Otro error del Ayuntamiento que dirige CC en favor de Mantenimiento vuelve a perjudicar a las arcas públicas

El Ayuntamiento de Arona ha vuelto a cometer otro error más (algo de lo más habitual, como prueba cualquier convocatoria plenaria y los puntos del orden del día que contiene sobre subsanación de errores en trámites, expedientes y acuerdos adoptados). Agárrense: a los responsables consistoriales técnicos y políticos se les pasó por alto contestar al recurso de un concesionario municipal contra la reducción de canon acordada en pleno en función de la crítica situación económica que atraviesa esta administración local. Con lo cual, a esa empresa no se le va a poder aplicar esa rebaja en la pasta que le abona el Ayuntamiento, al menos no durante todo el año, y ya se verá si la empresa consigue salir airosa toda este año de dicha reducción.

Uy, qué casualidad, ¡se trata del concesionario del servicio público de Mantenimiento, conservación y mejoras en edificios municipales y vías públicas! Ese mismo al que hace poco el gobierno bertista de CC se esmeró con ahínco en imponer una sanción irrisoria (cientos de miles de euros inferior a la que planteaban técnicos municipales) y en ignorar la propuesta de finiquito de contrato planteada también por varios técnicos en función de las graves irregularidades cometidas por la empresa en la prestación del servicio desde que se hizo cargo del mismo.

Sigue leyendo

Anuncios

El PP le echa un pulso crítico al intolerante gobierno bertista de CC

El portavoz popular ha criticado aún más que Ciudadanos por Arona la gestión del gobierno bertista en estos 100 días de mandato.

¿Embestirá también personalmente contra él CC por osar decir públicamente que “el gobierno de Arona deja mucho que desear”?

Al día siguiente de que el régimen bertista de Coalición Canaria de Arona se desgañitara en insultos, mentiras y ataques personales contra el concejal de Ciudadanos por Arona, José Antonio Reverón (denunciante de la corrupción en el Ayuntamiento aronero durante la oscura etapa bertista) en respuesta a las críticas que este había vertido contra la gestión y escándalos políticos del gobierno de CC en los primeros 100 días de mandato, el cabeza de lista del PP en Arona, Dionisio Rocha, le ha lanzado un estiloso envite a los intolerantes gobernantes que encabeza el alcalde Berto González Reverón.

Rocha, al que los nacionalistas se esmeran en camelar y ‘hacer a su mano’, ha emitido una nota de prensa aún más crítica con la gestión de CC que la de José Antonio Reverón (salvo en lo relativo a la corrupción, ya sabemos que el PP no critica esas ‘menudencias’ ni se postula abierta y públicamente en contra de las mismas).

Los bertistas tacharon a Reverón de corrupto por supuestas irregularidades que han tergiversado ante la opinión pública y que no consta que hayan denunciado en los juzgados, de “vago” y, entre otro montón de lindezas, de siniestro. El portavoz popular se postuló en contra de la vergonzosa reacción bertista hacia un compañero de corporación que simplemente había emitido una opinión sobre la gestión política del gobierno acompañándolo durante la mañana de ayer en un paseo por el Ayuntamiento.

Dionisio, aunque no lo dice públicamente, valora la labor de lucha por la legalidad que ha liderado en el Ayuntamiento de Arona su compañero de Ciudadanos por Arona.

Y, aunque estima que no puede participar en eventos como la manifestación anticorrupción del sábado cuando el peor imputado de corrupción de Arona es un ex concejal y ex consejero insular del Partido Popular de Tenerife (Félix Sierra) “porque sería un acto de cinismo participar en eventos como ése sin antes pedir perdón a la ciudadanía, y no puedo pedir perdón hasta que los tribunales se pronuncien sobre su culpabilidad”, considera que “no está bien que un gobierno democrático emita un comunicado oficial con el escudo del Ayuntamiento de Arona contra alguien que lo único que ha hecho es hacer su trabajo en base al marco de deberes y obligaciones de fiscalización que tienen encomendados los grupos de la oposición”. Esos comentarios los tomé ayer de una conversación que mantuve con él tras enterarme de que había emitido una nota de prensa contra la gestión de CC.

Sigue leyendo

Tolerancia, pluralidad y libertad según la filosofía bertista

Viñeta difundida ayer en el muro de Facebook de la publicación El Monstruo de Las Galletas.

Se la dedico a Julio Concepción y a Bentor Trujillo por el miedo que llegaron a pasar el martes mientras intentaban movilizar a la ciudadanía aronera a una manifestación convocada con el lema “Tolerancia cero a la corrupción en Arona y en Canarias”.

En Arona, si no eres tolerante con la corrupción te expones a cosas como ésta:

Los defensores de la corrupción boicotean la anticorrupción en Arona

Una cuadrilla de pro-corruptos ha retirado en el feudo de votos del régimen bertista los carteles de la manifa del sábado

Miembros de la Plataforma Anticorrupción han llegado a temer por su seguridad al percatarse de que fanátic@s pro corrupción los estaban siguiendo

La plataforma denuncia que el servicio público de limpieza del Ayuntamiento de Arona, gobernado por CC, volvió a retirar cartelería en la mañana de ayer

¿Está usted pensando en desintoxicarse de alguna adicción grave a alucinógenos y teme el síndrome de abstinencia? Pues véngase a vivir a Arona y podrá desengancharse sin mono: la va a alucinar todo el rato sin necesidad de meterse nada en el cuerpo. Alucine garantizado. Pasen y vean…

¿O no es para alucinar el hecho de que en este municipio haya gente y polític@s movilizados en contra de la anticorrupción?

Sí sí, literalmente movilizad@s en favor de la corrupción. Ya no es que pongan a parir al juez que ha instruido el escandaloso Caso Arona, a la Fiscalía y a los políticos que denunciaron, a los abogados de la acusación particular o a los periodistas que intentan informar sobre los alarmantes niveles de corrupción judicialmente acreditados en el municipio. Sino que ahora, además, están afanados en impedir que la población se entere de que el sábado se va a desarrollar en Arona una manifestación anticorrupción de ámbito insular.

La Plataforma Arona Anticorrupción no sale de su asombro por los boicots que están sufriendo desde el propio Ayuntamiento de Arona y desde los seguidores radicales de los gobernantes y ex gobernantes municipales fustigados por escándalos de corrupción. Dos de sus miembros llegaron a temer por su seguridad durante la noche del pasado miércoles, cuando se percataron de que una cuadrilla de fanáticos pro-corrupción les pisaba los talones en las medianías del municipio destrozando los carteles que estaban pegando para difundir la manifestación del sábado.

Julio Concepción (Sí Se Puede) y Bentor Trujillo (Alternativa Nacionalista Canaria), están flipados con lo que les ha pasado. Cuentan espantados que jamás pensaron que pudieran llegar a sentir miedo por informar en las medianías de Arona, municipio supuestamente democrático, de una manifestación anticorrupción.

Para verlos, jajajajja. Porque Bentor (ANC) puede liarse a puñetazos con posiblidades de éxito (ha mamado la práctica del boxeo en su familia). Pero Julito, ay dios, como no sea destrozando los tímpanos de sus persecutores con los agudos de sus chillidos de pánico… Jajajajaja, pa’ verlos, jajajajajjaja. El grado de radicalización, represión, censura e intolerancia contra quienes levantan la voz en Arona en contra de la corrupción, es absolutamente preocupante. Pero no puedo evitar reírme al imaginar la cara de shock de Julio y Bentor al volver sobre sus pasos y percatarse de que habían arrancado o tachado con pintura carteles que habían pegado hacía apenas dos minutos. Llevaban dos horas y media colocando carteles por Valle San Lorenzo, La Camella, Cabo Blanco y Buzanada (el feudo de votos bertista), cansados pero contentos por la hazaña de haber encasquetado impresos de la mani anticorrupción hasta delante de la casa del alcalde. Al volver sobre sus pasos con la tranquilidad de quienes creían vivir en una democracia, se dieron cuenta de que los carteles que habían pegado hacía unos instantes ya no estaban. El primero en dar la voz de alarma fue Julio con un “tío, nos han quitado los carteles que acabamos de pegar”.

-Bentor: No puede ser…

-Julio: ¿Cómo que no? Acabamos de poner un cartel en esa cabina y ha desaparecido.

-Bentor: No sé tío, igual no era esa cabina…

-Julio: Claro que era esa cabina. Mírala bien, es ésa, claro que es. ¿No te acuerdas de que acabamos de poner un cartel ahí mismo, con lo que costó? Es ésa… Anda, sigue pa’ tras a ver…

Y ahí llegó el shock: toda la cartelería que acababan de  en Buzanada había sido arrancada o cubierta con spray negro. Los estaban siguiendo de cerca para boicotear su trabajo informativo. La represión y oscurantismo ya característicos del bertismo había desplegado su maquinaria de destrucción y aniquilación, y Julio y Bentor estaban en medio de la fanática ofensiva pro-corrupción (si su objetivo es retirar carteles anticorrupción, es de cajón que apoyan la corrupción).

Espantados por el dantesco espectáculo de jirones de papel anticorrupción regados por las calles y de manchones de tinta negra en todos los vistosos puntos donde habían colocado carteles de la manifestación convocada para el sábado con el lema “Tolerancia cero a la corrupción en Arona y en Canarias”, se dieron cuenta de que la corrupción contra la que luchan es aún más grave de lo que imaginaban. El nivel de fanatismo en el que se ha apoyado la corrupción de Arona para mantenerse en pie ha llegado a tal extremo, que no tolera siquiera que la ciudadanía se entere de que va a haber una manifestación en contra de la corrupción.

Bentor, seguramente confiado por los biberones de boxeo que ha mamado (no sé si lo practica o no, pero más que la mayoría controla, seguro), propuso buscar a los autores de la masacre informativa. Y Julio, pacifista por principios y por obligación (jajaj, igual lanzando pencas es un fiera, pero más allá de eso, su fuerte no es precisamente la lucha cuerpo a cuerpo), lo miró seriamente, con gesto de “pero tío, mírame, pa’ dónde vas con un compañero de pelea como yo” y le replicó en tono responsable “¿no ves que a lo poco nos pueden partir la cara?”.

Y Bentor, consciente de que se podían enfrentar a algo peligroso, de que estaban solitos en medio del feudo bertista y de que con el soldado Julio no llegaba ni a la esquina si había que defenderse, aplacó su arrebato de furia y asintió en volver a casa. Flipados. En un primer momento abatidos por lo que acababan de vivir en esta pobre Arona tomada por el fanatismo, el oscurantismo, la manipulación, el engaño y la corrupción a mansalva. El régimen de favores, compra de estómagos, intolerancia a sus críticos y apología de la corrupción que ha abanderado Berto el alcalde de Coalición Canaria, está dando sus vergonzosos frutos (porque justificar su derecho a incurrir impunemente en cuantas ilegalidades le venga en gana, es defender la corrupción…).

Al día siguiente los demás miembros de la plataforma comprobaron que en El Valle, La Camella y, sobre todo, Buzanada, habían quedado intactos apenas unos pocos carteles que estaban en sitios poco visibles. Además, aseguran que en la mañana de ayer se volvieron a movilizar furgonetas equipadas con motobombas y mangueras a presión para retirar cartelería en puntos estratégicos como el entorno de la parada de guaguas de Los Cristianos. Sostienen que, al igual que el pasado lunes, el trabajo para silenciar la manifestación anticorrupción del sábado fue encomendado a la empresa que presta el servicio municipal de limpieza (los vehículos no llevaban identificación del servicio, sino de una empresa de alquiler, pero las cuadrillas de trabajadores asignados a la tarea de inquisición y censura eran de la citada concesión del Ayuntamiento de Arona).

Quién se los iba a decir, toda la vida viviendo en la barriada de Cabo Blanco, y vienen a temer por su seguridad frente a la casa del alcalde de Buzanada. Estará contento Bertito del grado de fanatismo al que ha arrastrado a sus seguidores… Porque aunque no vieron quién o quiénes les seguían los pasos destrozando todos los carteles que habían pegado, visto el andar de las perritas y de las ansias de poder a cualquier precio que caracteriza a ese movimiento político-religioso desde que la Fiscalía y los tribunales le han caído encima por escándalos graves de corrupción, como que cabe poco lugar a dudas…

Ya en 2009 se vivió otro caso de fanatismo bertista que hizo que incluso periodistas del Archipiélago temieran por su seguridad. Las huestes bertistas concentradas frente a los juzgados mientras su alcalde prestaba declaración imputado por corrupción evidenciaron tales muestras de crispación, que periodistas de Canarias 7, Canarias Ahora y Televisión Española pidieron protección a la Delegación del Gobierno (había más medios, pero fueron esos los que asumieron la petición de seguridad, lo aclaro porque el bertismo me acusó a mí de ser la culpable de que la policía los llamara al orden y amenazara con identificarl@s a tod@s, jajajajjaja). El alcalde pidió disculpas por los momentos de tensión vividos por los periodistas a manos de sus seguidores, pero con la boca pequeña, diciendo que había que entender el estado de crispación por el ‘injusto’ daño que les estaban haciéndolos acusándolos de corrupción.

En julio de 2011 el juez instructor concluyó que hay pruebas sólidas que apuntan a que el alcalde y numerosos integrantes de los gobiernos que ha liderado en los últimos 9 años (CC, PP y CAN-CCN) habrían incurrido en delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, prevaricación sistemática y delitos contra la ordenación del territorio. El alcalde y sus compañeros imputados contestaron insultando al juez y reclamando “una justicia justa”. El bertismo reclama el derecho a delinquir basado en argumentos sólidos como el de “en Arona siempre se ha hecho así” política, “en todos los ayuntamientos de España se hace lo mismo” y ‘sí, cometí tráfico de influencias en al menos tres ocasiones, pero porque no sabía que estaba mal, ya no lo haré más’ (esto último atribuido por Felipe Campos al alcalde durante su declaración en sede judicial y publicado en prensa desde 2009).

De esos barros, vienen estos lodos…

Comunicado remitido por la Plataforma Arona Anticorrupción

Nuevos boicots de quienes apoyan la corrupción contra la manifestación anticorrupción convocada el sábado en Arona


Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

“Ante la grave y sediciosa vulneración de derechos fundamentales como el de libertad de expresión:

La Plataforma Arona Anticorrupción condena enérgicamente los hechos acaecidos durante éstos últimos días a lo largo y ancho de la geografía aronera; el régimen Bertista amparándose en sus cuadrillas (por lo legal y por  lo ilegal) ha dedicado estos días y noches a arrancar y esconder toda la publicidad (cartelería) colgada con motivo de la manifestación Anticorrupción a celebrar el día 29/10/2011 en la localidad aronera de Los Cristianos , bajo el lema Tolerancia Cero contra la corrupción en Arona y en Canarias.

A través del grito “Viva la Muerte, abajo la inteligencia” , la máquina represora Bertista ha utilizado cualquier medio a su alcance para ningunear este evento -que se producirá sin su consentimiento o no-, y desinformar a una población que vive en silencio y amordazada bajo el yugo del Señor Feudal.

Desde la Plataforma , rechazamos con máxima repulsa estos comportamientos antidemocráticos, represores y propios de férreos dictadores fascistas. Y ponemos en conocimiento de la ciudadanía las actuaciones que confirman el talante corrupto de los defensores a ultranza del Bertismo, que no admiten en este municipio más voz e ideología que la propia, pisoteando derechos fundamentales como el de la libertad de expresión.

P.D.: Adjuntamos imágenes y para muestra un botón lleno de corrupción, incivismo, etc”.