Berto volvió a prohibir hoy en el pleno que la secretaria aclarara si es un alcalde ilegal

El de la mochila de Ciudadanos por Arona anunció que denunciará la censura y demás tretas que está aplicando el alcalde para impedir que la secretaria aclare si es legal que continúe dirigiendo el Ayuntamiento a pesar de su condena de inhabilitación.

Nuevo récord de la oposición aronera (PP, PSOE y CxA): en el pleno de hoy duraron un poquito más de un minuto en la sala 😆

Como era de esperar, volvió a liarse una gorda en la sesión plenaria celebrada esta mañana en el Ayuntamiento de Arona.

Los grupos de la oposición de PP, CxA y PSOE asistieron al pleno decididos a que la secretaria general aclarara de una vez si el alcalde debe dimitir o ser cesado por causa sobrevenida de incompatibilidad y, al mismo tiempo, a saber si es competente para convocar plenos como el de hoy y el riesgo jurídico-económico que implica para los integrantes del pleno en particular y el consistorio en general que un alcalde aparentemente ilegal esté dirigiendo el municipio y firmando documentos.

La gravedad de lo ocurrido hoy es que en las sesiones anteriores la secretaria se había escudado en que no podía informar en el pleno ni por escrito sobre si el alcalde es legal porque no tenía una copia oficial de su condena de 4,6 años de inhabilitación por un delitos de prevaricación continuada. No la tenía porque, como ella misma reconoció en la sesión plenaria de finales de septiembre, Berto se negaba a entregársela aunque por ley está obligado a hacerlo. Pero desde el lunes sí tiene una copia autentificada por el propio juzgado que emitió el fallo (no porque ella, el alcalde o su absuelto compañero de banquillo, Manuel Barrios, hicieran algo por desatascar el standby legal del Ayuntamiento, sino porque el trío opositor CxA, PP y PSOE la presentó por registro), con lo que ya sí está en disposición de aclarar por escrito o verbalmente en los plenos si el alcalde debe dejar el cargo y a asesorar a la oposición sobre las dudas de legalidad que pudieran plantear al respecto.

Ahhhhh, pero al alcalde condenado y a su grupo de gobierno no les interesa que se esclarezca ese asuntillo de si Arona tiene un alcalde ilegal. Por lo que se plantaron en el pleno con el propósito de que, pasara lo que pasara y pusiera como se pusiera la oposición, la secretaria no dijera ni mu sobre la legalidad del alcalde ni sobre los riesgos jurídicos y económicos que está asumiendo el Ayuntamiento de Arona.

Así las cosas, era inevitable que gobierno y oposición volvieran a enfrentarse en una disputa insalvable. El predecible resultado del combate político dee esta mañana fue, por tercer pleno consecutivo, que populares, socialistas y el mochilero de Ciudadanos por Arona volvieron a abandonar la sesión en estampida en señal de protesta contra las trampas que está haciendo CC para impedir que el pleno reciba asesoramiento jurídico sobre la situación legal del alcalde.

Nuestros infiltrados haris cuentan que la cosa fue así: a las 9 de la mañana, como estaba previsto, comenzó la sesión. Cuando los ediles de la oposición entraron al salón de plenos para iniciar la sesión extraordinaria y urgente convocada para hoy por ‘imposición’ burocrática del Cabildo de Tenerife, se encontraron a tooodo el grupo de gobierno y a su secretaria ya sentados y esperándolos con semblante de pocos amigos y casi en posición de salida de carrera. Y sin que los concejales del trío crítico de la corporación terminaran casi ni de sentarse, el alcalde intentó batir un récord de rapidez en la votación de la urgencia de la convocatoria de hoy. Así, sin dejar ni respirar, intentando pillar despitada a la oposición para fulminar su única oportunidad para preguntar en este pleno si Arona está siendo gobernada por un alcalde ilegal. Jajajajaj, con razón apuntaba la jueza que condenó a Berto por un delito continuado de prevaricación a su infantilismo. Chiquita estrategia ñoña xd 😆 .

Les cuento, en sesiones plenarias solo se pueden abordar asuntos incluidos en el orden del día (especialmente cuando se trata de plenos extraordinarios). Eso sí, con alguna salvedad como la de que cualquier edil puede plantear cuestiones de orden relacionadas, por ejemplo, con dudas sobre la legalidad de la convocatoria. Pero solo pueden ser planteadas antes de que comience el debate de los puntos del orden del día (especialmente cuando el pleno tiene un único punto y el grupo de gobierno está por la labor de no darles ni agua). Jajajaja, de ahí que los de CC intentaran liquidar la votación sobre la urgencia de la sesión a toda leche. Los de PP, CxA y PSOE fliparon cuando vieron la votación-maratón que se estaban marcando los bertistas. Hasta les costó un momento asimilar que los “sí”, “sí” “sí” que repetían raudos los concejales del gobierno eran de votación.

Jeje, pero el de la mochila veloz estuvo ágil de reflejos (como de costumbre 😉 ) y tiró por tierra esa treta bertista interrupiendo la votación dirigiéndose a la secretaria brazo en alto con un enérgico “EHHHHHHHH, un momentito”. Y zaaaas, espetó la cuestión de orden que tanto teme el Bertismo: preguntar a la secretaria si es legal o no que el alcalde permanezca en el cargo tras su condena de inhabilitación. O casi la espetó… porque en realidad el alcalde no le dejó ni acabar la frase.

El patético discurso de Berto para denegar tal petición de asesoramiento legal a la secretaria empezó, según los haris, con un “no no no”. Cuando José Antonio le ignoró y comenzó  a leer su petición de informe verbal a la máxima jefa jurídica del Ayuntamiento, Berto añadió “no no no. ¡¡Qué no!!”, no te dejo hablar, ¡¡se acabó!!”. El de la mochila intentó volver a enunciar su duda de legalidad de la convocatoria plenaria y de la permanencia del alcalde en su cargo, y éste se decidió a hacer una exhibición de su talante democrático y transparente ‘claro y rotundo’: “Qué no, mira que te echo fuera…”, le largó, jajajajajaj. Lo cual es como un ‘si insistes en que la secretaria cumpla su obligación de informar si soy un alcalde ilegal y tengo que dimitir-cesar, te expulso de la sala por mucho derecho que tengas a hacer esa consulta’ 😆 .

Tal ‘conversación’ se desarrolló a toda leche, interrumpiéndose entre ellos en un toma y daca acelerado (el pleno de la prisa).

La orden del alcalde era que había que ceñirse al punto del orden del día y nada más. Y ahí, apenas un santiamén después de que el pleno comenzara, José Antonio hizo constar que visto lo visto no le queda más remedio que volver a tomar acciones judiciales para denunciar la gravedad de lo que está ocurriendo en el Ayuntamiento de Arona. Acto y seguido se levantó de la silla y abandonó la sala acompañado del resto de concejales populares y socialistas.

La marcha-protesta de todos ellos, para darle así como más teatralidad aún a la escena, fue amenizada con un estallido de cacareos, murmullos, reproches y críticas del gobierno bertista por lo que consideran ¡¡¿falta de vergüenza de la oposición?!! 😆 Surreabertismo en estado puro. Cuentan los haris que su principal reproche a los ediles de PP y PSOE era que obedecieran a José Antonio, jajajjaja. Ellos que empezaron el mandato aliándose con el CAN para aislarlo de las comisiones peliagudas para librarse de su celo fiscalizador, y termina arropado en su lucha anticorrupción por todo su ex PSOE y por el Partido Popular (si es que son gafes gafes 😉 ).

El CAN de Manuel Barrios y Fuentes se quedó sentadito, como de costumbre. Pero a ellos no los tildo de oposición (porque han estado todo el mandato en un limbo de ni oposición ni gobierno y porque, además, ahora están amarrando –o intentando marrar– un pacto de gobierno con CC).

Y la secretaria, ufffffff. Aseguran varios asistentes a la sala que no hizo ni amago de abrir la boca. Ni siquiera para llamar al orden al alcalde por impedir que cumpliera sus funciones de asesoramiento legal al pleno. En fin…

Anuncios