El colmo del bertismo: deben su alegría del Caso Contenedores a su odiado juez Nelson

Jajajajajajja, ¡¡¿pero es que en Aronalandia nunca es nada normal, sin colmos ni requetecolmos?!!

El gobierno bertista de CC presume de inocencia prevaricadora basándose en la decisión del juez al que, por otra parte, están intentando destruir para librarse de ir a juicio como acusados de corrupción en el Caso Arona 1 😯 .

El súmmum de la paradoja. El megaimputado alcalde de Arona (Berto González Reverón -desde hoy una imputación menos, pero la ristra restante sigue siendo mega ;)), el plurimputado concejal de Medio Ambiente (Antonio Sosa, idem que Berto) y toda su coalición canaria están pletóricos con el archivo de la querella por prevaricación administrativa que les había metido el ex concesionario de limpieza en el marco del conocido como Caso del secuestro de contenedores.

Sobre todo están afanadísimos en intentar usar ese triunfito judicial (que ellos no han ganado nada, lo ha perdido el denunciante) para atenuar la imagen de corruptos que pesa sobre ellxs a cuenta de lo mal parado que han salido tras la instrucción del Caso Arona 1. Tienen unas cuantas causas chunguísimas más en su contra, pero ésa es la que más angustiado tiene al gobierno bertista, ya que está a punto de dirimirse si tienen que someterse a juicio como acusados de cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, prevaricación urbanística y prevaricación ‘ordinaria’.

Como ya saben los haris, para librarse de dichos juicios la Audiencia tendría que aceptar su versión de que han sido víctimas del juez instructor del Caso Arona 1, Nelson Díaz Frías. Según la versión de los gobernantes acusados de corrupción por ese magistrado con un montón de pruebas “indiciariamente acreditadas”, el Nelson sería un chungo chunguísimo que habría ido contra ellos por rencores deportivos de infancia y rencores editoriales de adulto. Ah, y dicen también que Nelson no es válido para instruir esa causa porque es “convecino” suyo, del mismo municipio, y que eso es trampa. Osease, para librarse ellxs intentan destruir profesionalmente al magistrado que ha concluido que son culpables de corrupción ‘indiciariamente acreditados’ ( 😉 ).

Paralelamente a ese problemón judicial han estallado contra el gobierno bertista el aaranque de la instrucción de los casos Arona 2 y 3, condenas millonarias contra las arcas públicas y escándalos de todo tipo. Y de guinda, el alcalde está visto para sentencia en el Caso Enchufe jugándose una condena por inhabilitación de casi dos años.

En medio de toda la traca de desastres bertistas (Aronalipsis Now), salta el sobreseimiento de la querella por prevricación que les había endosado Camilo, ¡¡y resulta que el juez que les exime en primera instancia de toda culpa penal por secuestrar contenedores para los aronerxs, es el mismo al que están intentando destruir!! JAJAJAJAJJAJAJAJAJA, si es que no se puede ser más gafe. ¿Ahora si vale el criterio del juez instructor, aunque debería ser recusado en los temas que les afectan porque son convecinos y porque les enfrentan enemistades y rencores de toda la vida 😆 ?. Cómo cambia el cuento para algunos cuando les conviene, ¿eh?

La prueba de que no desvarío 😉 . El alivio bertista en el Caso Secuestro Contenedores se los ha dado el juez al que intentan destruir para librarse de sus acusaciones en el Caso Arona 1.

Que conste que el BlancaHari informó de ese curioso colmo bertista con su odiado juez Nelson desde la admisión a trámite del Caso Contenedores -hace un año justito-, de que su instrucción le había tocado precisamente a Nelson. Probada queda la calidad de los súper agentes secretos haris que nos filtran las informaciones 😀 . Para echar un vistazo a ese post y al auto de arranque de instrucción, pinchen en el siguiente enlace moradito:

Admitida a trámite una nueva querella contra el alcalde y varios ediles de CC por presunta prevaricación”, posteado en BlancaHari el 19 de mayo de 2011 (las elecciones fueron el 22 de mayo).

Y para leer el auto de sobreseimiento que CC de Arona está propagando por los medios de comunicación en plan lavado de cara, pinchar a continuación para descargarlo en pdf: Auto sobreseimiento provisional alcalde Arona, Caso Secuestro Contenedores

CC presume del archivo de la querella de prevaricación por el secuestro de contenedores, pero…

El ex concesionario de limpieza se come con papas su querella penal por prevaricación contra el alcalde y el edil de basura peeeeero gana una demanda que apalea al Ayuntamiento con  358.000 euros.

De lo del palo económico de 358.000 euretes que acaba de caerle al Ayuntamiento de Arona por intereses de demora en pagos al ex concesionario de basura (Camilo Álvarez Sánchez), el gobierno aronero y su partido de CC no han dicho ni mu. Nada nuevo vamos el sol, vamos. El mismo mutismo que con todas las demás sentencias de morosidad que han caído en las últimas semanas contra el Ayuntamiento aronero. ¿Dar explicaciones a sus vecinos sobre sus continuos  descalabros económicos? Por favor, a quién se le ocurre…

Para tener más datos de esa nueva sentencia indemnizatoria contra las arcas públicas (del fin de semana no paso sin contar todas las de las últimas semanas, palabra de espía hari), pinchen en el siguiente enlace a un artículo publicado el 9 de junio en periódico El Día: “La anterior empresa de basura reclama dos millones” (como ven en ese titular el asalto económico que Camilo intenta pegarle al Ayuntamiento es de aúpa, pero de momento lo que está perdido para las arcas públicas son los citados 350.000 euros).

Jajajaj, pero no han dudado en lanzar a las agencias de noticias y a la prensa provincial, regional y nacional lo del sobreseimiento de la querella que ese mismo ex concesionario interpuso hace un año contra el alcalde, José Alberto González Reverón, y su mini edil de basura, Antonio Sosa, por presunta prevaricación administrativa. Desvergüenza política en estado puro: gobernantes que utilizan medios y recursos institucionales para hacerse propaganda difundiendo solo las noticias que les favorecen y que, sin embargo, callan y e intentan acallar todas las noticias que perjudiciales para su imagen pública, por muy graves y de interés general que sean. Y sin cortarse: alardean de un tema que les afecta exclusivamente a ellos (la querella era personal, contra políticos, no contra la Administración Pública aronera), y silencian las condenas económicas que están cayendo contra las arcas públicas. Transparencia absoluta, vamos…

Antecedentes del Caso Secuestro de Contenedores:

Dicha denuncia por prevaricación administrativa forma parte de la pataleta que montó el ex concesionario del servicio de limpieza de Arona, Camilo Álvarez Sánchez, cuando perdió-le arrebataron esa millonaria concesión (12 millones de euros al año). Mosqueado, intentó llevarse todos sus contenedores para fastidiar al gobierno bertista y a la nueva adjudicataria (la cual carecía de los mismos). Los gobernantes de CC lo impidieron movilizando incluso a la Policía Local para impedir su retirada. De ahí que ésta sea conocida como la Causa del Secuestro de Contenedores.

En el marco de aquel conflicto Camilo Álvarez presentó una querella contra la junta de gobierno del 2007-2011, pero solo fue admitida a trámite la denuncia contra el edil responsable del área, Antonio Sosa, y contra el alcalde. Aunque en realidad lo que parecía perseguir no era la condena en sí (que si cuajaba, perfecto), sino la pupa electoral que pudiera hacer a Berto y los suyos. Estaba más o menos claro que esa causa no tiraría pa’lante, tanto, que ni siquiera la he arengado por el blog. Porque es muy muy raro que triunfe una querella basada pura y exclusivamente en la prevaricación (difícil de demostrar), especialmente cuando el acto-decisión denunciado (en este caso el secuestro-apropiación de cientos de contenedores de basura) es justificable por razones de interés público. Imaginen el problema de insalubridad que se habría generado en Arona si el municipio se queda sin contenedores de basura (¿Se acuerdan? Los desgobernantes aroneros y la nueva concesionaria, la UTE Sufi-Hermanos Santana Cazorla, tuvieron que mendigar por toda la isla suplicando contenedores, a la chita callando para que no se notara la pifia. No se hubiera notado mucho si no fuera porque de repente los contenedores de basura de Arona empezaron a lucir el escudo del Ayuntamiento de La Laguna, jajajja).

El sobreseimiento es provisional, con lo que Camilo Álvarez puede recurrir. Pero me extrañaría que lo hiciera, por las pocas posibilidades que tiene de ganar y las muchísimas que tendría de perder pasta en costas. Su guerra real apunta más hacia lo económico, y ufff, ahí si tiene peligro. Lo digo porque como está visto que el Ayuntamiento pierde casi toda las demandas económicas que le caen…

En cualquier caso, el alcalde, el edil de basura y varios gobernantes y ex gobernantes siguen teniendo encima un problemón penal tocho a cuenta de su gestión del servicio de basura. El Caso Arona 1, el Caso Arona 3 y el que viene en camino, tienen bastante más peligro que el del secuestro de contenedores. Y ahí no hay campaña de lavado de basura que valga…

Plan de lavado de imagen y de desprestigio de críticos.

Pero esperen, que, como siempre en Bertolandia, hay más: aparte de que no se han cortado ni una cala en eso de difundir masivamente el primer respirín judicial que se pegan en meses a pesar del hermetismo en torno a todas las sentencias desfavorables que estamos filtrando de ‘estrangis’ desde la risastencia antibertista, ¡lo han hecho eligiendo la fecha!. El gobierno aronero de CC tuvo conocimiento de ese sobreseimiento de querella hace varias semanas, como se desprende de una intervención de la concejal de Hacienda, cuando sacó a relucir ese éxito como prueba de que no pierden todas todas las denuncias.

¿Que por qué la han filtrado justo ahora? Jeje, porque han urdido una campaña potente de lavado de imagen para compensar los previsibles soponcios penales que les acechan en las próximas penales (Caso Enchufe, con posible condena de inhabilitación contra el alcalde, y Caso Arona 1, con probable desestimación de recursos y orden de señalamiento de fechas de juicio para unos 30 imputados, entre ellos el alcalde y 10 gobernantes aroneros más, por delitos como cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, prevaricación urbanística, prevaricación…).

Pero atención: Ese plan de lavado de imagen, además, incluye acciones de ataque y desprestigio contra sus denunciantes y criticadores. Hmmmmm, sube el grado de emoción 😀 . Aunque mejor aparco de momento lo del maquiavélico plan anti crítica y anti críticos, que para eso ya habrá tiempo 😉 , y vuelvo a lo de la querella sobreseída y a lo de la nueva sentencia contra el Ayuntamiento moroso.

En el siguiente post les pongo el auto de admisión a trámite de esa querella (junio de 2011), el auto de sobreseimiento que CC está propagando con ahínco y, como plus, una paradoja curiosísima: ¿quién es el juez que ha librado a Berto el alcalde y a Sosa de la inhabilitación archivando este caso?, jajjajajajaja.