El Ayuntamiento de Aronalipsis entra en fase de autodestrucción (2)


El personal del Ayuntamiento pasa de ‘al punto de la desidia’ a ‘al punto del derrumbe’ (todo el personal): Policía, Limpieza y el consistorio en peso (anunciados recortes a la plantilla).

Los expedientados servicios municipales se resquebrajan económica y laboralmente (de calidad ya ni hablo).

Y hablando de dispendios en la época de bonanza en la que se gestionó el Ayuntamiento de Arona dando por hecho que iba a ser rico toda la vida y de consecuencias de esa irresponsable política, que le pregunten a la ‘nueva’ concesionaria de limpieza, la UTE Arona (Sufi y Hermanos Santana Cazorla). Está  intentando quitarse de encima a 35 trabajadores de los 207 que heredó del anterior concesionario y de la etapa enchufista de alcaldía en ese servicio (sobradamente retratada en las escuchas del Caso Arona). En realidad creyó que heredaba ‘solo’ 197, pero ha perdido los 10 recursos por despido improcedente que presentaron los trabajadores pateados, y está en fase de readmisiones y pagos de sueldos atrasados, costas e indemnizaciones. Jajajajaj, su colmo es que han tenido que readmitir a la hija de Camilo Álvarez, que le tienen que pagar sueldazo de jefa así la pongan a contar farolas y papeleras (no es broma, es la encomienda que le han hecho, la plantilla se despipota contándolo) y que, por estipulaciones de su contrato, solo trabaja de lunes a viernes (no le pueden poner turnos de fin de semana).

La UTE a la que tantísimo ha protegido CC (está cobrando por servicios que no presta y por maquinaria y vehículos que no tiene, sin olvidar que se le ha tolerado ganar y permanecer en el servicio con trampas, diciendo que contaba con unos medios que no tenía), señala que le sobra personal, que no puede afrontar el coste del servicio por el recorte de canon que le hizo el Ayuntamiento y por las indemnizaciones y readmisiones que le han caído. El tema es mucho más complejo, pero así de pasada, ¿imaginan lo alborotado que está el patio en ese servicio, no?

El concejal de Limpieza, el parsimonioso Sosa, dice que no va a permitir que se despida a trabajadores, que si acaso que se rebajen los sueldos. Vaya, qué comprensivo con la plantilla de repente (con los 10 primeros despidos no dijo ni mu). Anda, y coincide que el gobierno bertista también está denunciado por haber puesto en peligro la estabilidad económica de servicios municipales como ése al haber sobredimensionado las plantillas muy por encima de lo razonable con fines meramente electorales. Vaya, y si los concesionarios se lían a despedir trabajadores argumentando que les sobra plantilla, ¡quedan en bragas frente a esa denuncia, pues sería la prueba de que su coste no era sostenible! Jajajajajaj, si es que son buenísimos. La situación económica y judicial será chunga. Pero a payasadas no les gana nadie 😀 (yo promocionaría eso en Fitur, en plan “Conozcan de cerca un municipio gobernando por un verdadero circo político”, o “Arona, sol playa y cine en directo: Bertorrente, el brazo tonto de la Ley en Aronalipsis Now”.

La plantilla municipal entera, al punto de la desidia.

En fin, que la plantilla del servicio municipal de limpieza, además de estar al punto de la desidia, está al punto de la huelga. Igual que lo está el personal de casi todo el Ayuntamiento. Las dos cosas. Sobre todo la de la desidia. Ya no es solo que sea la imagen que proyectan (plantilla en general, enchufados incluidos, y gobierno), sino que la mayoría reconoce abiertamente sentirse así por el malestar, el mal ambiente, la sensación de que todo está dejado de la mano, a la deriva, y la impresión generalizada de que los gobernantes están en plan sálvese quién pueda, o sea, más preocupados de defenderse de sus marrones judiciales que de gestionar el Ayuntamiento con eficacia. Uys, un chisme: me aseguraban el otro día que habían oído decir al propio Berto quejándose de que la plantilla está “al punto de la desidia”, jajajaj. Ha sido un éxito el alias de ‘nuestro’ Al Punto 😉 . Gracias a él podemos definir el estado anímico del consistorio aronero.

La guinda que ha agravado su desánimo laboral, es el anuncio de algunos recortes de privilegios (como el seguro privado a los familiares). El personal del Ayuntamiento está rebotad@, claro. Aunque a mí, sinceramente, me ha extrañado que sean tan ‘light’ los recortes que les ha anunciado la concejal de Hacienda para lo maltrechas que están las arcas municipales. Normal que se mosqueen, sobre todo sabiendo que con la que está cayendo van a tener muy difícil justificar ante la ciudadanía su reivindicación de que se les respeten no ya sus sueldos, sino sus privilegios. Pero no deja de repatear que te fulminen conquistas laborales mientras ves a diario que ese ‘ahorro’ se destina a mantener el derroche de corte electoralista y propagandístico de los gobernantes. Por ejemplo, cena de Navidad para los mayores que votan en hoteles (eso sí, han bajado una estrella, ahora son de cuatro).

Marimorena en mayores.

Aprovechando la alusión a los mayores, ¡chiquita marimorena tienen montada en la concejalía contra un trabajador al que le han cogido manía algun@s jerifant@s (van a por Mario, el del Valle. Se ve que a ese pueblo le está tocando jaleo por todos lados)! La disputa se les ha ido de las manos y se ha liado un culebrón tremendo que tiene alteradísim@s a l@s aroneros más longevos. Jajajaja, lo que le faltaba al Bertismo, ¡¡hasta los viejos se revolucionan y se sitúan al punto de la desidia!!

Servicios públicos con contratos caducados o a punto de caducar.

Volviendo a los servicios públicos: Unos cuantos se están prestando con contrato caducado, de forma alegal-ilegal. Ahora están intentando ver cómo arreglan el limbo en el que han quedado las concesiones de hamacas y sombrillas, cuyo contrato venció hace casi un año. El de la grúa ni digamos, pues no solo venció, sino que el servicio se sacó a concurso y como quedó desierto, siguió prestándolo la empresa anterior y ya está (se presentó al concurso, pero no cumplía las cláusulas del pliego de adjudicación). Y el servicio de socorrismo y vigilancia de playas. Xd, si con lo que se está pagando tendríamos para traer a Pamela Anderson y al del coche fantástico.

Pero la buena en servicios municipales está al caer: Tooodo apunta a que el gobierno bertista quiere columpiarse montando el escándalo de prorrogarle el contrato de agua a Canaragua. Prepárense porque se va a liar un jaleo potente con eso… Ya les adelantaré algo un día de estos.

Y paso de hablar de los expedientes por infracciones y anomalías graves en los servicios que sí tienen contrato: Limpieza y Mantenimiento, porque si no no acabo nunca este repaso apocalíptico…

La deprimente y deprimida Policía Local.

Y la Policía Local, ains… Ese cuerpo se ha convertido en algo tan patético, que de verdad que da pena. Y por si fuera poco lo que tenían (ambiente laboral insufrible, desánimo, rencillas, falta de respeto entre plantilla-mandos-políticos, frecuentes bajas -unas reales y otras fingidas-, falta de medios materiales, organizativos y humanos -se está convirtiendo en normal que haya turnos con tres agentes de servicio-, falta de rumbo, falta de apoyo y carencia total de perspectivas de mejora), ahora les ha explotado una crisis interna bestial a cuenta de un movidón que hubo hace unas semanas, cuando se quedó un solo agente para patrullar Arona. Es grave que eso ocurra en una ciudad de 85.000 habitantes de derecho (más de 100.000 de hecho). Y se ha liado tocha… y de mala manera.

Como el que mejor pinta en ese cuerpo y en sus responsables políticos está Al Punto de la Desidia, todo lo que ha ocurrido desde aquella pifia de funcionamiento es esperpéntico… Lo que empezó con castigos de afán ejemplarizante, se está tornando en una batalla de represalias, venganzas y reproches que está terminando de desesperanzar a los policías.

Se están adoptando medidas absolutamente equivocadas para reducir las bajas, tendiendo a incrementarlas aún más (normal, están tod@s medio depresivos -y muchos sin el ‘medio’-). Tampoco ayudan las amenazas y rumores sobre la represión organizativa que se estaría fraguando con la meta imposible de arreglar el servicio -también basada en represalias-. Ni ayudan las desconfianzas entre la plantilla por las luchas para mantener o subir estatus frente a los cambios potentes que se runrunean. Lo peor, claro está, es la impotencia que sienten quienes sí tienen afán por hacer bien su trabajo. Solo partiendo de que si hay tres policías de patrulla de servicio, uno va solo en un coche… Como para perseguir a unos ladrones, frenar una paliza o detener a peña armada.

Y con todo junto, cómo para afrontar una jornada de trabajo con ánimo.

¿Y qué hace el concejal para solucionar los problemas de su plantilla y del servicio de Policía Local que recibimos los aroneros? Pillarse un coche patrulla, pintarlo de blanco, ¡y cogérselo para él! Me lo han contado ya dos policías haris, y aún me cuesta creerlo. Jajajajja, me lo creo porque sé que en gestión municipal aronera lo increíble es nuestra realidad cotidiana. Pero joeeeeeer, qué fuerte, jajajajaj. Nada, ya puestos le podemos poner al ‘tercer’ poli de chófer y así no patrulla en soledad.

Bueno, el concejal en cuestión, Manolo Reverón, aseguró en el periódico El Día el siete de diciembre que “unos de nuestros esfuerzos en este mandato será incrementar el número de policías, ya que soy el primer interesado en cubrir el catálogo de 150 plazas”, lo que supondría contratar ¡a 25 nuevos policías en tres años! Jajajajaj, sí sí. Se ve que no le habían contado que los Reyes Magos son los padres. Y no sé que me mosquea más, pensar que miente o que ignora la situación económica del Ayuntamiento que ¿gobierna?.

Ahora, la medida ‘de mejora’ del servicio más espectacular ha sido la de asignar dos agentes fijos a un centro comercial. Eso mejor lo cuento otro día… Por cierto, estaría guay tener foto de eso (es una directa a ver si quienes saben de qué hablo me envían una 😉 ).

A todo eso, la Policía es una de las pocas áreas en las que el Ayuntamiento ha hecho recortes económicos fuertes. Después de las elecciones se eliminaron los gastos en servicios policiales de refuerzo. De ahí que de repente haya tantos problemas para cubrir los turnos y que haya bajado la presencia de policías  de servicio. Creo que el ahorro anual con esa medida era de unos 300.000 euros anuales. De momento hemos ahorrado apenas la mitad, unos 150.000 euros porque el recorte se aplicó a mediados de año, después de las elecciones, evidentemente.

La fiesta que Bertankamon ofreció a los mayores que votan justo antes de elecciones en La Pirámide costó 240.000 euros, transporte aparte (unos 600.000 euros al año en sus guaguas de excursiones de admisión política limitada, ya que solo participan en las mismas miembros de CC, nunca de otros partidos de la corporación aronera).

Y hablando de elecciones, aún no hemos visto la factura del dispendio de actos y actividades que el gobierno bertista de CC organizó durante la campaña a cargo del erario público, como la tourné de talleres infantiles y castillos hinchables por los pueblos sincronizados con comitivas de políticos y tropecientas actuaciones por los barrios populosos, entre otros muuuchos gastos de ese tipo.

 

Anuncios

Un comentario el “El Ayuntamiento de Aronalipsis entra en fase de autodestrucción (2)

  1. diego dice:

    El dia de la cabalgata de reyes solo habia dos municipales y unos 30 policia nacionales en los cristianos esto me choco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s