CC logra salvar el servicio de grúa hasta enero pero descoyunta el servicio de jardines

  • Atribuyen las gestiones para evitar que la grúa municipal huyera ayer de Arona a fantasmas políticos que se mueven en la sombra desde el Ayuntamiento B 😮 .

  • Los 80 trabajadores del servicio de Zonas Verdes pueden quedarse en la calle en abril por un ¿despiste? de CC.

  • Alertan del descalabro de la licitación del servicio de socorrismo que se impulsó a toda prisa en cuanto trascendió la alarma del Defensor del Pueblo en torno al mismo.

Hasta yo estoy asombrada con tanto despropósito junto… Casi que podíamos cerrar los ayuntamientos de Arona (los dos, el oficial del casco y el montado en la sombra en el cruce de Buzanada), porque total… para lo que están haciendo sus ¿responsables?, nos podíamos ahorrar un pastizal y autogestionarnos a lo ácratas apañados (peor no nos iría 😥 ).

GRÚA: El espía hari encargado de seguir la pista a la amenaza de huída anunciada para ayer miércoles por parte de la empresa que presta el servicio municipal alegal de grúa informa que, al parecer, dicha prestación seguirá funcionando hasta el 2 de enero. O sea, salvados del caos de tráfico que se nos venía encima unas tres semanas, justo hasta después de Fin de Año.

Espías haris aseguran que Arona está cayendo presa de fantasmas políticos que actúan en la sombra.

Espías haris aseguran que Arona está cayendo presa de fantasmas políticos que actúan en la sombra.

Lo más curioso de su investigación en torno a la grúa es que asegura que las gestiones de esa prórroga habrían sido realizadas por el alcalde en la sombra (¡el inhabilitado Bertorrente!) y por el concejal de Tráfico que está de baja desde hace un puñado de tiempo (¿Cuánto lleva Manolo Reverón de baja?¿Un año?¿O más?). Por si era poco el surrealismo político aronero, encima, fantasmas. Menos mal que en Arona hace tiempo que estamos curados de susto. Y la parte buena es que en Arona no nos aburrimos jamas. Caray, y el nuevo entretenimiento se sale: ¡ahora tenemos poltergeist políticos 😮 !, jajajaja.

Eso sí, no deambulan ni dan alaridos por el Ayuntamiento oficial, sino por una especie de consistorio B habilitado en el cruce de Cabo Blanco-Buzanada, también conocido como Cruce de Genaro. Quienes aseguran haber visto en acción al espectro del exalcalde inhabilitado y al del concejal de Tráfico que está como si no estuviera, señalan que la actividad fantasmagórica en esa especie de Ayuntamiento B “ha sido frenética estos días” para tratar de impedir que el titular de la empresa que tiene la encomienda del servicio de grúa se mandara a mudar ayer del municipio (como les había contado el martes, el servicio está siendo investigado en los Caso Arona 3 y 4). En los encuentros espectrales esos raros, según nuestro espía hari, habrían participado también el dueño de las grúas y ¡un mando de la Policía Local!

No soy yo de mucho creer en fantasmas… pero como sea cierto que hay mandos policiales alternando con fantasmas políticos en un ayuntamiento inexistente, aviso de que un exorcismo es lo más leve que les puede caer (los espectros inhabilitados y de baja dan poco yuyu, pero uno con placa, ¡ni de coña!).

JARDINES: Otra fantasmada de CC que está provocando terroríficos alaridos. Y no es para menos, porque no es solo que las zonas verdes de este municipio turístico tengan todas las papeletas para quedar abandonadas una temporada a partir de julio, sino que los 80 operarios de jardines que están prestando el servicio se irían al paro.

La cosa pinta mal, muy mal: el grupo de gobierno dejó pasar el plazo legal para prorrogar el contrato de la actual empresa concesionaria del servicio (UTE Zonas Verdes de Arona) y no ha iniciado procedimiento para volverlo a sacar a concurso. ¿Recuerdan lo que ocurrió con el servicio municipal de Salvamento, Socorrismo y Baño Adaptado? Más o menos lo mismo que ha provocado que no se esté prestando el servicio de Mantenimiento de espacios y edificios públicos. Y, en realidad, parecido a lo que ha llevado a que tengamos un servicio de grúa alegal (como dicen los técnicos, “no amparado por título habilitante” o, dicho llanamente, sin contrato vigente).

Así que, si CC no se saca una fantasmada de la manga, Arona se quedará sin jardineros municipales a partir de abril. El colmo para esos trabajadores, pues volverían a verse organizando manifas y protestas en plena campaña electoral (las elecciones son en mayo), igualito que en las elecciones de 2011.

SOCORRISMO Y BAÑO ADAPTADO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD: De esto en realidad no tengo muchos datos. Más bien solo una pregunta. La agente hari encargada de ese desaguisado pregunta por qué se ha suspendido la tramitación del concurso público iniciado para adjudicar como es debido ese contrato que lleva alrededor de un año prestándose con servicios mínimos. Raro, porque CC sabe que el Defensor del Pueblo se ha tirado las manos a la cabeza al enterarse del problema de seguridad que afecta a los usuarios de las playas del municipio. Bueno, raro… aquí lo raro empieza a ser que algo funcione como es debido.

Igual es que el concejal encargado, Antonio Sosa –alias Sosárcenas–, pasa ya de todo al tener claro que el nuevo candidato a la alcaldía (Miguel Agrio Méndez) va a prescindir de él en la próxima plancha electoral. Ese comportamiento a lo ‘si yo no mando, que les den a todos’ no sería nuevo en Sosárcenas: ya lo hizo con el ex Rastro de Guaza para fastidiar al semialcalde Niño justo después de que cercenara sus aspiraciones de ocupar su puesto (el infantil alcalde no dio por escrito a los técnicos la orden de elaborar la ordenanza que debía regular esa actividad que también se prestaba al margen de la Ley –cómo no en Arona– y, según los agentes consistoriales haris, Sosa desautorizó a sus técnicos a ejecutar las órdenes verbales del primer edil. El desenlace ya lo saben: la ordenanza no se hizo y el Rastro de Guaza se fue a San Miguel).

Uy, por cierto, recuérdenme que les cuente una barbaridad relacionada con ese servicio. Van a flipaaaar con los manejos sosistas y de CC (con decirles que hasta yo he flipado al enterarme…).

PROTECCIÓN CIVIL: También en esto se avecina jarana, como podrán suponer, relacionada también con ilegalidades varias. No lo voy a contar de momento 😉 . Solo aviso para que el escándalo no les pille desprevenidos.

A todo eso, se acercan elecciones y CC va a estar ocupadísima promocionando a su poco conocido nuevo candidato, con lo que probablemente le faltará tiempo para intentar solucionar el problemón de todos esos servicios públicos. Lógico… no vamos a pretender que se preocupen y ocupen en solucionar los problemas de los aroneros cuando ellos están expuestos a perder el poder. Eso sin contar el desquicie judicial que se le viene encima a Coalición Canaria 😉 .

POSDATA: Iba a contarles la impactante noticia de que un integrante de la plancha electoral de CC de 2011 es el único candidato para la secretaría general aronera de Podemos. Pero creo que ya van suficientemente surtidos de sustos políticos coalicioneros por hoy…

Anuncios

La empresa que presta el servicio municipal de grúa de Arona amenaza con huir del municipio ¡mañana!

  • Fuentes municipales indican que el responsable de Grúas Sur ya ha comunicado a sus trabajadores que “levanta el chiringuito y se manda a mudar del municipio”.

  • Motivo principal de este nuevo descalabro consistorial: el pánico al Caso Arona 4 y a Fiscalía Anticorrupción y lo poco apetitoso que se ha vuelto el contrato económicamente.

El Ayuntamiento de Arona y el municipio en general están representados en color amarillo y naranja. Lo distinguen fácilmente, ¿no?

La grúa municipal amenaza con sumarse a la estampida del sálvese quien pueda del Aronalipsis Now. El Ayuntamiento de Arona y el municipio en general están representados en color amarillo y naranja. Lo distinguen fácilmente, ¿no?

¿Se han parado a pensar el caos que supondría que un municipio turístico y residencial de 80.000 habitantes se quedara sin servicio municipal de grúa? Ya, de entrada puede parecer hasta positivo porque nos ahorraríamos el disgusto de tener que ir a buscar el coche al depósito municipal y de aflojar pasta para poderlo recuperar (aparte de la multa, claro). Pero piensen un poquito más: garajes y pasos de peatones  bloqueados, zonas de carga y descarga inutilizables para vehículos de transporte de mercancías, carreteras colapsadas si uno o varios coches se averían o accidentan…

Pues ojito en Arona, porque es posible que a partir de mañana no tengamos que usar la imaginación para hacernos una idea de lo que podría ocurrir si se prescinde de un servicio municipal esencial como ese. La noticia aún no ha sido confirmada, pero policías haris aseguran que varios operarios de la empresa que tiene atribuida esa prestación (Grúas Sur) les han informado de palabra que su jefe –Luis– les ha asegurado que hoy martes es el último día que asume ese marrón y que a partir de mañana miércoles “desmonta el chiringuito y se manda a mudar”. En realidad el responsable de esa empresa ha hecho ya varios amagos de salir pitando con sus grúas del polvorín consistorial aronero (la mayoría por retrasos en los pagos consistoriales). Pero esta vez pinta como más seria su amenaza y es fácil que se decida a irse de verdad.

¿Motivo? Varios. Pero hay uno que pesa especialmente: el Caso Arona 4. Este procedimiento judicial arrancó el año pasado a través de la denuncia formulada ante Fiscalía por un funcionario municipal y tiene a varios servicios municipales en la cuerda floja judicial, entre ellos, éste que nos ocupa. El timón de esta causa lo lleva Fiscalía Anticorrupción (los caso Arona 1 y 2 los lleva la fiscal de Medio Ambiente y el Arona 3, que incluye una parte que también alude al servicio de grúa, un fiscal adscrito a los juzgados aroneros). Y el juzgado que lleva la instrucción ha solicitado ya el expediente municipal relativo a esta controvertida prestación que lleva alrededor de ¡una década! prestándose en precario, o sea, sin contrato vigente. Uy, eso también debería ponerlo entre exclamaciones: ¡sin contrato en vigor! Nada nuevo bajo el sol aronero, pues ocurrió exactamente lo mismo con el servicio de salvamento y socorrismo, así como con el de hamacas y sombrillas de Los Cristianos. Y ya saben cómo acabó la cosa…

En el caso de la grúa, este Ayuntamiento lleva tropecientos años abonando el coste de esa concesión con advertencia de ilegalidad del servicio municipal de Intervención de Fondos. Cuesta entenderlo, ¿verdad? Pfff, como casi todo lo que gestiona el desgobierno de CC y, en particular, el concejal Antonio Sosa, que es un graaaan aficionado a eso de abanderar servicios públicos sin contrato en vigor e, incluso, adjudicados de palabra, sin pagar ningún tipo de canon municipal (aunque sus beneficiarios sí obtienen beneficios cobrando a la ciudadanía y a los turistas). El de grúas al menos se presta con un contrato/pliego vencido (que, tratándose de Arona, CC y Sosárcenas, ya es un montón).

El hecho es que han sacado esta prestación a concurso en varias ocasiones, que el pliego de condiciones es tan tan exigente que ninguna empresa puede cumplirlo y, aquí llega lo más surrealista, que se mantiene la encomienda a la última empresa que lo tuvo adjudicado (en realidad, la única, pues desde los tiempos de Matusalén (mandato 1999-2003) la grúa municipal aronera ha dependido siempre de la misma entidad). Es decir, como ningún candidato reúne los requisitos impuestos por técnicos y políticos para asumir este servicio, el mismo permanece eternamente a cargo de quien una vez los cumplió.

Hubo un tiempo en que tal despropósito fue intencionado. O, mejor expresado, fue conveniente para el concesionario sin concesión y para los gobernantes municipales, pues su extraño don para dejar desierto ese concurso público garantizaba que siempre dependiera de la misma empresa al imposibilitar que otra se lo adjudicara. El interés de los políticos y se cuenta que también de algún-os técnico-s en mantener al mismo adjudicatario al frente de la grúa, según las gargantas profundas consistoriales, sería la generosidad de ese empresario, por ejemplo, en la donación de fondos para la campaña electoral. Además de favorcillos como el de tener contratados a dos policías locales inhabilitados porque, según los tribunales, se les fue la mano en una paliza.

En la etapa de esplendor del Bertismo coalicionero, este empresario fue agasajado con la suculenta concesión de un parking subterráneo y kiosco junto al Palacio de Justicia de Arona. La panda de CC tenía tanto interés en que ese parking ahora aparcado se construyera, que hasta planteó bajo cuerda la modificación del trazado del Tren del Sur. Y no solo eso, sino que el exalcalde inhabilitado por enchufar a dos trabajadoras municipales –entre ellas a una asidua de la plancha electoral nacionalista a este Ayuntamiento y al Cabildo de Tenerife–, incluso ejerció de alcalde-banquero y gestionó el préstamo para esa concesión de parking. Y no solo eso, sino que echó una manita para que su beneficiario cediera los derechos de esa construcción y explotación de aparcamiento a una empresa estatal.

Pero entre que esos chanchullos quedaron al descubierto con las escuchas del Caso Arona 1 y entre que el Plan General de Ordenación se ha ido al carajo por los pelotazos y barbaridades cometidas en su tramitación, el proyecto de parking ha quedado en una olvidada e incógnita nebulosa, como casi todo en este municipio… (y no les extrañe que la bromita acabe costándole un pastón indemnizatorio a las arcas municipales).

Hay más escándalos en torno a la grúa aronera, como, por ejemplo, el pago de ¡un millón de euros! por la custodia de vehículos en el depósito municipal que posee el Ayuntamiento de Arona (sí, leyeron bien, un milloncete de euros por almacenar vehículos en unas instalaciones de propiedad pública, a lo Aronalandia total). Aunque eso es materia del Caso Arona 3 y ahora estamos con el 4 (voy a tener que hacer un croquis de los higa saraos judiciales de este Ayuntamiento acorralado por escándalos de corrupción).

Una vez idos al garete el parking y el negociete del depósito municipal, el servicio municipal de grúa es un marrón. Especialmente si tenemos en cuenta que el Ayuntamiento aronero paga tarde y mal el canon, que el empresario en cuestión tiene que adelantar pasta de su bolsillo y, para colmo, que hay dos investigaciones judiciales abiertas en torno a esta concesión caducada.

Aún así cuesta imaginar que Arona se quede sin grúa. Pero partiendo de que también se ha quedado sin servicio municipal de Mantenimiento (casualmente, otro de los que se investiga en el Caso Arona 4), que el servicio de recogida de animales abandonados está más o menos en las mismas, que la playa de Los Cristianos estuvo un año sin hamacas y sombrillas o que la precariedad del servicio de socorrismo y de baño adaptado para personas con discapacidad nos costó una alerta de peligro por parte del Gobierno Británico y tiene escandalizado al Defensor del Pueblo…

Para más inri, el caos por la suspensión de este servicio recaería principalmente sobre la Policía Local, cuerpo que funciona con tal precariedad y desánimo que está al borde del colapso. En fin… por si no se han dado cuenta, el polvorín consistorial aronero hace mucho que está saltando por los aires y que funciona al sálvese quien pueda. Aronalipsis Now, ¿se acuerdan?