La liquidación del presupuesto de 2010 confirma la debacle económica y de gestión del Ayuntamiento

El gobierno aronero ejecutó en 2010 una de cada 4 obras que había prometido y presupuestado

En 2010 el Ayuntamiento de Arona que dirige Berto González Reverón ejecutó un 25’48% de las obras e inversiones anunciadas, recaudó un 11% menos que el año anterior y los ingresos corrientes descendieron un 6,4%. Eso sí, hay dos cosas que subieron: El gasto se incrementó en un 3,5% y la morosidad del Ayuntamiento se elevó varios millones más durante el año pasado hasta alcanzar los 11.258.000 euros (facturas pendientes de pago).

O sea, el gobierno bertista ejecutó apenas una de cada cuatro obras y actuaciones que había prometido a bombo y platillo para 2010, recaudó menos tasas e impuestos, recibió menos ingresos y dejó un montón de facturas sin pagar. Pero, a pesar de todo ello, gastó más que en ejercicios anteriores!!! Y eso que al cierre de 2009 el gobierno municipal de CC se comprometió a tomar medidas para reconducir el preocupante desajuste creado por el bajón de ingresos y el aumento de gastos.

Evolución del porcentaje de ejecución del capítulo presupuestario de inversiones diseñado por CC:

        • 2007–> 32% de las inversiones previstas
        • 2008–> 23,7 %
        • 2009–> 32’3 %
        • 2010–> 25’48 %

Además, gastó varios millones de euros con reparo de legalidad por parte de la Intervención de Fondos (en cuanto tenga el dato exacto, lo posteo). Y para terminar de alarmar, la ‘caja fuerte’ consistorial acabó el ejercicio con menos perras que nunca (lo que técnicamente se denomina remanente de tesorería y que en lenguaje de calle significa dinero ‘sobrante’ o ‘ahorrillos’ cutres a costa de cosas proyectadas que se dejaron de hacer, no da ni para pipas municipales).

*El remanente de tesorería o dinero sobrante del ejercicio anterior, se considera un dato negativo (si es elevado) porque denota que se dejaron de ejecutar inversiones supuestamente importantes y prioritarias para el municipio. Es decir, que se desperdician recursos económicos disponibles para mejorar la calidad de vida de los administrados. Lo más curioso de lo ocurrido con este indicador económico en 2010 es que bajó el nivel de ejecución del capítulo presupuestario de inversiones y, además, bajó estrepitosamente el dinero sobrante de ese año. (Con suerte CC nos los explica, porque si ejecutó apenas 1 de cada cuatro obras presupuestadas, a ver cómo es que apenas ha quedado dinero sin gastar… Aunque visto su mutismo con los dos millones de euros que ha sido condenado a pagar por un convenio ilegal, con los 11 millones de euros que reclaman por vía judicial tres concesionarios por deudas impagadas y con el apaño económico articulado para que pudieran cobrar los jardineros… y visto el engaño con el número de zonas pobladas que han sido suspendidas en la aprobación definitiva del Plan General… ).

Evolución del Remanente de Tesorería durante este mandato:

        • 2007–> 26,8 millones de euros
        • 2008–> 26,4 millones
        • 2009–> 15,6 millones
        • 2010–> 1,7 millones!!!!

El balance económico que ha hecho la Intervención de Fondos del Ayuntamiento de Arona es tan deplorable y alarmante, que el gobierno local ha mantenido oculto el documento hasta última hora… Va a dar cuenta del mismo el lunes, en el último pleno del mandato -si no ocurre nada extraordinario-, cuando lo suyo hubiera sido hacerlo en febrero-marzo.

Suplicio económico después de las elecciones

Pero esperen, que hay más datos preocupantes: El asalto a las arcas municipales ha sido de tal magnitud, que a estas alturas del año el Ayuntamiento se ha quedado sin liquidez, y para poder afrontar pagos (algunos de ellos imperiosos), el gobierno de CC ha repartido ya y ha empezado a gastar ese remanente (a través de un procedimiento inusual y muy extraño). Lo habitual es que ese dinero sea asignado después de las elecciones. Así que cualquiera que sea el gobierno resultante de la cita electoral del 22M, va a afrontar un inicio de mandato bastaaaaante difícil económicamente.

Para colmo, en los próximos meses habrá que buscar varios millones de euros para pagar al nuevo concesionario de limpieza (CC desvió una porrada de dinero de esa partida hace apenas un mes para poder hacer frente, entre otras cosas, a las cuatro nóminas y media que llevaban sin cobrar los 81 jardineros municipales). También habrá que buscar pasta para pagar la indemnización de dos millones de euros que el Ayuntamiento ha sido condenado a pagar a Zentral Center. Uff, y eso sin contar la deuda millonaria con tres ex concesionarios de servicios… Joer, sólo en este párrafo llevo ya computados más de 15 millones de euros que habrá que sacar de algún lado!!

Hablando con Paco García Santamaría (que sigue siendo el portavoz del grupo municipal socialista aunque el partido lo haya desterrado fundamentalmente por haber puesto la denuncia que ha desembocado en el Caso Arona), y aprovechando su arsenal de balances y datos económicos sobre el Ayuntamiento (una afición suya poco conocida, pero muy valorada, por ejemplo, por los periodistas en general), me he quedado aterrorizada con las fantasmadas económicas de CC.

Balance de subida de tasas e impuestos.

–> En el primer pleno del mandato el gobierno bertista nos estampó casi un 40% de subida en sueldos políticos.

–> La mayoría absoluta de CC también trajo consigo que aumentara más del doble el número de cargos de confianza empleados por el alcalde (creo que este mandato ha habido 26 cargos de confianza y que en el anterior mandato había 11). Y eso sin contar el personal de otras áreas que ha sido asignado a la Alcaldía.

–> Además, el primer año de mandato el gobierno de CC subió la tasa de residuos un 24’5% (de esto ya contaré más cosas, porque el agujero económico de la prórroga del servicio acordada hace cinco años en contra de todos los técnicos, se ha saldado con un agujero económico de 16 millones de euros, y en cuatro años la tasa de basura subió un 64%).

–> La tasa de alcantarillado subió un 5,5%.

–> El IBI subió un 18%.

Conclusión: El gobierno más caro de la historia de Arona (con muuuuuucha diferencia sobre toooooooodos los anteriores), es que el que peor porcentaje de ejecución de inversiones ha demostrado.

((((((En cuanto la liquidación del presupuesto se lleve a pleno y se publique en boletín, será pública, con lo que todos los interesados podrán consultar, por ejemplo, cuánto, en qué y cómo gastó el grupo de gobierno el dinero de los aroneros. Éste es uno de los documentos más importantes e interesantes de las administraciones públicas. El presupuesto que suelen vender con grandes despliegues mediáticos los gobernantes al principio de cada año, es apenas un decálogo de intenciones sobre captación de recursos económicos y sobre cómo se pretende gastar ese dinero. Qué curioso que apenas se difunda la liquidación, cierre contable o ejecución real del citado decálogo político de intenciones presupuestarias, ¿no les parece?)))).

((((Aaaaaaaayyyy, me acabo de acordar de una sorprendente historia digna de novela negra relacionada con los remanentes de tesorería y de cómo gobernantes del municipio han ‘lavado’ dinero desviándolo con sigilo y alevosía a gastos ‘extraños’ o ‘irregulares’. Vaya, logré cortarme de poner ‘ilegales’, ¿se me estará suavizando la pluma?… Por supuesto, esa historia acaba enlazando también con el Caso Arona. ))))

Sólo un escándalo más en el saco de Berto y de su CoCa

Jajajajajaj, alaaaaaa, otro escándalo más del gobierno de CC en plena campaña electoral. Yo hasta ahora creía que es que son cafres y que no dan para más y que por eso les están reventando justo antes de las elecciones todos los fregados que han ido montando en los últimos ocho años. Pero ya empiezo a pensar que ese reventón masivo de escándalos responde a algún tipo de teoría sobre capacidad de asimilación o bloqueo mental de los votantes…

Tambores de ERE en el Ayuntamiento de Arona

Las arcas municipales entran en números rojos

Ays, lo que faltaba… que el Ayuntamiento condenado por okupa y acribillado por imputaciones de corrupción, además, presentara un Expediente de Regulación de Empleo.

Los tambores de ERE o de recortes masivos de plantilla retumban cada vez con más fuerza en el Ayuntamiento y en el municipio. Trabajadores que hasta hace unos años tenían la tranquilidad de saberse con un puesto de trabajo seguro, ahora se muestran temerosos por la posibilidad de irse al paro después de las elecciones del 22 de mayo (y está claro que no me refiero a los cargos de confianza, sino a los funcionarios y laborales).

De momento, los ajustes de plantilla que más comentan esos empleados públicos apuntan hacia el Servicio de Atención Ciudadana (SAC), hacia los patronatos (Cultura, Deportes, Turismo y Servicios Sociales) e, incluso, hacia recursos asistenciales como el de guardería. Aunque las cábalas sobre esos reajustes abarcan en mayor o menor medida a todas las áreas municipales.

Las cuentas no cuadran
Que las cuentas no cuadran, también está claro: Los ingresos consistoriales siguen cayendo en barrena, pero la política de gasto es muy similar a la que había en la época de bonanza económica de años atrás. Y, por si fuera poco, el Ayuntamiento tiene que afrontar indemnizaciones millonarias por pifiadas como la del convenio urbanístico ilegal de Zentral Center (2 millones de euros) o como la del contrato de limpieza y jardines (el anterior concesionario ha reclamado por vía judicial el pago de una deuda de 7 millones y pico de euros).

Pero la cosa no queda ahí, ya que las arcas municipales también están expuestas a pagar las elevadas indemnizaciones correspondientes a otros convenios urbanísticos que también han sido declarados ilegales, las cuantiosas deudas que reclaman el anterior concesionario de mantenimiento (Pepe de la Rosa) y el de electrificación, así como gastos en obras públicas realizadas sin amparo legal. Y eso sin citar las demandas indemnizatorias que se pueden derivar del Plan General de Ordenación ni el descomunal desembolso en defensa jurídica que está afrontando este ayuntamiento.

El actual presupuesto de este Ayuntamiento es casi de 80’5 millones de euros, montante económico que se ha reducido nada más y nada menos que en un 10% desde 2008 (los aroneros cuentan este año con 9 millones de euros menos de los que tenían en 2008).  Sin embargo, han seguido creciendo la plantilla municipal, los gastos en servicios públicos como el de limpieza, los gastos de mantenimiento de los nuevos centros cívicos y culturales, los gastos asistenciales de emergencia social o, entre otros muchos, los gastos inherentes a servicios de los planes parciales.

Sin embargo, los antaño cuantiosos ingresos por licencias urbanísticas se han estrellado contra el suelo (y aunque entrara en vigor el PGO, la actual crisis económica dificulta muy mucho un nuevo despegue urbanístico). También se están despeñando los ingresos por actividades económicas (ya que cada día se van al garete numerosos comercios), los fondos procedentes de la administración estatal… Aunque siempre quedarán los ingresos por multas de tráfico, el IBI (dicen que ha subido alguito…) y la subida de impuestos, que para eso están.

Medidas de ahorro
De momento, las medidas de restricción de gasto que ha tomado el grupo de gobierno aronero de Coalición Canaria ha sido congelar las retribuciones de los empleados municipales, modificar a la baja varios contratos de servicios como el de agua (uff, por cierto, agüita con ese contrato del que apenas se habla…), bajar los sueldos políticos entre un 10 y un 6% (aunque la oposición socialista denunció que esos sueldos se subieron en 2008 en un 36,5%) y reducir las aportaciones municipales a tres patronatos (Cultura, Deportes y Turismo). Además, se ve venir para después de elecciones (jeje) la eliminación de prácticamente todos los pluses de convenio de los trabajadores municipales (seguro médico privado, becas formativas, aportaciones para gafas,…).

Según el CAn, el gobierno bertista gasta 9 millones de euros públicos en los sueldos de sus cargos públicos y asesores (Berto González Reverón dice que si ganara las elecciones reduciría a la mitad sus cargos de confianza; del número de ediles liberados, en cambio, nadie habla).

Da la risa, pero en plan nervioso…

Inversiones en terapia
Y esperen que averigüemos cuánto dinero público está gastando el gobierno aronero en estas elecciones. Porque claro, es imprescindible para Arona bombardear a los medios con costosísimas campañas publicitarias sobre playas, medio ambiente, la guagua de la zona oeste… Yo conozco algunas cantidades, y les aseguro que la van a flipar. Pero nada, que no se alarme nadie: esas campañas se pueden recopilar en CDs (que tampoco cuestan tanto) y entregarlos a los trabajadores que sean despedidos, para que disfruten contemplando las excelencias del municipio.

Y no solo eso, sino que cuando esos trabajadores sean expulsados del reino consistorial, ahí estarán sus contentísimos y divertidísimos mayores para levantarles el ánimo. Si es que algun@s no sabemos valorar la inversión que está haciendo el gobierno bertista en terapias futuras, y osamos hasta criticar que se organicen fiestas faraónicas para la tercera edad (si se organizaran por ejemplo en el nuevo auditorio municipal Infanta Leonor, el valor terapéutico no sería el mismo, claro 😦 ).

Si es que los trabajadores se preocupan por nada y se quejan por vicio…

Los recortes de plantilla en servicios como Limpieza, mejor lo cuento otro día, que con tanto optimismo que me ha entrado tras este magnífico panorama económico, se me podría pasar algún detallito criticable.

((Post publicado en versión Beta: Pendiente de mejoras de edición)).