Inspección de Trabajo constata riesgos laborales ¡¡en la Policía Local de Arona!!

Jajajaj, lo que le faltaba al gobierno bertista de CC, ¡¡le caen denuncias hasta por poner en riesgo la seguridad de su plantilla!! ¡¡Y encima de su plantilla policial!!

Jajajajajja, los gobernantes de Arona ponen en riesgo la integridad física de quienes tienen la encomienda de velar por la seguridad en el municipio, y para colmo no es que los policías se jueguen el tipo cuando están en la calle, ¡¡sino cuando están en las dependencias policiales!! JAJAJAJAJAJAJAJ, el colmooooooooo.

Xd, qué cosa más surrealista. En la media aronera, para qué nos vamos a engañar. Pero del nivel alto, sin duda, 😛 .

Los polis, como podrán imaginar, tienen un cachondeo de la leche (la mayoría al menos; los responsables del cuerpo no creo que estén tocando chácaras). Les ha venido la notica como agüita de mayo. Tanta y tan profunda desidia en la gestión del servicio policial, y tanta racha de malas noticias sobre su devenir, les tenía con la moral por los suelos. Tod@s sabían que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de la provincia tinerfeña había atendido una denuncia sindical sobre riesgos laborales y que la inspectora que visitó sus dependencias a finales de noviembre de 2011 se había echado las manos a la cabeza y al bolígrafo, ya que escribió una larga lista de irregularidades.

La novedad ahora es que ha trascendido que Trabajo le ha remitido al Ayuntamiento de Arona una propuesta de requerimiento “por las deficiencias detectadas en materia de prevención de riesgos laborales en las instalaciones de la Policía Local de Arona de la calle Nueva nº 12, Arona”. La propuesta de requerimiento viene a ser una especie de oportunidad para que la empresa infractora, en este caso el Ayuntamiento (jajajajaj), subsane a toda leche las deficiencias advertidas para librarse o reducir la sanción que le corresponda. Así que hala, el bertismo también está inmerso ahora en el proceso de legalización de la sede de la Policía Local (jajajjajajaaj, si es que es para troncharse a cada linea, xd. En ese Ayuntamiento no cumple la legalidad ni la sede de la Policía 😮 …).

Éste es el documento informativo sobre el requerimiento que está circulando entre la plantilla por todos los medios: email, WatsApp, bluetooth, Facebook,… (el “última hora” venía ya puesto en la copia que me ha filtrado un poli hari):

Lo que ha costado.

Ahora que lo más fuerte de todo es que hayamos tenido que llegar a estas alturas del siglo XXI para que Inspección de Trabajo se decidiera a leerle la cartilla al Ayuntamiento aronero por las carencias de las instalaciones en las que trabajan. Joer, si es que su sede está enclavada en un antiguo empaquetado de tomates, en un inmueble que hasta tiene protección histórica y todo. Y no será porque los policías no hayan contado hasta la saciedad las graves carencias y problemas de seguridad laboral y de todo tipo de esas dependencias…

Hace apenas unas década estaban aún muchísimo peor, en unas cutrísimas instalaciones malamente adecuadas en el sótano del Ayuntamiento (donde se ubica el Servicio de Atención Ciudadana del casco, con notables mejoras en ese sótano, pero aún con problemas de humedad y ventilación). Pero salta a la vista que la ‘nueva’ jefatura de Policía está muy lejos de ser ideal para el servicio que acoge. Por carecer, carece hasta de rampa de acceso para personas con movilidad reducida. Imaginen dentro… Esas instalaciones son la sede principal de la Policía Local de Arona, y casi la única. Ya que su único ‘extra’ es la oficina policial del centro cultural de Los Cristianos.

Adeje sí. Arona no.

Adeje sí cuenta con una jefatura policial digna, adecuada para su función y a la altura del poderío económico del municipio. Fue construida durante la última década, igual que su moderno parque de bomberos y el centro de formación de seguridad.

Y Arona siempre ha tenido más presupuesto que Adeje (en los últimos años hubo alguno que no, pero de media, gana Arona con holgura). Es más, en el año 2009 al gobierno bertista-canero le llegaron a quedar más de 45 millones de euros sin gastar (o sea, le sobraron esas perrillas porque ni supo ni pudo gastarlas-invertirlas). Es más, en la primera década del siglo al Ayuntamiento de Arona le han sobrado millones todos los años, salvo los electorales, claro (háganse a la idea de que esa bonanza se acabó, ahora estamos en números rojos).

¿Por qué no se hizo entonces una sede de Policía Local a la altura de la importancia y poderío económico de Arona? Pues por falta de interés político. Daban más votos otras cosas (como lo actos lúdico-festivos en general y los de mayores en particular). Coalición Canaria gobierna este municipio desde 1995 y ostenta la alcaldía desde 1997. Y Berto es alcalde desde 2003. Lo pongo así de detalladito, porque es que a algun@s les cuesta un poco carburar en lo referido a responsabilidades políticas y a peligros-consecuencias de políticas basadas exclusivamente en el voto a corto plazo… (jeje, en este párrafo le he clavado la pluma, ¡¿eh?! 😉 ).

La ‘presunta’ corrupción compromete la seguridad de los jugadores del Ibarra

Los jóvenes se duchan y cambian en unas instalaciones municipales ruinosas ¡¡apuntaladas!!

Los aroneros son de los que puede decir que en este municipio hay un montón de puntales deportivos gracias a la gestión y a las acciones políticas de su Ayuntamiento y de sus gobernantes (bertistas de Coalición Canaria, para que luego digan hasta 73.000 aroneros que esos clanes no hacen nada bien). Si es que miren que es ingrata la política, eh?).

¿Que les parece raro que eso sea así y que Berto el alcalde no haya salido en prensa alardeando de ello? Normal, jajajjaja. Conociendo el andar de las perritas que gobiernan Arona, como para tragarse a la primera de cambio  una política municipal eficaz, ambiciosa y exitosa en este municipio (aunque fuera solo en lo relativo a un área concreta como Deportes). Aunque lo que les he dicho no es mentira: el campo de fútbol del Club Deportivo Ibarra está plagado de puntales deportivos, pero de obra…

Sigue leyendo

Se habla de una nueva peli en Arona (By Crazy Horse)

El alcalde de Arona, Berto González Reverón, sigue intentando agarrarse al cargo, al silencio en los temas que no le convienen, a desautorizar a quienes le acusan, a la mentira, la confusión, el populismo… Sigue resistiéndose a caer, normal. Pero un juez lo ha acorralado (a él y a un montón más de su círculo), la fiscal está a puntito de emitir una dura acusación contra él y los suyos, y todo apunta a que la Audiencia Provincial se despipotará de risa frente al recurso de los imputados del Ayuntamiento de Arona. Esta guerra suena a final anunciado… Y en CC ya se habla de ello (a nivel autonómico, insular y hasta municipal).

En sus seleccionadísimas entrevistas mediáticas, aparece hablando de futuro como si el marrón judicial y de corrupción indiciariamente acreditada no fuera con él. Qué curioso… en ninguna de esas ‘informaciones’ en plan mundos de YupiBerti se le pregunta qué hará si la Fiscalía le acusa y si la Audiencia rechaza su recurso y apoya la validez de las pruebas de ilegalidades penales reunidas contra él y varios miembros más de su equipo de gobierno. ¿Dimitirían él y los suyos? ¿O seguirían aferrados a la teta consistorial incluso desde el banquillo judicial como acusados por delitos de corrupción? ¿Y qué dice sobre ese asunto Coalición Canaria a nivel insular y autonómico? ¿Iría a las elecciones generales de noviembre con un alcalde y varios gobernantes acusados de corrupción política? Se ve que son preguntas que para algunos medios carecen de interés informativo (cada uno decidirá si lo hacen ateniéndose al interés del alcalde entrevistado o de los lectores a los que van dirigidas esas ‘informaciones’). Y aclaraciones que que a Berto le parecen de poco interés ciudadano.

Ello a pesar que igual en unas pocas semanas nos estamos viendo con nuevo alcalde…

Y todavía va el tío y habla de transparencia, democracia participativa y 15M… ¿Cínico? ¿Tarado? ¿Desvergonzado? ¿Inmoral?… ufff.

¿Menor en apuros? Llame a Servicios Sociales en horario de oficina (Parte 1)

Conductor suicida por Los Cristianos con una menor en su coche, intento de huída, persecución policial y guarderías judiciales y policiales en Arona

¿Se han preguntado alguna vez qué ocurre cuando los padres o acompañantes de menores sufren algún percance inesperado? Por ejemplo, un accidente. O una detención policial… Lo normal es que la mayoría no nos hagamos ese tipo de preguntas porque da mal rollito pensar en esas cosas y porque, además, damos por hecho que la Administración y el sistema velan por dar una ‘respuesta’ o solución adecuada para esos menores que alguna vez se quedan desamparados en plena calle.

Una suposición ‘obvia’ para cualquiera que viva en un lugar civilizado, es que existe un protocolo de actuación mega claro e híper nítido y macro efectivo, que coordina a todas las partes: Cuerpos de Seguridad estatales y local, Juzgados, Fiscalía del Menor, área de Menor del Cabildo de Tenerife, centros y hogares de acogida mientras se localiza a familiares que se hagan cargo de ellos. Y los Servicios Sociales del Ayuntamiento de cada zona en la que se de un caso de esos, claro.

Usted y el menor en problemas, búsquense la vida 

Claro… si no fuera que estamos hablando de Arona. Aquí, al policía, juez, fiscal, médico u individu@ que se tope durante su trabajo con alguna situación de menores en situación de desamparo fuera del horario de oficina del Ayuntamiento aronero, la respuesta más probable que recibe de la administración pública local es “búsquese usted la vida”.

Y en plan servicial y volcado con el ciudadano, hasta le podrían añadir “si de aquí a mañana no logra usted solucionar el marrón que le ha caído, no dude en contactar con los Servicios Sociales municipales en horario de funcionari@s y polític@s. Atenderán sin resistencia la papa caliente que les corresponde”.

Sigue leyendo

Berto Chanin en accióóóóóón (contra los ‘fanáticos’ indignados)

Y siguen sumando los convenios urbanísticos y de cesión peligrosos para el interés general y para las arcas aroneras 

Anda, por cierto, ¿no les suena la historia de la Casa del Vino así como muy parecida al convenio urbanístico de Zentral Center por cuyo incumplimiento (y columpiada okupa bertista) el Ayuntamiento aronero ha sido condenado a pagar unos dos millones de euritos? Igual es que los propietarios de ese centro comercial son ruines, porque eso de denunciar al Ayuntamiento solo porque esta administración quería chulearles una zona comercial por el morro, y por cargarle a ellos durante un puñado de años con todos los gastos de comunidad, luz, agua… Ains, qué dura es la política, cuántas ruindades tienen que aguantar los pobres gestores públicos. Y cuántas limitaciones y restricciones legales, porque lo de tener que respetar los derechos de propiedad de sus administrados, es el colmo 😦 .

Una obra prioritaria

Aunque claro, hay que entender al “honrado y honesto” Berto (según se define él a sí mismo). Tenía mucha prisa en ejecutar esas obras y en poner en marcha el Museo, una infraestructura imprescindible y mega prioritaria para Arona. Y  a diferencia de antecesores suyos como Miguel Delgado, el gobierno bertista quería demostrar que ellos (o sea, él, el todopoderoso Bertankamon) sí sacaban adelante obras a tutiplén y rapidísimamentesin entretenerse en detallitos nimios como el de un convenio incumplido por la parte consistorial, como si la casa resulta ser o no propiedad pública al final o como poner toda la carne en el asador para registrar pública y oficialmente dicho inmueble a nombre del Ayuntamiento antes de mover una sola piedra en el mismo. Total, simplezas burocráticas que solo valen para dificultar las inversiones públicas.

Luego, si su terminación se ha visto ralentizada, la captación de inversiones extramunicipales ha estado vetada por estas y otras cuestiones legales y burocráticas o la infraestructura no está teniendo un uso lucido, es todo culpa de los malos malísimos que se empeñan en complicar la gloria política del alcalde. Empresarios ambiciosos, caciques pretensiosos, derechos de propiedad que han sobrevivido ilógicamente desde el Imperio Romano, oposiciones que critican y denuncian al que gobierna y que encima intentan ocupar su lugar, jueces malísimos que admiten a trámites denuncias injustas y que las tramitan por vía penal cuando aluden solo a infracciones administrativas, periodistas vengativos que airean con tono de escándalo simplezas como la de la Casa del Vino… Con la buena intención que puso el alcalde….

No no no, eso no se puede permitir. La Ley Electoral es lo de menos, lo que urge señores, como propugna el bertismo, es suprimir a la oposición política, a los tribunales de justicia, a los abogados, a los periodistas y hasta el mismísimo Derecho Romano nos está sobrando. ¿Alguien ha calculado cuánto se ahorraría el Estado eliminando todos esos gastos superfluos? Pero si saldríamos de la crisis económica en un ñas! Jajajjajajajaja.

Pero no hay forma. Los Indignados (y Haristas) ahí erre que erre peleando por la independencia de esos ‘estamentos’, reprochando a gritos que en política y en gestión de recursos e intereses públicos no valen solo las buenas intenciones, imponiendo que la Administración Pública sea mega escrupulosa con la legalidad vigente, exigiendo responsabilidad en la gestión de los fondos públicos y del interés general y reclamando responsabilidades cuando algo falla. Qué fanatismo más contraproducente, de verdad, si al final va a tener razón el bertismo…. ( xd, capaz que hasta asienten con la cabeza mientras leen barbaridades como esas y que me dan la razón en voz alta y todo… los bertistas digo).

(Y no nos queda nada: el convenio ese incumplido al que se supeditó la cesión de la Casa del Vino aún es más jugoso, y el Inventario de Bienes que los de Coalición Canaria quieren aprobar encomendándose a Santa Rita Rita, por si quieren más emociones, tiene muchíiiiiiiiisimos rosarios de perlas tan o más mejores que la de la borrachera esta con vino peleón (pero nada barato).

JAJAJAJAJJAJA, xd, acabo de caer en que esto ha alcanzado ya el rango de Dinastía y Falcon Crest, ¡pero si hay hasta viñedos y vino por medio! jajajajaj, Berto Chanin en acción.