Julionatrix protagonizará el pleno insular de hoy: le toca defenderse de la inquisición de CC-PSOE y, además…

  • Una pregunta de Podemos planteada por Julio Concepción sacará los colores al presidente del Cabildo y a Valbuena a cuenta de cobros irregulares de dinero público y de la sospechosa demora en reclamar su devolución.

  • El oráculo hari avisa de que CC y PP quieren usar ese escándalo para justificar la ruptura del pacto de gobierno con el PSOE.

El mismo consejero al que el gobierno insular de CC-PSOE intenta censurar con una moción plenaria que cataloga la crítica política que hace en redes sociales como ‘no saludable’, o sea, nuestro agente Julionatrix, sacará a relucir en el pleno los manejos que ensombrecen la objetividad de la tramitación de expedientes administrativos peliagudos que los servicios jurídicos y la secretaría general del Cabildo deberían resolver al margen de intereses políticos.

Hace nueve meses (en junio del año pasado), este agente hari sacó a la luz que el vicepresidente tercero del Cabildo, José Antonio Valbuena (PSOE), estaba cobrando en A un sueldazo anual de 76.000 euros brutos por dedicación exclusiva a sus funciones de gobierno y, al mismo tiempo, cobrando en B por la realización de tasaciones inmobiliarias no declaradas públicamente. Obviamente, no se puede tener dedicación exclusiva a la política y, al mismo tiempo, dedicarse a actividades empresariales privadas. Sigue leyendo

Chanchullos secretos de CC para “comprar” a José Antonio Reverón (4)

El alcalde, Sosa y Tatanito intentaron que ‘el de la mochila’ cesara en las denuncias a Fiscalía a cambio de un sueldo, un móvil y un despacho en el Ayuntamiento

¿Acaso creían que ya les había contado lo más fuerte de esta película que ha vivido y sufrido el concejal que ha abanderado la lucha anticorrupción en el Ayuntamiento de Arona? Pues qué va. Solo les he perfilado la parte más light de la guerra que el gobierno bertista, determinados técnicos municipales, empresarios y hasta su ex PSOE han librado para intentar aplacar, controlar y quitar de en medio a José Antonio Reverón (quien acabó dejando el PSOE y fundando Ciudadanos por Arona).

(Advertencia para públicos sensibles: En este capítulo hay escenas de terror).

El alcalde y su equipo estrenaron la mayoría absoluta que lograron en 2007 (histórica porque hacía dos décadas que ningún grupo conseguía concejales suficientes para gobernar en solitario, sin pactos) con una prioridad clara: defenestrar políticamente y vengarse de los socialistas responsables de sus imputaciones judiciales: Paco García Santamaría y José Antonio Reverón.

Los bertistas nunca asumieron que eran ell@s los presuntos delincuentes por haber gestionado el Ayuntamiento al margen de la legalidad (el Caso Arona arrancó con cientos de licencias de obra concedidas con informes jurídicos desfavorables, contratos de obras públicas adjudicadas a dedo, enchufes de personal y tejemanejes en el Plan General de Ordenación que llevan siglos tramitando).

Sino que enfocaron el asunto desde el primer momento como si los golfos fueran quienes les habían denunciado (aunque esa fuera su obligación como oposición). Sigue leyendo