Popurrí de escándalos

Lo de Aronalipsis Now suena a coña, pero lean lean y verán que esto está petando 😕

Los voy a estresar un fisco, que lo sepan 😉 . Ésta es una de esas noches en las que tropiezo con poco tiempo para postear y demasiados temas importantes pendientes de airear. Así que voy a desembuchar a lo bestia y de forma escueta los últimos cables enviados por los agentes haris:

-Errores administrativos escandalosos provocan que el Ayuntamiento tenga que devolver una multa cobrada al concesionario de limpieza, la UTE Arona.

¿Se acuerdan de que sus incumplimientos del pliego que rige el servicio eran tan graves que justificaban la rescisión de contrato y que sin embargo el gobierno bertista de CC se empeñó en saldar el asunto con una multa de ciento y poco mil euros (digo la cifra de memoria)? Pues esa es la multita que al parecer toca devolver a la empresa. El Ayuntamiento ha sido tan sumamente cutre en la tramitación de ese expediente sancionador, que igual hasta le toca pagar un extra de responsabilidades patrimoniales a la adjudicataria.

A todo eso, a la UTE de limpieza y recogida de basura siguen faltándole vehículos por aportar. Pero ni el grupo de gobierno ni sus técnicos del alma han estimado necesario iniciar otro expediente sancionador por ese incumpliento del pliego.

En cualquier caso, tooooodo el extraño proceso de adjudicación de ese servicio y la benevolente comprensión mostrada por el gobierno de CC en favor de la empresa concesionaria ya están en los juzgados (Caso Arona 3 y Caso Arona 4, este último presentado este verano). Parece que se avecina otra entrega judicial sobre ese el mal olor que desprende ese servicio.

-El ex concesionario de limpieza, Camilo Álvarez Sánchez (CAS), insiste en su querella de prevaricación contra Berto el alcalde.

Agentes haris informan que Camilo ha recurrido el fallo que desestimó hace unos meses su querella de prevaricación por el Caso Contenedores.

-Condena contra el Ayuntamiento por la concesión de una licencia ilegal en Palm Mar.

En torno a unos 200.000 euros creo recordar que es el importe de la indemnización que le toca pagar al Ayuntamiento por haber concedido una licencia de obra mayor que incurría en causa de nulidad y tuvo que ser revocada por mandato judicial. La licencia hacía alusión a un edificio de apartamentos en la falda de la montaña de Guaza, y llegó a los tribunales a instancias de la Guardia Civil y de ATAN.

-¿Y si la sentencia condenatoria de Berto fue notificada al Ayuntamiento y escondida en un cajón?

Para que la secretaria general del Ayuntamiento informe de si el alcalde es compatible o no para seguir en el cargo, no vale una fotocopia ni artículos de prensa. Sino que tiene que tener la notificación oficial del juzgado o un original de la sentencia. Así que alguien tenía que pedirla al juzgado… Pero vaya, qué sorpresa: Espías haris parecen haber descubierto que esa sentencia sí ha sido enviada formalmente al Ayuntamiento de Arona, ¡y que alguien-es la tienen intencionadamente alejada de la Secretaría General para que no tenga que actuar en relación a la misma 😯 !

Si eso se confirmara, podrían verse en apuros serios los responsables de la Secretaría General del Ayuntamiento y, de postre, del Registro Municipal.

¿Adivinan dónde dice el GPS hari que está escondidilla esa sentencia de inhabilitación que los juzgados habrían remitido por registro de entrada desde hace semanas? Muy fuerte…

-Confirmado en el funeral de APESA que esa sociedad de promoción turística fue ilegal siempre, desde su creación allá por 2006.

El proceso de eutanasia de esa sociedad mixta (pública y privada) se celebró ayer, y fue absolutamente rocambolesco: como se suponía que ya la habían matado, para poder fulminarla legalmente ¡primero tuvieron que resucitarla! En serio. Pero nada, la resucitaron un momentín para poder votar su aniquilación (falta un trámite, pero parece que solo se trata del esparcimiento de cenizas y que ya no tendrán que matarla más (creo que llevan ya tres acuerdos de disolución seguidos…).

-Descubren contadores de agua secretos y pagos extraños al concesionario Canaragua.

Ojito que aquí puede saltar algo muuuuuy gordo. Las primeras pesquisas apuntan a que el Ayuntamiento estaría pagando a escondidas un montón de agua que no le corresponde para favorecer a ciertos empresarios y vecinos.

-El concejal de Medio Ambiente la lía con una extrañísima concesión de kiosco en la playa de Las Burras.

Ese asunto es más raro… Todo en sí es así como demasiado raro para que tanta rareza sea casual.

Tan cantosa y escandalosa ha sido esa adjudicación de un kiosco en la playa de Las Burras (entre El Fraile y Las Galletas), que hasta Berto el alcalde está enfurecido con el concejal que ha liderado la historieta…

– Movimientos en la oposición para plantear la incompatibilidad de Berto para seguir en el cargo.

De esto no puedo decir casi nada 😦 . Pero que sepan que algo hay

– Berto y el CD Marino no pueden quitar la denuncia contra el Ayuntamiento.

Jajajajajaj, cuentan espías haris que aunque el CD Marino se puso manos a la obra (con algo de asesoramiento) para retirar la denuncia que tanto ha apurado al gobierno bertista de CC y hasta al Paulinato del Gobierno de Canarias, ¡no han podido hacerlo! Al parecer solo la podría retirar su ex vicepresidente, ése al que cesaron precisamente para intentar paralizar el procedimiento judicial iniciado contra la gestión deportiva y lúdico-cultural del Ayuntamiento de Arona.

Me faltan muchas más cosas, pero como el listado es infinito paro ya. Si es que resultan agotadores, xd… ¡¡¡Y faltan como mucho cuatro días para que la Fiscalía presente su escrito de acusación por el Caso Aronaaaa!!! 😀 .