El Registro Municipal y la secretaria general, con el culo al aire a cuenta de la inhabilitación del alcalde

El TSJC ha confirmado que notificó al Ayuntamiento de Arona desde junio la sentencia que la secretaria general dice no haber recibido.

La desaparición de esa sentencia demuestra graves deficiencias en la custodia consistorial de los documentos que son incómodos para el gobierno de CC.

Tomaaaaaa yaaaaaaaaaaa 😮 .

La secretaria general del Ayuntamiento de Arona, Tania Rodríguez Regueiro, se escuda desde prinicipios de septiembre en que no podía pronunciarse sobre si Berto el alcalde es compatible o no para seguir en el cargo porque no había recibido la notificación oficial de su condena de inhabilitación por el Caso Enchufe y en que hasta que no tuviera un original del documento en sus manos no podría darse por enterada de su contenido ni mover ficha. Uno de esos haris indica que al preguntarle por ese asunto “hasta llamó al Registro Municipal para preguntar si el juzgado había remitido ese documento, y le respondieron que no, que no había llegado nada”.

Así estaban las cosas hasta hoy. Y así hubieran seguido si un funcionario hari no me hubiera filtrado que la sentencia sí había llegado al Ayuntamiento y que la habían alejado “intencionadamente” de la Secretaría General “para proteger al alcalde”. Cuando pregunté perpleja cómo era eso posible (luego les cuento la grave dimensión del sarao) me narró una impresionante trama de trapicheo de documentos ‘supuestamente’ orquestada por el Bertismo desde 2004 y en la que implicaba de forma directa al Registro Municipal, a responsables del Servicio de Atención Ciudadana y a Alcaldía. De entrada su relato resultaba casi increíble; sonaba tan fantasioso que tenía pinta de chisme desvirtuado. Salvo por dos detalles: que en el Ayuntamiento de Aronalandia la realidad sieeempre supera a la ficción, que cubrí hace años la escandalosa ocultación de otra sentencia muuuuy incómoda para los planes empresariales de los gobernantes aroneros y que llevo no sé cuántos post sobre facturas y documentos secretos que salen sorpresivamente del cajón sin fondo y de la alfombra de Alcaldía.

Belén de Vil descubre el pastel:

Al contar semejante historión a súper Belén de Vil, nuestra mega espía judicial lanzó su guante sobre los juzgados. Ni corta ni perezosa se plantó en el Registro de los juzgados santacruceros para averiguar si habían notificado o no dicha sentencia al consistorio. Y bingoooo, le contaron que por supuestísimo que sí, que la habían enviado con registro de salida dos días antes de que saliera en prensa, o sea, el 28 de junio. Pero como no pudo ver el documento, optamos por ser prudentes (jajajja, aunque parezca mentira solemos serlo 😉 ). Hasta que tachááán, el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) le confirmó que, efectivamente, ¡¡¡la sentencia condenatoria del alcalde fue remitida oficialmente al Ayuntamiento de Arona a finales de junio!!!

Desde el gabinete de prensa añadieron que dicha notificación judicial fue enviada el mismo día al condenado alcalde, a su absuelto compañero de banquillo en ese caso y al Ayuntamiento de Arona. Ojito al dato: Los juzgados remitieron al Ayuntamiento esa sentencia por conducto oficial ¡¡a finales de junio, hace casi TRES MESES ¡y aún no ha llegado a su destino natural, la Secretaría General del Ayuntamiento!

Pudiera ser que hubiera atasco y estuviera aún en camino (demasiada casualidad y demasiada buena suerte tratándose de Berto, jejeje). O que hubiera llegado al Registro Municipal y se hubiera traspapelado (ahí ya habría escándalo, porque en un Registro Público no cabe que se traspapelen documentos, y menos cuando llevan cuño judicial). Pero vaya, de repente todo todísimo encaja a la perfección con el relato del funcionario hari que aseguraba haberla visto en un departamento consistorial muy afín al alcalde condenado a 4,6 años de inhabilitación por enchufar personal a dedo (incluyendo a una integrante de su plancha electoral de CC).

.

Trileros de documentos en el Ayuntamiento:

Ese descontrol en la custodia de documentos municipales es muuuuy grave, pues igual que se desvió de trayecto esta sentencia los trileros documentales de ese consistorio podrían hacer desaparecer u ocultar cualquier tipo de información delicada que contravenga los intereses del Bertismo gobernante (un señor marrón para la señora secretaria consistorial, máxima garante de la legalidad en el Ayuntamiento -lo cual incluye cuestiones como la de que los políticos no interfieran en cuestiones que no les competen ni perjudiquen el correcto funcionamiento administrativo de la institución-).

Pero en este caso la gravedad, valga la redundancia, se agrava un puñao: según la información facilitada por el TSJC la secretaria no ha cumplido con su responsabilidad de determinar si es legal que el alcalde continúe en el cargo alegando que no había recibido un documento judicial que, vaya caramba, resulta que sí había sido remitido al Ayuntamiento por conducto oficial. No se puede demostrar que se haya pasado lo que va de mes afirmando a la oposición y a compañeros suyos de trabajo que no lo había recibido porque los cantamañanas de la oposición no se lo preguntaron por escrito (que es como se deben hacer este tipo de consultas, más que nada, por si surge un escándalo como éste). Pero sí se puede demostrar que hasta ahora no ha informado formalmente si Berto es o no competente para continuar ejerciendo de alcalde.

Bueno, agentes haris apuntan que cuando trascendió la existencia de una ley que obliga a dimitir a los cargos públicos condenados a penas de inhabilitación especial aunque su condena no sea firme la secretaria habría remitido al alcalde por conducto interno (secreto, vamos) una especie de advertencia sobre su posible incompatibilidad sobrevenida. Argumentan que ese cubrirse las espaldas fue forzado sin querer por el propio alcalde 😆 . O para ser más exacta, por su lengua viperina, ya que reconoció de palabra durante un pleno su condena de inhabilitación, y eso es suficiente para que la secretaria tenga que darse por enterada.

¿Recuerdan aquel pleno en el que los edils de la oposición de CxA, PP y PSOE hicieron constar que el alcalde no estaba legitimado para presidir la sesión y se largaron dejándolo iracundamente plantado? Sí sí, ya saben, aquel en el que Berto reaccionó como suele hacer cuando le dejan en evidencia: despotricando furibundo a lo muñeco diabólico contra los portavoces de la oposición. Pues durante su patética pataleta -absolutamente impropia de un cargo público, al menos fuera de Aronalandia- reconoció ante la secretaria que estaba condenado por prevaricación (hay que ser torpe para autofastidiarse con su propia lengua, máxime cuando se suponía que se estaba defendiendo de una ofensa 😆 ).

Ains, pero ya hemos pillado a esa secretaria velando por el oscurantismo del Ayuntamiento y a su departamento orquestando un plan de espionaje secreto contra la oposición y contra BlancaHari. Como para fiarse…

¿Y ahora? ¿Quién se come el marrón de la escandalosa ocultación-desaparición de esa sentencia?

No digo que la secretaria fuera partícipe del trapicheo documental. Igual ni sabía (o sigue sin saber) que los juzgados sí remitieron la sentencia al consistorio, e igual hasta ignora que el aparato político le está vetando la supervisión y control de documentos tan importantes como ese. O igual sí lo sabía… Solo que me cuesta creer que se arriesgue tanto a pringar judicialmente por salvarle la cara a un político… No sé… Porque eso de ocultar la recepción de un papelote sabiendo que la Administración de Justicia tiene justificante de su envío es la típica cutrez bertista, pero resulta extraño que una señora secretaria general pueda tener tan pocas luces…

En cualquier caso, la lógica apunta a que ella es la responsable de que el protocolo registral del Ayuntamiento cumpla la legalidad. Por simple lógica, el Registro Municipal debe derivar a la Secretaría General todas las sentencias para que tome conocimiento de ellas y actúe en consecuencia. Lo suyo sería que luego fuera ese área la que la remita a los departamentos correspondientes. En este caso, por ejemplo, la ruta lógica de la sentencia del Caso Enchufe habría sido: Registro Judicial –> Registro Municipal –> Secretaría –> Personal-Recursos Humanos y Alcaldía (todo ello con sus sellitos correspondientes, por si pasa algo -por ejemplo, que desapareciera- tener claro quién es el técnico responsable).

Sin embargo, parece ser que el protocolo consistorial que ha establecido el Bertismo de CC con los documentos sensibles que llegan al Ayuntamiento es: Registro – ALCALDÍA – Incógnita (en función de lo que le convenga a Berto y a su bertismo de Coalición Canaria).

Control de información y poder:

¿Han oído eso de que quién controla la información tiene el poder? Pues lo que les estoy contando es lo más sibilino que me he tropezado en ese sentido, con el agravante de que se trata de una Institución Pública. Es decir, un organismo cuyo aparato administrativo-burocrático debe funcionar de forma autónoma, sin injerencias ni control político y siempre en base a la legalidad vigente y al interés de los administrados. Cuesta encajar en todo ello que la Alcaldía controle de forma arbitraria y subjetiva si deben llegar a la Secretaría o a cualquier otro departamento municipal los documentos que le conciernen, cuándo deben llegar,…

Insisto en la pregunta de más arriba, ¿y ahora?

¿Ordenará la secretaria el inicio de una investigación para depurar responsabilidades? ¿Lo ordenará el alcalde -jajajajajjajajaja-? ¿Lo solicitará la apazguatada oposición de Arona? (ellos verán, pero esto tiene toda la pinta de acabar en los juzgados 😉 ).

Y aparte de eso, ¿tomará alguien cartas en ese desajuste del control documental-informativo del Ayuntamiento de Arona para fijar el protocolo lógico y responsable que debe regir el manejo de los documentos que entran al Ayuntamiento a través del Registro?

¿Informará ahora la secretaria sobre la compatibilidad-incompatibilidad de Berto?

Ejem, y otra duda peliaguda, ¿informará ahora la secretaria sobre si el alcalde es compatible o no para seguir en el cargo? Porque por mucho que un juzgado gallego haya informado al Ayuntamiento de Sada que su inhabilitado teniente de alcalde no tiene que dimitir hasta que su sentencia no sea firme, eso no es vinculante para el consistorio aronero… Pongámonos en el supuesto de que otra instancia judicial contradijera a ese juzgado gaitero y su teniente de alcalde tuviera que dimitir, ¿qué dirían la secretaria y la oposición de Arona para justificar su inactividad en tan delicado asunto?

JAJAJAJJAJA, otra vez demostrado que Berto es gafeeeeeeeee. Pero en mayúsculas: GAFEEEEEEE 😆 . Y torpe a más no poder el tío 😉 . Él respirando aliviado porque la mismísima BlancaHari informó de que un juzgado había informado que el inhabilitado teniente de alcalde de A Coruña no tiene que dimitir hasta que su condena no sea firme, y zaaaaaaas, le revienta en todo el hocico el aparente plan que urdió para que la secretaria no pudiera informar que es incompatible para el puesto y se tiene que ir (que es lo que marca la legislación vigente).

Ya les contaré más cositas sobre este escándalo del trapicheo de documentos oficiales (ya saben que en la Aronalandia de Bertorrente siempre baten el récord del todavía más y más fuerte).

Ainsssss, y tengo una bomba entre manos que deja este escándalo a la altura de cuento infantil. Qué ganas de contarla, xd. Pero no pueeedoooor todavía. Demasiado prometedor y bien urdido el espectacular plan antibertorrente puesto en marcha por un fiera de la maquinación (nada que ver con la mochila denunciadora de José Antonio, que los veo venir, malpensados 😉 ).

Anuncios

Berto apuesta por desafiar la legislación anticorrupción y a Fiscalía hasta 2015 (y sin Barrios)

Además, apunta a que él y su bertismo de Coalición Canaria se estallarán en ese imposible solitos, sin ningún socio de gobierno (nuevo fracaso del CAN-CCN en su operación de abordaje a los sillones de mando del Ayuntamiento de Arona).

El alcalde condenado a 4,6 años de inhabilitación y acorralado por varias megaquerellas sobre corrupción ha reconocido también que en las próximas elecciones no formará parte de ninguna plancha electoral.

Ha reconocido todo eso, en serio que sí. Jajajaja, pero con con dos toneladas de maquillaje propagandístico 😀 . Para que se hagan una idea de cuánto se le ha ido la mano intentando ocultar su agónica situación y política, ¡¡se pinta como cargo público honrado y razonable que sabe que no se puede vivir de la política eternamente!! JAJAJAJAJAJAJAJA, hay que tener morro xdd, jajajajajajajaaj.

Ocho años de concejal, más nueve de alcalde que se propone sumar otros tres más a pesar de que la legislación vigente establece que debía haber dimitido desde hace dos meses porque su condena por prevaricador le hace incompatible para ejercer ni de alcalde ni de concejal. En total 20 años ocupando sillón y trono en  el grupo de gobierno aronero, ¡y va y se le ocurre salir presumiendo en público de político digno que dejará el cargo dentro de tres años por convicciones éticas sobre el límite razonable de una carrera política! 😯 Lo que nos faltaba, verle entonando el “me voy solito porque oh qué bueno soy” 😆 .

El descojone total es que sazona semejante estupidez con el comentario de que es que el puesto de alcalde en sitios como Arona “desgasta” “sobre todo por la situación de permanente acoso al que estamos sometidos los concejales del grupo de gobierno como yo” 😆 JAJAJAJAJAJAJA, y vueltas el pobrecito condenado y plurimputado con lo del acoso 😆 . ¿Pero en qué quedamos, se va porque quiere o porque se siente acosado? (a mí lo del acosado siempre me provoca risotada extra porque me recuerda a Julián Muñoz y a Isabel Pantoja 😉 ).

Y otro detallito que enturbia ese lavado de cara bertista a lo “sí, me voy, pero porque oh qué bueno soy”, es que con su anuncio de que intentará resistir hasta 2015 se supone que da por hecho que está decidido a ignorar la ratificación en la Audiencia Provincial de su condena de inhabilitación por prevaricador (recuerden que recurrió su sentencia condenatoria del Caso Enchufe alegando que es injusta)… No es que tal posibilidad me extrañe por imposible, pero en fin, es tan escueto en ese estaré hasta 2015, que dice mucho más por lo que calla que por lo que dice.

Por supuesto, ni una mención a que para principios de 2013 está prevista la resolución del recurso de apelación que ha presentado contra su condena de inhabilitación por prevaricador alegando que es injusta. Ni a que como muy tarde el 18 de este mes será presentada la acusación de Fiscalía por el Caso Arona 1 (de una saga de 4), ni a que la legislación vigente le hace incompatible para seguir en el cargo desde hace dos meses. Lo ventila todo con “para no llegar a 2015 tendría que venir algo sobrevenido desde el punto de vista judicial”, :D, nada, como si apenas hubiera probabilidad de que le sobreviniera razones para dimitir desde ese punto de vista 😉 . Porque si dice que hasta 2015, da por hecho que está dispuesto a desafiar tanto a la Ley Electoral que le obliga a dimitir como a lo que diga la Fiscalía, ¿no?

Al garete otra vez los planes de gobierno del CAN (parece que definitivamente).

Crazy Horse cuenta así la historia con la que Barrios habría intentado seducir políticamente al condenado Berto (una filtración realmente impactante, xd, jajajajajajja).

Aunque la alianza planteada a Berto (CC) por el CAN de Barrios sonaba a lecho de pétalos, parece que el bertismo parece preferir el infierno a un idilio con Barrios.

Sobre el pacto que él y su grupo de gobierno de CC sí han estado sopesando con el CAN de Manuel Barrios y CCN de Ignacio González, Berto miente con descaro negando la existencia del Juego de Tronos y de las conversaciones de posible alianza que ha mantenido desde principios de agosto con Manuel Barrios. Como he desarrollado una pasmosa habilidad para pillar y desentrañas sus mentiras al vuelo, infiero de su comentario que el resultado final de la angustia que ha pasado con el yo diría chantaje político al que le ha sometido el CAN, es que descarta cualquier opción de matrimonio político con los de Barrios (tengo ventaja, por las pistas y mensajes que lanzan las gargantas profundas desencantadas del gobierno bertista, jeje).

Aunque en fin, en realidad todo el artículo está jalonado de falsedades y engaño, con lo que tampoco vamos a extrañarnos de que ventile esa pupa mintiendo (ya explicaré lo de la pupa y el daño que ha hecho en las filas de CC reabrir el hiriente debate de un pacto con el CAN, y sobre la pupa extra que le espera de manos del CAN si no recibe ningún caramelito del gobierno local).

Todo ese cutre lavado de imagen que termina de dejar a Berto por bobito (podría decir por pobre diablo que cree que convence con sus disparates e incoherencias cuando no hace más que evidenciar la mediocridad de cualquiera que intente insultar la inteligencia de un amplio colectivo eludiendo cualquier razonamiento o mención a los evidentes problemas y crisis que le afectan…  Pero como yo estoy convencida de que lo suyo no es simple ruindad sino una psicopatía extrema, lo dejo en ‘bobito’, que con las taras no hay que ensañarse 😉 .

En fin, que el elenco de perlitas cutre-propagandísticas pro alcalde que menciono arriba y unas cuantas perlotas más igual de patético-cómicas forman parte de un dislate con formato de noticia que aparece hoy en eldigitaldelsur.com (uno de los brazos del aparato de propaganda bertista), con el titular “González Reverón no se presentará a la Alcaldía en 2015”. Suelo ignorar a los medios de desinformación y manipulación que se venden como periódicos objetivos al servicio de la verdad, pero esta vez me han “acosado” tanto las carcajadas de los haris con menciones de ese amago de noticia, que no he podido risistirme 😉 . Eso de entresacar la noticia de tanta paja, tiene su gracia. Sí salvo de la quema el cachondeín que se montan apuntando con ironía a que el sucesor que Berto tiene pensado para su puesto a partir de 2015 sería su pupilo Antonio Miguel García Marichal, actual consejero en el Cabildo tinerfeño.

Berto dice que él no echó del CD Marino al gallego que le denunció.

Y medio cambiando de tema pero a cuenta de lo mismo, ¿recuerdan que el ex vicepresidente del CD Marino y peso fuerte del CAN, José Luis Rodríguez, salió en La Opinión declarando que Berto el alcalde era la mano que había mecido la cuna para su cese fulminante del club? Pues Bertocho salió desmintiendo ayer en ese periódico tales acusaciones asegurando que él, cómo no, es bueno buenísimo y no ha tenido nada que ver con eso.

Casualmente, la directiva del CD Marino ha retirado ya la denuncia que había interpuesto contra el Ayuntamiento de Arona y que tanto inquietó a Berto. Igualito que lo del Juego de Tronos, todo fantasía 😆 .

Los mundos de freak y friky de YupiBerto van cobrando una magnitud tan espectacular, que resulta espectacular contemplar semejante desconexión de la realidad… Es como un participante en la Isla de los Famosos que se creyera tanto su papel de superviviente que llega a pasar por alto que está nominado para ser expulsado y, además, a olvidar que juega en un realityshow y que prácticamente todo lo que hace y dice queda grabado y se emite al gran público (en tiempo real y en diferido). Jajajaj, encima el ‘nuestro’ ya ha sido expulsado y se niega a acatar las órdenes del programa 😉 .

Pero prepárense, que conociendo el gafado resultado de las anteriores campañas intensivas de torpe lavado de imagen que ha puesto en marcha para intentar alejar la imagen de corrupción -y estamos viviendo una-, verán que se avecina algún palo gordo contra el bertismo…

Y no me refiero a pifiadas ordinarias como la de basar una campaña de lavado de cara anticorrupción en la construcción de un parque llamado morro (Los Morros, en plural). Si es que ellos solitos ponen en bandeja los chistes a su costa… El Antonio Sosa de Medio Ambiente el otro día vendiendo a todo trapo que había soltado dos tortugas bobas, y ahora el otro evocando en todos los medios de comunicación a su alcance el pedazo de morro que se gastan, jajajaj. Si es que por mucho maquillaje que se ponga, aunque la mona se vista de seda… 😉 .

Acta plenaria de renuncia por incompatibilidad de un alcalde condenado a inhabilitación

Berto no quiere dimitir, pero…

Aquí tienen el acta plenaria que recoge la toma de conocimiento de la condena de inhabilitación por un delito de prevaricación recaída en octubre del año pasado sobre el entonces alcalde de Val do Dubra (A Coruña, Galicia), así como el informe en el que el secretario justificó su incompatibilidad para seguir en el cargo en base a la Ley Electoral resultante de la reforma de enero de 2011 y, todo de corrido en la misma sesión, también la renuncia del ex alcalde de ese pueblo gallego. Un pequeño inconveniente es que el acta está en gallego.  Aunque más que menos, se entiende.

Se supone que eso mismito es lo que tiene que pasar en el Ayuntamiento de Arona en los próximos días 😀 .

No hace falta decir que el alcalde ilegal de Aronalandia, Berto González Reverón (CC), no quiere dimitir y que está desquiciado intentando encontrar una tabla de salvación para seguir aferrado al cargo cual Gollum (uffff, cómo está de animado el circo político aronero, con negociaciones de pacto incluidas). Pero si leen las conclusiones del secretario-interventor del Ayuntamiento de Val do Dubra verán que la opción de mirar para otro lado y permanecer en el puesto a pesar de su incompatibilidad es muy muy grave. E irresponsable. Y, sobre todo, arriesgado para Berto, para el Ayuntamiento y para el municipio en su conjunto 😕 .

Jajajajaja, y lo peor es que no puede echar la culpa a ninguno de sus enemigos. Ni por la condena a 4’5 años de inhabilitación que le ha caído, ya que se querelló contra él la Fiscalía solita, sin denuncia de ningún grupo político ni particular (ni PSOE, ni CxA ni su odiado José Antonio Reverón). Ni por la reforma legal antiterrorismo que, miatúpordónde, le está perjudicando. Además, como la causa no trascendió en prensa durante su instrucción, ni siquiera puede alegar que BlancaHari ha intoxicado al poder judicial predisponiéndolo contra él, como dicen en la querella que está sufragando desde el Ayuntamiento contra los anticorruptos que le incomodan).

Termina de bordar la tensión escénica el hecho de que le pidan o no que dimita, cada día que pasa la cosa se agrava más, más, y requetemás… Un alcalde ilegal comandando el municipio, si es que madre mía…

Ya pondré en otro post la traducción de la parte del siguiente documento que alude a otro mega escándalo derivado de la incompatibilidad de Berto. Verán que por muy acostumbrados que estén al surreabertismo, en esta historia no van a ganar para flipes 😉 .

Y aunque no tiene nada que ver, aprovecho para comentarles que ayer hubo una reunión entre responsables del Plan Parcial El Mojón y varios miembros de la oposición aronera. Así que halaaaaaa, también jaleo urbanístico contra el desgobierno bertista de CC, para que los escándalos políticos de esta peli sean de temática variadita.

.

.

La reforma anti-Batasuna de la Ley Electoral hará dimitir al alcalde de CC de Arona

Resulta que desde el año pasado es ilegal que un gobernante condenado a penas de inhabilitación permanezca en el cargo, aunque la sentencia no sea firme.

¡¡¡¡En Arona llevamos dos meses con un alcalde ilegal!!!! 😆 , jajajajajjaajjajajajajajajajajaja

Ya les avisé de que las novedades político-penales que se han estado cociendo este calentito mes de agosto son la BOMBAAAAAA.

Lean por ustedes mismos lo que ocurrió en el municipio gallego de Val do Dubra en octubre del año pasado, justo después de que su ex alcalde fuera condenado a siete años de inhabilitación por un delito de prevaricación (desde el 28 de junio el alcalde de Arona, Berto González Reverón (Coalición Canaria), tiene tres prevaricaciones sentenciadas en el Caso Enchufe (él como siempre de sobrado 😉 ), y sigue en el cargo).

Pinchar sobre las imágenes para leer íntegros en su versión original los siguientes artículos publicados en El País (cuyo titular he recauchatado arriba) y en Europa Press en relación a la dimisión obligada del ex regidor gallego con el que tanto tiene en común el alcalde aronero:

.

.

.

¿A que va cobrando pleno sentido el galimatías informativo que les largué anteayer 😉 ? ¿Ven como no exageré nada de nada? Jeje, para ver lo flipadxs que se acaban de quedar tras leer eso 😉 .

Qué fuerte que a un condenado por corrupción
 lo tenga que tumbar la lucha antiterrorista.
Aunque bien pensado...

¿Cuánto dirían que le queda a Bertorrente en la Alcaldía? Para lxs ingenuos: ya saben por qué el alcalde está presumiendo en prensa de la renuncia de la paga de Navidad de su equipo de gobierno (la mayoría de gobernantes con algo de vergüenza lo hicieron antes del verano). Jajajaja, claro, como a él no le va a afectar esa reducción salarial porque para entonces ya tendrá sustituto 😆 (les puse el enlace de esa noticia en Diario de Avisos porque semejante peloteo no tiene desperdicio, y menos con la que tiene liada Bertito).

Y entre tanto, para que no se aburra nadie, el mega Caso Arona 1 listo para reventar en septiembre y el Caso Arona 4 presentándose en Fiscalía… (Al fin y al cabo, el Caso Enchufe y su condena no dejan de ser el aperitivo político-penal de esta Aronalandia en versión Aronalipsis Now).

No me extiendo más porque el espía hari que timonea esa investigación aún no me ha dado licencia para filtrar sus pedazos averiguaciones (las que les conté en clave en el post anterior). Podría insistirle para que me diera luz verde ya, pero como estoy de vacaciones y septiembre viene así de potente, mejor tomármelo al tran tran 😉 . Además, hasta que asimilen lo de hoy… Lo de que la lucha contra ETA fastidie al alcalde de Arona es algo que necesita su tiempo para ser digerido, jeje.

Eso sí, en cuanto tenga un ratín cuelgo varios enlaces interesantes sobre esta para nosotros recién aparecida normativa que pone al prevaricador y parece que ilegal alcalde de Arona en una destroyer disyuntiva: Dimite solito o lo dimiten. (Más le vale tomárselo con serenidad, no vaya a seguir todos los pasos de Juan Manuel Baleato, el ex alcalde gallego de los artículos de arriba).

Post relacionado:

No se van a creer la última de Bertorrente… ¡Acorralado por el antiterrorismo!, posteado en BlancaHari el 28 de agosto 2011.

(Nota para despistadxs: Si pinchan en las palabras de color morado y resaltadas de arriba acceden a información complementaria. Poniendo el cursor del ratón sobre ellas, sin pinchar, les dice de qué va dicha información extra; y si pinchan, se despliega una ventana con ese texto).

Tras la pista del Caso Enchufe 2

Acabamos de descubrir que el alcalde tiene otra querella de Fiscalía por contratos a dedo 😯 .

Flipadxs, ¿verdad? Pues como yo. A mí me daba que algo de eso debía haber rulando por los juzgados. No porque sea adivina 😉 , sino porque la denuncia que Paco Santamaría (ex PSOE de Arona) presentó a Fiscalía en 2007 y que desencadenó el conocido como Caso Arona 1 (oficialmente Operación Edén), contenía tres o cuatro sentencias de lo contencioso administrativo que anulaban contratos a dedo abanderados por el alcalde de Arona, Berto González Reverón, cuando llegó a la Alcaldía (2003) y fundó el Bertismo de CC.

Me refiero, claro está, a contratos a dedo diferentes de los que le costaron hace un mes y medio una condena de inhabilitación para cargo público (esa condena que se resiste a acatar alegando que es “injusta”).

Alguna vez me había preguntado qué habría sido de esa parte de la denuncia de Santamaría que no se mentaba por ningún lado en el auto de cierre de instrucción en el que el magistrado Nelson Díaz Frías concluyó que el alcalde, un rosario de gobernantes y ex gobernantes de Arona y, en total, una treintena de personas deberían ir a juicio por un montón de delitos con tufo a corrupción. Y zas, justo ayer que me estaba planteando cogerme unos días de vacaciones blogueras, un mega hari se puso a leer los 80 tomos del sumario (en realidad diligencias previas) del Caso Arona 1 -está claro que hay gente pa’ todo-, y descubrió que existe otra causa penal contra el alcalde por ‘presuntos’ enchufes de personal.

Como lo oyen. Ese sumario judicial apunta a que las anulaciones de contratos bertistas inicialmente aportadas al Caso Arona 1 fueron derivadas por Fiscalía al juzgado de instrucción número 5 de Arona e ¡incorporadas a otra causa de supuestos enchufes bertistas que ya estaba en instrucción en ese juzgado desde antes de 2007!

Qué calladito se lo tenía el alcalde 😉 . Lloriqueando por las esquinas porque según él es injusto que le inhabiliten por dos mini enchufitos de nada (se calla que uno de ellos fue a la actual número 14 de su plancha de Coalición Canaria), y resulta que tiene una central enchufadora completa en los juzgados, jajajajaja. Ahora falta saber en qué fase está esa causa… Si sigue en instrucción, si está pendiente de juicio o se ha celebrado ya… Igual hasta fue archivada. Aunque me extrañaría bastante que eso hubiera ocurrido y el alcalde no lo hubiera sacado a relucir. Ya saben que las sentencias que le convienen las airea a los cuatro vientos por cielo, mar y aire propagandístico, jeje.

Para que se ubiquen:

Esta recién aparecida querella (Caso Enchufe 2) alude a contratos de la misma época que los que le han costado la ya famosa condena de prevaricador: 2003. Se trata de dos causas distintas, pero que arrancaron en las mismas fechas y de manera similar: Función Pública recurrió vía contencioso administrativo bloques de contrataciones irregulares del alcalde aronero, los juzgados anularon los contratos y Fiscalía se querelló de oficio por los posibles delitos penales subyacentes en esas escandalosas contrataciones (qué fisno me ha quedado lo de subyacentes 😉 ). Al bloque que acabamos de descubrir la fiscal del Caso Arona incorporó en 2007 nuevas contrataciones irregulares de personal.

Según la coincidencia de fechas, de haber tirado para delante, el Caso Enchufe 2 debería estar a punto de ir a juicio. Jajajajaj, qué fuerte. Cada día más convencida de que el guionista de Aronalandia es de Óscar. Cada capítulo nuevas emociones, incluso en pleno agosto.

Seguiré sobre la pista de ese nuevo pifostio judicial (que no es nuevo, pero como si lo fuera dado que nos acabamos de enterar). En cuanto sepa algo les cuento.

Un prevaricador y mentiroso compulsivo en la Alcaldía (1)

El alcalde que ha enchufado a decenas y quizás hasta cientos de trabajadores en el Ayuntamiento considera injusto que le inhabiliten por dos contratitos laborales chorra 👿 , jajajaj.

¡¡Qué fuerteee lo del Berto!! Que dice el alcalde condenado a cuatro años de inhabilitación por prevaricación continuada que lo suyo no es corrupción, sino un mini resbalín de nada, puesto que lo único que hizo fue acordar una prórroga de contrato a dos trabajadoras que ya estaban trabajando en el Ayuntamiento. Una exageración judicial inhabilitarle por semejante ñoñada, vamos.

Lo larga con carita apenada y voz de pobrecito, y se queda tan ancho el tío mentiroso. Con razón lo tildó de infantil la jueza que lo ha condenado (a sus argumentos de defensa iniciales, que ‘pal’ caso es lo mismo, jeje).

Como si no fuera vox populi que ha enchufado a dedo en el Ayuntamiento de Arona a decenas y decenas de trabajadores, seguramente a más de un centenar y no me extrañaría que a dos centenares…

Y no en plan chico bueno que actúa de forma desinteresada por ayudar a los vecinos. Nada de eso. Lo ha hecho para beneficiarse a sí mismo. Sí, para sacar un beneficio personal bien clarito: votos, joer. Los votos que le permitieron llegar a la alcaldía, conseguir mayoría absoluta y revalidarla a pesar de sus múltiples imputaciones en mega querellas de corrupción.

El enchufismo masivo de personal en el Ayuntamiento, en sus patronatos, sociedades y empresas concesionarias de servicios municipales ha sido y son su principal fuente de votos, la más fiel y entusiasta.

El mega Caso Arona 1 u Operación Edén, sin ir más lejos, plasma que este recién condenado por prevaricación en otra causa convirtió el Ayuntamiento en una especie de bolsa de empleo u empresa de contratación orquestada desde una especie de Ayuntamiento en negro (administración B) enteramente a su servicio y que funciona-ba como una gran máquina de favores a los electores. Y, entre los mismos, cómo no, han abundado sobre manera los favores enchufadores.

Desde mayo de 2003 el recién llegado a la Alcaldía José Alberto González Reverón animaba a todos los votantes que se cruzaba a visitarle en la Alcaldía para lo que necesitaran, si era urgente, sin cita previa. Le decían a Gladys o a Carmelo -el ex bedel ahora concejal de Urbanismo- que iban de su parte, y listo. Hasta envió nota de prensa extendiendo esa invitación a toodos los aroneros. Podían pedirle cualquier cosa en la que el Ayuntamiento pudiera serles útil, como si fuera la carta de los Reyes Magos. Y BertoMelchor se comprometía a hacer todo lo posible por concederles el regalo.

La respuesta vecinal a su llamada, como no podía ser menos ante semejante chollo, fue masiva. En las primeras semanas de mandato atendió a más de 1.500 votantes en plan rey mago BertoMelchor (ese dato se anunció a los medios con un eufórico comunicado de prensa bertista).

Los vecinos se reunían con él en el Alcaldía o, si eran de confianza, le llamaban por teléfono para pedirle favores para sí, para sus hijxs o nietxs (fundamentalmente curro fijo con horario guapo de mañana-mediodía y de lunes a viernes). Berto les respondía que sí, que no problem, que haría todo lo que estuviera en su mano, que le dejaran los datos a su secretaria y cuñada Gladys (imputada en el Caso Arona 1 por este proceder) y que en cuanto hubiera algo los avisarían de su parte.

Los atendía a trompicones, entre interrupciones telefónicas y de todo tipo, pero decía a casi todo que sí, o un deja ver optimista.

Luego Gladys, Berto y el resto del núcleo duro bertista del Ayuntamiento paralelo que se comandaba desde la Alcaldía al margen de la Ley (para escribir en positivo voy a presuponer que ya no lo hacen así, aunque sea pecar de ingenua 😉 ) se reunían y analizaban qué favores-peticiones eran prioritarias y establecían el orden de selección en las más demandadas y jugosas (trabajar en el Ayuntamiento, en la Policía Local -¿recuerdan la ilegal academia aronera de formación de aspirantes a policía en este municipio?-, en Jardines, Limpieza…).

Puntuaban especialmente en el definidísimo baremo de selección bertista que fueran afiliados al partido, que estuvieran en disposición de serlo o, muy valioso también: que fueran votantes de otros partidos y existiera la posibilidad de atraerlos para CC con esos favorcillos.

Asimismo, daba puntos extra tener mucha familia -o mejor dicho muchos electores potenciales en su entorno-. Pertenecer a alguna asociación, club o colectivo numeroso y tener influencia sobre los mismos -no es lo mismo el presidente o directivo de un club que un simple afiliado-, también proporcionaba puntos guapos para conseguir curro fijo en el Ayuntamiento de Arona. En un momento dado podía contar también ser alguien popular, por ejemplo, ser deportista de prestigio. Todo ello dando por hecho, como no podía ser menos en un sistema tan típicamente clientelar, que los mejor posicionados para optar a los premios laborales que regalaba el Bertismo solían ser las amistades y parientes del alcalde y de su clan de CC.

((Esa baremación se aplicaba también a otros tipos de cultivo de votos, como la elección de beneficiarios de contratos de suministros o servicios. Pero mejor me ciño de momento a lo laboral…))

Cuestiones como la formación, la experiencia o la aptitud para el puesto, sin embargo, solía ser considerado algo secundario, con lo que de entrada muchos candidatxs aptos que no tenían manga bertista pasaban hasta de presentarse a las pruebas (¿o no recuerdan cómo se extendió aquello de que si le pedías trabajo al alcalde te enchufaba casi seguro?).

Como dice-decía Berto, “es más útil un trabajador que puedas hacer a tu mano, aunque en principio no esté preparado para el puesto”. Y ahí viene otra pata de la trama enchufadora del bertismo: los trabajadores que metes a dedo te deben un gran favor, se saben unos privilegiados, y su agradecimiento es muy útil para ‘montar expedientes’, dulcificar informes, participar en tribunales de empleo público amañados, traerte chismes, neutralizar sindicatos y brotes críticos en el consistorio… Claro que eso no se contaba a los pedigüeños de empleo, sino que se daba por hecho -al menos por la parte contratante-, y si luego algun-a enchufada se ponía digno y se resistía a pagar su deuda laboral, venían-vienen los reproches del tipo “con todo lo que he hecho por tí” o “con lo que me debes, que tienes trabajo gracias a mí”. Cuando algún enchufado salía rana, pasaba-pasa a la categoría de traidor, desagradecido que muerde la mano que le da de comer…

Podría contarles cientos de ejemplos de todo ello para apoyar mis afirmaciones (sufridos en primera persona, presenciados y narrados por las ‘víctimas’ directas). Pero no hace falta. Las espectaculares escuchas telefónicas a Berto y demás bertistas imputados en el Caso Arona 1 dan sobrado testimonio de todo ello. Y, en general, de todas las barbaridades que comentado en este post (por algo ese sumario o diligencias previas es el bestseller number one de este blog 😉 ).

Solo por enchufes a parientes y amiguísimos del alcalde prevaricador el magistrado instructor del Caso Arona 1, Nelson Díaz Frías, aporta pruebas de seis o siete delitos de tráfico de influencias “indiciariamente acreditados”, fundamentalmente, con las escuchas telefónicas realizadas a Berto entre finales de 2006 y finales de 2008-principios de 2009 (se resume en un delito continuado de tráfico de influencias).

Y eso que en esa época ya había aflojado la cosa…

Las etapas más bestiales de enchufes bertistas en la Administración municipal aronera tuvieron lugar cuando llegó a la Alcaldía, en 2003, y durante su etapa de concejal de Servicios Sociales, Mayores, Participación Ciudadana y Empleo, entre 1995 y 2003.

Hay algunas excepciones. Incluso en aquella época de furor enchufador en el que si no tenías manga ni te rebajabas a hacerle la pelota al alcalde hubo alguito de personal que se ganó la plaza en áreas bertistas sin trampa ni cartón, por mérito propio. No deja de ser sin embargo la excepción que confirma la regla.

Si echamos un vistazo a las plantillas del centro de la tercera edad de Los Cristianos, de los servicios de mayores, de la guardería de Buzanada, Patronato de Servicios Sociales, sociedad municipal ADESA, Participación Ciudadana y Empleo, verán que una espectacular mayoría son familiares y vecinos de Berto, amigos suyos o ex clientes de su etapa de directivo de Caja Canarias en Cabo Blanco… Solo sumando los contratadxs de aquella etapa que residen en Buzanada, Cabo Blanco y sus alrededores, se quedarían con la boca abierta al ver el descarado desequilibrio con vecinos de, por ejemplo, Los Cristianos y Las Galletas (tengo el listado por ahí, pero me da cosilla por los trabajadores, a quienes no puedo evitar ver como víctimas de una política decadente y de un político manipulador… Espabiladísimas a menudo, pero víctimas al fin y al cabo).

Y si hubo algo de variedad en la residencia-familiaridad-amistad de las contrataciones de José Alberto González Reverón fue debido a los favores laborales concedió en aquel entonces a quienes tenía cerca: miembros de la Tercera Edad, directivos de las asociaciones de vecinos que tanto se afanó por potenciar en aquella época,… Y también debido a que en los puestos de mando-dirección hubo algo más de rigor y que en ese caso no puntuaba tanto ser de Arona, es posible que simplemente porque no hubiera candidatxs aronerxs conocidxs para los puestos de mayor responsabilidad técnica (luego, como alcalde, perfeccionó esa táctica de captación de votantes técnicos).

To be continued


Ricardo Melchior plantó el viernes al alcalde condenado que se aferra al cargo (rima y todo, jeje)

El presidente del Cabildo de Tenerife (CC) evitó salir en la foto junto a Berto en el acto de izado de la bandera de Corrupción de la playa de Las Vistas

Berto, el alcalde condenado a cuatro años de inhabilitación que presidió el viernes con total desvergüenza un desvergonzado acto de izado de la bandera de calidad playera de AENOR en materia de accesibilidad para personas con discapacidad, esperaba como agüita bendita que el presidente insular corriera a arroparle posando junto a él en una foto justo después de ser condenado por prevaricación en el Caso Enchufe. Pero su compañero de partido, Ricardo Melchior, le metió un plantón de aúpa.

La bandera de certificación de calidad convertida por el alcalde prevaricador en símbolo de la corrupción del Ayuntamiento de Arona y de la política de Coalición Canaria: Desde el viernes ondea en Arona la certificación de accesibilidad a la corrupción política en el municipio y en CC.

 Miren qué contentos todos los políticos que participaron en el acto:

El alcalde condenado por corrupción que se niega a dimitir presidió el viernes su primer acto público como prevaricador intentando proyectar alegría y despreocupación. Posan junto a él el vicepresidente del cabildo de Tenerife (CC) y, toda feliz, la consejera delegada de Simpromi./Foto tomada de la web del Ayuntamiento (que se supone tiene creative commons).

Realmente, este acto de CC simboliza el izado de una certificación de accesbilidad a la corrupción política en Arona.

Ni que fuera bobo el Melchior. Por mucho que salga posando en plan místico en el retablo del altar de la iglesia de Los Gladiolos, salir en estos momentos junto a Bertorrente implicaría seguro verse arrastrado a los infiernos periodístico, 2.0 y ciudadano.

Así que, de nuevo, Berto se tuvo que conformar con un discretísimo apoyo de su partido en su primer acto público como condenado por corrupción. De nuevo un segundón: el vicepresidente del Cabildo, Carlos Alonso (va mejorando, eso sí, éste es vicepresidente primero, no segundo 😉 , y con responsabilidades de gobierno, no solo en el partido). Asistió también la consejera delegada de Simpromi, Carmen Rosa García. No se trata de minusvalorar la importancia de sus puestos-cargos, sino de que es demasiado evidente que ningún jerifante de primera línea de ATI-Coalición Canaria le ha dado apoyo públicamente ni se ha dejado ver junto al condenado y aún plurimputado alcalde de Arona… ¿No notan el miedo y el nerviosismo que desprende Coalición Canaria? Porque da un cantazo de la leche 😉 .

Y aunque en la nota de prensa que emitió el aparato de propaganda bertista desde el Ayuntamiento de Arona (el mismo que ha guardado absoluto silencio sobre la condena del alcalde) no dice nada sobre el consejero insular Antonio Miguel Marichal, el ex edil bertista salpicado en el Caso Arona 2, parece que también asistió a arropar al reo Berto (se le medio ve en la foto).

Qué curioso que ningún medio aprovechara ese acto púlico para preguntar al alcalde y a los coalicioneros que lo arroparon sobre su condena de inhabilitación, sobre los argumentos de su recurso, su plan de gobierno como prevaricador,… Yo al menos no he visto ni leído nada al respecto.