Las sentencias que obligan al Ayuntamiento a pagar 240.738 euros al ex recaudador municipal

Para que comprueban que los tribunales han condenado institucionalmente a los aronerxs por frescos, por morosos y por bobos (otra vez).

Como les prometí ayer, aquí tienen las sentencias de lo contencioso administrativo y del TSJC que han condenado a los aroneros-as a indemnizar al ex adjudicatario del servicio de recaudación de Arona. El Ayuntamiento paga la pifia de sus responsables políticos y de sus asesores, pero con el dinero público. Con razón no les duele prenda…

Para ponerse en situación, pueden releer el post de BlancaHari de ayer sobre esta apropiación consistorial de programas y material informático por la ‘face’: “El TSJC condena al Ayuntamiento a pagar 240.738 euros por una pifia en el servicio de Recaudación“. También hace un resumen-análisis informativo de esa sentencia El Digital de Canarias en un artículo titulado “El alcalde de Arona provoca otra vez que la Justicia ordene el pago de 227.088 euros al oponerse al ex recaudador ejecutivo Antonio León”. Para leer ese artículo pinchar aquí (por cierto, las cantidades de nuestros titulares son distintas porque eldigitaldecanarias.net no computó las costas judiciales del proceso de apelación).

Y como sé que a la mayoría le da pereza o ignora eso del hipertexto (pinchar en los links y leer la información complementaria que aportan), les hago un mini resumen del contexto e implicaciones económicas de los fallos juciciales que les posteo más abajo:

El alcalde aronero, Berto González Reverón (el plurimputado de CC) y sus técnicos de confianza apostaron en 2003 por asumir la gestión directa del servicio de recaudación municipal. Negociaron con el entonces adjudicatario del servicio (Antonio León y Macu Oramas),  su marcha complaciente a través de pagos indemnizatorios y de alquileres por el uso de su material informático (y recogieron sus acuerdos por escrito). La parte de las indemnizaciones se pagó, pero el gobierno bertista y/o sus técnicos se negaron a abonar los alquileres pactados. El ex concesionario reclamó la deuda judicialmente (217.350 euros) y hace un año los tribunales le dieron la razón.

Como el Ayuntamiento bertista de CC seguía negándose a reconocer dicha deuda, se columpió presentando ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) un recurso de apelación que, como demuestra la sentencia que les posteo a continuación, no había por donde cogerlo. El TSJC rechazó el recurso consistorial hace dos meses, y ya hay orden judicial de pagar la deuda en el plazo improrrogable de 10 días.

El coste total de la bromita para los aronerxs es de un palo económico de 217.350 euros por el material informático que ¿nuestro? ayuntamiento se apropió por el morro, otro de 9.738 euros como indemnización por daños y perjuicios al ex recaudador municipal y 13.650 euros en costas judiciales por la osadía de apelar sin tener la razón (o sin argumentar razones sólidas).

El problemilla añadido es que en los presupuestos municipales que tiene escandalosamente prorrogados del año pasado el gobierno bertista (aún no se han aprobado presupuestos específicos para este año), no hay crédito para hacer el pago. Así que Intervención de Fondos ha puesto un reparo de legalidad al abono de dicha indemnización y de las costas. “Se repara el expediente por inexistencia de crédico, correspondiendo al Pleno resolver las discrepancias que pudieran plantearse”.

En casos como éste, los responsables municipales de esta pifia que se remonta a 2004-2007 deberían dar explicaciones públicas, reconocer culpas y asumir responsabilidades. Pero qué va. No se ponen ni colorados… Y encima son tan cínicos-mentirosos (y cínicas mentirosas también) que presumen de gestión económica hasta en el pleno 😯 (o tarados-as, porque madre mía…).

1. Sentencia del TSJC que rechaza el recurso de apelación del Ayuntamiento de Arona contra el fallo judicial que le había condenado hace un año a indemnizar al ex adjudicatario del servicio municipal de recaudación.

(Quienes lean el post desde la portada, pinchen en el titular principal o en la pestañita de “leer más” que sale aquí debajo para poder leer el resto de documentos judiciales del Caso ex Recaudador que les he puesto en este post).

Sigue leyendo

Al bertismo se le acabó el glamour (Primera parte)

El gobierno aronero de CC estrena el mandato atosigado por condenas indemnizatorias escandalosas, por mobbing contra un trabajador al que habían acusado sin pruebas de pifias económicas y por ilegalidades urbanísticas, ambientales, de contratación y económicas 

El Ayuntamiento de Arona ha sido condenado a indemnizar a la empresa que prestaba el servicio municipal de recaudación hasta que el gobierno bertista y el multifacético funcionario Juan Pedro le dieron la patada allá por 2003-2004 (tengo que verificar la cuantía de la indemnización que le acaba de caer a las arcas municipales, pero vayan haciéndose a la idea de que son varios cientos miles de euros).

Y también acaba de ser condenado a readmitir en su anterior puesto, paradójicamente también en el servicio municipal de recaudación, y a resarcir económicamente a un trabajador ¡¡al que el Ayuntamiento había denunciado en Madrid por tejemanejes económicos!! Y después de cargarle durante un montón de tiempo el mochuelo de que se había estado mamando la pasta ¡¡resulta que no hay pruebas que apunten a que eso fuera así!! ¡¡pero ni de soslayo!! ¿¿ ¡! ?? Yo es que no lo entiendo, jajajajaj. Porque entonces ¿en qué se basó el Ayuntamiento para denunciarlo? ¿En la corazonada o intuición de algun@ iluminad@ consistorial?

Esa interesante historia es digna de contar, porque además se complica hasta el extremo de que al trabajador despedido (que para bordar las paradojas va y resulta que es hermano del Juan Pedro que nombré antes) ¡le han abierto las puertas judiciales para denunciar a los técnicos y a los políticos que fueron contra él ¡¡¡¡¡¡¡ por mobbing !!!!! O sea, que a la lista de imputaciones que tienen ‘altos cargos’ políticos y técnicos de Arona, ahora además hay que añadirles la etiqueta ¡¡¡ de acosadores laborales !!!

Joerrrrr, le dan a todo… jajajajaj, si es que es todo tan rematadamente esperpéntico y tan descomunalmente grave, que es imposible no fliparla. Y es que todavía hay más… muuuucho más ;-). Así que abreviando la historia de Hipólito (que es como se llama el trabajador acosado y denunciado sin pruebas), que los motivos extraños que motivaron esa denuncia también va a costarle unos miles de euritos al Ayuntamiento.

Pero es que además está en ciernes otra indemnización a la empresa a la que el alcalde aronero encargó antes de las elecciones de 2007 el desmonte del solar donde él decía que habían comenzado las obras de construcción del macrocomplejo deportivo con megapiscina de las medianías. Jeje, resultó que Berto y su gobierno cometieron un montón de ilegalidades con toooooodo lo relativo a ese proyecto.

A lo escueto (que es que todavía queda más tela que cortar): la CoCa de Berto, en pacto con CAN y PP, adquirió el suelo a través de un convenio urbanístico ilegal e injusto (esto último lo detallo otro día que si no hoy no acabo, ufff). Encargó el desmonte de la obra vulnerando la legalidad en materia de contrataciones públicas. Y prepárense, jajajajja, que viene una fuerte de verdad: ¡¡¡ el Ayuntamiento de Arona se convirtió en un infractor ambiental chungo chungo por hacer obras en suelo rústico !!! Jajajajajajajajajajajaj, ¿¿¡¡se lo pueden creer!!?? No pidieron ni calificación territorial ni nada, sino alaaaaaaaa, en plan constructores clandestinos.

Se metió por medio hasta la Agencia del Medio Urbano y Natural! Aunque el susto gordo gordo con ese tema llegó cuando saltó el Caso Arona (también antes de las elecciones de 2007) y los políticos imputados comprendieron lo que significaba estar imputados por presuntos delitos contra la ordenación del territorio por una denuncia de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo (aunque inicialmente no por este asunto, sino por otros). Bueno, cuando entendieron lo grave que era su situación judicial…

Y para rematar la cagada política en lo que respecta a las arcas públicas, la estrategia bertista para intentar esquivar responsabilidades en ese pedazo de cambalache de la Cruz del Guanche ¡¡fue no pagarle a la empresa a la que le habían encargado las obras de desmonte!! Jajaja, porque claro, es ilegal pagar obras ilegales con dinero público, jajajjja, si es que es pa’ reírse en su cara, xdssssss. Y de momento, para resumir, para el erario municipal, la bromita se traduce ahora en unos cuantos cientos de miles de euritos.

¿Se han hecho una idea de lo que nos van a costar a los aroneros las bertadas del servicio municipal de Recaudación y del complejo deportivo de las medianías? Pues esperen, que eso es solo lo que se ha sentenciado y comunicado oficialmente en los últimos días. Pero hay mucho más… jajajajja, son infinitos armando pufos económicos y acribillando leyes.

Continuará…