Megalomanía (By Wikipedia)

Un poquitín de cultura general nunca viene mal 😉

Me comentaba ayer desde Madrid una activista del 15M que visto lo visto, “tendrían que explicar en las colegios nociones básicas de psicología como qué es un megalómano… más que nada porque no veas si abundadan… en la política sobre todo”. Yo en asuntos como el de los planes docentes no tengo influencia, de momento al menos, jajajaj, porque visto el inmenso poder que me atribuye el gobierno bertista de Coalición Canaria en su querella consistorial, solo sería cuestión de ponerme a ello 😉 . Lo que sí puedo hacer es colgar la defnición de Megalomanía en mi blog para aumentar la cultura de los Haris. Much@s sabrán ya su significado, pero en tiempos como éste viene bien refrescarlo. ¿No creen?

Para ver esta entrada de Wikipedia en su edición original pinchar en las imágenes (recomendable). Repito para los bertistas y para los torpes en general: es un artículo de Wikipedia, no mío. Que es que en su absurda querella por injurias, calumnias ¡y coacciones! me atribuyen un artículo sobre Olocracia y Oclocracia ¡¡que es de wikipedia!! Lo cual quedaba claro, como ahora, en el título y en el principio del post 😯 . Jajajajjajajajajaja, de esta el Bertismo se querella hasta con la mismísima Wikipedia. Mira que explicar a los internautas el significado de Olocracia, Oclocracia y, entre otras muchas cosas, Megalomanía. Ya le vale a la Enciclopedia Libre 😉 .

Hey, que conste que no estoy llamando megalómano a Berto, el plurimputado alcalde de Arona que se ha querellado contra BlancaHari y los políticos-ciudadanos más críticos con la corrupción (CxA, SSP y ANC) exigiendo su derecho a no ser criticado públicamente y, entre otros, a que no se difundan en un blog documentos municipales que le dejan en mal lugar. No no. Lo de la megalomanía lo digo en general. Que alguien o alguienes se sientan aludid@s, es problema suyo. 😆

Megalomanía:

Megalomanía es un estado psicopatológico caracterizado por los delirios de grandezapoderriqueza u omnipotencia. A menudo el término se asocia a una obsesión compulsiva por tener el control. La palabra deriva de dos raíces griegas, manía (obsesión) y megas (grande). A veces es un síntoma de desórdenes psicológicos como el complejo de superioridad o la compulsión eufórica, donde el sujeto aquejado de esta perturbación tiende a ver situaciones que no existen, o a imaginarlas de una forma tal que sólo él termina creyendo. Las puede emplear para manipular sentimientos y situaciones de cualquier tipo. Es un mal estudiado por los especialistas desde tiempos muy remotos. Los ejemplos más comunes son de emperadores, monarcas y dictadores.

Corrupción Política (Wikipedia)

(((Para ir aclarando conceptos que algun@s parecen tener algo confusos)))

Definición de Corrupción Política (Wikipedia):

En términos generales, la corrupción política es el mal uso público (gubernamental) del poder para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente secreta y privada. El término opuesto a corrupción política es transparencia. Por esta razón se puede hablar del nivel de corrupción o transparencia de un Estado o Nación, Sayed y Bruce (1998) definen la corrupción como “el mal uso o el abuso del poder público para beneficio personal y privado”, entendiendo que este fenómeno no se limita a los funcionarios públicos. También se define como el “conjunto de actitudes y actividades mediante las cuales una persona transgrede compromisos adquiridos consigo mismo, utilizando los privilegios otorgados, esos acuerdos tomados, con el objetivo de obtener un beneficio ajeno al bien común”. Por lo general se apunta a los gobernantes o los funcionarios elegidos o nombrados, que se dedican a aprovechar los recursos del Estado para enriquecerse.

Todos los tipos de gobierno son susceptibles a la corrupción política. Las formas de corrupción varían, pero las más comunes son el uso ilegítimo de información privilegiada, el tráfico de influencias, el pucherazo, el patrocinio, sobornosextorsionesinfluenciasfraudesmalversación, la prevaricación, el caciquismo, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismo y la impunidad. La corrupción facilita a menudo otro tipo de hechos criminales como el tráfico de drogas, el lavado de dinero y la prostitución ilegal; aunque no se restringe a estos crímenes organizados, y no siempre apoya o protege otros crímenes.

El concepto de corrupción difiere dependiendo del país o la jurisdicción. Lo cierto es que algunas prácticas políticas pueden ser legales en un lugar e ilegales en otros. En algunos países, la policía y los fiscales deben mantener la discreción sobre a quien arrestan y acusan, y la línea entre discreción y corrupción puede ser difícil de dibujar. En países con fuertes intereses de grupos políticos, las prácticas de corrupción se dan con más facilidad.

Siguiendo a Max Weber citado por Alvar Ezquerra, puede decirse que la gran diferencia entre el ejercicio del poder por el Antiguo Régimen y el mundo democrático es que en el Antiguo régimen ese ejercicio era marcadamente patrimonialista. Sin embargo, en los regímenes democráticos, al recaer la soberanía en el pueblo el ejercicio del poder tiene que responder ante la nación.,1 Por otro lado resultan útiles las aseveraciones de Theobald, quien, además de definir la corrupción como “el uso ilegal del oficio público para el beneficio personal”, intuye que en el mundo preindustrial las dependencias personales dieron paso -en el mundo industrial- a la codificación formal de las organizaciones sociales buscando la eficiencia. Sin embargo, los lazos familiares o de amistad aún perduran con más presencia conforme se desciende en la pirámide burocrática. (…)

Una situación de corrupción política sin restricciones se conoce como cleptocracia, término que significa literalmente “gobierno por ladrones”.

Causas de la Corrupción Política:

Las causas pueden ser endógenas (internas) o exógenas (externas):

Entre las muchas causas endógenas (las que tienen que ver con el individuo) podemos enlistar las siguientes:

  • Falta de valores humanistas
  • Carencia de una conciencia social
  • Falta de educación
  • Desconocimiento legal
  • Baja autoestima
  • Paradigmas distorsionados y negativos (materialistas)

Como elementos exógenos de la corrupción (los que dependen de la sociedad), tenemos:

  • Impunidad en los actos de corrupción
  • Modelos sociales que transmiten antivalores (valores negativos)
  • Excesivo poder discrecional del funcionario público
  • Concentración de poderes y de decisión en ciertas actividades del gobierno
  • Soborno internacional
  • Control económico o legal sobre los medios de comunicación que impiden se expongan a la luz pública los casos de corrupción
  • Salarios demasiado bajos
  • Falta de transparencia en la información concerniente a la utilización de los fondos públicos y de los procesos de decisión
  • Poca eficiencia de la administración pública
  • Extrema complejidad del sistema.

Efectos de la Corrupción política:

Efectos en política, administración e instituciones:

La corrupción hace peligrar seriamente el desarrollo. En el terreno político socava la democracia y el buen gobierno ya que supone un desacato e incluso una subversión de los procesos formales. La corrupción en las elecciones y en los cuerpos legislativos los convierte en más irresponsables y distorsiona la representatividad de las políticas diseñadas. En el terreno judicial, la corrupción pone en entredicho el imperio de la ley o estado de derecho; y en lasadministraciones públicas da como resultado una ineficiente provisión de servicios.

De un modo más general, la corrupción erosiona la capacidad institucional del gobierno, ya que se desprecian los procedimientos, se desvían los recursos y se venden y compran los puestos y cargos públicos. Al mismo tiempo, la corrupción socava y mina la legitimidad del gobierno y también los valores democráticos, tales como la confiabilidad y la tolerancia.

Efectos económicos:

La corrupción mina el desarrollo económico ya que genera ineficiencia y distorsiones considerables. En el sector privado, la corrupción incrementa el coste de los negocios y actividades empresariales ya que a éste hay que sumar el precio de los propios desembolsos ilícitos, el coste del manejo de las negociaciones con los cargos públicos y el riesgo de incumplimiento de los acuerdos o de detección. Aunque hay quien argumenta que la corrupción reduce los costes al sortear una posible burocracia excesiva, la disponibilidad de sobornos puede inducir también a los cargos públicos a inventar nuevas reglas y retrasos. Eliminar abiertamente las regulaciones costosas y prolongadas es mejor que permitir encubiertamente que sean sorteadas utilizando sobornos. Allí donde la corrupción infla el coste de los negocios, también distorsiona el terreno de juego, blindando a las firmas con conexiones frente a las competidoras, sustentando, en consecuencia, a empresas ineficientes.

La corrupción también genera distorsiones en el sector público al desviarse inversiones públicas a proyectos de capital en los que los sobornos y mordidas son más abundantes. Los funcionarios pueden incrementar la complejidad de los proyectos del sector público para ocultar o allanar el camino para tales tratos, distorsionando de este modo todavía más la inversión. La corrupción también hace descender el cumplimiento de las regulaciones relacionadas con la construcción, el medio ambiente u otras, reduce la calidad de los servicios e infraestructura gubernamentales e incrementa las presiones presupuestarias sobre el gobierno.

Economistas argumentan que uno de los factores que están detrás de las diferencias de desarrollo económico entre África y Asia es que en el primero, la corrupción ha tomado primariamente la forma de expolio, (en inglés: “rent extraction”), con el resultado de que el capital financiero obtenido es movido fuera del país, en lugar de ser invertido en el mismo, (de ahí la imagen estereotipada, frecuentemente exacta, de los dictadores africanos teniendo cuentas en bancos suizos).

Efectos medioambientales y sociales:

La corrupción facilita la destrucción medioambiental. Los países corruptos pueden tener formalmente una legislación destinada a proteger el ambiente, pero no puede ser ejecutada si los encargados de que se cumpla son fácilmente sobornados. Lo mismo puede aplicarse para los derechos sociales, la protección laboral, la sindicación y la prevención del trabajo infantil. La violación de estos derechos legales permite a los países corruptos ganar una ventaja económica ilegítima en los mercados internacionales.

El economista y ganador del Premio Nobel Amartya Sen ha observado que “No existe nada que pueda llamarse problema apolítico de alimentos“. Si bien la sequía y otros eventos naturales pueden desencadenar condiciones de hambruna, es la acción o inacción del gobierno lo que determina su severidad, y frecuente, incluso, si la hambruna llegará o no a producirse. Los gobiernos con fuertes tendencias a la cleptocracia pueden socavar la seguridad alimentaria, incluso cuando las cosechas son buenas. Los cargos públicos frecuentemente roban las propiedades del estado. En Bihar, India, más del 80% de la ayuda alimentaria subsidiaria a los pobres es robada por cargos públicos corruptos.5 De forma similar, la ayuda alimentaria es frecuentemente robada a punta de pistola por gobernantes, criminales, señores de la guerra y similares, y vendida para obtener un beneficio. El siglo 20 abunda en ejemplos de gobiernos que minan la seguridad alimentaria de sus propias naciones, a veces intencionadamente.6

Otras áreas:

La corrupción no es específica de los países pobres, en desarrollo o en transición. En los países del oeste de Europa han habido casos de sobornos y otras formas de corrupción en todos los campos posibles: por ejemplo, desembolsos “debajo de la mesa” efectuados a cirujanos reputados por pacientes con la intención de que se les adelante su posición en las listas de espera, sobornos pagados por suministradores a la industria del automóvil para que se incluyan conectores de baja calidad por ejemplo en equipamientos de seguridad, como airabas, sobornos pagados por suministradores de desfibriladores, (para vender condensadores eléctricos de escasa capacidad), contribuciones pagadas por parientes ricos al “fondo social y cultural” de una universidad prestigiosa a cambio de la aceptación de sus hijos como alumnos, sobornos pagados para obtener diplomas, ventajas financieras y de otro tipo ofrecidas a los miembros del comité ejecutivo de un fabricante de automóviles a cambio de posiciones favorables a empleados y votos, etc … Estas variadas manifestaciones de corrupción pueden en última instancia suponer un peligro para la salud pública o pueden producir descrédito en ciertas instituciones esenciales o relaciones sociales.

La corrupción también puede afectar a los distintos componentes de las actividades deportivas, (árbitros, jugadores, personal médico y de laboratorio implicado en los controles anti-doping, miembros de la federación deportiva nacional y comités internacionales encargados de la decisión sobre la situación de los contratos o lugares de competición).

También han habido procesos judiciales contra (miembros de) distintos tipos de organizaciones sin ánimo de lucro y ONGs, así como organizaciones religiosas.

En última instancia, la distinción entre la corrupción del sector público y privado a veces parece un tanto artificial, y las iniciativas nacionales anti-corrupción pueden necesitar evitar las lagunas jurídicas y legales en la cobertura de los instrumentos.

–> Para ver el artículo completo en Wikipedia pinchar aquí.

Una abstención elevada deslegitima las elecciones (Wikipedia)

Ups, ¿no ha sido Arona el municipio que ha batido récord de abstención electoral en España?

(Sigo comprobando los datos. De momento, he verificado que el término aronero es el municipio con mayor abstención de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y que supera muuuucho la media de abstención en la comunidad canaria y en todo el país).

WIKIPEDIA: 

ABSTENCIÓN:

En general consiste en no colaborar con el sistema político actual. El uso más extendido es en su forma particular en una elección, no votando, con lo que el sujeto se atiene al resultado del voto de los demás electores al igual que pasa con el voto en blanco o el voto nulo, aunque sus defensores sostienen que es la única vía hacia un cambio positivo en política. En política, la abstención no es una de las opciones ante la toma colectiva de una decisión salvo que se llegue a un bajo porcentaje del escrutinio, en cuyo caso dichas elecciones serián deslegitimadas. Quien practica la abstención no emite su opinión en forma de voto pero si en forma de protesta. No es similar al voto en blanco pues este se diluye entre todos los votos correctos y en especial entre los votos a los partidos mayoritarios.

  • En unas elecciones se considera “abstencionistas” a quienes no acuden a las urnas. Este tipo de abstención se denomina abstención pasiva. Se considera abstención activa a la suma de votantes que emiten votos en blanco, aunque en ocasiones se propugna la no participación en una consulta popular como una postura política de protesta, cuyos partidarios considerarán por tanto activa toda la abstención que se produzca.
  • Para los miembros de un Parlamento (diputados o senadores) la abstención y el voto en blanco NO son equivalentes, mientras que la no comparecencia tiene distintos efectos, puesto que, dependiendo del reglamento, puede alterar el quórum y el cálculo de las mayorías.

ABSTENCIONISMO:

Es importante destacar que muchas personas son partidarias de no votar con la intención de que otros también lo hagan y de esta forma deslegitimar las elecciones por un bajo escrutinio. La idea es que la clase política asuma su papel de representante del Pueblo y no de las élites presionada por dicha situación.

Actitud de quienes propugnan la abstención, en especial la no participación en unas elecciones políticas, a veces con el argumento de que éstas no servirán para modificar la situación de una sociedad, ya que limitaran la acción política ciudadana al elegir representantes que deciden por ellos la dirección política y no los ciudadanos por sí mismos.

Representa un obstáculo para lograr una democracia representativa: en multitud de ocasiones, la ausencia de participación de la llamada “fuerza silente”, ensombrece el resultado del proceso electoral. En otras, tiene incluso como consecuencia impedir la entrada en vigor del texto legal sometido a consulta en un referéndum, cuando así lo prevén las condiciones de su convocatoria.

Para leer el artículo completo en su versión original, pinchar aquí.