La corrupción se cabrea con los indignados

Jeje, lo ví en el FB y no he podido resistirme a compartirlo 😉

Así de camino algun@s se dan cuenta de que la indignación contra los corruptos y la corrupción no es exclusiva de Arona (y la crítica humorística, tampoco).

Anuncios

El bertismo intenta camelar a Sí Se Puede y desbaratar la manifa Anticorrupción de Arona

JAJAJAJAJAJ, Sosa se reunió el sábado con Julio Concepción para intentar que SSP deje de criticar la corrupción y de personalizar citando a los bertitas imputados, jajajjajajajajajaja

Ays, qué risa, de verdad, jajajajajajajajjajajaa. Que resulta que los gobernantes bertistas imputados por delitos de corrupción de variadísima tipología, están dolidos por la ocurrencia que han tenido cuatro partidos de la oposición de convocar una manifestación insular anticorrupción en Arona 😮 😮 . Lo digo de verdad. Dice Julio, uno de los integrantes de SSP Arona, que Sosa le preguntó todo quejucoso en la reunión que le había solicitado el edil de CC, así como con el gesto doloroso, que por qué precisamente aquí.

Entre esto y lo de las amenazas que les conté ayer contra ANC por un boletín anticorrupción, ¿será que Sosa y/o el bertismo no se han enterado de que el juez instructor del caso ha visto indicios potentes de culpabilidad de un montón de ex gobernantes, gobernantes y técnicos del Ayuntamiento de Arona en la comisión de una barbaridad de delitos de corrupción por saltarse la legalidad en materia económica, urbanística y de contratación, con favores y enchufes a mansalva? ¿No se habrá enterado de que una parte de esas imputaciones confirmadas por el juez en base a un montón de pruebas impepinables alcanzan la categoría de mafia con cohechos por cobros de comisiones e historias de extorsiones a empresarios? ¿No han considerado que Arona es uno de los ejemplos claros de política corrompida que gestiona la administración al margen de las leyes, a menudo dedicando los recursos municipales a políticas populistas y clientelares de favores para mantenerse en el cargo? O sea, ¿no se han dado cuenta de que Arona es una muestra clara de los devastadores efectos medioambientales, urbanísticos, laborales, educativos, culturales y democráticos que provocan los escándalos de corrupción?

A ver si a quienes hay que concienciar de la espeluznante situación judicial de la política y de la administración aronera no es a los ciudadanos, sino a los imputad@s, jajajajaj.

Sigue leyendo