Tras la pista del Caso Enchufe 2

Acabamos de descubrir que el alcalde tiene otra querella de Fiscalía por contratos a dedo 😯 .

Flipadxs, ¿verdad? Pues como yo. A mí me daba que algo de eso debía haber rulando por los juzgados. No porque sea adivina 😉 , sino porque la denuncia que Paco Santamaría (ex PSOE de Arona) presentó a Fiscalía en 2007 y que desencadenó el conocido como Caso Arona 1 (oficialmente Operación Edén), contenía tres o cuatro sentencias de lo contencioso administrativo que anulaban contratos a dedo abanderados por el alcalde de Arona, Berto González Reverón, cuando llegó a la Alcaldía (2003) y fundó el Bertismo de CC.

Me refiero, claro está, a contratos a dedo diferentes de los que le costaron hace un mes y medio una condena de inhabilitación para cargo público (esa condena que se resiste a acatar alegando que es «injusta»).

Alguna vez me había preguntado qué habría sido de esa parte de la denuncia de Santamaría que no se mentaba por ningún lado en el auto de cierre de instrucción en el que el magistrado Nelson Díaz Frías concluyó que el alcalde, un rosario de gobernantes y ex gobernantes de Arona y, en total, una treintena de personas deberían ir a juicio por un montón de delitos con tufo a corrupción. Y zas, justo ayer que me estaba planteando cogerme unos días de vacaciones blogueras, un mega hari se puso a leer los 80 tomos del sumario (en realidad diligencias previas) del Caso Arona 1 -está claro que hay gente pa’ todo-, y descubrió que existe otra causa penal contra el alcalde por ‘presuntos’ enchufes de personal.

Como lo oyen. Ese sumario judicial apunta a que las anulaciones de contratos bertistas inicialmente aportadas al Caso Arona 1 fueron derivadas por Fiscalía al juzgado de instrucción número 5 de Arona e ¡incorporadas a otra causa de supuestos enchufes bertistas que ya estaba en instrucción en ese juzgado desde antes de 2007!

Qué calladito se lo tenía el alcalde 😉 . Lloriqueando por las esquinas porque según él es injusto que le inhabiliten por dos mini enchufitos de nada (se calla que uno de ellos fue a la actual número 14 de su plancha de Coalición Canaria), y resulta que tiene una central enchufadora completa en los juzgados, jajajajaja. Ahora falta saber en qué fase está esa causa… Si sigue en instrucción, si está pendiente de juicio o se ha celebrado ya… Igual hasta fue archivada. Aunque me extrañaría bastante que eso hubiera ocurrido y el alcalde no lo hubiera sacado a relucir. Ya saben que las sentencias que le convienen las airea a los cuatro vientos por cielo, mar y aire propagandístico, jeje.

Para que se ubiquen:

Esta recién aparecida querella (Caso Enchufe 2) alude a contratos de la misma época que los que le han costado la ya famosa condena de prevaricador: 2003. Se trata de dos causas distintas, pero que arrancaron en las mismas fechas y de manera similar: Función Pública recurrió vía contencioso administrativo bloques de contrataciones irregulares del alcalde aronero, los juzgados anularon los contratos y Fiscalía se querelló de oficio por los posibles delitos penales subyacentes en esas escandalosas contrataciones (qué fisno me ha quedado lo de subyacentes 😉 ). Al bloque que acabamos de descubrir la fiscal del Caso Arona incorporó en 2007 nuevas contrataciones irregulares de personal.

Según la coincidencia de fechas, de haber tirado para delante, el Caso Enchufe 2 debería estar a punto de ir a juicio. Jajajajaj, qué fuerte. Cada día más convencida de que el guionista de Aronalandia es de Óscar. Cada capítulo nuevas emociones, incluso en pleno agosto.

Seguiré sobre la pista de ese nuevo pifostio judicial (que no es nuevo, pero como si lo fuera dado que nos acabamos de enterar). En cuanto sepa algo les cuento.

El de la mochila anticorrupción, Lawyer in black y BlancaHari, hoy en San Borondón

No es broma. Aunque a mí me ha entrado la risa floja cuando he leído el programa. Yo pensaba que era una charlita radiofónica sobre el Caso Arona. Y acabo de descubrir que es ¡una charla coloquio! ¡¡¡en público!!! 😕 . Ay qué sofoco me acaba de entrar. La yo periodista dice que ni de coña a cuenta de su miedo escénico, y la espía que menos aún  porque los espías no dan conferencias en público. Socorrooooooooooo.

Las voy a poner a debatir a las dos a ver cuál va. O mejor, nos sacamos a una tercera de la manga y que vaya la otra. ¿Reírse valdrá o tiene que ser en serio? ¿Y de espaldas al público? Hmmm, si valen las dos últimas irá la Hari 😉 (jajajaja, esto les pasa por invitar a una activista de la risastencia anticorrupción).

.

(Por si me lee San Borondón, para que no se espante con la duda, alguna de las dos va 😕 ).