Las familias okupa de Arona casco denuncian al alcalde y a cinco ediles por coacciones

Acusan a los gobernantes de haberles privado a ellos y a sus bebés (uno de UN MES, otro de UN AÑO y otro más de TRECE MESES) de las garantías jurídicas y derechos básicos al ordenar “de forma arbitraria” que les cortaran el agua y la luz que cogían de una farola.

Julio Concepción (SSP) y Sergio Cabrera (CxA) se han propuesto como testigos del “acoso” dirigido desde el Ayuntamiento de Arona contra estas familias para intentar echarlas a las bravas de dos viviendas de titularidad pública que llevan desocupadas desde su construcción, hace más de 25 años.

También han denunciado al presidente de la asociación de Tercera Edad del casco, “amigo del alcalde” por meterse en las casas y dejar “notas amenazantes” a sus ocupantes.

La crisis en Arona es incluso peor de lo que imaginaba. Cuando una administración pública establece entre sus prioridades mantener desocupadas unas viviendas construidas para familias desfavorecidas… Y cuando para lograrlo deja sin luz ni agua a tres bebés, uno de ellos recién nacido, lo único que queda claro es que la crisis es gravísima. No ya por la parte económica y laboral, sino por la ABSOLUTA CRISIS DE VALORES HUMANOS Y HUMANITARIOS, xd.

Qué fuerte que los gestores de una Administración Pública se empecinen en CORTAR LA LUZ A UNA FAMILIA CON BEBÉS porque la toman ilegalmente de una farola, cuando HAN PERMITIDO QUE UNA EMPRESA PRIVADA HAYA PASADO AÑOS Y AÑOS HACIENDO LO MISMO (los primeros por necesidad vital, la otra para sacar beneficio económico a costa de los recursos municipales (doy por hecho que las órdenes del corte eléctrico y de agua las han dado los políticos, porque el colmo sería que la Policía Local y el personal del servicio municipal de Mantenimiento actuaran por libre, caso en el cual los políticos deberían haber ordenado ya expedientes disciplinarios contra el personal municipal responsable).

Continuará (y tanto que continuaré 😡 ).