El gobierno bertista de CC dispara contra la Policía Local y acribilla sus sueldos

Comienza la escabechina económica y de personal en el Ayuntamiento de Arona: Los policías cobrarán unos 300 euros menos a partir de julio

.

CC pagará a costa de la plantilla y de los servicios públicos las fiestas faraónicas de la campaña electoral y las indemnizaciones millonarias que va sumando con los desmanes en su ¿gestión?

El concejal de Seguridad Ciudadana aronero, Manolo Reverón, confirmó ayer a través de una circular lo que era un secreto a voces desde antes de las elecciones: Se suprimen los turnos de refuerzo pactados con los sindicatos en 2008 en respuesta a las reivindicaciones de equiparación de sueldo con otras plantillas similares. Esos ‘servicios especiales’ han consistido en la prestación voluntaria de dos guardias extra por agente y mes, remunerada cada una de ellas con unos 150 euros. La condición para optar a esos ‘pluses’ era que los agentes no cogieran bajas por enfermedad.

Esa medida trae consigo, además del pedazo de mosco de los policías, la disminución del número de agentes de servicio (ya que los polis currarán dos días menos al mes de lo que venían haciendo hasta ahora. Y, previsiblemente, desencadenará también un incremento notable en el número de bajas (ya que cobrarán lo mismo vayan o no a currar).

Eso sí, más les vale no chistar, bancarse con resignación el primer recorte económico que se les aplica este mandato y mentalizarse de que esto es solo el principio de los ajustes que les afectarán. ¿Que por qué digo esto? Pues por lo explícita y contundente que es la argumentación en la que CC ha fundamentado ese recorte cuyo objetivo es, según el concejal de Policía primo del alcalde, “dotar a esta corporación de una estructura eficiente a través de una correcta ponderación de los recursos”. Xd, si es por cuestiones de “ponderación” ya no hay más que hablar. Jajajajajjaja, fuerte ejemplo de medida política razonada! Vamos, que si pusieran un “se suspenden los turnos de refuerzo porque nos sale de los huevos”, nos hubiéramos quedado igual de bien informados, pero por lo menos los habríamos entendido.

Aunque lo bueno de tal circular, es que nos hemos enterado de que ahora hay “criterios que orientan el actual sistema de organización y funcionamiento de los servicios”. Ay, qué miedo me dan… la última vez que los bertistas tuvieron un criterio policial, nombraron a un jefe de forma ilegal (jeje, qué raro, no?), tuvieron que desnombrarlo, indemnizarlo y seguir funcionando con el jefe al que intentaron cargarse (con lo que imagínense las simpatías que se profesan y lo bien que se entienden jefatura policial y políticos para organizar ese servicio policial).Bueno, y me está viniendo a la memoria aquel otro criterio bertista de mejora de ese cuerpo montando una academia consistorial de formación de aspirantes a la Policía ¡¡que fue tildada de anticonstitucional!!

En esta ocasión, sin embargo, alguito sí que han pensado: el recorte se pone en marcha en verano, con un mes inhábil a la vuelta de la esquina y con unos sindicatos que están a la greña entre sí y que, por lo general, implican bastante poca confianza entre sus representados (entre otras muuuuuuuuchas razones, por haber aceptado incrementos salariales tan chapuceros como el que ahora les pueden quitar por el morro).

Y además, CC ha comenzado la cadena de restricciones económicas que tendrá que poner en marcha también en el resto del Ayuntamiento precisamente con el grupo de funcionarios que menos controlado tienen y que más fácilmente se rebota y se disparata. Como hace apenas un año ya les funcionó aquello de atacarlos de “insolidarios” que reclaman privilegios económicos cuando el resto del municipio está en una situación económica crítica, fácil que los bertistas hayan previsto poner en marcha la misma estrategia de descrédito si los polis se movilizan contra “la ponderación” (previo acuerdo con los medios de ¿información?, como no podía ser menos).

En fin. Vamos a prepararnos, que viene carga policial en Arona…

Po cierto, cuando digo que “han comenzado los recortes por la Policía”, me refiero a los recortes llamativos, porque en plan discretito también ha comenzado ya la supresión de servicios y de personal en áreas como el Patronato de Cultura.

Y esto no ha hecho sino empezar…