Llega el tijeretazo al Servicio de Atención Ciudadana (SAC) de Arona

El gobierno bertista de CC ha recortado a la chita callando el horario de atención de ese servicio municipal

Este mes se ha hecho efectivo un nuevo recorte a otro servicio público de Arona: el servicio presencial de atención ciudadana (conocido como SAC) ha visto recortado su horario semanal de funcionamiento. A partir de ahora, solo funcionará dos tardes en semana, no cuatro. Y no se descarta que se acabe suprimiendo totalmente la prestación de ese servicio en horario de tarde.

De hecho, los mentideros municipales afirman que la intención de CC era aplicar un tijeretazo más radical desde este mes, fulminando totalmente ese servicio por las tardes. Hablan incluso de un pulso potente entre los defensores del SAC (cuyo principal imperante y jerifante es el ya por lo visto no tan poderoso técnico Juan Pedro García) y entre los políticos que estiman desmesurado el gasto en la atención presencial para los trámites ciudadanos (ya saben, enviar al ayuntamiento documentos con registro de entrada, sacar un certificado de residencia, inscribirse en los ya escasos cursos y concursos). Cuentan que al final la pugna entre quienes abogaban por cargarse totalmente el SAC por las tardes, y entre quienes defendían que siguiera como hasta ahora y que los recortes económicos se hicieran en otras áreas, se ha saldado con un fifty fifty, en plan ‘ni pa tí ni pa mí’.

Solo dos tardes de SAC, no cuatro.

Todo un detalle, el gobierno solo se han cargado la mitad del horario semanal de tarde del SAC. Los tropecientos mil vecin@s y empresari@s que usaban ese servicio de lunes a jueves en horario de tarde (creo recordar que se ha llegado a hablar hasta de 50.000 atenciones anuales realizadas en las oficinas del SAC por las tardes), a partir de este mes podrán seguir haciéndolo solo los lunes y los miércoles.

Sin embargo, la repercusión de ese recorte público es muchíííííísimo mayor, ya que, inevitablemente, caerá más trabajo y habrá más colas y mayor tiempo de respuesta en el servicio en su conjunto, pues habrá que atender en menos tiempo y con el mismo personal al mismo número de usuarios y la misma cantidad de trámites. Y esa es otra, porque el personal adscrito a ese servicio y al Ayuntamiento de Aronalipsis en general ve tan de cerca el descalabro económico que han liado Berto y los Bertistas, que nadie se asombraría si además de nuevos recortes de horarios a corto plazo, hubiera también recortes de personal…

Hay que tener en cuenta que muchos de los vecinos y empresas que usan ese servicio en horario de tarde, lo hacen para evitarse las largas colas que se forman en el SAC por las mañanas. Con lo que bueno, se democratiza la espera ciudadana: colas para tod@s 😉 .

¿Que nadie les ha informado del recorte? Joer, pues se fastidian, no pretenderán que los medios de información del Ayuntamiento den relevancia a algo difícil de rentabilizar políticamente para los que gobiernan. Además, lo han hecho sutilmente: recortaron el servicio en agosto, con la excusa del horario de verano, como hacían todos los años. Solo que esta vez el horario de agosto se mantendrá en septiembre, octubre, noviembre…

Mejor favores que una administración eficaz por sí misma.

Me imagino el argumento bertista: “total, ¿qué ganamos nosotros con ese gasto? Al contrario, perdemos, porque la gente arregla sus trámites sin tener que pedirnos favores para un montón de cosas, y eso nos resta votos. No no no, al carajo con el SAC completo si hace falta, y que sean los concejales los que atienden a los vecinos, como debe ser, en plan yo te hago un favorcillo y tú me quieres mucho y me votas por agradecimiento”.

Jajajaj, y fijo que el alcalde y demás cabecillas de CC pensarían algo del estilo “además, o recortamos servicios como ése, o vamos a tener que bajarnos los sueldos, pagar de nuestro bolsillo la defensa de nuestras acusaciones de corrupción y hasta recortar nuestro aparato de propaganda y los fondos con los que tenemos controlados a casi todos los medios de prensa que cubren información de Arona, y eso sí que no”. Hmmmmm, ¿saben cuánto le costó al Ayuntamiento, por ejemplo, que la Ser emitiera hace unas semanas desde el centro cultural de Los Cristianos? Digamos que habría dado para pagar bastantes tardes de SAC…

Así que al carajo la mitad del servicio de atención ciudadana, y todo si hace falta. Dicen que es culpa de la crisis mundial y de la sobrecarga de competencias de la administración local, y asunto arreglado. De todas formas, no se tiene por qué montar ningún revuelo: el gobierno no informa públicamente del recorte. Tampoco la prensa sapo (la que informa, calla, desinforma y hasta adoctrina en función de los fondos públicos -a menudo secretos, o sea, fondos de reptiles- que reciba, la untada, vamos). La gente afectada está acostumbrada a joderse en lo que respecta al servicio que recibe de la Administración Pública, con lo que con suerte, ni repara en el recorte. Y los empleados afectados, puagg, no problem; con lo acongojados que los hemos tenido, hasta se sorprenderán de que el tijeretazo al servicio no haya sido más destroyer.

Con decirles, que el nuevo chisme bomba que camina por el Ayuntamiento (como los “virus que andan”) es que la ecatombe económica que sufre esta administración es de tal magnitud, que los sueldos del personal consistorial solo estarían garantizados hasta noviembre con los recursos actuales. Lo que no sé es si ese rumor contempla o no el préstamo millonario que está tramitando el gobierno local de CC, porque como sea incluyéndolo, pido asilo asistencial en Adeje y San Miguel, xd). Con semejante panorama de solvencia económica consistorial, como comprenderán, el personal poco va a patalear. Si acaso, se desatará una ola de peloteo a políticos para garantizarse una salvaguarda frente a los próximos despidos (digo próximos, porque ya está habiendo).

Consejito anticrispación:

Un consejito para rebajar “el tono de crispación” que tanto preocupa a Berto el alcalde (para que no digan que no colaboramos, jajajajja): el mosco del personal del Ayuntamiento puteado con los recortes y con el discursito de “tenemos que arrimar todos el hombro”, patearía un poco menos el hígado si cargos de confianza suprimidos dejaran de decir cosas como que de en enero van a contratar de nuevo en el Ayuntamiento o en empresas controladas a unos cuantos, y cuando se les acabe el paro, a casi todos los demás. Es que ese tipo de confesiones sientan un poquito mal, y se están oyendo demasiado… Bueno, el consejo que en realidad debería darles es que supriman los gastos superfluos que en nada benefician al ciudadano, o sea, los gastos que solo benefician políticamente al gobierno, y que dejen quietecitos o incluso aumenten la inversión en servicios públicos y mejora de la eficiencia del servicio en general que está administración presta a los ciudadanos. Pero sabiendo el caso que me iban a hacer, vamos a intentar conformarnos con que los confianzud@s dejen de soltar barbaridades ‘crispantes’.

 

 

 

Anuncios

CC le mete un mordisco de censura a la participación de la oposición en los plenos

El bertismo ha decidido aplicar a rajatabla la parte del Reglamento Orgánico Municipal que aplasta la crítica y fiscalización pública de la oposición

El gobierno de Arona intenta avanzar en su régimen de oscurantismo informativo y fiscalizador con el silencio cómplice de medios de ¿información? públicos y privados que unta con fondos municipales 

¿Recuerdan que les conté hace unos días que el gobierno bertista de CC de Arona celebró la semana pasada una reunión con la oposición para lanzarle un SOS en la gestión del apocalipsis de Arona (Aronalipsis) y que, poniéndose en plan corderitos inocentes y desvalidos, los tres jinetes del aronalipsis (Berto el alcalde y sus concejales Sosa y Miguel Ángel) se deshicieron en ofertas de participación, diálogo, colaboración y consenso hacia los grupos de la oposición, planteándoles incluso compartir las responsabilidades chungas de gobierno?

Jeje, pues ni una semana ha tardado en asomar el verdadero lobo bertista que se escondía tras ese falso cordero: justo antes del pleno del pasado jueves, CC llamó a portavoces de la oposición a la sala de comisiones para comunicarles que a partir de ahora se va a limitar el tiempo de sus intervenciones (creo recordar que a dos minutos por grupo, pero tengo que revisarlo, la verdad). El gobierno justificó semejante dentellada a la participación plenaria de la oposición, en que a partir de ahora va a aplicar a rajatabla el Reglamento Orgánico Municipal (ROM), ese rodillo político que aprobaron ellos mismos a finales del pasado mandato en su absoluto y descarado beneficio (con decirles que se aseguraron de que solo se pudieran liberar concejales de la oposición con sueldo público si CC perdía la mayoría y salía del gobierno).

Sigue leyendo