Nuevo récord: Otra sentencia más contra el Ayuntamiento Bertista

El consistorio aronero ha sido condenado a pagar una deuda de 5.400 euros que CC reconocía pero no quería pagar a VVO ¿¡!?

Jajajaja, ya perdí la cuenta. ¿Cuántas condenas de pago le han caído al Ayuntamiento en lo que va de mes? Creo que cinco. Pero de verdad que dudo. Porque entre la cuenta de las que me soplan los infiltrados haris y la que me va da tiempo de postear, acaba una pa’ allá.

Esta nueva (que no es tan nueva, aunque sea ahora cuando CC por fin se atreve a sacarla del cajón), va sobre una obra de electrificación ejecutada en la calle Diana, Costa del Silencio. Los alguienes que mandan en Arona la encargaron al estilo compadre, sin seguir el procedimiento legalmente establecido (obras ilegales en Arona, qué raro, jajajjajaja) y luego se negaron a abonarla. Siempre han reconocido que dichos trabajos se hicieron y que se deben, incluso ante el juzgado que ha llevado el caso. Pero no querían pagar. Morosos por devoción, jajaj. Y nos reímos, pero con un ayuntamiento así de moroso a la postre no nos va a querer fiar nadie (ni los votantes que dicen fiarse de Berto y de su Bertismo de CC, jeje).

Aunque parece que a los de Coalición Canaria de Arona ya les da vergüenza llevar todo el mes dando el cante a cuenta de las sentencias económicas que están cayendo sobre el Ayuntamiento por sus pifias y cambalaches. Jeje, y este fallo judicial que entró por registro al consistorio hace meses va al pleno del próximo lunes como punto de urgencia. Sí sí, de urgencia. A la edila de Hacienda, Candelaria Padrón, le entró la urgencia ayer y lo incluyó por sorpresa en el orden del día, así, como para que no se note demasiado 😉 .

Las sentencias que obligan al Ayuntamiento a pagar 240.738 euros al ex recaudador municipal

Para que comprueban que los tribunales han condenado institucionalmente a los aronerxs por frescos, por morosos y por bobos (otra vez).

Como les prometí ayer, aquí tienen las sentencias de lo contencioso administrativo y del TSJC que han condenado a los aroneros-as a indemnizar al ex adjudicatario del servicio de recaudación de Arona. El Ayuntamiento paga la pifia de sus responsables políticos y de sus asesores, pero con el dinero público. Con razón no les duele prenda…

Para ponerse en situación, pueden releer el post de BlancaHari de ayer sobre esta apropiación consistorial de programas y material informático por la ‘face’: “El TSJC condena al Ayuntamiento a pagar 240.738 euros por una pifia en el servicio de Recaudación“. También hace un resumen-análisis informativo de esa sentencia El Digital de Canarias en un artículo titulado “El alcalde de Arona provoca otra vez que la Justicia ordene el pago de 227.088 euros al oponerse al ex recaudador ejecutivo Antonio León”. Para leer ese artículo pinchar aquí (por cierto, las cantidades de nuestros titulares son distintas porque eldigitaldecanarias.net no computó las costas judiciales del proceso de apelación).

Y como sé que a la mayoría le da pereza o ignora eso del hipertexto (pinchar en los links y leer la información complementaria que aportan), les hago un mini resumen del contexto e implicaciones económicas de los fallos juciciales que les posteo más abajo:

El alcalde aronero, Berto González Reverón (el plurimputado de CC) y sus técnicos de confianza apostaron en 2003 por asumir la gestión directa del servicio de recaudación municipal. Negociaron con el entonces adjudicatario del servicio (Antonio León y Macu Oramas),  su marcha complaciente a través de pagos indemnizatorios y de alquileres por el uso de su material informático (y recogieron sus acuerdos por escrito). La parte de las indemnizaciones se pagó, pero el gobierno bertista y/o sus técnicos se negaron a abonar los alquileres pactados. El ex concesionario reclamó la deuda judicialmente (217.350 euros) y hace un año los tribunales le dieron la razón.

Como el Ayuntamiento bertista de CC seguía negándose a reconocer dicha deuda, se columpió presentando ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) un recurso de apelación que, como demuestra la sentencia que les posteo a continuación, no había por donde cogerlo. El TSJC rechazó el recurso consistorial hace dos meses, y ya hay orden judicial de pagar la deuda en el plazo improrrogable de 10 días.

El coste total de la bromita para los aronerxs es de un palo económico de 217.350 euros por el material informático que ¿nuestro? ayuntamiento se apropió por el morro, otro de 9.738 euros como indemnización por daños y perjuicios al ex recaudador municipal y 13.650 euros en costas judiciales por la osadía de apelar sin tener la razón (o sin argumentar razones sólidas).

El problemilla añadido es que en los presupuestos municipales que tiene escandalosamente prorrogados del año pasado el gobierno bertista (aún no se han aprobado presupuestos específicos para este año), no hay crédito para hacer el pago. Así que Intervención de Fondos ha puesto un reparo de legalidad al abono de dicha indemnización y de las costas. “Se repara el expediente por inexistencia de crédico, correspondiendo al Pleno resolver las discrepancias que pudieran plantearse”.

En casos como éste, los responsables municipales de esta pifia que se remonta a 2004-2007 deberían dar explicaciones públicas, reconocer culpas y asumir responsabilidades. Pero qué va. No se ponen ni colorados… Y encima son tan cínicos-mentirosos (y cínicas mentirosas también) que presumen de gestión económica hasta en el pleno 😯 (o tarados-as, porque madre mía…).

1. Sentencia del TSJC que rechaza el recurso de apelación del Ayuntamiento de Arona contra el fallo judicial que le había condenado hace un año a indemnizar al ex adjudicatario del servicio municipal de recaudación.

(Quienes lean el post desde la portada, pinchen en el titular principal o en la pestañita de “leer más” que sale aquí debajo para poder leer el resto de documentos judiciales del Caso ex Recaudador que les he puesto en este post).

Sigue leyendo