Atención: algo está pasando en Arona

Tras unos años de desconexión de la actualidad aronera y sureña y, sobre todo, de la fiscalización anticorrupción, al loro, porque algo gordo está pasando en Arona (sobre todo en el Ayuntamiento, pero también fuera, pivotando a su alrededor). Tras las primeras indagaciones me voy haciendo una idea de por dónde van los tiros: abran el ojo, que la cosa pinta fea (y tiene muchas aristas, algunas muy complejas). Sigue leyendo

Agustín Marichal debutó ayer como artista estelar del Caso Arona 2. Espectacular…

El constructor, presidente del PSC de Arona y ex concejal de Urbanismo aronero el siglo pasado ¡¡declaró que no tenía ni idea de que hay una sentencia firme de demolición contra un edificio suyo!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Peor aún, dijo delante de juez y fiscal que no tenía ni idea de que le hubieran concedido licencias con informes jurídicos desfavorables 😆 .

JAJAJAJAJ, se salió. Y tanto que se salió… Agustín Marichal declaró ayer ante el magistrado juez instructor del denominado Caso Arona 2 unas cosas asombrosas. Compareció en calidad de testigo en la segunda ronda de citaciones ladrilleras organizada por el titular del juzgado de instrucción número cuatro de Arona (Evaristo se llama) como previa al gran desfile de políticos con puntos para salir hiper mega plurimputados (empezando por Berto el alcalde) por delitos urbanísticos, entre otros… El titular de Marichal Inversiones del Sur SL y comedias de varias empresas más con su hijo, Jorge, que resulta que es presidente de Ashotel, era uno de los testigos estrella de este nuevo procedimiento penal contra el urbanismo aronero. El segundo que más ha silbado en el urbanismo de Arona y del Sur de Tenerife (el que más más ha sido Pedro Suárez). Y no defraudó. Chiquita actuación estelar se pegó ayer 😉 .

Para que se sitúen en el puzzle judicial aronero, este caso es una especie de prolongación de la parte urbanística del Arona 1 u Operación Edén. Surgió de tres denuncias presentadas a Fiscalía entre 2008 y 2010 por el letrado Felipe Campos. Denunciaba que el alcalde y su nueva Junta de Gobierno de 2007 seguían cometiendo las mismas ilegalidades por las que se les estaba investigando en la primera causa, es decir, concesión de licencias con informe jurídico desfavorable y advertencia de la secretaría (o cambalaches para que no constara mucho que lo eran. Y aportó como pruebas los acuerdos de la junta de gobierno y los informes (algo complejííísimo vamos, jajajja).

Llegó a plantear la disolución del gobierno aronero, ¿se acuerdan? (Si se la hubieran aceptado nos estaríamos ahorrando el ya iniciado Caso Arona 3 y el pifostio con las concesiones de servicios públicos, entre otras muchísimas más). Los platos fuertes de esta causa son la reiteración en la concesión de licencias antilegales, la gestión de unidades de actuación-planes parciales al margen de la legalidad y, tacháááááán: la pérdida de cientos y cientos de miles de euros por tasas de licencia que la Junta de Gobierno bertista de CC perdonó a los constructores y a ciertos particulares porque sí, por su cara bonita.

Fragmento del artículo publicado en prensa regional (Canarias Ahora) sobre la declaración de Agustín Marichal en el Caso Arona 1 (pinchar la foto para leer en la edición original).

Volviendo a la comparecencia judicial de ayer, ver para flipar (es que lo de ‘ver para creer’ no encaja bien aquí). Marichal declaró que desconoce las licencias urbanísticas que le ha concedido la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Arona tenían o no informes jurídicos y técnicos desfavorables. Uno de los constructores y promotores más importantes del Sur de Tenerife, y resulta que es un flower total que se beneficia de licencias presuntamente ilegales sin saber cómo ni por qué.

Total, qué empresario de la construcción que pide licencias para proyectos de cientos de millones de euros se preocupa de esos pormenores burocráticos, si es que ya le vale la mala leche al preguntador-a que le preguntó por esos informes en sede judicial.

Algunas de esas licencias estuvieron bloqueadas muchíísimo tiempo en el Ayuntamiento a cuenta de los reparos jurídicos y técnicos de sus proyectos. Pero naaaada, cuestiones superfluas en las que Marichal nunca reparó. Según lo cuenta, es como si para él sus licencias se bloquearan durante años y se desbloqueaban por las buenas sin él saber el motivo ni hacer nada de nada de nada al respecto.

Como fue concejal de Urbanismo hace unas décadas, cuando Manuel Barrios era alcalde del PSOE, se le podía presuponer algo de conocimiento sobre trámites municipales y sobre la importancia de los informes técnicos y jurídicos. Pero qué vaaaaa, Marichal pasa de preocuparse por esas nimiedades.

Lo del derribo es requetefuerte…

Si estará al margen de todo que dice ignorar hasta que los gobernantes de Arona llevan años perdonándole el derribo de un edificio ilegal que construyó detrás de la iglesia de Los Cristianos (en la Avenida de Suecia). JAJAJAJA, si es que es imposible no troncharse de risa. Tal perdón de CAN y, principalmente, del bertismo de Coalición Canaria coincide con la etapa en la que fraguó hacerse con el control del Partido Socialista de Arona para desbancar a todos (TODOS) los socialistas que habían puesto el urbanismo de Arona en el banquillo judicial. Pero naaaaada, pura casualidad. Como también lo es que sea uno de los constructores más beneficiado por las licencias ilegales que engrosan el Caso Arona 1, el 2 y el 3, uno de los más afectados por el bloqueo de concesión de licencias que se produjo en este ayuntamiento cuando saltó el sarao de corrupción urbanística del Caso Arona 1…

Post de Belén de Vil sobre el increíble desconocimiento de Agustín Marichal sobre la i-legalidad de sus licencias y sobre el derribo que le están perdonando. (Pinchar en la imagen para leer).

También casualidad que un edificio suyo se esté salvando del derribo por gracia de sus supuestos rivales de CC. Y, por supuestísimo, total y absolutamente casual que desde que él se hizo con el control del PSOE aronero ese partido dejara ipsofactísimamente de denunciar al gobierno bertista en los juzgados (en prensa sí, continuamente, pero en los juzgados ni por despiste). Uy, y por descontado que también nos creemos todos que Agustín Marichal no tiene nada que ver en que los socialistas aroneros hayan erradicado de su discurso de oposición los asuntillos urbanísticos (ni en prensa ni en ningún lado, ¿se han fijado? casualmente critican casi todo, saaaalvo el urbanismo).

Dicen que los testigos ‘no pueden’ mentir (so riesgo de ser imputados si los pillan).

Su declaración dio mucho más de sí, igual que la jornada judicial de ayer. Lo cuentan Belén de Vil en su post de hoy y Belén Molina en un artículo del periódico Canarias Ahora. Para leer esos interesantes pluses informativos, pinchar en las fotos.

Si buscan por el BlancaHari encontrarán varios post sobre la sentencia de derribo que el gobierno aronero de CC no le ejecuta al presidente de la oposición del PSOE (mientras Berto el alcalde está como loco por ejecutar el derribo del camping Nauta del desencadenador del estallido judicial de la corrupción aronera, Paco Santamaría, otra casualidad, el ex jefe del PSOE aronero defenestrado por bloquear el urbanismo de Arona por hacer saltar la corrupción urbanística en los juzgados. Eso seguramente lo desconoce también Marichal, jajajajaj). Cuando tenga un rato lo haré yo (lo de ponerles los enlaces). Pero si tienen prisa casi mejor que busquen ustedes 😉 .

Por cierto, ayer se aprobó por fin el presupuesto general del Ayuntamiento para el año 2012. Les costó, eh… 81,6 millones de euros. Les contaría alguna cosita, como la bronca que se ha armado en el seno del gobierno bertista de CC por los desiguales recortes a concejalías y patronatos. O como los fandangos que ha tenido que componer el núcleo duro bertista para desmembrar la cuestión de confianza que todos los grupos de la oposición (PSOE, PP, CCN-CAN y CxA) y algún miembro desavenido del grupo de gobierno habían tanteado para ayer. Sí sí, ayer era la fecha del fallido golpe tramado hace unos meses contra el destartalado alcalde de Aronistán. Les contaría todo eso y un montón de cosas más, pero cualquiera da avío 😦 .

El alcalde y su ex edil de Urbanismo, condenados a entenderse por imperativo legal (¿o ilegal?) (1)

Convenios urbanísticos ilegales, responsabilidad patrimonial del alcalde, Patrimonio Municipal de Suelo, Caso Arona 3 (+ el 2 y 1)…

El alcalde de Arona, José Alberto González Reverón (alias Berto, de CC), no quiere a Manuel Barrios (jefe del CAN-CCN). Pero lo necesita más que nunca por las denuncias de corrupción que les afectan. Barrios tampoco quiere a Berto, pero anhela casarse políticamente de nuevo con él para volver al gobierno municipal.

Lo de que no se quieren es en serio: Barrios tilda a Berto de inepto e inútil pa’rriba. Y Berto blasfema contra Barrios tachándole de corrupto (entre otras pruebas de tan grave calificativo, las escuchas del Caso Arona). Y, sin embargo, están condenados a entenderse. Aunque solo sea por intentar librarse de las condenas judiciales que se ciernen sobre ellos 😉 a cuenta de las bestialidades urbanísticas y económicas que cometieron juntos entre 2003 y 2007.

No me refiero solo a las imputaciones-cuasi acusaciones de prevaricación y delitos contra la ordenación del territorio que comparten en el denominado Caso Arona 1 (u Operación Edén) por la aprobación en Junta de Gobierno, entre otras cosas, de cientos de licencias urbanísticas irregulares-ilegales. Sino también, y sobre todo, a la delicadísima situación en que han quedado ambos a cuenta de los escándalos urbanísticos aludidos en la querella de Fiscalía que acaba de desatar el Caso Arona 3.

Los numerosísimos convenios urbanísticos ilegales que impulsaron cuando fueron socios de gobierno (Barrios los negociaba y preparaba, y el alcalde los firmaba), son una de las bombas de presunta corrupción y de absoluta irresponsabilidad que está reventando en los juzgados. Doy por hecho que son ilegales porque así lo determinó en 2006-2007 la Cotmac al negarse a incluirlos en el Plan General de Ordenación (curiosamente, en algunos casos que aludían a empresarios fuertes no incluyeron los convenios, pero sí su contenido ¿¡ !? ).

El problemón de Berto a cuenta de esos convenios (todos están firmados por él, la mayoría aprobados vía decreto), es que se realizaron totalmente al margen del procedimiento legalmente establecido. Entre otras anomalías graves, los más controvertidos fueron elaborados por técnicos externos al Ayuntamiento y se aprobaron sin fiscalización alguna por parte de los técnicos municipales. Ni la Oficina Técnica Municipal, ni la sección jurídica de Urbanismo ni Intervención de Fondos ni la Secretaría General del Ayuntamiento tuvieron ocasión de informar sobre la legalidad de la mayoría de esos convenios porque el alcalde decidió ignorarlos (no porque no le advirtieran del peligro, sino porque esos informes hubieran sido desfavorables). También ignoró al pleno municipal: los grupos de la oposición se enteraron de su existencia por la prensa, y nunca tuvieron la posibilidad de pronunciarse o votar su aprobación.

Tal forma de actuar implica que el alcalde asumió personalmente toda responsabilidad legal y/o patrimonial (económica) que se derive de dichos convenios. Y ahí ya le duele hasta quitarle el sueño: su bolsillo está contra la espada y la pared (el culo legal también, aunque a eso debe estar ya está acostumbrado 😉 ). Al kamikaze alcalde de Arona no se le ocurrió otra cosa que aprobar convenios urbanísticas con cláusulas indemnizatorias. Si por lo que fuera los convenios no se ejecutaban, sus ‘beneficiarios’ serían indemnizados. El ejemplo más a mano que tenemos de tal barbaridad es el convenio entre el Ayuntamiento de Arona y Zentral Center, cuya ilegalidad derivó en una sentencia de pago de más de 1.400.000 euros contra las arcas municipales. En un pleno reciente la concejal de Hacienda y el alcalde dijeron que habían recurrido esa sentencia y que la cuantía a pagar es muchísimo menor, así como de unos 500.000 euritos de nada.

“De nada” si pagan las arcas públicas, claro. Pero el Caso Arona 3, por culpa del según Berto diabólico José Antonio Reverón (CxA), abre la puerta a que ese pago y todos los derivados de dichos convenios sean abonados por el-los responsables de su irregular aprobación.

(Continúa en el siguiente post)