Y que la gente tenga que conocer su Plan General a través de un blog… Qué fuerte

Jajajajaj, xd, nunca pensé que iba a sacar a exposición pública un PGO. Y menos aún que los aroner@s y demás interesados y afectados por ese Plan ¡tendrían que enterarse de su contenido por un blog 😮 . Asombroso.

Vergonzoso, como ha apuntado algún seguidor del blog. ¿Ésta es la transparencia de la que tanto alardean los bertistas de CC?, reseñaba algún otro participante en este medio.

Pues sí que vamos apañados… Entre otras cosas, porque hay qué ver lo rentable que nos está saliendo toooodo el dinero público que estamos invirtiendo (o más bien invierten presuntamente en nombre nuestro) en medios ‘informativos’, de publicidad y propaganda en el consistorio aronero, el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias… (y no hablo sólo de medios personales, que suman una buena parranda, sino de una carísima página web, de una cuenta consistorial de Facebook, de un servicio de mensajería por móvil, de un servicio de buzoneo, …).

Pero no, eso no sería ‘autentical made in Arona’. Después de volver a aprobar a bombo y platillo el PGO de Arona en plena campaña electoral tras años de absoluto hermetismo en torno al mismo, tras cientos de falsas promesas y engaños por parte de todos los gestores públicos responsables del documento, y después de 15 años de tramitación, tocaba algo más rocambolesco, más surrealista… como lo de que este documento del que penden el presente y el futuro de los aroner@s y de un montón de gente y de empresas de todos lados, tuviera que trascender a la opinión pública a través de un blog personal.

Y el alcalde diciendo que ha “triunfado el bien sobre el mal”

Total, qué desesperada la peña por conocer el PGO y qué agonías yo posteándolo antes de que sea publicado en boletín oficial. Si solo hace más de un mes que Berto, Sosa y Berriel (los garifantes que supuestamente más mandan en este Plan) nos juraron y a perjuraron que el Plan General ya estaba de verdad definitivamente aprobado, que solo estaban suspendidos (o sea, exlcuidos) cuatro o cinco asentamientos rurales de nada y dos recalificacioncillas de suelo, y que “en pocas semanas” y probablemente “antes de elecciones”, ese documento sería publicado en boletín oficial y lograría entrar en vigor al fin. “Ha triunfado el bien sobre el mal”, llegó a decir el alcalde en relación a esa aprobación requetedefinitiva del 27 de abril (para quienes no estén al tanto, eso lo dijo todo un presunto señor alcalde ¡en público y sin ponerse colorado ni verde ni nada!, jajajja, un fiera el tío).

Luego resultó que, como ya estamos acostumbrados a temer algunos en lo relativo a ese plan repleto de pelotazos y chanchullos (recogidos incluso en investigaciones judiciales como la del Caso Arona u Operación Edén), el verdadero acuerdo de aprobación de ese PGO en la Cotmac, no era ni tan definitivo ni tan extenso como nos contaron Sosa, Berto y Berriel (jeje, ese acta también la filtré yo a la opinión pública, al final me voy a poner chulita y to’ 😉 ). Nada del otro mundo tampoco, sólo que la aprobación está condicionada a ciertas cosillas que los responsables políticos y técnicos (bueno y también emperesariales) llevaban cinco añitos sin saber cómo solucionar. Ah, y que en vez de cuatro eran 22 los asentamientos rurales y zonas del municipio no incluidas en la aprobación definitivísima del Plan aronero.

¿Que  el Planiba a entrar en vigor de forma inminente? Jajaajaj

Y poco después, al postear el informe del Cabildo relativo al Plan (que también permanecía en secreto), trascendió que hay grandes divergencias entre lo dicho por esa administración y lo acordado por la Cotmac. Con lo que, tal y como se veía venir -al menos los Haris-, empezaron a saltar divergencias vecinales y empresariales hacia el Plan aprobado, y un montón de advertencias y amenazas creíbles de impugnación (Felipe Campos los promotores del defenestrado centro deportivo de alto rendimiento de Águilas del Teide, entre los más que han sonado).

En definitiva, que el PGO que hace un mes nos decían que iba a entrar en vigor de forma inminente, sigue en el mismo limbo y secretismo del último lustro, alejado de la mirada de los ciudadanos normales y/o comunes (pues los poderosos, segurísimo que sí conocen bien el documento…).

Reventón legal en la UE con la participación ciudadana.

Toda una lección de transparencia en la gestión de los intereses públicos. También una gran enseñanza sobre sinceridad-responsabilidad política. Y la asignatura con más créditos: toda una lección de cumplimiento de la normativa europea de Participación Ciudadana. Ésa que establece, aparte del derecho ciudadano de acceso a la información y documentación que le atañen, la participación activa de los ciudadanos en todo el proceso de tramitación y aprobación de normas y planes que tengan repercusiones urbanísticas y medioambientales. Es la ventaja de tener como alcalde a un político que empezó como concejal de Participación Ciudadana. Si es que…

Felillo, fulminado políticamente (¿o fulmigado?)

Megaconfirmado: El que fuera el gran jefe del PP en el Sur, Felillo Sierra, no va en ninguna plancha del partido. No va ni de de adorno en la cola de su antaño feudo pepero aronero. Y ha sido desterrado de la lista insular del PP.

Y no será porque no haya tenido oportunidad de lucir sus habilidades políticas y su capacidad de gestión durante este mandato, ya que ha sido (y es) presunto concejal de la oposición en el Ayuntamiento de Arona y, además, ha formado parte del gobierno del Cabildo de Tenerife (mientras duró el pacto CC-PP).

Quizás uno de los principales motivos de su fulminación política ha sido, precisamente, que se ha lucido en exceso. Y no precisamente en gestión…

Su papel en el Ayuntamiento de Arona ha sido surrealista. Porque solo se ha destacado por su vistosa ausencia: no ha pasado por las salas de plenos y de comisiones ni siquiera para ver si seguían existiendo. Se ha limitado simplemente a guardarse su acta de concejal en el bolsillo y a asegurarse de que su sillón consistorial permaneciera vacío durante todo el mandato y, como colofón de tan compleja y abnegada dedicación política.

Pero no vayan a creer que se ha tocado los cataplines opositores.  Oposición sí ha hecho, y mucha. Pero no al grupo de gobierno al que supuestamente debía fiscalizar. Sino a Águeda Fumero, número uno de la lista aronera del PP hasta hace unos meses. Aunque para qué aclaro esto… lo más difícil es dar con alguien que no haya oído a Felillo despotricar contra su compañera de partido (y antaño mano derecha). Como ven, una abnegada y entusiasta dedicación a la lucha por el interés general de los administrados aroneros. Sí señor!

Es más, tan importante debía ser para los aroneros acabar con Águeda, que hasta se ha aliado con Berto para sumar esfuerzos contra ella. Bueno, también han sumado esfuerzos lengüínes contra el magistrado que instruye el Caso Arona (playero, como Felillo). La historia le reconocerá su gran labor municipal, sin duda, jajajajajajaj.

Sin embargo, lo mejor lo mejor lo súper mejor del uso que ha dado al acta de concejal que obtuvo con la confianza de sus votantes, es la leyenda que ha florecido para justificar su empecinamiento en no ceder ese acta a otro compañer@ de partido que, al menos, se hubiera encargado de calentar la silla que él prefirió dejar vacía durante cuatro años. Dice esa leyenda que tal celo por guardar en un cajón su acta de concejal responde a un pacto secreto con Berto y con su CoCa, según el cual Felillo debía permanecer en la retaguardia sin ceder su acta consistorial para poder ejercer de flotador salvavidas del gobierno coalicionero. Sostiene la leyenda que el compromiso fue que si fallaba algún concejal de CC  (por ejemplo por enfermedad) y que si el gobierno bertista se hubiera visto apurado para sacar adelante algún tema importante  (ya que CC gobierna con una mayoría absoluta muy justita), ahí hubiera entrado Felillo con su acta guardada para ayudar al gobierno a sacar adelante sus asuntos y sus cosas.

Eso sin contar la teoría que él ha defendido para explicar por qué es el político más imputado del Caso Arona (no en número de cargos, que en eso le gana Berto, sino en gravedad). Jajajaj, aunque esa historia mejor la dejo para mañana, porque es buenísima (aunque también la sabe ya mucha gente) y porque tengo otras cosillas que postearles hoy. Y es que lo de Felillo y el Caso Arona es de pulitzer…

PD: En lo del más imputado, debo corregir, porque le gana Cheché.

—->Les aviso de que hoy toca empacho de PP, uff, aunque solo sea por dejar descansar a Berto, que agüita la que le viene con la última entrega de Crazy Horse.

(Post en versión Beta–> Pendiente de mejoras de edición)

La prestidigitadora Águeda Fumero vuelve a desaparecer de la política

La anterior candidata del PP, Águeda Fumero, ha cambiado la política por la magia a lo Tamaríz. Ya saben, “nada por aquí, nada por allí, tachín tachín…!” y “ahora estoy, ahora ya no”.

De momento se ha metido en su chistera y ha vuelto a desaparecer de la plancha pepera del Cabildo tienerfeño. Hace unas semanas se había volatilizado de la política canaria (municipal, insular, autonómica y hasta estatal, que son los palos de baraja que tocó este mandato). Luego reapareció en la cola de la plancha aronera y parecía que iba a ocupar un puesto de salida en la lista popular al Cabildo. Y ahora se ha esfumado de nuevo de la plancha insular.

Me aseguran que esta vez su “tachín tachííííííín” ha sido definitivo (en las listas de 2011). Jajajaj, pero con tanta prestidigitación, ¡a ver quién se fía ahora de esa desaparición de los puestos políticos visibles y con opciones de remuneración! Con la misma vuelve a reaparecer y todo…

¡Ayssssss, qué fallo! ¡Se me olvidó preguntar por Felillo! En la plancha aronera no va seguro, pero se me pasó tantear si también se lo traga la chistera insular… Hoy mismo me pongo a enmendar mi despiste.

Y para compensar, cuando lo averigüe les contaré la curiosa reunión que mantuvo ayer el candidato del PP aronero (el platanito verde) con otra formación política del municipio.