La televisión y Julionatrix frenan el asedio policial contra okupas por alerta hidráulica en Arona (y 3)

La decena de policías locales desplegados para cortar el agua a las familias okupa de Llano del Rey, desaparecieron en cuanto llegó la Televisión Canaria.

Y ya, el desenlace de esta asombrosa historia. En cuanto Julio Concepción (militante de Sí Se Puede) liquidó el trámite de seguro y dio sus bendiciones al conductor que había golpeado a su coche y provocado un colapso de tráfico en Arona casco, salió pitando hacia la batalla anti asedio que había dejado a medias, sabiéndose único defensor a mano de las desvalidas familias con menores que podían quedarse sin agua “por 15 euros que cuesta una toma de agua”, como repetía incansable al tiempo que invocaba valores de humanidad, solidaridad, piedad… (porque para él las víctimas que hay que proteger son los niños y sus padres, y los piratas los otros 😮 .

En ese punto de semejante peliculón, llegaron sus refuerzos de la Televisión Autonómica. Y como por arte de magia, en cuanto su cámara y micrófono hicieron acto de presencia en ese punto del casco del municipio que había generado una alarma hidráulica de magnitud 10, ¡¡el sargento al mando tocó retirada, y el ejército policial y los operarios del agua se dispersaron y desaparecieron!! Sin más. Bueno sí, cuenta Julio que las madres le aseguraban que un policía raso que había aparecido espontáneamente se dirigió a ellas mientras se iba mostrándoles un dispositivo electrónico y diciéndoles “las he grabado, tenemos sus caras” 😮 .

Increíble, ¿verdad? Yo estoy que no salgo de mi asombro. No solo por lo rocambolesco y surrealista de la historieta y por los puntos made in Julionatrix, sino porque no entiendo la parte fundamental de la historia.

A ver. Se supone que la alarma venía porque había tres pueblos sin servicio de agua por una toma ilegal que abastecía a tres familias y que con la misma hasta peligraban las reservas hidráulicas de todo el municipio así como la seguridad de miles de personas por los efectos catastróficos de tal escape de agua (vaaaale, igual exagero en la gravedad del enganche ilegal al agua pública, pero es que es la única forma de explicar el pedazo de despliegue policial activado a cuenta de una tomita ilegal de agua -un ramal, no vayan a pensar que todo esto estaba pasando en una tubería general. O el riesgo era grave, o los cuatro guardias y los más de 10 policías locales movilizados para apoyar a los dos empleados de la empresa de agua, resulta bastaaaaaante desproporcionado).

Y hasta que llegó esa poderosa cámara, policías y operarios aseguraban que la única solución posible era dejar sin agua a tres familias con sus ocho hijos menores, ¡¿llegan dos periodistas y desactivan la alerta hidráulica que tanto les preocupaba hasta ese momento?! Hmmm, de verdad que no lo entiendo. ¿La cámara arregló el escape de agua y restableció el suministro en los tres pueblos afectados? ¿No arregló nada, sino que asustó al ejército del Ayuntamiento de Arona y provocó su huída, dejando a esos enclaves sin agua y con riesgo de inundación?

Porque no será que la supuesta emergencia hidráulica era un camelo para cortar el grifo a los okupas que el alcalde, concejales y vecinos del pueblo quieren expulsar de su paraíso terrenal a toda costa. Ains… qué peligro.

Lo que puede salir de ahí. Y no estoy pensando en la denuncia que Julio Hari afirma que va a poner hoy en los juzgados junto con las tres familias. Sino en el expediente municipal de esas viviendas de propiedad municipal que el alcalde decía que eran del Gobierno de Canarias (supuesto ya desmentido por la Consejería autonómica de Vivienda). No puedo evitar que me venga a la cabeza el urbanismo aronero… Las viviendas se hicieron sobre suelo no apto, pero, ¿no habría convenio urbanístico por medio? De esos de cede este suelo sin valor urbanístico y a cambio recalificamos a urbano aquel gran terreno que posees en la zona turística. No sé, igual no es nada de eso, y una grave amenaza hidráulica se ciñe de verdad sobre Arona 😮 .

Si alguien tiene la clave de la historia o conoce datos que se me escapan y me saca de dudas, se lo agradeceré eternamente. Si prefiere un pago más rápido y útil, puedo ofrecer como recompensa el servicio de protección y auxilio del mismísimo Julio Concepción, jajajja.