Seguir en la resignación o Plantar cara. Incitación a la Rebeldía.

Discurso magistral pronunciado por Julio Anguita en 1999. De lo mejorcito que he posteado en BlancaHari.

-Asombroso nivel de acierto en sus pronósticos sobre la crisis económica, social, humanística, ambiental y política actual.

-Un ejemplo de alta talla política, de sabiduría, de ilusión, de conciencia, de libertad, de la rebeldía como deber.

Jarabe antidesánimo y antidesidia particularmente recetado para Al Punto. Pero recomendable de ingerir para tod@s. Haristas, bertistas, indignados, pasotas, …

.

Leyendo ayer a Al Punto, recordé esta ponencia magistral de Julio Anguita que casi me aprendí hace años por el placer que me proporciona. Me chifla la sana y sabia rebeldía que propugna. Es una joya del sentido común, una prueba de que es posible tener altas miras en la política, de que pueden existir políticos sabios que se apasionan por despertar conciencias para activarnos a todos en la mejora de nuestro mundo, en el disfrute de una vida digna, libre, consciente, comprometida, …

Indignados desde el siglo pasado, desde toda la vida…

Este discurso de 1999 prueba que el Movimiento Indignaos y el espíritu 15-M no han nacido en 2011. Demuestra que todas las desgracias económicas, sociales culturales humanísticas y la crisis mundial en sí, ya habían sido preconizadas con total tino en 1999. Anguita nunca recibió un respaldo mayoritario en las urnas. Ganaron los populistas más carismáticos y gfefsde (la primera calificación iba para Zapatero y Felipe González si estiro, pero no sé cómo definir a Aznar así a lo rápido, con guerra de salvación anti inventadas armas de destrucción masiva incluida 😛 ). Pero eso no le quita la razón. No hay que estar de acuerdo con él en todo, por su puesto (yo de hecho no lo estoy). Pero me gustas sus razonamientos, y su apasionada forma de plantearlos. Convencido de lo que dice.

Creo que vale la pena escucharlo. Pensar en lo que dice. Y razonar en cuántas cosas nos podría haber ido mejor si nos hubiera gobernado alguien como Anguita en vez de los populistas sometedores de conciencias. Y no solo a nivel estatal, sino a todos los niveles. ¿Por qué nos tenemos que resignar que los gobernantes municipales sean mediocres y de inteligencia limitada?

Advertencia: efectos secundarios.

Advierto: es un ejercicio de alto nivel intelectual. No hacen falta estudios superiores para entenderlo, ni mucho menos. Pero ojito, cultiva el pensamiento culto y estimula la toma de conciencia sobre nuestra función en la sociedad. Ya ven, les propongo ver un vídeo largo que encima puede tener efectos secundarios. Pero es recomendable de verdad escucharlo. Quítenle si quieren la parte de exaltación de las izquierdas o la de crítica a los nacionalismos y las banderas. Y reflexionen un momento sobre todo lo demás.

Habla de Galileo Galilei. De Aristóteles. De Cristo. De Sócrates…

Habla de principios, valores, conciencia, libertad. Solidaridad. Paz. Democracia. Derechos Humanos. Economía. Medio Ambiente. De una tasca.

Habla de revolución. De insumisión. Incita a la rebeldía. Y es la hostia, de verdad, jajaja. Vamos, por no venderlo que no sea que no se decidan a escucharlo.

Ufff, yo es que hay trozos con los que yo hasta salto de sillón de la euforia idealista. Aplaudo y todo, jaajaja. Una de los momentos del vídeo que me suelen provocar ese estado es cuando grita “NO ME DA GANA!.

“NO ME DA LA GANA (…). Porque no quiero”

Y el otro camino es la rebeldía. Pero la rebeldía no es un gesto altisonante. No es un grito, No es un insulto. No es una pedrada. No es una mala contestación. Es algo mucho más profundo. La rebeldía es un grito de la inteligencia y de la voluntad que dice, y lo voy a decir en roman paladín: ¡No me da la gana decir que sí a esta actual situación.

-Por qué?

Porque No Quiero.

Y me niego a decirle que sí Porque entiendo que puede haber otra situación y por tanto yo no asumo esta podedumbre. Y no participio de ella y lucho contra ella.

Y esta actitud es intelectual. Y cuando digo intelectual no quiero hablar de universitario, -sino- de la mente de cualquier ser humano. Es un posicionamiento que nace de la mente y del corazón. Del fuego de querer cambiar. Ésta es la rebeldía fundamental. Lo otro son voces. Son chillidos. Son insultos. ¡Son graznidos! Dale caña al circo romano.

No no no. La rebeldía no es más ni más ni menos que el posicionamiento con otros valores y la decisión de hacerle frente“.

En serio, me parece un discurso sublime. Delirante total.

Dedicatoria especial.

Se lo dedico especialmente a Al Punto, por si le ayuda un poquitín a salir de la apatía, a reaccionar. A rebelarse, aunque sea ‘solo’ de espíritu (está claro que no siempre le pilla a uno el ánimo como para meterse a revolucionari@, jeje). Igual no vale de nada, y no logramos arreglar nada. Pero coño, por lo menos intentarlo. Buscar la forma de contribuir como sea, pero no ser “un zombi” como los que cita Anguita en dicha ponencia de fin del siglo XX. Ya me dirás si funciona alguito pibe 😉 .

Pero se lo recomiendo a tod@s. Haristas, bertistas-felillistas-barristas- y, fuera del baturrillo político, a la gente normal (jajajja, y distingo adrede entre políticos-haristas-indignados-especímenes similares y gente normal, que aquí los primeros bandos tenemos rarezas de sobra. Solo que un@s somos conscientes de ellas, y otr@s son casi víctimas. Y no me refiero a todos los bertistas, ni excluyo a todos los haristas de este exceso de irracionalidad, de frivolidad, de fanatismo, … y demás desviaciones que percibo). Poner los límites no siempre es fácil. Pero tener claro que hay límites es imprescindible para la coexistencia pacífica y la convivencia feliz entre los seres humanos.

Aclaración pendiente sobre harismo y antibertismo.

Y hablando de harismo, bertismo, antibertismo, antiharismo y demás. A ver si más pronto que tarde aclaro algunos conceptos ideas y motivaciones que algunos tienen bastante confusas en lo que a mí respecta. Que no es que me importe demasiado, sobre todo en lo relativo a quienes no gozan de mi respeto ni aprecio -pero no como nada personal contra cada uno, sino como repulsa a su forma de entender la política como un juego de triunfos y poder por el poder en sí-. Sino que resta tiempo contarlo mil veces 😉 . En fin, es largo. Mejor para otra.

Eso sí, vuelvo a insistir con el vídeo, jajajjaaj. Porque si lo escuchan (ya pondré otros de tono similar), entenderán mejor cuál es mi actitud ciudadana. No es algo tan insólito… Somos muchos más como yo regados por el mundo. Una minoría si quieren, pero una Minoría Absoluta, con derechos específicos como minoría para hacernos oír en la gestión de nuestros intereses.

Uy uy uy, y saludos Al Punto. Que no te había respondido ni a tu saludo de ayer (es que ando un poco desbordada de interacción social 😛 ). Te echaba de menos compi 2.0 😉 .