El alcalde se jugó ayer el cuello en el banquillo de los acusados. ¡Le dio un tic, jajaja!

Berto y Barrios estuvieron ayer 20 minutos en el banquillo de los acusados, así como para ir cogiendo tablas judiciales en el banco de los reos.

En cuanto la jueza suspendió el juicio, como nos cuenta Belén de Vil, salieron pitando de la sala. 

Los dos políticos acusados de prevaricación administrativa por enchufismo estuvieron apenas 20 minutos sentados en el banquillo de la sala de lo penal 1 de Santa Cruz de Tenerife. Lo que tardó la jueza en suspender el juicio contra el alcalde y el ex edil de Urbanismo de Arona (Berto y Barrios) mientras decide si fusiona esa causa a la del mastodóntico Caso Arona (como pedían el fiscal y el abogado de Berto) o si, por el contrario, sigue su curso de forma independiente y se celebra el juicio del Caso Enchufe sin necesidad de esperar a la resolución del citado Caso Arona 1.

Qué paciencia hay que tener, xddddd.

Aunque algo es algo: ya hemos visto a Berto sudar la gota gorda en el banquillo de los acusados. Por los evidentes nervios que lució ayer y, particularmente, por el extra de actividad física que realizó durante sus 20 minutos de banquillo como político procesado. ¿El tic del cuello lo tenía ya o es nuevo? Porque como lo tenga fijo chiquito show. Belén de Vil lo ha definido como un tic brusco y evidente. En concreto, dice que contempló “al familiar y cercano Berto, este buen hombre que tanto se preocupa por quienes le votan, un apaño aquí, otro allá, sentado por primera vez, cual reo, en el banquillo de los acusados, moviendo el cuello de un lado a otro, como queriendo sacudirse un yunque (prometo que la próxima vez llevaré cámara), y eso que ya sabía que el juicio se iba a suspender, porque Pitti -su abogado- ya sabía que el fiscal apoyaba su petición”.

Enlazando con el otro acusado, De Vil indica que “Barrios no levantó la vista del suelo durante los 20 minutos que duró el suplicio, (me refiero a la dureza de las sillas donde se sientan los acusados. Lo sé porque es la misma dureza de las sillas del público. Inaguantable). Quizás por eso, en cuanto la juez dijo que ya decidiría si había juicio o se inhibía, González Reverón y Barrios salieron disparados hacia la puerta”.

Y ya, para leer el resto de detalles del juicio suspendido van a tener que darse un paseo por el blog de nuestra agente infiltrada pinchando aquí, que fue ella la que se pegó el curro. Yo continuaré con el tema. Pero no hoy, que estoy en huelga contra el recorte de derechos laborales que están imponiendo a las víctimas ciudadanas de los desmanes de nuestros gobernantes.

Qué penita de Periodismo.

Por cierto, más que la suspensión del juicio (hecho que a estas alturas del cuento no me sorprende), me ha indignado que nuestra espía infiltrada fuera la única periodista que se infiltró en la vista contra el alcalde aronero y contra su ex socio de gobierno Manuel Barrios. No vaya a ser que los manejadores de perras públicas de CC se ofendan y corten el grifo… Es posible que algunos no asistieron por mera pereza. O porque tenían cosas más importantes que cubrir y ni siquiera tenían hueco para informar sobre el desenlace del cargo de prevaricación que pesa sobre un alcalde y un ex edil de Urbanismo acusados de amañar procesos de selección de personal para enchufar a sus elegidas. Ambos políticos, además, pluriimputados por delitos de corrupción en diversas causas (sobre todo el alcalde). Será que no es noticia… Un asunto que no genera el más mínimo interés entre los usuarios de prensa. Aunque todavía nos queda algo de esperanza: que alguno llame al alcalde para que le cuente su versión. Y mejor aún, que algún medio se lance a refritear el espionaje de De Vil y a difundirlo como propio, para intentar quedar bien con sus lectores sin dar palo al agua.

Una prensa ejemplar, sí señor.

Belén de Vil se infiltrará hoy en el juicio contra el alcalde de Arona por el Caso Enchufe

Empieza el sorteo de condenas que se están rifando contra Berto, sus concejales y varios técnicos del Ayuntamiento de Arona.

Estaba claro que el Harismo no se podía perder semejante espectáculo 😉 . Ains, por fiiiiiin. Esta temporada del culebrón político-cirsense que se está rodando en Aronalandia al estilo Bertorrente en ‘El brazo tonto de la Ley’ ¡por fin se empieza a rodar en los juzgados! Y los haris hemos conseguido infiltrar a la agente Belén de Vil 😀 .

El alcalde de Arona, Berto González Reverón (CC), tiene cita a las 9.30 horas de hoy en el banquillo de los acusados por un delito de prevaricación administrativa ‘persistente’ que comparte con su ex concejal de Urbanismo Manuel Barrios. Una parranda de técnicos y personal relacionado con la convocatoria y selección de dos plazas de empleo público en el área municipal de Juventud, también han sido citados, pero como testigos. La tensión entre el personal por esta causa es porque algun@s técnicos tienen muchas papeletas para terminar imputados. La causa fue desencadenada por una denuncia de Función Pública contra las irregularidades cometidas en el proceso de selección de dos plazas en el área municipal de Juventud, una de ellas asignada a una asidua de las planchas políticas de Coalición Canaria (Eva Moscoso).

Qué emoción. No me alegro por el calvario personal que deben estar pasando los afectados en ese ni en los tropecientos marrones judiciales de Arona. Salvo por Berto, en su caso sí que me alegro un poquitín 😉 . Lo que más me satisface es que esto reviente de una vez.

Y el reventón empieza hoy: Arranca el sorteo de condenas judiciales que se están rifando el alcalde, sus concejales y numerosos técnicos que ha ido involucrando en arriesgados cambalaches con la legalidad. Ufffff.

Aunque debería decir arrancan los sorteos. A la relación que les hice de causas judiciales que están estallando contra responsables políticos y técnicos del Ayuntamiento de Arona, añadan otra tocha de la que me enteré ayer. Y parece que el alcalde de Arona también tiene que prestar declaración a cuenta de los despidos en el servicio de mantenimiento que prestaba la empresa Pepe de la Rosa, aunque esta vez solo como testigo (qué novedad, jajajajaj).

Por si fuera poco, el potaje de siglas que se está cocinando para intentar derrocar a Berto de la Alcaldía de Arona, Qué estrés de verdad. Y yo sin tiempooooo (todavía menos de lo normal, que ya es decir). Menos mal que nuestra agente Belén de Vil nos está echando una pluma, así puedo webear en otros temas guapos que ya les contaré 😀 .

En cuanto nuestra infiltrada en el juicio envíe algún mensaje de su misión les cuento. Bueno, si alguien se entera de algo antes, que cuente también.