Melchior, elevado a los cielos por un artista que pinta “ángeles como demonios”

Miguel Rocha indica que lo que le extraña de la polémica por la presencia del presidente de Tenerife en su retablo es que estalle ahora y no cuando fue colocado en el altar, ¡hace cuatro años!

Era de esperar que un pintor que dibuja ángeles tan sumamente peculiares como los que aparecen en el cuadro “Exaltación de la eucaristía”, obra de Miguel Rocha, tuviera sentido del humor. Y efectivamente, lo tiene. Tanto como para encajar entre risas que BlancaHari le hiciera la pregunta que tiene en ascuas a los haris: ¿Qué hace con la mano en la entrepierna el angelito que está debajo del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior (Coalición Canaria)? Bueno, y para encajar que centrara mi entrevista en Melchior, en ese ángel en concreto y en los que rodean al presidente tinerfeño en general.

No me molesta para nada el cachondeo, y entiendo que” la presencia de “un político en el cuadro genere cierta polémica”, indicó. “Lo que sí me ha extrañado es que el cachondeo y la polémica surjan ahora, cuatro años después” de que ese cuadro fuera colocado en el altar de la iglesia de Los Gladiolos (la parroquia de San Alfonso María de Ligorio, para ser más exacta).

Miguel Rocha, que como ya les conté es sobrino del también bien humorado Dionisio Rocha, cabeza de lista del PP de Arona, reconoció que desde que le encargaron el cuadro tuvo claro que se podía liar una algarabía más o menos sonada a cuenta de Ricardo Melchior. Más de una vez, admitió, se acordó de la sonada polémica que desató en 1997 el cuadro que hizo una compañera suya usando como modelo al entonces alcalde de Santiago del Teide, Pancracio Socas, (así como a su mujer, al párroco y a ella misma). Eso sí, dejando claro que entre ese controvertido cuadro religioso en el que el ya fallecido alcalde santiaguero pone rostro a un apóstol, con la llamita divina sobre su cabeza y todo, “hay mucha diferencia”.

Entre las mismas Rocha citó que el político que aparece en su cuadro no pone rostro a ningún santo ni imagen divina (jajajaj, solo hubiera faltado que Melchior pusiera cara a un santo o al mismísimo dios, aunque no dudo que le sobre jeta para eso y para muuucho más. que su ‘discreta’ presencia en el retablo responda a que el obispo no estaba dispuesto a ceder protagonismo, no a sus reparos de Melchior para hacer de modelo divino 😉 ).

Y matizó también que en su caso no eligió a las personas que aparecen en el retablo, sino que se trata de una obra realizada “al gusto” de quien lo encargó, en este caso el párroco (Cristóbal) y el obispo Bernardo Álvarez (¡¡que con todo el morro encargó un cuadro exaltándose a sí mismo!! Se ve que su agradecimiento hacia el presidente tinerfeño por las perritas públicas que donó al Obispado no era tan inmenso como para cederle el protagonismo del altar de esta parroquia santacrucera).

Es más, aclaró que, cachondeo aparte, es erróneo decir que en ese retablo Ricardo Melchior asciende a los cielos.  En plan técnico argumentó que el presi de los mofletes colorados (dudo que sea por vergüenza) y los otros seis benefactores retratados “aparecen en línea horizontal por debajo de la cabeza del obispo, quien aparece en la línea central exaltando la eucaristía”, y que las nubes de las que a mí me parece que emergen ascendiendo al cielo son en realidad un “efecto botafumeiro, como un halo de neblina” que les mantiene ‘fuera’ del tema central de la obra (la eucaristía, el cielo, los ángeles), en un plano independiente del celestial.

Enlazando con el cachondeo hari a cuenta de los gestos y las posturitas de los ángeles que rodean a ni pictóricamente San Melchior, el autor del retablo me aseguró que “no hay ninguna intención” ni relación entre los ángeles y las personas retratadas en el cuadro, “ya que exaltan a la eucaristía, no a los otros”. Según su testimonio, los ángeles no saben ni que están Melchior y los demás humanos están ahí (no sé si eso incluye al obispo). Hacen bien los ángeles ignorando al político 😉 (aunque pa’ mí que no es tan casual que algunos de los querubines que lo rodean tengan gesto de espanto y actitud de salir por patas huyendo de su lado. Igual es que cuando se empezaron a coscar del peligro tomaron vida propia, jajajajja).

Ooooooooh, qué respuesta más aséptica ésa de los ángeles 😦 . Con el vacilón que nos traemos Belén de Vil, aquí BlancaHari y los seguidores de nuestros blogs con la mano del angelito que está debajo del nada santo presidente tinerfeño y con los gestitos llamativos de los querubines que están cerca de él 😉 . Eso sí, se tronchó de risa con la pregunta y con los detalles que le di sobre nuestra juerga a cuenta de ese ángel, concurso bloguero incluido.

((Por cieeeerto, el concurso ya tiene ganador. Y no es por nada, pero me gusta más su hemoal respuesta sobre la mano del querubín, que la del pintor de los ángeles. Qué le vamos a hacer, jajaja. Si quieren ver la respuesta ganadora pinchen aquí, aunque ya la reproduciré en en el blog).

Reconoció, eso sí, que los angelitos que acostumbra pintar no son nada convencionales ni suelen pasar desapercibidos. “Hay quienes dicen que mis ángeles son demonios”, comentó. Y, como ejemplo de la controversia que han llegado a suscitar sus peculiares querubines, evocó lo mal que encajaron muchos fieles un cuadro que pintó en 1994 para el Corpus Christi de La Laguna y las fuertes críticas que dirigieron contra sus pequeñines angelotes de gesto malévolo. “Pero cómo se atreve a pintar ángeles así” y “cómo se atreven a sacar eso en procesión” son algunos de los ofendidos comentarios que, según recuerda en tono de humor, le dirigieron a su obra en aquella ocasión.

O sea, que ni pintado en un cuadro celestial ni colocado en los altares por su coleguita el obispo se libra Melchior de una eternidad diabólica 😉 .

Sobre los detalles de tal encargo pictórico y de su contexto, me contó durante el asalto hari al que lo sometí que el pedido vino a cuenta de la consagración de la parroquia de Los Gladiolos. “Esa iglesia no se había consagrado y, desde que llegó a la diócesis, el señor obispo Bernardo tomó la batuta de llevar a cabo esa consagración”. Aclaró asimismo que el párroco de dicha iglesia quien le hizo el encargo del retablo, en el año 2006, y quien concretó la temática (la exaltación de la eucaristía) y las personas que debían aparecer: el vistoso obispo, cómo no, y seis benefactores (entre ellos la  vecina santacrucera que donó el solar, un señor de Cáritas y, ya saben, el titular del Cabildo de Tenerife).

Entre las anécdotas de tal trabajito, apuntó que en cuanto empezó a realizar el retablo cayó en que era fácil que cualquiera se preguntara qué hacía Melchior ahí y que tenía muchos puntos para que se desatara la polémica. “Lo sorprendente es que esa polémica se haya suscitado tantos años después”, ya que esa obra “no se hizo en plan secreto” ni se colocó en el altar discretamente. De hecho, resaltó, al acto de consagración “asistieron el obispo, el propio Melchior, los demás benefactores y sus familiares”. Tres de los retratados ya habían fallecido cuando pintó el cuadro “y fue complejo pintar a alguno de ellos”, porque como guía “me entregaron varias fotos antiguas, en blanco y negro”.

Lo de que el presi aparezca con los cachetes colorados (el único de los retratados con esa característica que, por cierto, a mí me había pasado desaparecibida hasta que Dionisio me hizo caer en la cuenta), argumenta que en la foto suya que le entregaron salía con los mofletes así de colorados.

La anécdota que seguramente más gustará a mi compi espía Belén de Vil es que la terminación del retablo se complicó porque durante su realización tuvo que hacer varios cambios a solicitud del obispo, el más complicado “aumentar considerablemente su tamaño”, ya que primero no estaba previsto que llegara hasta el techo de la iglesia. O sea, que lejos de sentir pudor por verse a sí mismo en esa obra, se entusiasmó y pidió verse lo más grande posible.

Nuestra agente hari, su bic y Charlie, además, está siguiendo la pista a otra anécdota que puede traer tela: el dinero del Cabildo que posibilitó que Melchior fuera inmortalizado en ese cuadro religioso y colocado en un altar ¡¡salió de una subvención otorgada para reparar los daños supuestamente ocasionados en esa parroquia en noviembre de 2005 por el temporal Delta!! O sea, conceden fondos públicos a la Iglesia para subsanar desperfectos causados por aquella mega tormenta tropical ¡¿y se lo gastan en un cuadro?! ¡Y encima el obispo se dio el capricho de usar la pasta para exaltarse a sí mismo en esa obra! Pues sí que tasó bien el Cabildo esos daños… y que le echaron morro al asunto obispo y cura…

((En otro post les contaré algún detallito curioso más sobre el celestial Melchior y sus ángeles diabólicos. Entre ellos, que este cuadro que ha salido de un discreto anonimato gracias a la filtración que me envió TenerifeLeaks el pasado 7 de mayo y a la inestimable colaboración espía de Belén de Vil, Charlie y Sir Archibald, ¡ya ha saltado a la prensa convencional! La prensa digital ya llevaba días sumándose al cachondeo hari, la Cadena Ser se hizo eco desde el jueves, y hoy lo hace la prensa escrita. Ayer coincidí con una compi de La Opinión de Tenerife, (Eloterremoto Reverón), le saqué el tema y, asombrada al descubrir el bombazo informativo (que lo es), alertó a su despistado periódico. Jajajaj, el colmo, ¡yo pasando noticias a ese medio pro bertista que dejó de dar difusión a la corrupción de Arona a cambio de dávivas económicas! ))

¡¡Confirmado que Ricardo Melchior intenta trepar al cielo desde la iglesia de Los Gladiolos!!

Belén de Vil, Charlie Hari y Sir Archibald Bradley (San Borondón) confirman la autenticidad de la información que emitió en primicia TenerifeLeaks. Xddddddddd

¿Recuerdan que les conté el jueves que Belén de Vil se había ofrecido a comprobar ‘in person’ la primicia lanzada por TenerifeLeaks sobre la presencia de Ricardo Melchior en un mural de la iglesia de Los Gladiolos? Pues ya está. Confirmado y requeteconfirmado: ¡¡¡Rigurosamente cierto que el presidente de Tenerife está trepando al cielo desde el altar de esa iglesia!!! Y en vida, que ya tiene mérito. Cualquiera no tendría cara para aguantar la vergüenza por algo tan sumamente ridículo. Si es que es increíble. Lo que no pase en esta isla…

No pudo verificarlo por sí misma porque anda entusiasmadamente liada con la protesta guerrillera que se ha organizado en Santa Cruz en contra de los bárbaros recortes que le están pegando el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz al servicio de guaguas (por cierto, sigan con atención sus próximas filtraciones sobre ese asunto, que ha hecho unas averiguaciones muy suculentas). No hizo falta ‘distraerla’ de sus indagaciones guerrilleras sobre las guaguas. Un espía del núcleo duro harista (el mismísimo Charlie Hari) se ofreció raudo a hacer él mismo la comprobación porque se moría de ganas de ver semejante barbaridad con sus propios ojos y a contarle detalladamente su incursión. Cabía la posibilidad de que fuera un bulo-montaje y de que a TenerifeLeaks se le hubiera ido la perola. Y  tachááán

Qué sí, joer, que es ciertooooooo 8-0 , ¡¡Tenemos un presidente celestial!! Jajajajajaj. Como lo cuenta y muestra Belén de Vil en su post ¡Ricardo Melchior en los altares!:

La obra se titula Exaltación de la Eucaristía y fue encargada por el propio Melchior al pintor ¿hiperrealista? Miguel Rocha, que colgó el cuadrito en 2008, aunque debió tardar sus años en hacerlo, porque es de dimensiones considerables. Si verlo en fotografía provoca un fuerte impacto visual, imagínense lo que es verlo al natural 8O Uno de los haris de este blog hizo el peregrinaje hasta la iglesia y sigue en shock, así que lleven cuidado, por favor”.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior (CC), en un retablo del altar de la iglesia de Los Gladiolos./Foto de Belén de Vil y Charlie Hari

Melchior en pleno altar (al fondo a la derecha).

El cuadro en cuestión ha resultado ser un retablo inmenso (la imagen que difundió TenerifeLeaks era ‘solo’ un fragmento del mismo) situado en el mismísimo altar de la citada iglesia santacrucera, al fondo a la derecha. Como los baños, pero esta vez para mearse de risa en una iglesia. Y no descartaría que alguno se cagara de miedo, porque no es moco de pavo eso de ver a un político vivo retratado en el altar de una iglesia (ascendiendo al cielo desde las nubes y rodeado de angelitos, si es que tiene pecado la cosa…). Si se aventuran a ir, por si las moscas, fichen la pila bautismal mientras avanzan hacia el altar 😉 .

Detalle del retablo eclesiástico en el que aparece rodeado de ángeles Ricardo Melchior/Foto de Sir Archibald Bradley

Detalle del retablo eclesiástico en el que aparece rodeado de ángeles Ricardo Melchior/Foto de Sir Archibald Bradley

Como Belén de Vil y nuestro Charlie Hari son un lujazo, también aclararon mi duda de qué carajo hacía con el brazo el angelito que está debajo de Melchior -de verdad que visto en chiquitín me parecía que le hacía un corte de manga al celestial presidente insular de Tenerife-. Belén posteó la foto en detalle que le pasó nuestro agente y me dejó claro que ese querubín no hacía un corte de manga, aunque tenía cara de mala hostia -ella dijo “cara de mosqueo”, pero vista la temática eclesiástica, reversiono su explicación. Pero miren, aunque no acertara con lo del corte de brazo, no iba desencaminado mi instinto espía sobre la actitud del ángel, jeje.

Pero por si tuvieran la tentación de creer que a los haris se nos ha ido la pinza del todo, no somos los únicos que confirmamos la veracidad de la consagración celestial del presidente del Cabildo Insular de Tenerife, se han hecho más comprobaciones que ratifican que lo de Melchior es cierto.

En cuestión de un día, otro testigo avaló con su testimonio en la revista digital San Borondón la veracidad de la revelación celestial de Melchior que estábamos rulando por la Web TenerifeLeaks, AronaLeaks, Belén de Vil y BlancaHari. Se trata de Sir Archibald Bradley Curbelo, ¿les suena verdad? Un singular gomero que se coló vía braguetazo en la nobleza inglesa y que es fundador de la Comunidad Canaria en Londres, analista pepitiano y asiduo de medios 2.0 como el BlancaHari (para nuestra honra, xd).

Sir Bradley, una vez recuperado de la impresión, ha tenido la gentileza de explicar con todo lujo de detalles su flipante incursión eclesiástica. Les pongo un fragmento (para leer el artículo completo en San Borondón pinchar en “Ricardo Melchior, in gloriam Dei”):

“(…) Son las seis y cuarto de la tarde, afuera hay un sol de primavera medio difuminado por las nubes, pero la iluminación es suficiente. Un vistazo al arte sacro descubre el terror al vacío de unas paredes, blancas y lisas y al mismo tiempo casi barrocas, en las que se sostienen  una cantidad insospechada de pinturas eclécticas. El arte es una de las expresiones más personales que podemos encontrar y eso ha dado lugar a una cantidad enorme de estilos y propuestas, unas mucho más elaboradas que otras. Pensaba en ello cuando un grito se muere antes de nacer en mi garganta, justo cuando me encuentro, a la diestra del mural de Ávalos, una composición en la que distingo perfectamente a un ángel con corbata: Ricardo Melchior. No no es coña. El Obispo Bernardo preside la composición, pero a su alrededor, entre los angelotes y querubines tradicionales e inofensivos como Cupido, aparecen desde un preboste de ATI a concejales franquistas del tercio familiar y de la JONS. Casi no puedo respirar. Busco desesperadamente un crucifijo con la esperanza de no verlo boca abajo y, efectivamente, encuentro uno (felizmente boca arriba) ubicado discretamente a la izquierda del mural de Ávalos.  Me fijo en un cartel ubicado junto a ese mural de estilo incierto y descubro que el perpetrador es Miguel Rocha y Rocha.

Lady Belén de Vil escribió “Hay un angelito, a la derecha del sonrosado Ricardo que, si se fijan bien, tiene cara de mosqueo, como si se preguntara ¿qué hace este tío aquí?”. Y tiene toda la razón del mundo”.

Con el shock que sufrieron todos los que vieron al actual presidente del Cabildo de Tenerife ascendiendo a los cielos desde el altar de una iglesia, en la primera mirada no repararon en más detalles curiosos de ese angelito. Mucho era salir de allí derechos y sin usar la pila bautismal. Si solo de examinar las fotos el bic de Belén de Vil sigue estremecido, imaginen…

Pero pronto se dieron cuenta de que el querubín daba mucho más de sí, ¡¡y han vuelto a entrar en shock!!.

Aunque mejor cuento en el siguiente post el cachondeo desatado por la Web tinerfeña, española y londinense cuando empezaron a recobrar el sentido del sinsentido político-divino.

El presidente del Cabildo sube al cielo desde un retablo de la iglesia de Los Gladiolos (By TenerifeLeaks)

El recién nacido hermanito insular de AronaLeaks (TenerifeLeaks) causó ayer furor en Facebook a costa de San Ricardo Melchior.

Yo, la verdad, primero pensé que se trataba de una foto trucada de esas de coña que tanto abundan por las redes sociales. Me empecé a sorprender cuando ví que el texto del pie de foto de los compis de TenerifeLeaks iba en serio. Y ya ni les cuento el shock y el ataque de risa que me pegué cuando uno de los espías secretos que comandan ese nuevo portal informativo ¡¡me aseguró que había publicado la foto como cierta porque existe de verdad!!

Jajajajajajajajaj, miren y lean por ustedes mismxs. El presidente del Cabildo, San Ricardo Melchior, emergiendo de las nubes hasta el mismísimo cielo ¡¡desde un retablo de la iglesia de Los Gladiolos!! Rodeado de querubines y todo, xddddddddd.

Como esto es una barbaridad de esas que cuesta creer, nuestra agente Belén de Vil va a ir hoy por la mañanita a esa iglesia santacrucera para ver con sus propios ojos a Ricardo Melchior santificado.

A ver, no es que no creamos en la solvencia de las fuentes de TenerifeLeaks, sino que en temas de santidad políticas somos mujeres de muy poca fe 😉 .

Mientras Belén de Vil se infiltra en la iglesia para intentar pillar a Melchior ascendiendo a los cielos, yo me voy a seguir partiendo de risa. Yo es que veo el oro ese cerca del presidente tinerfeño (CC – ATI), y no puedo evitar pensar que en algún momento puede desaparecer del cuadro. Políticos en el cielo. Y con inocentes angelitos a su alcance. La que se podría liar 😉 .

Por cierto, copio el pie de foto de TenerifeLeaks por si no lo leen bien en la foto:

Aunque no lo crean este mural se encuentra en un retablo de la iglesia de Los Gladiolos en Santa Cruz de Tenerife, como se puede ver en la parte inferior izquierda, nuestro “canonizado” Presidente del Cabildo se encuentra venerado en calidad de benefactor.
Aunque no lo crean este mural se encuentra en un retablo de la iglesia de Los Gladiolos en Santa Cruz de Tenerife, como se puede ver en la parte inferior izquierda, nuestro “canonizado” Presidente del Cabildo se encuentra venerado en calidad de benefactor. Algunos siguen pensando que se pueden perdonar sus pecados pagando…
Y no se olviden, éste no sería el primer caso de político tinerfeño ‘canonizado’ desde los altares. El fallecido Pancracio Socas, ex alcalde de Santiago del Teide, pone rostro al mismísimo Dios en un cuadro situado en el altar de la iglesia de no recuerdo que santo (creo que era la del casco del municipio). Jajaja, con el dedo levantado y todo en plan anuncio de donut. Vale que ya falleció, pero tal escándalo ocurrió cuando estaba vivo. El cachondeo fue de tal calibre, que sobrepasó las fronteras del Archipiélago y se publicó en prensa estatal (a finales de los 90′ ocurrió).
Buaj, verán cuando se entere Berto el alcalde de Arona. Un alcalde del Sur y el presidente de Tenerife, ambos de su partido (CC), ascendidos a los cielos, y él en la tierra. ¿A que encarga un retablo para alguna iglesia?, jajajajaj.