Inspección de Trabajo pide cuentas al Ayuntamiento por el dislate laboral del Servicio de Socorrismo

Antonio Sosa y varios técnicos han sido citados hoy en la sede capitalina del órgano de la Administración Laboral encargado de vigilar, controlar y asegurar el cumplimiento legal en materia de condiciones de trabajo, empleo, Seguridad Social y prevención de riesgos laborales.

Desde agosto sin cobrar, y sigue sumando la deuda de los aroneros con la Seguridad Social a cuenta de los impagos por este servicio… 

A lo rapidín que no me queda neurona 😦 , me cuentan los agentes consistoriales haris que varios responsables políticos y técnicos de diversas áreas del Ayuntamiento de Arona tendrán que comparecer hoy en Inspección de Trabajo para dar explicaciones sobre el sarao que han liado con el servicio de salvamento y socorrismo en playas del municipio y, en particular, con su maltratada plantilla (18 socorristas profesionales encargados de la seguridad de los bañistas de las principales playas de este municipio turístico y de servicios como la asistencia a personas con discapacidad para que puedan disfrutar del mar).

Los socorristas, recuerden, cobraron su último salario en agosto de 2012. Desde entonces trabajan pero no cobran. Viven de la limosna del Ayuntamiento de Arona (ayuda de alimentos y poco más) y de la mendicidad literal (pidiendo en la playa). Todo porque a los responsables políticos (gobierno de Coalición Canaria y, en particular, el concejal de Playas y Medio Ambiente, Antonio Sosa) y/o técnicos municipales se les pasó renovar un contrato antes de que venciera y, a partir de ahí, mil despropósitos más.

La oportuna rendición de cuentas de técnicos y políticos (a ver si alguien pone orden de una vez en semejante escándalo y, de camino, si se aclara el embolado) ha sido desembocada por una de las socorristas afectadas. Como ella misma relató en este blog, se le ocurrió llamar a Trabajo, y obtuvo respuesta.

Trabajadores de un servicio público en el limbo laboral y económico mes sobre mes. Pero currando… Como para no fliparla Inspección de Trabajo en peso 👿 .

Suerte a los  socorristas. Y enhorabuena por no rendirse. Una cosita, ¿han valorado contactar con el Diputado del Común-Defensor del Pueblo?

Nueva querella de Fiscalía y nueva imputación contra el alcalde de Arona

¡Ven qué poquito le ha durado a Berto el alivio judicial por la absolución de Camps! Ni un día entero pudo disfrutar de la noticia. A la mañana siguiente de hacerse público el veredicto del jurado popular valenciano ya estaba desaforado y desquiciado judicialmente de nuevo. Porque, tacháááááán, al megaimputado alcalde de Arona le han caído encima otra denuncia de Fiscalía y, cómo no, más imputaciones.

Cuántos boletos penales está juntando Bertito para el sorteo de la chochona judicial, ¿eh? Al final se extrañará y todo de que le toque el premio condenatorio del que se ha librado Camps (éste ‘solo’ tenía un boleto para ese sorteo, por cohecho pasivo impropio, pero el alcalde de Arona tiene una colección…).

A ver, abrimos las apuestas. ¿Cuál es el nuevo escándalo judicial que ha estallado en el Ayuntamiento de Arona? Que conste que yo me he sorprendido al enterarme. ¡Pero porque creía que esa imputación era pública desde hace meses! No está imputado solo Berto en esta nueva causa por presunta corrupción, pero  no vamos a restarle protagonismo de entrada 😉 .

Y una cosita para que vayan atando algún cabito que a la prensa se le ha pasado por alto (qué raro :/ ), esta nueva imputación tuvo mucho que ver en el arrebato de cordura que padeció el gobierno bertista a ultimísima hora en relación al servicio de vigilancia y socorrismo en playas.

En cuanto vea por dónde tiran las apuestas, les cuento la historia. Y no me olvido de que tengo pendiente la explicación de por qué fracasaría el plan de espionaje contra la oposición aunque una bertista de Secretaría no hubiera metido la pata descubriendo el tinglado.