El gobierno aronero oculta el coste real de sus retribuciones salariales

CC ha maquillado los números al informar a bombo y platillo sobre cuánto va a percibir en nómina, pero no sobre cuánto van a costarle a las arcas públicas sus 13 salarios

.

Esa argucia lingüística se traduce en que el sueldo del alcalde costará a los aroneros 83.716 euros (no 71.100) y el del gobierno en su conjunto 792.135 euros (no 651.140)

La experiencia adquirida por el gobierno bertista durante los dos mandatos anteriores, le ha valido en el estreno de su tercer mandato para aprender a hacer malabarismos con los números hasta lograr ocultar a los ojos de los aroneros 141.000 eurazos del escandaloso coste real que supondrá para las arcas públicas el sueldo que se han asignado a sí mismos sus 13 gobernantes con dedicación exclusiva.

Gasto salarial del gobierno de CC sin maquillaje

Si quitamos el maquillaje aplicado a las retribuciones de los gobernantes aroneros, comprobamos que el sueldo del alcalde, Berto González Reverón, costará a los aroneros 83.716 euros al año, y no 71.100 como él ha dado a entender al difundir solo el importe de su sueldo bruto.

El sueldo del concejal doctor Niño le costará a los aroneros 72.616 euros (no 60.000 euros), y el de Antonio Sosa Carballo, Manuel Reverón, Candelaria Padrón y Marcos Esquivel supondrá cada uno para las arcas públicas 67.816 euros y no 59.169 euros. Los salarios de Marta Melo y Ramón García costarán a la caja consistorial 60.976 euros (no 48.360).

La remuneración salarial de Carmelo García, Clara Pérez y Eva Luz Cabrera  supondrá para las arcas aroneras un desembolso de 51.084 euros y no de 48.360 euros, mientras que la de Miguel Ángel Méndez ascenderá a 49.573 euros (no 48.360) y la de Mónica Sierra supondrá 39.753 euros (no 38.540).

Captura de pantalla de los sueldos publicados en la web municipal

Medias verdades bertistas

¿Han mentido? No, solo han contado la parte de la historia que más les beneficia a ellos y han ocultado la que en realidad interesa a los aroneros. Y agüita cómo se lo han montado para jugar de esa forma con medias verdades.

Hasta ahora se aprobaba en pleno la retribución total de los cargos públicos tal y como aparece en el documento presupuestario, con lo que los aroneros (que en este caso son los empleadores) podían saber cuánto le costaban los sueldos de sus gobernantes. Y claro, se liaba una polémica potente cada año.

Argucias para esquivar la polémica salarial 

En esta ocasión lo que ha hecho el alcalde es pedir por decreto a los departamentos competentes (su Recursos Humanos del alma y su no tan del alma Intervención de Fondos) informes concretos sobre una compleja segregación de términos: salario bruto anual, salario bruto mensual, seguridad social a cargo de los políticos, IRPF, salario neto mensual junto al salario bruto anual (jajaj, pero no del neto anual) y “coste empresarial para la corporación”, término este último recientemente ideado por el gobierno bertista y que viene a ser la clave de la sesión de maquillaje que les he contado.

Esos pequeños matices lingüísticos le han permitido al gobierno de CC informar a la opinión pública de que sus sueldos políticos anuales representan 651.140 euros. Y, como quien no quiere la cosa, le han permitido eludir públicamente cualquier alusión a los 792.135 euros que esos sueldos costarán en realidad para las arcas de este Ayuntamiento. Total, 141.000 euritos de diferencia que, aunque los bertistas pasen por alto y no reconozcan en sus declaraciones, sí van a tener que ser desembolsados por los aroneros.

El colmo del cinismo que subyace en esta historia es que tildan al ayuntamiento de ‘empresa’ usando el término “coste empresarial” pero, sin embargo, no consideran a los aroneros como ‘empresarios’ ‘accionistas’ o ‘propietarios’ de esa empresa (a pesar de que ésta es la consideración que merecen si el ayuntamiento es tildado de empresa), sino que tratan a los vecinos como a tolays. ¿O alguien se cree que cuando los gestores de una empresa dan cuenta a sus dueños de los gastos de personal informan solamente de lo que va a percibir cada trabajador en su cuenta corriente? No, eso solo pasa en ‘los mundos de Berto’. En el mundo real de lo que tienen que informar los administradores de las empresas es de cuánto cuestan en total los sueldos del personal, máxime cuando se trata de los sueldos de esos administradores.

La siguiente galería de imágenes incluye:

1) Retribuciones salariales de los cargos políticos tal y como aparecen en el presupuesto general del Ayuntamiento, que es como se aprobaban en pleno hasta ahora. Verán que antes la partida genérica se llamaba “Retribuciones Altos Cargos” y que, sin embargo, en 2011 ha pasado a suprimirse el término “retribuciones” (hay dos de 2011 para que vean que desorden más parecido a un intento de disimular el sueldo del alcalde camuflándolo en la mitad de la lista).

2) Informe de Intervención de Fondos en el que se basó el debate y aprobación plenaria de los sueldos de los cargos políticos del Ayuntamiento de Arona.

3) Parte de otro informe de Intervención de Fondos (no hecho público hasta ahora) que alude al coste real que tendrán esos sueldos para las arcas públicas (o empresa pública, según la terminología ahora usada).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

–> En la siguiente página del expediente de los sueldos políticos que se acaban de aprobar los gobernantes de CC (con el apoyo del CAN, la abstención de PP y CxA, y el voto en contra del PSOE) es donde se aprecia claramente el esmerado maquillaje que ha propuesto el alcalde que tanto presume de transparencia a la hora de aprobar su sueldo y el de sus 12 concejales con dedicación exclusiva:

Qué casualidad que este último cuadro no haya sido difundido hasta ahora por el grupo de gobierno a pesar de todo el bombo periodístico que le ha dado a su política de “austeridad” en lo relativo a sueldos políticos, reducción porcentual de cargos de confianza y demás, ¿no creen? ¿O acaso alguien había tenido acceso a esa información a través de la web municipal, de la radio municipal, de boletines oficiales o de medios de comunicación?

–> El anuncio oficial que el alcalde ha ordenado publicar en el tablón de edictos del Ayuntamiento y en el Boletín Oficial de la Provincia, elude cualquier alusión al coste real que supondrán los sueldos políticos para los aroneros y se limita a informar sobre los salarios brutos (los que aparecen en la primera columna de la tabla de arriba). Para leer ese anuncio pinchar aquí.

–> La información facilitada en la web del Ayuntamiento sobre la retribución de los cargos públicos, ofrece exactamente la misma información que el anuncio anterior (lo que perciben los gobernantes, no lo que nos cuestan sus salarios). –> Pinchar aquí para leer. Sin embargo, dicha información salarial es embestida de ‘transparencia’ al agruparla en epígrafes tan sugerentes como el titulado “Indicadores de transparencia del ejercicio actual” (pinchar aquí para leer).

(Jajajajaj, en los dos casos anteriores el sueldo del concejal que más cobra después del alcalde, el doctor Niño, aparece discretamente ubicado en penúltimo lugar, rompiendo el orden lógico de enumeración de ediles-sueldos en función de su cuantía y cualquier otro orden razonable, como pudiera ser el de citar a los ediles por orden alfabético)

–>En el único comunicado o nota informativa difundida desde el Ayuntamiento a través de la web consistorial, ni siquiera se concretan cantidades (propaganda pura, vamos) –> Pinchar aquí para leer.

Anuncios