Descargar la espectacular sentencia que condena al alcalde de Arona a 4,5 años de inhabilitación

Vale la pena leerla íntegra. Un canto de esperanza para los demócratas de verdad.

Impresionantes los sopapos legales que le mete la jueza al corrompido jefe político aronero de Coalición Canaria, Berto González Reverón.

Les posteo la sentencia íntegra emitida por la magistrada del Juzgado de lo Penal número 1 de Santa Cruz de Tenerife contra el alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, que acaba de ser condenado por un delito de prevaricación continuada en el marco del conocido como Caso Enchufe (datado en 2003-2004). En concreto, ha sido acusado de la comisión de tres delitos de prevaricación por la descarada contratación a dedo de dos trabajadoras en el área de Juventud (Eva González Moscoso y María Rosa Ruiz Alcalde).

La pena impuesta al mentiroso alcalde es de ‘solamente’ cuatro años y medio de inhabilitación para ejercicio de cargo público ¡porque la jueza le rebajó la pena un grado, dejando en la mitad los años de castigo que le tocaban! Tal gesto de benevolencia no responde a que Berto el alcalde prevaricador hiciera ni dijera nada que le hiciera merecedor de semejante rebaja de años de inhabilitación. Responde, simplemente, a que la magistrada ha estimado que la bestial e injustificable lentitud de la Administración de Justicia en la resolución de esta causa, en un atenuante a favor del reo.

Manuel Barrios, actual edil de la oposición (CAN-CCN) y ex socio de gobierno del condenado, ha sido absuelto de sus imputaciones en este caso.

Marta Melo, edila de Coalición Canaria desde 2003, se ha librado de una condena por el canto de un céntimo. Hasta la jueza se sorprende de que la que era concejal de Juventud cuando se produjeron los enchufes de personal no fuera imputada durante la fase de instrucción. La propia magistrada apunta que de haber ido a juicio, le hubiera tocado pringar.

Que una de las contratadas a dedo, Eva González Moscoso, sea afiliada e integrante de la plancha electoral de Coalición Canaria de Arona desde hace varios mandatos, no ha sido tenido en cuenta en el juicio, aparentemente, porque ese dato no trascendió durante el proceso judicial.

–>Para descargar el fallo judicial, pinchar en el siguiente enlace moradito:

– Sentencia_Alcalde_Arona_(Caso_Enchufe)

–>Si prefieren leerla subrayada, con las frases más importantes-interesantes remarcadas, pinchar en este otro link:

– Sentencia_Alcalde_Arona_(Caso_Enchufe), Subrayada

El documento me parece sencillamente espectacular. Capaz de dejar a cualquiera con la boca abierta. No hace falta ser aronero, de Coalición Canaria ni antibertista para fliparla con su contenido. Incluso los habitantes de la remota Conchinchina se asombrarían y espantarían con la gravedad de las pruebas reunidas contra el sin vergüenza alcalde de este importante municipio del Sur de Tenerife (cada vez más importante por la magnitud de sus escándalos de corrupción que por su poderío turístico, económico y poblacional).

Llega a ruborizar la lectura de las valoraciones y conclusiones emitidas por la magistrada sobre el comportamiento, actitud y falta de valores democráticos del alcalde buzanadero, así como sobre el peligro que ese tipo de políticos corrompidos entraña para el Estado de Derecho.

Rara vez se puede leer una sentencia tan contundente, y una defensa judicial tan apasionada en pro de la Democracia. La pena es que haya tardado tanto en emitirse, pues se remonta a hechos acaecidos entre 2003-2004. Cuántos desmanes políticos nos hubiéramos ahorrado en Arona y en el Sur de Tenerife en general si esta sentencia se hubiera dictado hace años… Seguramente no habría habido Caso Arona 1, ni el 2, ni el 3 (el alcalde condenado por prevaricador los protagoniza todos ellos, junto a los concejales de juntas de gobierno que le han acompañado desde que llegó a la Alcaldía).

Mini resumen de la alarma judicial disparada sobre la política de Arona:

Porque no lo olviden, el Caso Enchufe es ‘el menor’ de los problemas judiciales que tienen encima el alcalde y la mayoría de sus compañeros de gobierno. Solo en el Caso Arona 1 se le imputa en el auto de cierre de instrucción a él y a 9 concejales de CC, PP y CAN-CCN un amplio abanico de delitos: cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, prevaricación urbanística y prevaricación ordinaria. El auto de cierre de instrucción fue apelado ante la Audiencia Provincial tinerfeña por los imputados (con dinero público, que es como los multimputados gobernantes aroneros están sufragando la defensa de todas las causas penales que tienen en su contra. Nunca se ha hecho público el coste real de esas defensas).

Y atención, en los próximos días será  presentado el escrito de acusación con las penas que pide para ellos el Ministerio Fiscal (súper escándalo a la vista, porque los años de cárcel que reclama son de espanto). Como broche del espectáculo de cada vez menos presunta corrupción que protagoniza la taquilla aronera, la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife resolverá las apelaciones del Caso Arona 1 a finales de julio o a principios de septiembre, presumiblemente, desestimándolas y ordenando el inicio de los juicios (seguramente los abogad@s de la defensa que pagamos los aroneros a los gobernantes imputados volverán a recurrir la decisión de la Audiencia, pues de eso se trata, de demorar todo lo posible…).

Por otra parte, para mediados de julio han sido citados a declarar varios testigos en el Caso Arona 2 (empresarios de la construcción), y se prevé que las citaciones de los políticos imputados tenga lugar a partir de septiembre. Esta causa se corresponde con la reiteración de presuntos delitos urbanísticos denunciados en el primera causa de esta saga y, entre otros escándalos, con irregularidades en la gestión de servicios públicos en el Ayuntamiento de Arona (2007-2011, la primera mayoría absoluta de José Berto González Reverón).

La instrucción del Caso Arona 3 comenzó hace unos meses. Se corresponde también con la estrombótica y decadente política bertista del pasado mandato, y en cualquier momento comenzará el desfile judicial de testigos e imputados por esa causa.

Ains, y para antes del fin del verano está prevista la presentación de otra macrodenuncia que, sin duda, derivará en el Caso Arona 4.

Este alcalde condenado por corrupción en materia de contratación de personal y su actual equipo de gobierno, recuerden, se ha querellado en nombre del Ayuntamiento de Arona contra cinco críticos anticorrupción (incluida BlancaHari 😉 ) y ha pedido el cierre de este blog alegando que nuestras críticas y risastencia anticorrupción difaman, calumnian y coaccionan al gobierno local de Coalición Canaria (sobre todo a su alcalde), a sus votantes y al personal Ayuntamiento de Arona al dar a entender que la gestión política de este municipio apesta a corrupción (jajajjaja, qué sensibles estos ‘honestos’ cargos públicos cuyo alcalde acaba de ser condenado por prevaricador 😉 ). Entre las acusaciones que han vertido contra este blog destacan la mala imagen que proyecto de esa administración y, mi preferida,  que la “inquisición” y risastencia diaria de BlancaHari están desestabilizando y obstaculizando el normal funcionamiento del Ayuntamiento aronero.

Sin embargo, frente al daño real de imagen, descrédito y desconfianza que la citada condena de prevaricación genera contra el alcalde, su gobierno de CC, el Ayuntamiento de Arona, la reacción del condenado ha sido anunciar que recurrirá la sentencia, presumiblemente con dinero público. Este reo político no piensa dimitir ni por asomo porque, según él, esta sentencia “es injusta”. O sea, para él y los suyos una manifa anticorrupción y el blog BlancaHari desestabilizamos y dañamos más al Ayuntamiento y al municipio que estar gobernados por un alcalde condenado por corrupción. Ahora tocará el argumento de que la condena no es firme y que tiene derecho a defenderse…

Corrupción, censura y control político de la prensa, persecución institucionalizada contra los críticos y denunciantes de los plurimputados gestores públicos, mentiras y cinismo político, payadas, torpeza… Y un alcalde condenado por corrupción que piensa seguir gobernando el municipio como si nada. Un señor espectáculo, sí señor. Pasen y vean.

El Foro Cívico lanza un envite judicial contra el Ayuntamiento por vulneración de derechos fundamentales

El expediente sancionador contra Julio Concepción muestra, entre otras anomalías graves, acciones ilícitas de seguimiento y vigilancia consistorial secreta contra él.

El Foro Cívico del Suroeste ha solicitado formalmente al Ayuntamiento de Arona que lleve a cabo “una investigación pormenorizada” del proceso de tramitación del expediente sancionador iniciado a colación de la pega de carteles organizada por ese foro para informar a la ciudadanía de la celebración de una manifestación en pro del hospital público del Sur “por si diese lugar a irregularidades e infracciones penales en la vulneración de los derechos fundamentales en la persona de Julio Concepción Pérez”, militante de Sí Se Puede y protagonista de sonados embistes críticos contra la corrupción y los abusos en Arona.

Se los traduzco: Las barbaridades que ha detectado el Foro Cívico en el citado expediente infractor son tan bestialmente graves, que ha pedido a los responsables consistoriales que las investiguen. Y no es un canto al sol. Sino más bien un jodidísimo envite judicial contra el multiimputado gobierno bertista de Coalición Canaria de Arona. Si el alcalde y su equipo archivan el expediente infractor, realizan como es debido la citada investigación y depuran responsabilidades, el Foro Cívico se hace con la victoria moral del asalto consistorial dirigido contra uno de sus miembros. Y si ignoran la petición, también triunfa el foro: esa sería la prueba de que Berto el alcalde y su gobierno amparan los abusos cometidos desde el Ayuntamiento que dirigen contra Julitto, uno de los principales críticos anticorrupción del municipio (qué casualidad 😉 ). Lo pillan ¿no? Si el alcalde & cía ignoran el requerimiento del foro, quedarán en bragas judiciales frente a la denuncia que este colectivo y Julio barruntan interponer contra los responsables del mencionado expediente persecutor.

En serio que no exagero con lo de la gravedad de las anomalías cometidas durante esa vendetta sancionadora. Les hago un resumen:

-El citado expediente muestra que el Ayuntamiento de Arona (políticos y personal del mismo) ¡¡¡vigila, sigue y tiene fichado a Julio Concepción desde hace tiempo!!!, todo ello de forma ilícita. Como lo oyen: habían empezado a seguir a Julito varias semanas antes de que cometiera la ‘presunta’ infracción de la ordenanza de civismo y convivencia por la que quieren sancionarle con 750,01 euros.

Un ingeniero municipal informó de los actos incívicos de Julio ¡un día antes de que el Ayuntamiento tuviera conocimiento de los mismos! Como técnico no se está luciendo últimamente (es el que lideró la adjudicación del contrato municipal de mantenimiento que acaba de ser anulado por orden judicial). Pero como pitoniso igual tiene futuro. Si hasta supo e informó del resultado de las inspecciones municipales dirigidas contra la incívica labor informativa de Julio ¡antes de que esas inspecciones se llevaran a cabo!

-Se atribuye a este crítico vecino aronero la colocación de todos los carteles de la manifa pro hospital público pegados en mobiliario urbano del municipio cuando esa pega fue llevada a cabo por varios miembros del Foro, no solo por él (hay pruebas de ello), y sin aportar ni una sola prueba de que Julio participara en dicha acción informativa.

Para leer el alegato íntegro del Foro Cívico pinchar a continuación:

Alegaciones Foro Cívico Suroeste al expediente sancionador contra Julio Concepción.

Recomiendo la lectura de esas alegaciones. La van a flipar…Verán que sí.

Y, como complemento analítico y reflexivo, recomiendo también el post de Belén de Vil “Perseguido y encima… espiado” (pinchar en el entrecomillado para leer el artículo).

Los detalles de la pedazo de pifia que se han marcado el bertismo y su personal con este expediente,  mejor los pongo en el siguiente post, para que respiren antes de seguir leyendo las torpezas y bestialidades dirigidas desde el consistorio aronero contra Julionatrix.