¡¡Confirmado que Ricardo Melchior intenta trepar al cielo desde la iglesia de Los Gladiolos!!


Belén de Vil, Charlie Hari y Sir Archibald Bradley (San Borondón) confirman la autenticidad de la información que emitió en primicia TenerifeLeaks. Xddddddddd

¿Recuerdan que les conté el jueves que Belén de Vil se había ofrecido a comprobar ‘in person’ la primicia lanzada por TenerifeLeaks sobre la presencia de Ricardo Melchior en un mural de la iglesia de Los Gladiolos? Pues ya está. Confirmado y requeteconfirmado: ¡¡¡Rigurosamente cierto que el presidente de Tenerife está trepando al cielo desde el altar de esa iglesia!!! Y en vida, que ya tiene mérito. Cualquiera no tendría cara para aguantar la vergüenza por algo tan sumamente ridículo. Si es que es increíble. Lo que no pase en esta isla…

No pudo verificarlo por sí misma porque anda entusiasmadamente liada con la protesta guerrillera que se ha organizado en Santa Cruz en contra de los bárbaros recortes que le están pegando el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz al servicio de guaguas (por cierto, sigan con atención sus próximas filtraciones sobre ese asunto, que ha hecho unas averiguaciones muy suculentas). No hizo falta ‘distraerla’ de sus indagaciones guerrilleras sobre las guaguas. Un espía del núcleo duro harista (el mismísimo Charlie Hari) se ofreció raudo a hacer él mismo la comprobación porque se moría de ganas de ver semejante barbaridad con sus propios ojos y a contarle detalladamente su incursión. Cabía la posibilidad de que fuera un bulo-montaje y de que a TenerifeLeaks se le hubiera ido la perola. Y  tachááán

Qué sí, joer, que es ciertooooooo 8-0 , ¡¡Tenemos un presidente celestial!! Jajajajajaj. Como lo cuenta y muestra Belén de Vil en su post ¡Ricardo Melchior en los altares!:

La obra se titula Exaltación de la Eucaristía y fue encargada por el propio Melchior al pintor ¿hiperrealista? Miguel Rocha, que colgó el cuadrito en 2008, aunque debió tardar sus años en hacerlo, porque es de dimensiones considerables. Si verlo en fotografía provoca un fuerte impacto visual, imagínense lo que es verlo al natural 8O Uno de los haris de este blog hizo el peregrinaje hasta la iglesia y sigue en shock, así que lleven cuidado, por favor”.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior (CC), en un retablo del altar de la iglesia de Los Gladiolos./Foto de Belén de Vil y Charlie Hari

Melchior en pleno altar (al fondo a la derecha).

El cuadro en cuestión ha resultado ser un retablo inmenso (la imagen que difundió TenerifeLeaks era ‘solo’ un fragmento del mismo) situado en el mismísimo altar de la citada iglesia santacrucera, al fondo a la derecha. Como los baños, pero esta vez para mearse de risa en una iglesia. Y no descartaría que alguno se cagara de miedo, porque no es moco de pavo eso de ver a un político vivo retratado en el altar de una iglesia (ascendiendo al cielo desde las nubes y rodeado de angelitos, si es que tiene pecado la cosa…). Si se aventuran a ir, por si las moscas, fichen la pila bautismal mientras avanzan hacia el altar 😉 .

Detalle del retablo eclesiástico en el que aparece rodeado de ángeles Ricardo Melchior/Foto de Sir Archibald Bradley

Detalle del retablo eclesiástico en el que aparece rodeado de ángeles Ricardo Melchior/Foto de Sir Archibald Bradley

Como Belén de Vil y nuestro Charlie Hari son un lujazo, también aclararon mi duda de qué carajo hacía con el brazo el angelito que está debajo de Melchior -de verdad que visto en chiquitín me parecía que le hacía un corte de manga al celestial presidente insular de Tenerife-. Belén posteó la foto en detalle que le pasó nuestro agente y me dejó claro que ese querubín no hacía un corte de manga, aunque tenía cara de mala hostia -ella dijo “cara de mosqueo”, pero vista la temática eclesiástica, reversiono su explicación. Pero miren, aunque no acertara con lo del corte de brazo, no iba desencaminado mi instinto espía sobre la actitud del ángel, jeje.

Pero por si tuvieran la tentación de creer que a los haris se nos ha ido la pinza del todo, no somos los únicos que confirmamos la veracidad de la consagración celestial del presidente del Cabildo Insular de Tenerife, se han hecho más comprobaciones que ratifican que lo de Melchior es cierto.

En cuestión de un día, otro testigo avaló con su testimonio en la revista digital San Borondón la veracidad de la revelación celestial de Melchior que estábamos rulando por la Web TenerifeLeaks, AronaLeaks, Belén de Vil y BlancaHari. Se trata de Sir Archibald Bradley Curbelo, ¿les suena verdad? Un singular gomero que se coló vía braguetazo en la nobleza inglesa y que es fundador de la Comunidad Canaria en Londres, analista pepitiano y asiduo de medios 2.0 como el BlancaHari (para nuestra honra, xd).

Sir Bradley, una vez recuperado de la impresión, ha tenido la gentileza de explicar con todo lujo de detalles su flipante incursión eclesiástica. Les pongo un fragmento (para leer el artículo completo en San Borondón pinchar en “Ricardo Melchior, in gloriam Dei”):

“(…) Son las seis y cuarto de la tarde, afuera hay un sol de primavera medio difuminado por las nubes, pero la iluminación es suficiente. Un vistazo al arte sacro descubre el terror al vacío de unas paredes, blancas y lisas y al mismo tiempo casi barrocas, en las que se sostienen  una cantidad insospechada de pinturas eclécticas. El arte es una de las expresiones más personales que podemos encontrar y eso ha dado lugar a una cantidad enorme de estilos y propuestas, unas mucho más elaboradas que otras. Pensaba en ello cuando un grito se muere antes de nacer en mi garganta, justo cuando me encuentro, a la diestra del mural de Ávalos, una composición en la que distingo perfectamente a un ángel con corbata: Ricardo Melchior. No no es coña. El Obispo Bernardo preside la composición, pero a su alrededor, entre los angelotes y querubines tradicionales e inofensivos como Cupido, aparecen desde un preboste de ATI a concejales franquistas del tercio familiar y de la JONS. Casi no puedo respirar. Busco desesperadamente un crucifijo con la esperanza de no verlo boca abajo y, efectivamente, encuentro uno (felizmente boca arriba) ubicado discretamente a la izquierda del mural de Ávalos.  Me fijo en un cartel ubicado junto a ese mural de estilo incierto y descubro que el perpetrador es Miguel Rocha y Rocha.

Lady Belén de Vil escribió “Hay un angelito, a la derecha del sonrosado Ricardo que, si se fijan bien, tiene cara de mosqueo, como si se preguntara ¿qué hace este tío aquí?”. Y tiene toda la razón del mundo”.

Con el shock que sufrieron todos los que vieron al actual presidente del Cabildo de Tenerife ascendiendo a los cielos desde el altar de una iglesia, en la primera mirada no repararon en más detalles curiosos de ese angelito. Mucho era salir de allí derechos y sin usar la pila bautismal. Si solo de examinar las fotos el bic de Belén de Vil sigue estremecido, imaginen…

Pero pronto se dieron cuenta de que el querubín daba mucho más de sí, ¡¡y han vuelto a entrar en shock!!.

Aunque mejor cuento en el siguiente post el cachondeo desatado por la Web tinerfeña, española y londinense cuando empezaron a recobrar el sentido del sinsentido político-divino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s