Huelga en limpieza, denuncia contra un policía frescón, cita judicial del alcalde…

Jo, se me acumulan los temas. Los cito así de pasada veloz para que por lo menos caigan en que la cosa está que arde en el Ayuntamiento de Arona y que el alcalde, su gobierno y toooodo su entorno es una olla a presión…

El personal de limpieza está anunciando ya la huelga que se venía gestando desde hace semanas a cuenta del ERE con despidos y los recortes de sueldo propuestos a la plantilla. Ayer hubo concentración de trabajadores frente al Ayuntamiento, pero ‘solo’ se pudieron sentar con Antosio Sosa, el irresponsable político de ese servicio (huy, se me van las teclas; responsable quería decir). A primera hora de hoy está previsto el careo con el alcalde. ¿A que se lanzan basura  unos a otros? Verbal por lo menos 😉 .

Lo del policía local frescón es fuertísimo. Se ha descubierto que ha estado falseando e inflando a presión durante años facturas de dentista, gafas y demás. Cuando se vio pillado reconoció por escrito que sí, que había cobrado al menos 2.000 euros por el morro falseando facturas 😯 . El tema ha dado lugar a varias denuncias (o puesta de conocimiento a Fiscalía) contra este policía local de Arona que trabaja con excedencia desde hace unos años como Policía Local de San Miguel (así, como para darle más amplitud territorial a este nuevo escándalo policial. Una de ellas la ha puesto el mismísimo Ayuntamiento de Arona (últimamente no dan avío a denuncias contra propio personal-ex personal del Ayuntamiento que protagoniza escándalos sonados, y si no piensen en la del pirata informático que sisaba pasta infiltrándose en los ordenadores de esa administración local).

Entre otros pluses de interés que contiene esa noticia, destaca que el policía local que ha reconocido por escrito ante el Ayuntamiento que ha estado birlando-sisando dinero público está emparentado con el alcalde, José Alberto González Reverón alias el gafe, xd. El poli, conocido en el cuerpo como ‘el sobrinísimo’, está casado con una sobrina de Berto. Gafe gafe para acabar metido en embolados, sea por obra suya o de los suyos. La noticia da mucho más de sí, pero ya saben que hoy toca el “me queda más que contar sobre esto”.

Y se avecina cita judicial, aunque esto mejor esperamos a contactar con Belén de Vil, la espía estrella de los juzgados 😉 .