Berto González Reverón: mentiroso, infantil y prevaricador (By Belén de Vil)


Lo que se lee arriba no lo dice Belén  de Vil, sino Cristina Guerra Pérez, titular del juzgado de lo Penal 1 de Santa Cruz de Tenerife, así que no te mosquees con mi guante, Berto, que con el calor está muy sensible. Pocas veces mi Bic se ha encontrado una sentencia tan contundente, uff, que vaya palo en todas las bembas que le arrea la juez a José Alberto González Reverón, el flamante alcalde de Arona por gracia de CC.

La juez afirma que Berto debería haber sido condenado a una inhabilitación especial para ejercicio de cargo público de entre 8 y 10 años, pero ha sido generosa y le ha rebajado la pena a cuatro años y medio por lo mucho que se ha tardado en enjuiciar el ya famoso ‘caso Enchufe’. Sabemos que va a ser recurrida, y apuesto mi sortija que con dinero público, pero de verdad que le va a costar a su abogado rebatir unos argumentos tan sólidos.

Y es que el fallo tiene párrafos de antología. Por ejemplo que “se ha acreditado que D. José Alberto sabía lo que hacía y quería hacerlo y debe responder como autor del delito de prevaricación por las contrataciones y prórroga a las que se hace referencia en los hechos probados, al haber realizado una conducta irregular y un ejercicio de abuso de poder arbitrario, con el resultado de una lesión al interés colectivo”.

Y un poquito más adelante detalla:

Los argumentos utilizados por las defensas son pobres. La defensa del Sr.Reverón parte de que ambas personas ya estaban trabajando para el Ayuntamiento, admite el propio acusado en su declaración en el juicio que él sí que sabía al acceder a su cargo en el ayuntamiento que para acceder a un puesto público había que pasar un procedimiento, sin embargo insiste en que ellas ya estaban contratadas.

No obstante con la simple lectura del contenido de los contratos se observa que se trata de dos nuevos contratos (con independencia de que anteriormente hubieran tenido otros) con fecha de inicio y fin, incluso de las propuestas se observa el cambio de categoría de una de ellas”.

–>Esto es solo el principio del súper post que se han pegado la espía Belén de Vil, su Bic y su guante a cuenta de la sentencia del Caso Enchufe y de los sopapos de legalidad, democracia y honor que le endiña la magistrada Cristina Guerra al condenado José Alberto González Reverón. Para leerlo completo (más que aconsejable), pulsar aquí con el ratón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s