Arona también acaba de ser condenada a indemnizar con 300.000 euros al ex concesionario de limpieza

Las tres sentencias caídas contra el Ayuntamiento de los aronerxs solo en lo que va de semana superan ya los 600.000 euros de castigo económico.

Xd, ¡¡trasciende una condena judicial por día desde el lunes!!

Además, en lo que va de mes han caído varias condenas más de millones de euros y, lo único bueno para el interés general, se ha celebrado un juicio penal contra el alcalde (a punto de salir la sentencia 😀 ).

Joer, si es que parece que cuento todos los días lo mismo. Condena judicial de 70.000 euros el lunes, condena judicial de 240.000 euros el martes, y condena judicial de unos 300.000 euros el miércoles. Todas ellas por morosidad en el pago de deudas que el gobierno bertista se negaba a pagar, con intereses de demora e indemnizaciones por daños y perjuicios ocasionados por el Ayuntamiento de Arona a tres empresas que han tenido que pelear durante años en los tribunales para cobrar sus deudas (dos de ellas ex concesionarios municipales, para más inri).

300.000 por intereses de demora en el pago de deudas.

La nueva orden judicial de pago que acaba de descubrir  nuestra red consistorial de espías haris guarda relación con el ex concesionario municipal de limpieza y recogida de basura, Camilo Álvarez Sánches (CAS). Alude a los intereses de demora que tiene que palmar el Ayuntamiento (o sea, que tenemos que pagar los aroneros) por haber pagado fuera de plazo a esa empresa ‘los desequilibrios económico-financieros’ de sus últimos años de concesión del servicio (hasta hace un año y pico).

Eso de desequilibrio económico-financiero quiere decir que la prestación del servicio se encareció muy por encima del canon fijado (es decir, de la cuota que que el ayuntamiento pagaba anualmente al concesionario para la prestación de los servicios contratados), no obtuvo el beneficio estipulado y las arcas municipales tuvieron que pagar la diferencia (la cual nos ha costado, agárrense, más de 20 millones de euros -hoy me decían que más de 30 millones, pero como no lo he comprobado, tiro 10 millones a la baja para ir sobre seguro. Total, que más da poner 20 que 30 millones de deuda por ese desastre económico si cualquier cifra da para escandalizarse igual…-) .

Pues bien, aparte de esa sangría económica de varias decenas de millones de euros por los desmanes consistoriales en la gestión y en la prestación del servicio municipal de limpieza viaria, de playas y de recogida de basura, ahora toca volver a sacudir la resquebrajada hucha municipal para pagar los intereses derivados de la tardanza del consistorio aronero en cumplir sus obligaciones de pago. Más de 300.000 euritos de multa a Arona por morosidad institucional.  Y por chungos. Porque el Ayuntamiento disponía de dinero para pagar deudas como esa cuando tocaba…  Aunque claro, seamos comprensivos, entonces el alcalde de Arona, el plurimputado Berto González Reverón, y su T.I.A. de concejales, asesores y demás, hubieran tenido que recortar gastos ‘esenciales’ como el de su aparato de autobombo y propaganda, o festines electoralistas como las apoteósicas fiestas de Bertankamon para los mayores que votan en hoteles de cinco estrellas.

Una gestión económica de lo más responsable. Y con miras de futuro, preparando al municipio ante la crisis económica que se barruntaba cuando CC contrajo esas escandalosas deudas por aplazar los pagos para cuando llegaran tiempos peores. (Por cierto, esa sentencia aún no la tengo en papel; ha sido interceptada visualmente por espías haris que han tenido la ocasión de examinarla poquito después de que fuera notificada a esta condenadísima administración local.

Lo que tiene ser gobernados por un alcalde y concejales banqueros. Política y banca, ufff.

Si es que caray, con semejantes expertos políticos en suicidar a las arcas públicas de esta administración local, la crisis económica que está azotando a la Isla y al Planeta casi que es lo de menos 😉 . Claro que qué se puede esperar de un alcalde banquero (ex director de una sucursal de Caja Canarias) y dos concejales suyos banqueros también (Candelaria la de Hacienda con el mismo puesto en la misma entidad y Manolo el de Policía del Banco Bilbao -cuando saltó a la política ya estaba imputado a cuenta de su trabajo en ese banco-). Si dos de los principales problemas de la crisis de sistema que está sacudiendo al mundo son los políticos y la banca, en Arona es normal que aguantemos somanta doble de consecuencias.

Qué digo doble… Quíntuple por lo menos. Porque también vamos sobrados en casos de corrupción, en censura-manipulación informativa y control de medios valiéndose de dinero público, en persecución y abusos contra quienes les critican abiertamente -como Julio Concepción y el Foro Cívico del Sur-, en muestras de incapacidad-inutilidad de políticxs y técnicos municipales,… Y en indignante tufo a pelotazo todo el jodido rato. Porque ni acorralados judicialmente por escándalos de corrupción se deciden los de CC y varios técnicos suy@s a dejar de hacer cambalaches legales y de pisotear el sentido común.

Más de un millón de euros al ex concesionario de Electrificación.

Y no estoy pensando solo en el dramón semanal de las tres sentencias que hemos descubierto esta semana y en l0s más de 600.000 euros que los tribunales han ordenado pagar al Ayuntamiento moroso. Sino en que hace apenas unas semanas se ejecutó el reconocimiento de deuda secreta y la orden judicial de pago de más de un millón de euros al ex concesionario de mantenimiento, Electrificaciones Chijafe (recuerden, la mayoría por obras ilegales-alegales adjudicadas a dedo por decreto por Berto el alcalde durante la campaña electoral de 2006-2007. Sin proyecto ni expediente ni nada. Al libre albedrío y con total desenfreno. Precisamente por contrataciones como esa están imputados-acusados en primera instancia de prevaricación en el Caso Arona 1. Como no rectificaron sus andares legales, han vuelto a ser imputados en el Caso Arona 2 y 3. Y viendo el andar de las perritas, auguro el Caso Arona 4, el 5, el 6…

Casi nada lo que nos queda. Porque lo que está saliendo ahora son sobre todo las condenas por deudas y cambalaches políticos del primer mandato bertista (2003-2007). Agüita cuando revienten las causas administrativas y penales del segundo mandato (2007-2011), durante el que hizo su guerra por la mayoría absoluta. Nada más y nada menos que el de la etapa crítica del reventón de la burbuja del ladrillo y de la burbuja de la corrupción en este municipio…

Anulada la adjudicación del servicio municipal de mantenimiento. Tormenta de indemnizaciones.

Vaya, ahora que me acuerdo, de ese último caldero legal también ha saltado este mes una agria cotufa judicial de las de avanzadilla, ya saben, esas que empiezan a estallar un rato antes de la tralla de palomitas. Nada más y nada menos que un fallo judicial que anula el contrato del servicio de mantenimiento de vías edificios municipales adjudicado hace dos años por el gobierno bertista. Los tribunales han concluido que la empresa que quedó en segundo puesto (Pepe de la Rosa, la que había prestado ese servicio hasta entonces) fue valorada a la baja y perjudicada en las puntuaciones sin fundamento alguno. Toca repetir las valoraciones, esta empresa tiene papeleta para recibir mejor puntuación que la anterior vez, cuando perdió el contrato por dos centésimas. O sea, vienen indemnizaciones al canto. Por los beneficios que dejó de ganar esa empresa por un contrato de 3 millones de euros anuales que le arrebataron injustamente y por la pedazo indemnización que tocaría pagarle a la actual adjudicataria (UTE Elsamex Tinerfeña de Obras Públicas) si su inversión y beneficios esperados se van al garete por un error del Ayuntamiento en la adjudicación. Calculando a la baja; de verdad, no logro bajar del millón de euros -cortándome mucho, porque mis cálculos tiran mucho más alto-.

Aunque la estrategia bertista para enmendar el entuerto que ha liado es aplazar la ejecución de esa sentencia y del pago de las indemnizaciones con un recurso de apelación. ¿Les suena no? Demoran el pifostio un año para bordar su pifia con un extra de gastos en costas judiciales, intereses de demora, daños y perjuicios.

Y tal multimillonaria deuda con cuño judicial ¡¡ha saltado en un mes!! Bertorrente total. Su marca personal salta a la vista 👿 .

¿Indignados? Grrr, pues esto apenas es la puntita del desastre económico y legal que está saltando en ese descalabrado Ayuntamiento. Ains cuando les cuente los tropecientos pagos con reparo de legalidad que están llevando a pleno. Y lo de Canaragua, escándalo bomba donde los haya.

El alcalde y su ex socio Barrios están ‘vistos para sentencia penal’.

Pero que no cunda el abatimiento ante semejante esperpento político y legal. También han empezado a saltar ya las causas penales que ha coleccionado con afán el alcalde de CC y casi tod@s los que le han acompañado en el gobierno o en las jefaturas técnicas peliagudas del consistorio. Berto y su ex socio de gobierno Manuel Barrios (CCN-CAN) ¡¡por fin han empezado a chupar banquillo cual reos, sometidos a juicio como acusados!! Y desde hace dos lunes (21 de mayo) ‘están vistos para sentencia’, jugándose ¡¡¡una condena de inhabilitación para ejercer como cargos públicos!!! Ainssssssss, si cayera esa breva 😀 (y vista la rachita judicial que llevan 😉 ).

El TSJC condena al Ayuntamiento a pagar 240.738 euros por una pifia en el servicio de Recaudación

Los tribunales han dado la razón en firme al ex concesionario del servicio de Recaudación Municipal de Arona, Antonio León González.

El Ayuntamiento ha sido condenado por moroso y por fresco: se quedó con un programa informático del ex recaudador municipal, se negó a pagar el alquiler convenido por el mismo y se empecinó en no devolvérselo.

Halaaaaa, otra sentencia más contra el Ayuntamiento de Arona que desgobierna desde 2003 el alcalde José Alberto González Reverón y su T.I.A. La segunda que trasciende en lo que llevamos de semana (y hoy es martes, jajaja) y la tercera en lo que va de mes.

En este caso, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha condenado al Ayuntamiento de Arona a pagar 240.738 euros por una pifia de cuño bertista relacionada con el ex concesionario del Servicio de Recaudación Municipal, Antonio León González.

Cuando en 2003 el alcalde, José Alberto González Reverón, y su técnico Juan Pedro García negociaron con ese concesionario su marcha del servicio, acordaron (y pusieron por escrito), entre otras cosas, que le pagarían un alquiler por un programa informático de su propiedad y que en 2007 se lo devolverían. Pero cuando llegó el momento de cumplir tal acuerdo, los responsables municipales se negaron a hacerlo. El ex recaudador denunció, y en marzo de 2011 los tribunales le dieron la razón: el titular del juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Santa Cruz de Tenerife condenó al Ayuntamiento a pagarle 217.350 euros por el valor del software informático que se había apropiado por la face. El juez tuvo el detalle de eximir a los aronerxs de pagar las costas.

Pero el bertismo se puso chulo y/o se acongojó de vergüenza, y, en vez de pagar, recurrió esa condena indemnizatoria. ¿Resultado? Que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias le ha dado una paliza legal de aúpa al consistorio (da entre vergüenza ajena y pena leer cómo desmonta los pésimos argumentos en los que los técnicos municipales y el servivio jurídico del Cabildo fundamentaron el recurso contra la sentencia inicial). Y le mete también una somanta económica a las arcas públicas municipales: Los 217.350 euros adeudados al ex concesionario del servicio municipal de recaudación, 9.738 euros por indemnización de daños y perjuicios y, como plus por la gracia bertista, 13.650 euros en costas por su estúpido recurso de apelación.

En total nos va a salir la gracia morosa por 240.738 euros. Y hay que pagarlos con urgencia. El TSJC desestimó la apelación consistorial contra ese pago el pasado mes de marzo. Como de costumbre, esa sentencia se guardó en algún cajón profundo del Ayuntamiento, con evidente afán de ignorarla y, como si estuviera viendo a Berto el alcalde y a su Candelaria Padrón de Hacienda, cavilando sobre cómo hacer para que no trascendiera públicamente, jeje.

Pero ya no les queda más remedio que sacarla del cajón y pagar, porque el 18 de mayo entró por registro al Ayuntamiento la orden judicial de que aflojaran la pasta “en el plazo improrrogable de 10 días”.

El gobierno aronero de Coalición Canaria, como dice el alcalde, se está luciendo en su gestión económica. Jajaja, no por las excelencias que él cuenta, claro está. Aunque igual aún no se ha dado cuenta del penoso espectáculo económico y judicial que están dando, ni lo cara que nos está saliendo su inutilidad.

Joer, si es que solo hace unas semanas que trascendió la anulación judicial del contrato de adjudicación del servicio municipal de Mantenimiento y la orden de repetir la valoración de las ofertas presentadas (recuerden, los tribunales han dado la razón al ex concesionario de ese servicio, Pede de la Rosa, en lo relativo a la valoración que recibió su oferta en ese concurso que perdió por dos centésimas). El coste económico de tal pifia no ha trascendido, pero me temo que superará con creces el millón de euros 😦 .

Y ayer mismo filtramos en el BlancaHari la sentencia que obliga al Ayuntamiento de Arona las facturas de 2005, 2006 y 2007 que le debía a la empresa que montó los escenarios y la iluminación de los Aquaviva Fest. Así que toca aflojar 70.000 euritos por el capricho bertista de negarse a pagar en su día -aunque había dinero de sobra para hacerlo-, de los cuales unos 20.000 euros son por indemnización ante la demora de pago.

Tres sentencias contra la gestión económica y de contratos de servicios públicos de Arona en apenas un mes 😯 . Eso sin contar que desde hace una semana y poco el alcalde y su ex socio Manuel Barrios ‘están vistos’ para sentencia tras el juicio por prevaricación administrativa celebrado contra ellos (está en juego su inhabilitación por un año y siete meses 😀 ).

Pero nada. No se apuren. Pura obsesión catastrofista de los antibertistas. La ‘realidad’ es que en Arona todo va de maravilla. Ni crisis hay. Da hasta para organizar macroconciertos, viajes para la tercera edad y hasta jornadas de protocolo (esto último ya lo retomaré, pero xd, si quieren ir flipándola miren el vídeo que ha colgado el bedel jefe de protocolo empresario de confianza de Berto (Randyvelix) en el ‘canal televisivo’ on line del Ayuntamiento (se accede desde la parte inferior derecha de la web institucional (pinchar aquí).

En cuanto tenga un rato les pongo la sentencia de pago al ex concesionario del servicio de recaudación. Para que vean que no se me va la pinza, jajajja. Ains, y a ver si tengo un rato para contarles la que están liando con la empresa adjudicataria del servicio municipal de agua, la famosa Canaragua. El gobierno bertista, sus técnicos y la empresa están de un amoroso espectacular entre ellos, y han decidido acordar que el contrato será prorrogado cinco años más dentro de un año y pico. Suena raro, ¿verdad? Pues es que es todo rarííííísimo… Hasta dentro de un año y pico no toca decidir si ese contrato se mantiene o se saca a concurso en busca de mejor oferta. Pero los gobernantes bertistas (Berto y Sosa) han decidido adelantarse…