fondos públicos para financiar querellas contra adversarios políticos (incluyendo cargos públicos con los que comparten en salón de plenos) y periodistas. Esta pringosa obscenidad solo podría darse en un ayuntamiento en el que el alcalde y sus concejales han tomado como una devastada finca de su propiedad: el Ayuntamiento de Arona.

El señor José Alberto González Reverón no es el Ayuntamiento de Arona y alguien debería decírselo para evitar el agravamiento de una psicopatología incontrolada que funde y confunde personas e instituciones, política y amiguismo, clientelismo y prácticas democráticas. Y el gobierno municipal de Arona, qué lástima, tampoco es el Ayuntamiento de Arona. Desde un punto de vista técnico, el ayuntamiento es un órgano administrativo; desde un punto de vista democrático, es el representante de todos y cada uno de los avecinados en su municipio. El dinero de todos los ciudadanos no puede ser utilizado por los gobernantes para presentar querellas a los concejales o dirigentes de la oposición en el municipio o para atemorizar a periodistas incómodos. El hecho de que se deban escribir estas estruendosas obviedades ilumina la putrefacción acelerada de la política aronera y, más particularmente, de un gobierno municipal desbordado por acusaciones e imputaciones judiciales muy graves, y que ante la crítica solo sabe reaccionar en una grotesca huida hacia delante sufragada por los impuestos de todos los ciudadanos.

José Antonio Reverón González, Blanca Salazar, Sergio Cabrera, Bentor Trujillo Flores y Julio Concepción son los ciudadanos contra los que se ha presentado una querella interpuesta por el Ayuntamiento de Arona por instrucciones del alcalde. Esta caterva demoníaca se ha dedicado en los últimos años a denunciar casos de corrupción política, a criticar duramente las acciones y omisiones del gobierno local, a convocar o apoyar manifestaciones de protesta o a practicar un periodismo de investigación generalmente sustentado en soportes documentales y pruebas indubitables. Y lo más grotesco de toda la situación es que sus querellantes pueden ser condenados judicialmente antes que ellos. Esto es Arona actualmente: uno de los paréntesis más oscuros y mefíticos de la democracia municipal en Canarias.