Al bertismo se le acabó el glamour (Parte II)

El Ayuntamiento tiene que buscar dinero para pagar unos 15 millones de euros, eso solo contando lo que ha trascendido hasta ahora. (Y hay novedades con el Caso Arona, jeje).

Entre los pagos desorbitantes para los que tiene que buscar pasta el Ayuntamiento de Arona de forma inminente (previsiblemente a través de un préstamo bancario), están la orden de embargo (aunque no es el nombre técnico) que le presentó hace un mes el anterior concesionario de limpieza (Camilo Álvarez) al Ayuntamiento y, recientemente, también la del anterior concesionario del servicio de electrificación (Chijafe). Y ojito, que lo que han reclamado por vía judicial esos dos ex concesionarios y del que llevaba Mantenimiento (Pepe de la Rosa) ronda los 11 milloncetes de euros.

Y también está pendiente de pago la indemnización de unos dos millones de euros que el Ayuntamiento ha sido condenado a pagar a los dueños del centro comercial, cinematográfico y hotelero Zentral Center ¡¡¡por haber confiscado y ocupado varios locales a lo frescón durante casi ocho años, en base a un convenio urbanístico ilegal!!! Con orden de desalojo judicial contra el Ayuntamiento incluida, jajajajjaja, cualquier día les caen encima los guionistas de Torrente para rodar ‘El brazo tonto de la Política” 😉 .

Esta bertada es similar a la de la macrobarbaridad deportiva de Cruz del Guanche: El Ayuntamiento ocupó unos 1.700 metros cuadrados de ese centro comercial en base a un convenio ilegal firmado por Berto después de las elecciones de 2003. La imposibilidad de llevarlo a término fue oficialmente confirmada por la Cotmac desde finales de 2006. Peeeeero el pago de la indemnización que habían convenido con la empresa y el pago de los gastos de mantenimiento y uso del local que estaban ocupando, tenían advertencia expresa de legalidad. ¿Y adivinan lo que hicieron Berto y los suyos para salir de ese aprieto?

Pusieron en práctica la táctica del avestruz. Jajajajaj, casi nunca les funciona, pero está visto que es su preferida. En fin, optaron por no pagar nada (ni indemnización, ni alquiler, ni agua, ni luz), por ignorar la petición formal de desahucio que les remitió la empresa propietaria del inmueble confiscado por el gobierno municipal del Ayuntamiento de Arona, y por seguir haciendo uso de esos locales en ese plan carota ¡hasta la actualidad! O sea, que la factura por esa pifiada sigue sumando…

Han ido sumando los millones de euros que tenemos que pagar los aroneros por pifiadas del bertismo? Unos cientos de miles de euros al que fue el concesionario del servicio municipal de recaudación (el que prestaba Antonio León, una de cuyas hijas, y ya estamos con las paradojas de ese ayuntamiento, es concejal de la nueva oposición socialista). Unos miles de euros por la denuncia y las medidas injustificadas contra un empleado de ese servicio acusado de desajustes en las cuentas. Unos cuantos cientos de miles de euros más a la empresa a la que le encargaron el desmonte de suelo rústico en la Cruz del Guanche. Alrededor de 11 millones de euros a tres ex concesionarios. Y unos dos millones de euros a la propiedad de Zentral Center.

Con el respaldo de los 8.000 votantes aroneros que han revalidado su mayoría absoluta, que muchos de ellos igual hasta se bancan de buena gana el coste de semejante palmarés de cachanchanadas políticas. Pero es que la deudita la vamos a tener que pagar todos los aroneros (de nuestro bolsillo público y también del privado, ya verán 😦 ).

Y aunque no se lo crean, aún hay más… vienen unas cuantas condenas indemnizatorias y unos cuantos escándalos más contra el Ayuntamiento de Arona por cortesía de sus responsables políticos y técnicos.

Aunque ayssssssss, lo mejor lo mejor lo mejor de todo, tiene que ver con el Caso Arona 😀 . Les cuento las novedades en cuanto tenga un ratito. Y vayan preparándose, que viene marchita. Los aludidos ya lo saben. O sea, el gobierno bertista multiimputado y el Ayuntamiento de Arona en peso llevan unos días estremecidos (y un buen puñado de políticos y de técnicos acojonados) con el rumor de que ya ha acabado la instrucción de este procedimiento judicial en que deben estar imputados ya cerca de un centenar de personas, de que están a punto de hacerse públicas las conclusiones y, para rematar el susto y la expectación, de que las medidas cautelares planteadas son demoledoras.

Y cierto o no, ese rumor que está corriendo como la pólvora termina con un “se dice que se están planteando nombrar una gestora para gobernar Arona”. Y la guinda imprescindible del cotilleo es que, además de la inhabilitación y retirada cautelar del cargo de políticos y técnicos imputados en esa causa judicial (y esto ya es puro chisme), a alguno le puede tocar prisión ¡!.

Así que imagínense cómo está el gallinero aronero. Hasta cuentan que el grupo de gobierno se reunió el miércoles por la tarde en el Ayuntamiento, y que algunos salieron incluso llorando… y como radio patio consistorial está como está con lo de los rumores sobre el Caso Arona, much@s no han dudado en relacionar eso con las esas lágrimas y caras largas de los bertistas. Con lo que cierto o no el rumor, su intensidad está causando estragos y sensación.

Esto ha sido en la primera semana de este mandato 2011-2015. Ay mi madre, no nos queda nada!!!

Continuará…

Al bertismo se le acabó el glamour (Primera parte)

El gobierno aronero de CC estrena el mandato atosigado por condenas indemnizatorias escandalosas, por mobbing contra un trabajador al que habían acusado sin pruebas de pifias económicas y por ilegalidades urbanísticas, ambientales, de contratación y económicas 

El Ayuntamiento de Arona ha sido condenado a indemnizar a la empresa que prestaba el servicio municipal de recaudación hasta que el gobierno bertista y el multifacético funcionario Juan Pedro le dieron la patada allá por 2003-2004 (tengo que verificar la cuantía de la indemnización que le acaba de caer a las arcas municipales, pero vayan haciéndose a la idea de que son varios cientos miles de euros).

Y también acaba de ser condenado a readmitir en su anterior puesto, paradójicamente también en el servicio municipal de recaudación, y a resarcir económicamente a un trabajador ¡¡al que el Ayuntamiento había denunciado en Madrid por tejemanejes económicos!! Y después de cargarle durante un montón de tiempo el mochuelo de que se había estado mamando la pasta ¡¡resulta que no hay pruebas que apunten a que eso fuera así!! ¡¡pero ni de soslayo!! ¿¿ ¡! ?? Yo es que no lo entiendo, jajajajaj. Porque entonces ¿en qué se basó el Ayuntamiento para denunciarlo? ¿En la corazonada o intuición de algun@ iluminad@ consistorial?

Esa interesante historia es digna de contar, porque además se complica hasta el extremo de que al trabajador despedido (que para bordar las paradojas va y resulta que es hermano del Juan Pedro que nombré antes) ¡le han abierto las puertas judiciales para denunciar a los técnicos y a los políticos que fueron contra él ¡¡¡¡¡¡¡ por mobbing !!!!! O sea, que a la lista de imputaciones que tienen ‘altos cargos’ políticos y técnicos de Arona, ahora además hay que añadirles la etiqueta ¡¡¡ de acosadores laborales !!!

Joerrrrr, le dan a todo… jajajajaj, si es que es todo tan rematadamente esperpéntico y tan descomunalmente grave, que es imposible no fliparla. Y es que todavía hay más… muuuucho más ;-). Así que abreviando la historia de Hipólito (que es como se llama el trabajador acosado y denunciado sin pruebas), que los motivos extraños que motivaron esa denuncia también va a costarle unos miles de euritos al Ayuntamiento.

Pero es que además está en ciernes otra indemnización a la empresa a la que el alcalde aronero encargó antes de las elecciones de 2007 el desmonte del solar donde él decía que habían comenzado las obras de construcción del macrocomplejo deportivo con megapiscina de las medianías. Jeje, resultó que Berto y su gobierno cometieron un montón de ilegalidades con toooooodo lo relativo a ese proyecto.

A lo escueto (que es que todavía queda más tela que cortar): la CoCa de Berto, en pacto con CAN y PP, adquirió el suelo a través de un convenio urbanístico ilegal e injusto (esto último lo detallo otro día que si no hoy no acabo, ufff). Encargó el desmonte de la obra vulnerando la legalidad en materia de contrataciones públicas. Y prepárense, jajajajja, que viene una fuerte de verdad: ¡¡¡ el Ayuntamiento de Arona se convirtió en un infractor ambiental chungo chungo por hacer obras en suelo rústico !!! Jajajajajajajajajajajaj, ¿¿¡¡se lo pueden creer!!?? No pidieron ni calificación territorial ni nada, sino alaaaaaaaa, en plan constructores clandestinos.

Se metió por medio hasta la Agencia del Medio Urbano y Natural! Aunque el susto gordo gordo con ese tema llegó cuando saltó el Caso Arona (también antes de las elecciones de 2007) y los políticos imputados comprendieron lo que significaba estar imputados por presuntos delitos contra la ordenación del territorio por una denuncia de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo (aunque inicialmente no por este asunto, sino por otros). Bueno, cuando entendieron lo grave que era su situación judicial…

Y para rematar la cagada política en lo que respecta a las arcas públicas, la estrategia bertista para intentar esquivar responsabilidades en ese pedazo de cambalache de la Cruz del Guanche ¡¡fue no pagarle a la empresa a la que le habían encargado las obras de desmonte!! Jajaja, porque claro, es ilegal pagar obras ilegales con dinero público, jajajjja, si es que es pa’ reírse en su cara, xdssssss. Y de momento, para resumir, para el erario municipal, la bromita se traduce ahora en unos cuantos cientos de miles de euritos.

¿Se han hecho una idea de lo que nos van a costar a los aroneros las bertadas del servicio municipal de Recaudación y del complejo deportivo de las medianías? Pues esperen, que eso es solo lo que se ha sentenciado y comunicado oficialmente en los últimos días. Pero hay mucho más… jajajajja, son infinitos armando pufos económicos y acribillando leyes.

Continuará…