Derribos a conveniencia: A ti no te perdono. A ti sí, pero a cambio…

Las escuchas de la Operación Edén prueban que la infracción del camping fue usada como moneda de cambio con la que ‘comprar’ el cese de las críticas en prensa y denuncias del PSOE y Felipe Campos, así como para desgastar políticamente a Santamaría.

La Junta Local de Gobierno se afanó en demorar la sentencia de derribo que afecta a Marichal justo cuando éste fraguaba el golpe para hacerse con el PSOE aronero y quitar de en medio a los socialistas que habían puesto al urbanismo en la picota judicial.

¿Podría haber usado el gobierno bertista de CC la sentencia firme de derribo que afecta al constructor Agustín Marichal para disuadirle de que la oposición que él preside deje de llevar a los juzgados asuntos turbios de su gestión? Pues poder podría, desde luego que sí. No sería la primera vez que los imputados de CC intentan algo así.

Suena deleznablemente sórdido, ¿verdad? Es que hablamos de la parte oscura de la política, el urbanismo y los negocios de Arona. Ese lado desde el que los malos son quienes denuncian, no quienes delinquen o chanchullean a costa del interés general.

A mí me parece factible que exista un pacto de no agresión entre CC y PSOE. Mera intuición. O deducción… ¿En qué me baso?

Conozco (y tengo pruebas) el uso oscuro que gobernantes del municipio han dado durante la última década a distintas sentencias, expedientes municipales y resoluciones importantes (varias de ellas publicadas hace tiempo en prensa, y no solo por mí 😉 ). Cualquiera de ellas aportan elementos de sobra para dudar de cualquier despiste o demora casual en la ejecución de órdenes judiciales y resoluciones de calado como la de Marichal. Pero la mejor, sin duda, es la vinculada al camping Nauta. Parte de la misma es de dominio público. Pero la parte más interesante la conocemos solo una minoría (me incluyo porque me tocó protagonizar dicha historia de lado, de frente, de culo…).

Un extintor. Todo empezó por la falta de extintores durante un incendio en el camping Nauta. En mayo de 2006 a un campista se le quemó la caravana y llamó a la Guardia Civil para denunciar fallos de seguridad en el establecimiento. Los guardias que acudieron a su llamada pidieron a los responsables del camping los permisos del establecimiento y ¡buuum!, al examinar los planos descubrieron que la caravana incendiada se ubicaba en una zona no amparada por licencia. Bueno, todavía peor: estaba en una zona marcada en los planos como “reserva natural”. La infracción en materia de seguridad que detectaron los agentes caminó por un lado, y la infracción urbanística por otro. En concreto, esta última pasó por la Subdelegación y la Delegación del Gobierno hasta ser remitidos al Ayuntamiento de Arona (administración competente en ese supuesto de actividad no amparada por licencia).

Esa documentación de la Guardia Civil, de la Delegación y de la Subdelegación del Gobierno llegó al Ayuntamiento por registro de entrada el 22 de junio de 2006. Curiosamente, no se le dio curso ese mes, ni el siguiente… Es más, el expediente municipal de infracción urbanística contra la parte ilegal del camping se ‘extravió’ y no arrancó hasta noviembre-diciembre.  Todavía más cantoso: realmente no se desbloqueó hasta marzo-abril, después de que saltara el Caso Arona.

Pero uy, que me acelero y me salto partes interesantes del relato. La documentación de las anomalías detectadas durante dicho incendio en el camping fue remitida a la Alcaldía y puffff, se perdió. Como las facturas de obras ilegales encargadas a Chijafe en 2006-2007 y desaparecidas en el Ayuntamiento hasta hace unas pocas semanas. Cuánto fondo tienen algunas gavetas de ese Ayuntamiento, ¿no? 😉 . Esos papeles permanecieron despistados en ese hondo cajón hasta que un fisgón indiscreto los localizó y los echó a andar filtrándolos a la Oficina Técnica y a prensa (en este caso a mí). Por eso los informes técnicos sobre dicha infracción se iniciaron sin que hubiera resolución ni decreto del alcalde. La tramitación, miren qué cosas, se paró como por arte de magia y se desbloqueó también con magia.

El mago que urdió el destape consistorial y público del escándalo me contó al entregarme el expediente completo de semejante notición que el gobierno bertista lo tenía parado porque lo estaba usando para presionar al portavoz socialista, Paco Santamaría. El trato que estaban planteando (como acabó confirmando el propio Paco Santamaría) era que dicha documentación permanecería ‘extraviada’ y que le ayudarían a legalizar el tema si, a cambio, él y su grupo cejaban en la fiscalización y críticas periodísticas contra la gestión económica de CC.

¿Recuerdan cuando el PSOEde Santamaría empezó a descubrir ante la opinión pública que el gobierno local gastaba ilegalmente cada año varios millones de euros? Pues se acercaban las elecciones de mayo de 2007 y algunos bertistas estaban muy interesados en mantener sus jaleos económicos alejados de la campaña. La jugada del mago fue magistral: fastidió al Bertismo y a Paco Santamaría al mismo tiempo (y además echó tierra sobre un posible pacto de gobierno entre ambos partidos después de las elecciones).

Solo que en ese tema fallaron absolutamente todos los cálculos de todos los protagonistas de este culebrón político, y todos alcanzaron palos. Continuará…

(aclaración para que no se me líen: lo del camping es una infracción urbanística por ocupar sin licencia un suelo que debía reservarse en estado natural, no un delito medioambiental.

Chanchullos secretos de CC para “comprar” a José Antonio Reverón (4)

El alcalde, Sosa y Tatanito intentaron que ‘el de la mochila’ cesara en las denuncias a Fiscalía a cambio de un sueldo, un móvil y un despacho en el Ayuntamiento

¿Acaso creían que ya les había contado lo más fuerte de esta película que ha vivido y sufrido el concejal que ha abanderado la lucha anticorrupción en el Ayuntamiento de Arona? Pues qué va. Solo les he perfilado la parte más light de la guerra que el gobierno bertista, determinados técnicos municipales, empresarios y hasta su ex PSOE han librado para intentar aplacar, controlar y quitar de en medio a José Antonio Reverón (quien acabó dejando el PSOE y fundando Ciudadanos por Arona).

(Advertencia para públicos sensibles: En este capítulo hay escenas de terror).

El alcalde y su equipo estrenaron la mayoría absoluta que lograron en 2007 (histórica porque hacía dos décadas que ningún grupo conseguía concejales suficientes para gobernar en solitario, sin pactos) con una prioridad clara: defenestrar políticamente y vengarse de los socialistas responsables de sus imputaciones judiciales: Paco García Santamaría y José Antonio Reverón.

Los bertistas nunca asumieron que eran ell@s los presuntos delincuentes por haber gestionado el Ayuntamiento al margen de la legalidad (el Caso Arona arrancó con cientos de licencias de obra concedidas con informes jurídicos desfavorables, contratos de obras públicas adjudicadas a dedo, enchufes de personal y tejemanejes en el Plan General de Ordenación que llevan siglos tramitando).

Sino que enfocaron el asunto desde el primer momento como si los golfos fueran quienes les habían denunciado (aunque esa fuera su obligación como oposición). Sigue leyendo

Preparan la factura para que el alcalde pague de su bolsillo los dos millones de euros que ha pifiado

Felipe Campos, Paco Santamaría y el de la mochila se han activado ya para invocar la ley de responsabilidad patrimonial personal en contra del faraón aronero

Al alcalde de Arona, Berto González Reverón (CC), podría costarle muy cara la pifiada que ha hecho con el centro comercial Zentral Center. Tanto el Código Civil como el Código Penal españoles contemplan la posibilidad de que los políticos afronten con su patrimonio personal las cagadas económicas que cometan cuando gestionen de forma kamikaze y eschavetada los fondos, recursos y servicios públicos.

Uffff, y un secretario municipal, tres abogados, dos juristas municipales, varios empleados públicos de áreas económicas (uno de ellos de la Audiencia de Cuentas) y dos alcaldes, coinciden en que Berto tiene muuuuchos puntos para ser condenado a pagar los platos que ha roto en el Ayuntamiento. Bueno, en realidad los ha roto en el centro comercial que confiscó por razón de -su- interés público, pero pretende que los pague el Ayuntamiento que lanzó en plan okupa sobre esa propiedad privada. (No he hecho todas esas consultas en los últimos días; llevo años siguiendo la pista a los 14 convenios urbanísticos que firmó Berto cuando llegó a la Alcaldía. Desde el primer momento estuvo claro que esos convenios y sus cláusulas indemnizatorias eran la crónica de una muerte económica anunciada… Me consta que fue prevenido hasta la saciedad: yo en aquella época trabajaba en el Ayuntamiento de Arona. Pero él prefirió defender que el fin justifica los medios).

Y por si el Ministerio Fiscal o magistrados como el del Caso Arona se despistan, ya hay quienes se han mostrado dispuestos a activar los mecanismos administrativos y judiciales necesarios para lanzar contra la cartera de Berto la legislación vigente sobre responsabilidad patrimonial personal de los políticos. Jeje, de momento he confirmado que hay tres inqueridos del alcalde dispuestos a blandir contra él esas leyes: el abogado Felipe Campos, Paco Santamaría (del otro PSOE aronero) y José Antonio Reverón ‘el de la mochila’ (en tránsito entre el otro PSOE y Ciudadanos por Arona). Jajaja, el trío que suele amenizar las mañanitas políticas y judiciales más amargas de Berto ¡y ahora encima atentando contra sus perras! Uffff, prepárense que se avecinan nuevas escenas de acción, de drama, victimismo y de risas en el peliculón político cirsense aronero.

Digo lo de si se despistan los fiscales y el magistrado de mi caso judicial favorito, porque aunque la sentencia que ha condenado al Ayuntamiento a pagar una indemnización de unos dos millones de euros no tiene nada que ver con esa causa, el convenio urbanístico que ahora está pasando factura de cobro a las arcas municipales tambieeeeeen forma parte del Caso Arona. Jajajaja, Xdios, ese procedimiento judicial en el que deben estar imputados ya alrededor de 100 gobernantes y ex gobernantes municipales, consejeros del Cabildo, funcionarios, policías, técnicos, empresarios y vecinos (hace un año iba por 64 imputados) ¡¡¡¡¡es Roma!!!!!

Jajaja, todos los caminos de la politíca y casi todos los de los grandes negocios de este municipio conducen a esa Roma judicial. Uysssssss, que ya sé quién es Nerón! Jajajajajja, cuánto juego da el temita romano: leones, emperadores, esplendor y decadencia, política, corrupción, traiciones, luchas ideológicas, religiosas y de poder, urbanismo ¡y Derecho Romano! Ays, qué bien le hubiera venido a algun@s emputados saber algo sobre esa materia… Ups, 😮 me acabo de acordar de que Berto es licenciado en Historia. Jeje, se ve que se perdió alguna clase (por no decir que igual memorizó la asignatura para aprobar el exámen pero no la asimiló). Jajaja, además, los romanos tuvieron trato con Egipto, sus pirámides…

Ups, mejor me corto de seguir por este camino que si sigo desparramando voy a acabar diciendo a quién le he adjudicado el papel de Nerón y a ganar votos para acabar en las mazmorras del circo romano (jeje, me impone mucho más respeto Nerón que Bertodafi o Bertankamon 😉 )