Trabajo y Ayuntamiento intentan remediar el ahogo salarial de los socorristas

Trazan un plan para desbloquear al menos parte de los siete salarios atrasados de los 18 socorristas afectados por el caos que han liado los políticos y técnicos de Arona con ese servicio.

Del inmenso escándalo desatado en la gestión de este servicio, a que no adivinan qué fue lo único que criticó abiertamente el inspector asignado al caso ( 😆 )

Dos o tres semanas para que los 18 socorristas y vigilantes de las playas de Arona empiecen a cobrar alguito por primera vez en siete meses. ¿Cómo? El Ayuntamiento abonará lo que debe a la arruinada concesionaria inicial del servicio (Sport & Salvament) desde hace meses, cuando saltó que las cuentas de la empresa estaban embargadas y los gestores aroneros se dieron cuenta de que aunque pagara a la empresa puntualmente, los sueldos de los trabajadores no estaban garantizados.

Resumiento mucho lo que me han contado y lo que he entendido de semejante pifostio, el plan de Trabajo y del Ayuntamiento es intentar que una vez ejecutados esos pagos consistoriales (no tomé nota de la cuantía 😦 ) los trabajadores tengan cobro preferente frente a otros acreedores de la empresa (entre ellos, la Seguridad Social). Una especie de parche mientras el Ayuntamiento de Arona intenta lograr que la tercera empresa con opciones de gestionar el servicio asuma el marrón (porque hasta que el pifostio no se solucione, tendría que asumir a los trabajadores y las deudas que arrastra el servicio).

Como cuentan espías haris infiltrados, ese fue más o menos el mensaje ‘optimista’ con el que concluyó la reunión que mantuvieron el lunes sus representantes sindicales, la directora general de Trabajo, el inspector de trabajo asignado al caso, al parecer un técnico de Función Pública, un responsable de Huelgas y Conflictos y, en el bando consistorial, una gigantesca parranda de políticos y técnicos del Ayuntamiento de Arona.

Parranda político técnico aronera ameniza las mañanitas de Inspección de Trabajo:

Como no podía ser menos, Aronalandia dando la nota. Su alcalde, Pacho Nicho, asistió a la reunión de florero. El concejal de Playas y Medio Ambiente, Antonio Sosa, responsable directo del embolado de Socorrismo, en su tónica de ‘hablemos solo de posibles de soluciones y dejemos las culpas’. María Mala Leche Padrón, concejal de Hacienda, seria y compungida. Y oigan, por lo que cuentan de estos últimos, preocupadísimos ellos por los reparos de legalidad y cautelas patrimoniales que deben guardar como buenos gestores a la hora de buscar soluciones al problema de los socorristas 😆 .

Y además, complementando la parranda, técnicos de casi todos los departamentos municipales. Les faltó Urbanismo, Policía, Servicios Sociales y poco más para completar el despliegue. Por algún incógnito motivo el plan de la Pantera Sosa para salir airoso de su comparecencia ante Inspección de Trabajo se basaba en la consigna ‘hay que abultar mucho mucho, aunque se note que es solo por abultar’. Así pasó: como de costumbre, el Ayuntamiento de Arona deja el sello del ridículo allá por donde pasa: ¡gran parte del escuadrón técnico empezó a confesar en cadena que habían asistido a la reunión siguiendo instrucciones políticas, pero que en realidad no sabían qué pintaban ahí (por no tener competencias, no ssaber de qué va el problema o cómo solucionarlo). Para ver la cara de susto del trío político 😆

Nos sopla el servicio de información hari que llegó un punto en el que el inspector de trabajo espetó asombrado un “pues si ustedes no saben por qué han venido, como para saberlo yo” 😆 . Pero más flipado que de mal rollito. Pues el papel de este organismo ha resultado ser el de mediador, sembrador de concordia entre las partes y buscador de alternativas para el desbloqueo del embolado desencadenado, recuerden, porque el Ayuntamiento de Arona se ha saltado plazos y gestiones en la gestión de la concesión del servicio.

Una Inspección de Trabajo y Seguridad Social al gusto de Antonio Sosa y CC.

Con lo que de aquello de que una socorrista había logrado que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por fin tomaba cartas en el asunto de los impagos a los socorristas y de que iba a pedir cuentas a los responsables del Ayuntamiento cirsense de Aronalandia, naaaada de nada. Casi que al contrario. El inspector se sacudió las pulgas de las irregularidades, irresponsabilidades y escándalos, así como las de las culpas y responsabilidades del conflicto, insistiendo en que su papel es el de mediar para solucionar el conflicto lo antes posible. Tan zen abordó el encuentro, que hasta enfatizó la buena predisposición del Ayuntamiento para conseguir que los 18 socorristas que tiene trabajando sin sueldo y en condiciones de absoluta precariedad laboral ¡desde agosto de 2012! por fin puedan empezar a cobrar sus nóminas atrasadas.

Atención que viene una buena: cuentan los espías haris infiltrados en la reunión que estupefacta con esas loas, la socorrista heroína que ha logrado que la dramática situación de desamparo que están sufriendo ella y sus compañeros tome relevancia estatal e internacional zampándole una señora huelga de hambre en toda la jeta a los sin-vergüenza responsables políticos y técnicos del Ayuntamiento de Arona, soltó indignada “¿pero usted se ha leído el expediente” municipal del servicio y todas las barbaridades que contiene?

¿Qué fue lo único que criticó el inspector de trabajo en esa reunión? Atención:

El señor inspector, siguiendo con el relato hari, le respondió muy serio que sí, que le habían pasado una copia a primera hora de la mañana y que, efectivamente, es un escándalo (su contenido, se supone). Pero acto y seguido, y aquí viene lo mejor, ¡¡¡criticó que ese tipo de expedientes se difundieran así por la web!!! Quééééééééé fuerteeeeeeee, jajajajaja. Con todo lo que está pasando con el servicio de Socorrismo, incluyendo desde las gravísimas acusaciones que se han intercambiado por escrito técnicos y políticos municipales hasta los 18 trabajadores de un servicio público importantísimo para Arona lleven siete meses sin cobrar, que no les estén pagando la cotización a la Seguridad Social, que personas con discapacidad de puntos como País Vasco e Inglaterra se hayan involucrado en la protesta y estén dando dimensión internacional al escándalo… de tooooodo eso, ¡a la única que criticó el inspector en cuestión fue a BlancaHari! 😆 .

Si es que soy la bomba 😉 . Hago saltar a cualquier político, empresario o funcionario estrecho de transparencia al que alcanza mi pluma, ¡inspectores de trabajo incluidos 😯 ! jajajajajaja.

Menos mal que siempre hay una rebelde con las cosas claras:

La socorrista que había desencadenado el mini debate sobre el expediente y sobre su alarmante contenido, a punto de sufrir un síncope de estupefacción, preguntó “¿pero no es un documento público?” (jeje, avispada la nueva revolucionaria esta que ha sacado a la luz el cambalache del servicio de socorrismo). El inspector anti transparencia reconoció con la boca chica que sí, pero que en fin, que así todo…

¿Así todo? ¡¡¿Pero no quedamos en que son públicos?!! Entonces, ¿¡¡dónde reside el problema de darles difusión!!?

Vaya. Nos ha tocado dar con uno de esos miembros del sistema que tienen sueldo público fijo y que abogan por que los trapos sucios de las malolientes catacumbas de la administración pública sigan lavándose secretamente entre técnicos y políticos. De esos que los afectados por las graves consecuencias de su desastrosa gestión ni la ciudadanía en general pueda enterarse de qué va en realidad el sarao ni dónde reside el origen de los males que les toca padecer. Así va España…

Jeje, ¿de repente no les pica la curiosidad por echarle el ojo a los expedientes de Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social? Jajajaja, no es por venganza. En serio. Sino que la anécdota ha logrado que me pique la curiosidad.

Así que nada, el resumen final es que Sosa y sus técnicos salieron satisfechos y casi privaditos de la reunión. Dieron con un inspector de trabajo de esos que les mola, de los que no les suelta reproches ni advertencias de posibles irresponsabilidades ni nada molesto. Y que encima me critica a mí. Joer, ni buscado al gusto del bertismo y de CC (y no estoy diciendo que así sea, sino que ni adrede).

Salvo por un detalle: Los agentes haris destacan tronchados de risa que la socorrista rebelde remató su operación de asalto pro dignidad presentando formalmente un escrito demoledor que enumera la absoluta precariedad y graves deficiencias con las que se está prestando el servicio de vigilancia y socorrismo en las playas de Arona y que advierte de los evidentes riesgos que están corriendo tanto ellos como tooodos los usuarios de las playas. A ver si me hago con el documento 😉 (al ‘pobre’ inspector le va a acabar dando algo con la sobredosis de transparencia, jajaja).

El Ayuntamiento dice que no puede asumir la prestación del servicio.

Que el consistorio se hubiera hecho cargo del servicio y hubiera asumido a los trabajadores mientras tramitaba una nueva concesión parece a simple vista la solución más rápida del problema desde el principio. Pero según Sosa y sus técnicos, eso es imposible por cuestiones legales. He creído entender que hasta citaron en la reunión que tal posibilidad es incompatible con la normativa del Gobierno Central para dificultar la contratación de nuevo personal en las administraciones públicas. Igual es cierto (como con esa peña siempre hay que dudar). Pero no sé, los sones de violines que me vienen a la memoria me hacen dudar bastante de que dicha limitación de contratación sea taaan estricta. Ya me explicaré…

Ups, que se me olvidaba una información de última hora. Hay quienes dicen que la empresa que según Sosa y su CC estaba a punto de asumir la gestión del servicio ¡presentó ayer su renuncia! No lo tengo confirmado. Pero como la teoría del gafe sosabertista no suele fallar…

Tengo un montón de cosillas más pendientes de contar  en el blog sobre el SOS de los socorristas. Sniff, pero como esa administración cirsense no deja la fase Aronalipsis Now ni por despiste, lo que cuesta ponerse al día…

Anuncios

Los socorristas ahogan a críticas al concejal de Playas y a CC

Llevan ¡¡seis meses sin cobrar su salario!!

Para sobrevivir están pidiendo en la playa cual mendigos.

El pleno de ayer fue de los más desmadrados de la historia aronera, que ya es decir.

Los trabajadores del servicio municipal de Socorrismo la liaron ayer durante la sesión plenaria celebrada en el Ayuntamiento de Arona, y con razón: No cobran desde agosto porque la empresa concesionaria naufragó de deudas, porque la empresa que debía sucederla (la segunda clasificada en el concurso público) renunció alegando que el servicio no es viable por las deudas que tendrían que asumir del adjudicatario inicial y porque la tercera se está haciendo de rogar.

Ese es el resumen oficialista. El del comando hari es que el concejal de Playas, Antonio Sosa (alias la Pantera Sosa), es la versión cafre del Rey Midas: todo lo que toca acaba saltando por los aires: Limpieza, Jardines, Agua, Playas, … y Plan General. Tanto es así, que se ha ganado el mote de “el arruinador de servicios públicos”. Y la última de sus pifias, la del citado servicio de socorrismo que se presta en las playas de Las Vistas, Los Cristianos y El Camisón, logró ayer que tanto él como sus ‘compañeros’ de gobierno de de CC terminaran el pleno sofocados y con la bandera roja clavada en toda su jeta.

“Nosotros sin cobrar desde hace seis meses, y ustedes cobrando la paga extra de Navidad que habían prometido donar” a los pobres, fue una de las ruborizantes consignas que corearon desde la bancada del público contra la desvergüenza del grupo municipal de CC. Pero hubo más, muuuchas más, especialmente cuando tocó abordar su problema a iniciativa de la oposición de PSOE y PP.

Narran los espías haris que más que un pleno, aquello fue una marimorena y que ediles de CC como Marta Melo ejercieron de verduleros más que de representantes de la institución: los socorristas gritaban por un lado, José Julián Mena por otro intentando hacerse oír, ediles del gobierno desde su lado y, para rematar el show, el alcalde doctor Niño gritaba también intentando poner orden ¡en su gallinero de CC!

“Que te calles Marta”.

En realidad, el pobre alcalde de Arona se la pasó intentando poner orden en todos los bandos: público (al que advirtió de desalojo en más de una ocasión), oposición y gobierno. El momento estrella fue cuando gritó “¡Marta cállate!” y “¡Que te calles Marta!”, pues veía que aquello se salía de madre por la subida de cabreo que estaba provocando la edila entre los de por sí ya calentitos socorristas.

¡Pues no va y acusa al socialista Mena de estar utilizando a los socorristas para sacar rédito político! 😮 . Que seguramente sí, pero es lícito hacerlo… ¿Qué puede hacer el gobierno municipal para que eso no ocurra? Hacer las cosas bien. Fácil ¿eh? Pues no, para CC no lo es. Así que concentran sus esfuerzos en que la oposición no les critique ni denuncie cuando hacen las cosas mal y cuando el personal de los servicios municipal y los bañistas de las playas de Arona están en absoluta precariedad. Como replicaron los socorristas ante su falta de tacto: “claro claro, nosotros llevamos seis meses sin cobrar para que el PSOE saque rédito político”, no te jode.

Cuentan que después del pleno varios de CC embistieron contra el alcalde Niño por haber mandado callar a la de las verduras y que entre los reproches que le hicieron sonó más de un “¡es que no te enteras!”. Jeje, como de costumbre, discrepo con el desgobierno de CC: diría que por fin Niño empieza a enterarse de qué va el sarao y en qué lado se sientan ‘los malos’ 😉 .

Para rematar, el gobierno de CC rechazó la petición de comparecencia que Mena había hecho al concejal de Playas alegando, como dijo el estrangulador de la Junta de Portavoces, Miguel Ángel Méndez (CC), que el socialista no dio cuenta de esa petición de comparecencia en la junta de la semana pasada 😮 y que, por tanto, se la negaban. Fueron precisamente él y su compañero Carmelo García quienes dejaron claro que el ranking de transparencia web que les otorga el despacho de abogados Garrigues Walker (cliente del Ayuntamiento de Arona desde que auditan a este Ayuntamiento, ejem) es un camelo. Ambos concejales lograron que el pleno brillara no solo por la chabacanería verdulera, sino también por el oscurantismo y absoluta falta de respeto a la labor de fiscalización de la oposición. Dejaron de responder una de las tres preguntas de PP y PSOE argumentando que llevaban subpreguntas y que eso no está permitido (tres preguntas sí, porque este gobierno solo deja hacer tres preguntas por pleno ordinario a cada grupo de la oposición).

Sobre el tono de crispación y alarma de esta sesión, la Policía Local tuvo que hacer acto de presencia en la sala por el calentón y puntito iracuando de la bancada del público, aunque esta vez el alcalde tuvo mano izquierda suficiente para no ordenar desalojos (algo va aprendiendo el hombre 😉 ).

La Pantera Sosa llegó a pasar tal miedo, que al término de la sesión siguió sentado en su silla un buen rato (la tomó de refugio), como esperando que los iracundos socorristas salieran de la sala. Cuando cogió alguito de valor para salir de allí, lo hizo por la puerta ‘de atrás’ de la sala de comisiones mientras sus mal gestionado personal de salvamento le gritaba “¡cobarde, da la cara cobarde!”.

Los haris que me narraron el pleno reconocen que se lo pasaron pipa, y que es una de las sesiones más animadas que han vivido 😉 .

El veterano Manuel Barrios (que con toda la tontería lleva más de dos décadas danzando entre la oposición y el gobierno) salió de la sala espantado, diciendo que en todos los años que lleva de concejal jamás de los jamases había visto un pleno tan bochornoso (y parece claro que el calificativo no iba dirigido ni al público ni a la oposición…). Por ciertoooo, ayer, como novedad estelar, su grupo, el CAN-CCN ¡no votó a favor de todo lo que planteaba CC! Tampoco en contra, pero bueno, ya es suficientemente novedoso que se abstuviera en algún punto, algo que no veíamos hace muchos meses (desde que están convencidos de que entran en el gobierno). Esa abstención fue para los reconocimientos de pagos con reparo de legalidad (gastos que el gobierno hace al etilo compadre y contra los que Intervención de Fondos formula advertencia de ilegalidad). Se ve que se les está aguando su plan de entrar al gobierno… aunque partiendo de que su apuesta es la de Sosa alcalde… 😆 .

Y volviendo a Sosa, ayer tuvo el primer aviso oficial de la denuncia que le está preparando José Antonio Reverón, el ‘Mochila Hari’ de Ciudadanos por Arona (lo sé porque me infiltré el otro día en la reunión que tuvo con dos abogados haris). Su batería de preguntas empezó con un “¿me podría decir quién es el concejal responsable de Playas, Limpieza, Agua…”.

Sosa, que ya no sabía dónde meterse para escapar de los socorristas que lo tenían ahogado a críticas le respondió flipado: ¿me estás vacilando? Y no, qué va. Como le aclaró José Antonio, es que necesita esa y otras respuestas en documento oficial… Las otras apuntaban a los técnicos que certifican los pagos y fiscalizan los servicios que desgestiona Antonio Sosa. La mayoría de las cuales quedaron sin responder. A no ser que sirvan como respuesta los “hmmmm”, “estoooooo…”, “depende…”, “unas veces unos y otras otros…” y según el caso todos un poco (la interventora se mosqueó y le plantó la mosca a lo bajini con un “¡yo no!”, en plan “ojito con meternos a todos en el mismo saco”). Le faltó rematar con un “¿te ha quedado todo claro José Antonio?”. Jeje, y en realidad, sí. Sus evasivas dejaron bien clarito que sus áreas son un polvorín político y técnico que brilla por el escándalo.

Para rematar el espectáculo, el pleno de ayer fue ordinario, aunque no se celebró el día que debía (el jueves) porque el alcalde y la concejal de Turismo se van a Fitur. Ya ven… los socorristas pidiendo pasta cual mendigos en la playa para poder vivir, y ellos amagando con traer más turistas para contemplar ese impresionante espectáculo. Y hay más, en principio este pleno había sido convocado a las 12.00 horas de ayer pero, de repente, fue adelantado a las 9.00 de la mañana. Según las malas lenguas, lo hicieron al enterarse de que los socorristas iban a asistir con ánimo de liarla, para dificultar la asistencia de periodistas (y al parecer lo lograron: ni prensa escrita ni radio).

Dentro de poco ni la bandera azul tapará la horrorosa imagen que los turistas se están llevando del servicio de playas de Arona, pues sin socorristas ya me dirán ustedes qué certificación de calidad ni qué leches. Raquel García (PP) preguntó si la situación del servicio de salvamento y socorrismo no hará peligrar dicha bandera, y aunque con evasivas y frases entrecortadas, Sosa le reconoció que la cosa pinta mal.

Bandera pirata para las playas de Arona.

Ups, y porque en esa certificación no miden la legalidad de las hamacas y de atracciones como la Banana acuática, que si no lo que nos cuelgan AENOR y la UE en las playas de Arona sería la bandera pirata como aviso de peligrosidad. Tómenlo a cachondeo si quieren, pero el servicio municipal de salvamento y socorrismo está mendigando (literalmente), los servicios municipales de hamacas de Las Vistas y Troya están fuera de ley (los contratos caducaron desde antes del verano), hay servicios de playas que no pagan canon al Ayuntamiento por obra y gracia de Sosa (como el kiosco de la playa de Las Burras, en Las Galletas, y alguno más…).  Vaya, y todo eso depende de Sosa… y ya no está Berto para llevarse las tortas por él.

Del interior del pleno de ayer no tengo imágenes 😦 . Pero un nuevo agente secreto ha tenido el detalle de pasarle estas fotos a una de nuestras espías haris, y dan para hacerse una idea de cómo están los ánimos de los socorristas. Graciasss al amable fotógrafo (sobre todo teniendo en cuenta de que su grupo se caracteriza por su antipatía al harismo).

Protesta socorristas Arona, 5

.

Protesta socorristas Arona 4

.

Protesa socorristas Arona

.

Protesta socorristas Arona, 2

.

Protesta socorristas Arona, 3

.