La condena del alcalde no ha sido notificada al Ayuntamiento (pifia del gabinete de prensa del TSJC)

Disculpas a la secretaria general del consistorio de Arona, Tania Rodríguez Regueiro, por los injustos plumazos que se llevó sin comerlo ni beberlo.

👿 Que sean más fiables mis fuentes haris extraoficiales que la fuente oficial del mismísimo Tribunal Superior de Justicia de Canarias, es el colmo, xd

La respuesta ‘oficial’ para justificar el entuerto es que no entendieron bien la pregunta y no apreciaron que hubiera diferencia-importancia entre que la sentencia fuera notificada al Ayuntamiento y a los políticos que la protagonizan (Berto como condenado y Barrios en el papel de absuelto). Con lo que su respuesta fue que sí, que los juzgados de lo penal sí habían notificado la sentencia del Caso Enchufe al consistorio aronero, entendiendo como tal a cualquiera de sus miembros políticos. Hay que joderse… y eso que representan a una institución en la que una coma basta para condenar o exculpar, xd).

Y eso que Belén de Vil insistió en la diferencia y apoyó su consulta a ese gabinete en una amplia puesta en antecedentes para que pillaran la importancia de saber si se había notificado la sentencia al Ayuntamiento de Arona. Les habló de la lucha anti Batasuna y del gol anticorrupción que metió UPyD en la Ley Electoral en enero del año pasado e, incluso, de que si los juzgados habían notificado esa sentencia al Ayuntamiento aronero, casi seguro que Berto el alcalde tendría que dimitir de inmediato (o ser cesado). Joer, pero si hasta les contó que la secretaria del Ayuntamiento negaba haber recibido dicha notificación.

Ya les contará ella los detalles de esa historia (se rifan guantazos, y hay un gabinete que tiene todos los boletos para acabar convertido en abrigo con topitos negros 😉 ).

Tan imperdonable desliz gabinetístico ha provocado una horrorosa confusión en un asunto tan delicado como el cese-dimisión forzosa de un alcalde (por si era poco confuso el embolado de la lucha anti Batasuna que desató la guerra política en Galicia y que ahora fastidia a Berto por ‘culpa’ de un gol anticorrupción en la Ley Electoral 😮 ). Casi nada la que han liado (lo pongo en tercera persona porque como decía arriba es una fuente oficial, la única autorizada que los tribunales brindan a la prensa, con lo que no cabía presuponer que fuera preciso buscar fuentes que avalen lo que el gabinete dice).

Además de confundir y poner en el aire a un montón de gente por ese fallo tan garrafal (CC, oposición, técnicos municipales, haris,…), el desliz interpretativo de Ubaldo ha provocado inmerecidas críticas contra la secretaria general (pues según la información de prensa del TSJC, la secretaria quedaba o como una tontilla que no tiene ningún control sobre los documentos judiciales que entran por registro, o como una chunga que ignoraba adrede esa notificación de sentencia para no tener que inhabilitar al alcalde).

En realidad lo del descontrol del Registro Municipal lo tengo que mantener, pues tengo pruebas de que la parte política del Ayuntamiento está trapicheando en su beneficio-interés con los documentos sensibles que llegan al consistorio y de que los mismos son apartados de los técnicos competentes. Desconozco si la secretaria está al tanto o no, tiene responsabilidad-culpa o no en eso. Donde no la tiene seguro es en lo de la supuesta notificación judicial de la condena del Caso Enchufe.

Solo que aún entendiendo que la culpa de lo ocurrido no es mía, tampoco voy a pretender que la secretaria aronera descargue el mosqueo por las inmerecidas críticas que le lancé con un gabinete de prensa invisible para ella. Así que por lo que me toca, asumo que tiene derecho a odiarme toda esta vida y dos o tres más (cuando la crítica está basada en informaciones y datos ciertos, por mucho que moleste y perjudique a sus protagonistas, no existe tal derecho cósmico. Pero cuando no lo es, lo mínimo es que alguien pringue karma 😦 ). Berto lo arreglaría con un «siempre se ha hecho así», «todos lo hacen, habría que condenar al odio a todos los periodistas de España». Pero he ahí la diferencia entre quienes tenemos sentido de la Justicia y quienes no (jajajajjaja, este pobre está tan gafadito que ni los fallos de la portavocía de Justicia le favorecen).

Grrrrr, el requetecolmo es que el cuento del Caso Enchufe y del alcalde ‘ilegal’ cambia mucho si dicha notificación judicial no existe. Tanto como para que la expulsión del condenado y plurimputado Berto no sea automática. Te ponen la tartita delante y cuando la vas a degustar, resulta que era una vistosa tarta de aire 😦 . Menos mal que el comando hari siempre tiene suculentos pastelitos y bombones para situaciones como ésta. Así que sigue abierta la puerta de salida de Berto González Reverón. Lo de hoy es una rendijita, pero con la maña que se da para pifiarla y para autoperjudicarse, todo es posible 😉 . Además, hoy solo se va a soltar algo de munición. Los misiles anti alcalde condenado por corrupción (contratación a dedo de personal, incluyendo a la número 14 de la plancha con la que concurrió a las pasadas elecciones. Yo cada vez que lo pienso me parto de risa: Si Berto cae de la alcaldía entraría en el gobierno una de las contratadas a dedo que le está costando el puesto al alcalde.

Uy, ahora que me acuerdo. El gabinete de prensa del TSJC lió otra tocha a finales de junio, con el Caso Enchufe. En el enunciado de los email que enviaron a la prensa pusieron «sentencia de la Audiencia Provincial» en vez de «sentencia del juzgado de lo penal», con lo que muchos medios se pasaron días dando mal la noticia y sembrando con ello aún más crispación contra el condenado alcalde de Arona.

Berto y Barrios pasarán de nuevo por el banquillo de los acusados el 21 de junio (Caso Enchufe)

Se juegan dos años de inhabilitación, aunque lo probable es que el juicio se aplace hasta dentro de varios años (después del Caso Arona)

Belén de Vil ha confirmado que la jueza encargada del Caso Enchufe ya ha citado al imputado alcalde de Arona, José Alberto González Reverón (alias Berto, de CC) y a su ex edil de Urbanismo (Manuel Barrios, CCN-CAN) a cuenta de su juicio como acusados de prevaricación por amañar dos procesos de contratación para meter a dedo-enchufar en el Ayuntamiento a sus dos elegidas.

Si hacen memoria, ese juicio se iba a celebrar el pasado 29 de marzo. Pero justo antes de empezar, con Berto y Barrios ya sentados en el banquillo, su abogado coló una táctica de aplazamiento: pidió que la celebración del juicio se posponga hasta que se dirima el Caso Arona (creo que el 1), dado que las penas que piden a sus defendidos en este procedimiento son mayores que la del Caso Enchufe. Es una petición común cuando se trata de pluri imputados. Y, de entrada, lo previsible es que la jueza acceda, máxime teniendo en cuenta que el fiscal asignado al caso secunda la petición de aplazamiento.

Pero si la jueza en cuestión quisiera hacer un favor a la ciudadanía (empresariado incluido), denegaba dicha petición y celebraba el juicio sobre la marcha.  La inhabilitación de Berto en estos momentos sería un alivio para todos y todas, incluso para él (aunque no sea consciente). Caso Arona 1, Caso Arona 2, Caso Arona 3, su adjudicación del Servicio de Mantenimiento anulada judicialmente y en camino de costarle una nueva denuncia penal, la adjudicación del Servicio Municipal de Limpieza siguiendo los mismos pasos, como la del Servicio de Grúas, y el de Socorrismo… Así no se puede gobernar. Ni poniéndole despacho propio en los juzgados tendría tiempo para atender Arona y a sus vecinos. Le falta tiempo para defenderse de los marrones penales que tiene encima, qué será para los problemas de los demás…

Post relacionados (pinchar sobre los titulares siguientes para leerlos):

«El alcalde de Arona, en el banquillo por 20 minutos«. Posteado en Belén de Vil el 28 de marzo.

«Suspendido el juicio al alcalde de Arona«, Publicado en Canarias Ahora el 28 de marzo.

«El alcalde se jugó ayer el cuello en el banquillo de los acusados. (Le dio un tic nervioso, jajaja)«. Posteado en BlancaHari el 29 de marzo.

«El juicio por prevaricación contra el alcalde de Arona se aplaza«, Publicado en el periódico El Día el 29 de marzo.

«Una torpeza de los juzgados aroneros demora la resolución de las apelaciones del Caso Arona 1«, posteado en BlancaHari el 23 de marzo.