Berto dice que su condena de inhabilitación por prevaricador “es totalmente injusta”, jajajajaja.

El alcalde declara que va a recurrir la sentencia, o sea, que no va a dimitir (o no tiene intención al menos).

Varias fuentes me confirmaron ayer que Berto el alcalde balbuceaba indignado todo el rato que está siendo víctima “de una injusticia” por la condena que le ha caído por el Caso Enchufe. Jajajaj, qué raro, él tirando balones fuera cuando le pillan en ilegalidades y delitos. Pero aún conociéndolo, me costaba creer que se atreviera de nuevo a usar esa táctica victimista en público. Pequé de prudente una vez más: Ya lo ha largado en el Diario de Avisos. Eso, su intención de recurrir la sentencia (en eso sí acerté 😉 ) y, cómo no, su rabieta por ser condenado mientras su ex socio de gobierno Manuel Barrios (CAN-CCN) ha sido absuelto de su imputación en esta causa.

José Alberto González Reverón señaló ayer a este periódico su intención de recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial, para lo cual hay diez días, al entender que es “totalmente injusta”. Asimismo, sorprende, aunque se alegra por la absolución de Barrios, de que “por hacer el mismo contrato se condene a uno y a otro no”.

Jajaja, eso de que se alegra por Barrios no se lo cree ni él. Y menos si han hablado con él en confianza o, simplemente, leído las escuchas telefónicas del Caso Arona, pues Berto tilda a Barrios de “corrupto” bastaaaante a menudo. Como si lo estuviera viendo: ‘Al corrupto de Manolo Barrios lo absuelven y a mí, que soy el mejor alcalde de la historia de Arona y he ganado dos elecciones por mayoría absoluta, me condenan’, sería una de las cosas que no me extrañaría oírle 😉 .

Como el tema lo merece, sigo refriteando esa noticia escrita en Diario de Avisos por Bernardo Morales (aunque aconsejo leerla en su edición original pinchando aquí; para una vez que escriben algo decente en contra de los intereses del plurimputado gobierno aronero y de su ya condenado alcalde 😉 ). Lean lean estos fragmentos de la sentencia que condena al alcalde a apartarse de la política y de cualquier cargo público durante cuatro años y medio. No tienen desperdicio:

La Sala de lo Penal señala que el alcalde era conocedor de que los dos contratos y las correspondientes prórrogas de dos trabajadoras suponen “una resolución arbitraria e injusta”, y que además contaban con reparos de legalidad realizados por jefes de sección del Ayuntamiento y del Interventor. Además, destaca que González Reverón es una persona con formación superior (es licenciado en Geografía e Historia) y llevaba dos meses como mandatario municipal, mientras que Manuel Barrios solo tiene estudios primarios y, antes de acceder al cargo municipal, era comerciante.

En este sentido, señala que es creíble que Barrios, que actuaba como alcalde accidental, “firmase automáticamente y sin leer los documentos”, y que además no estuviera informado de la reestructuración y menos de los problemas existentes y de los reparos, por lo cual en virtud del principio in dubio pro reo se procede a la libre absolución.

Asimismo, se señala que González Reverón “sabía lo que hacía y quería hacerlo y debe responder como autor de un delito de prevaricación” por las contrataciones y prórroga al haber realizado “una conducta irregular y un ejercicio de abuso de poder arbitrario, con el resultado de una lesión al interés colectivo”.

El fallo judicial destaca la gravedad del caso al señalar que no se cumplió ninguno de los requisitos ni procedimiento legalmente previstos a la hora de realizar estas dos contrataciones y posteriormente.

Cuando se realizó la prueba de selección consistió únicamente en una entrevista, con lo que se observa falta de rigor en las pruebas, criterios de selección, etcétera

Y miren qué fuerte esto:

En otro lado, señala la sentencia que lo ocurrido en el Ayuntamiento de Arona en materia de personal no viene sino a poner de manifestó que el ámbito municipal es un lugar en el que a menudo se han posibilitado y cometido de forma impune estas conductas, y que pese a que los dirigentes locales se han sentido por encima del bien y el mal, en un mal entendido y pésimo ejercicio de poder municipal, finalmente lo controles de legalidad de la jurisdicción ordinaria y también la penal funcional obligan a todos los ciudadanos a obedecer las leyes”.

La Sala de lo Penal destaca al fijar la pena el atenuante de dilaciones indebidas, considerando que los hechos datan del año 2004, por tanto han transcurrido ocho hasta la fecha del juicio.

También que hasta dos años después de cometidos los hechos no se interpuso denuncia y pasó tiempo durante la tramitación judicial, dilaciones que no pueden imputarse al comportamiento de los acusados.

Sin embargo, eleva la pena dado que el tenor literal de los reparos era claro y el número de ellos elevado, dictados en distintas fechas y además procedentes de distintas personas

El gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha informado que enviará esa sentencia a la prensa durante la mañana de hoy viernes. En cuanto la tenga la posteo íntegra, para regocijarnos en su lectura 😉 .

Anuncios

BlancaHari ‘desestabiliza’ el pleno al informar de la condena de prevaricación contra el alcalde

Ni grupo de gobierno ni oposición de PSOE, PP y CCN-CAN mencionaron en el pleno la sentencia condenatoria que inhabilita al alcalde. Tampco se dijo nada sobre los represaliados aroneros a los que los desgobernantes de CC quiere liquidar valiéndose de fondos públicos.

El alcalde recibió durante la mañana-mediodía de ayer la notificación de la condena por corrupción que le ha caído en el conocido como Caso Enchufe. Y aunque se llevó un batacazo -como no podía ser menos-, se plantó en el pleno a las siete de la tarde como si nada. Demacrado y avejentando, eso sí. Pero como hace tiempo que ése es su aspecto habitual, quienes ignoraban lo sucedido no se percataron de nada extraño.

En realidad todos los grupos de la oposición conocían rumores sobre esa sentencia. Sobre todo porque yo misma la adelanté en clave a primera hora de ayer (pinchar aquí para leer esa información cifrada sobre dicha condena). Pero como era algo tan gordo y no había nada confirmado, tampoco le pusieron mucho asunto (como las querellas, imputaciones, condenas económicas contra el Ayuntamiento por mala gestión bertista y escándalos de corrupción en general son el pan nuestro de cada día en ese consistorio…).

Y mientras el alcalde prevaricador (ains, qué gusto poder decirlooooooo) y su plurimputado gobierno representaban su papel de ‘aquí todo va bien’, a uno de los concejales del PP le salta en el móvil el email con mi eufórico “Berto condenadooooooooooooo”. Imagínense su cara de flipado, leyendo en BlancaHari semejante bombazo mientras tenía delante de sí al mismísimo alcalde-reo. Y justo la semana que trasciende que el gobierno se ha querellado en nombre del Ayuntamiento contra mí y contra cuatro activistas anticorrupción por el daño que, según él, causan las sospechas de corrupción que vertemos contra él y su gobierno “a diario” (gafeeeeeeeee, jajajajajaja).

Atónito, se puso a rular el teléfono con discreción entre sus compis para que vieran mi filtración bloguera. La misma discreción con la que empezaron a intercambiarse papelitos con mensajes de lado a lado de la bancada opositora. Aunque lo de la discreción habría que verlo, con todo el gobierno de CC delante de sí sabiendo ya lo que había pasado.

Sigue leyendo

El alcalde de Arona condenado por enchufar en el Ayuntamiento a la número 14 de su plancha de CC

Si Berto González Reverón dimitiera (que lo dudo), entraría en el gobierno como edil de CC Eva González Moscoso, ¡una de las beneficiadas por los enchufes que han desencadenado la sentencia de inhabilitación contra el alcalde 😯

(Para ver la plancha completa, pinchar aquí).

Aronalandia for ever. Está claro que el surreabertismo aronero sieeeempre se supera a sí mismo. Joer, si es que suena a invención disparatada. Y lo peor es que encima es verdad. Ahí tienen los 15 primeros puestos de la plancha de Coalición Canaria de Arona en las pasadas elecciones de 2007. El número 14, Eva González Moscoso, es una de las dos trabajadoras que el alcalde colocó con trampas -a sabiendas- en la concejalía de Juventud en 2003-2004.

Dado que ese partido ganó las pasadas elecciones por mayoría absoluta justita (13 concejales de 25), si el alcalde o cualquier concejal de CC dimitiera, la coalicionera ‘enchufada’ entraría en el grupo de gobierno aronero. A no ser que renunciara y corriera el puesto hasta la número 15…

Tiene su gracia, ¿eh? Si el alcalde tuviera vergüenza y dimitiera por su humillante condena de prevaricador, al demostrarse en los tribunales que omitió a sabiendas los trámites legales de contratación para colar a dos elegidas suyas como trabajadoras fijas del Ayuntamiento, ¡una de esas enchufadas se convertiría en concejal!, jajajajaj.

No a Eva González Moscoso ni a la otra enchufada en la concejalía de Juventud en el año 2003, Rosa Ruiz Alcalde, se les ha impuesto ninguna pena-multa (bastante debe tener con protagonizar semejante escándalo). Porque la responsabilidad es de los enchufadores… Pero chiquitos antecedentes para ser miembro del grupo de gobierno aronero. Conociendo al Bertismo, capaz que le asignaban la Concejalía de Empleo, Personal y/o Contrataciones y Servicios Públicos 😉 .

Aunque pensándolo bien, igual es justo lo que necesita para dar el salto a la política activa, ya que los escándalos legales son la tónica general en el actual gobierno de Coalición Canaria, cuyos miembros se reparten numerosas imputaciones penales en los Caso Arona 1, 2 y 3. Y algunos llegaron al gobierno ya imputados, como el número 13, el concejal de Policía, que se trajo una denuncia por pifias económicas de su anterior trabajo en banca.

Sin embargo, ya saben lo que dice el alcalde prevaricador: todo lo ha hecho por el pueblo (jajajjajajaja, no por sí mismo y por los suyos, ya ya…). Y tanto él como l@s suy@s son tod@s muy honestos, honrados y nada corruptos. Quienes decimos lo contrario somos chunguísimos, pues mentimos y tergiversamos solo para desestabilizar su gobierno y al Ayuntamiento de Arona 😆 .

Por cierto, ¿saben que yo presencié en directo ese proceso ilegal de contrataciones públicas? Jeje, un día les cuento. El resumen es que la jueza del juzgado de lo penal 1 de Santa Cruz de Tenerife lo ha clavado.

Aunque si le cayeran penas por cada trabajador que este alcalde prevaricador ha enchufado en el Ayuntamiento desde que llegó a la Alcaldía, en 2003, no le daba la vida para cumplirlas… Antes de ser alcalde, cuando era concejal de Servicios Sociales, Participación Ciudadana, Mayores y Empleo, también se columpió bastante con su política laboral; pero fue al llegar a la Alcaldía cuando se desmadró. Se le ocurrió nada más y nada menos que prometer a todos los miembros de su plancha (y a muuucha más gente) que los colocaría en el Ayuntamiento si lograba ser alcalde. La forma más fácil de ganar elecciones. Y, como se ha visto, si te pillan, de las más arriesgadas penalmente.