El Che de Canarias despide a Berto

Para ahorrarle tarea, el Che ha redactado y publicado un anuncio de búsqueda de trabajo para el alcalde cuasi despedido del cargo por incompatibilidad sobrevenida a cuenta de su condena por prevaricación 😉 .

Para ver el ‘anuncio’ en el blog del Che de Canarias, pinchar sobre la imagen (Link suprimido por la gili Tasa impuesta por el Ejecutivo pepero de Rajoy contra los enlaces).

Este agente también ha posteado  en su blog (link eliminado) una reflexión sobre el futuro de Berto:

En Arona como en otros sitios del territorio nacional cuando un alcalde tiene que salir de esta forma, salen las ordas y jaurías de holigans y tifosis defendiendo al primer regidor como de un salvador se tratara.
La realidad es que a muchos se le acaba el chollo, el vivir del cuento, el trabajar poco con altos sueldos, gratificiones injustificadas y esta es la pura realidad. No están preocupados por el destino de un infeliz que un día pasó la raya y no volvió del lado oscuro, embaucado por empresarios sin escrúpulos y dirigentes de partidos caninos de financiación, pronto lo dejarán de lado cuando suelte la poltrona.
En este caso el Alcalde de Arona tiene los días contados, podrá retrasarlo pero el final de su ejecución política es definitiva, aunque Berto se obsesione en buscar un informe interesado a la carta, que tampoco al final lo salvara.
Estos nos recuerda a Jesús Gil, cuando dejó la alcaldía: la gente lloraba y gritaba, como si del fin del mundo se tratara, y a estas alturas ya no se acuerda nadie. Lo mismo pasará con Berto, los que la amaba, lo adoraban, lo seguían y lo adulaban serán los primeros en abandonarlo, como  las rameras dejan cuando ya no ven “los dineros”, por mucho que hayan dicho “te quiero” y “te quiero”.
En el perfil de Facebook de Pepe el Chicharrero se abrió ayer un intenso e interesante debate a colación de esa viñeta de humor y, en concreto, sobre si Berto tiene o no que dejar el cargo (el Bertismo dice que no, y el resto que sí…).

Uno de los 39 comentarios del interesante debate abierto en torno a Berto, su incompatibilidad y la corrupción en el muro de Facebook del Che de Canarias. 

Aunque para debates de nivel sobre la incompatibilidad de Berto, los que están abiertos en la sección de comentarios de los últimos post haris. Duelo intenso entre un jurista hari y otro bertista. Quienes no suelan leer esa sección, les recomiendo echar un vistazo a los comentarios de los post haris de ayer y de anteayer.
Anuncios

La Opinión A Coruña pilla al alcalde de Arona intrigando en Galicia (acongojado con su inhabilitación)

Jajaja, se pone a conspirar ‘en secreto’ para salvar el puesto y lo que consigue es que la prensa peninsular se haga eco de su condena de inhabilitación y de su desesperación por mantenerse en el cargo.

¡Y encima descubre que echó las campanas al vuelo antes de tiempo y que no está tan claro que tenga el puesto asegurado mientras su sentencia no sea firme 😆 .

Él tan suertudo y tan discreto como siempre, jajajajaja. ‘Pobre’ teniente de alcalde del Concello -ayuntamiento- de Sada (Moncho Rodríguez Ares): Cuando casi estaba escapando del cese-renuncia por su condena de seis meses de inhabilitación, va y le cae encima desde el otro extremo del país el gafe de Berto. Como se entere de que hasta la Santa Compaña sufre y contagia menos infortinios que el alcalde de Arona en su papel de ‘Bertorrente, el brazo tonto de la corrupción’, fijo que se aterroriza.

De momento, el periódico La Opinión A Coruña informó ayer que el alcalde de Aronalandia ha establecido contactos con el Ayuntamiento de Sada para intercambiar datos sobre los pasos que están dando para librarse de la declaración de incompatibilidad para permanecer en el cargo. Y en titulares, jeje (segundo subtítulo).

Ese medio ha publicado que “las dudas sobre la aplicación de la ley han llevado al alcalde de Arona, también inhabilitado, a ponerse en contacto con el de Sada para solicitarles información sobre los pasos que siguen, según relató el Concello”. Y la oposición de ese municipio escandalizada por la magnitud de la polémica de la resistencia de su grupo de gobierno a cumplir la Ley que inhabilita a su teniente de alcalde. Ay, si ellos supieran que la situación judicial de su gobernante inhabilitado es una ‘simpleza’ comparada con la del condenado y megaimputado alcalde y grupo de gobierno de Arona (y no digo que lo del tal Moncho no sea grave, sino que aquí estamos en plena Aronalipsis de la corrupción).

Si pinchan sobre la imagen podrán leer el artículo completo en su edición original.

.

Verán, desde la filtración que les posteé el lunes sobre ese político gallego al que un juzgado de A Coruña había salvado de dimitir a la fuerza ese mismo lunes a cuenta de su condena de inhabilitación, han pasado muchas cosas. Muchas muchííísimas, tanto Galicia como en Arona 😉 .  Hoy no estoy como para ponerme a postear en plan extenso sobre un tema tan complicado (mi neuronita está a lo lolailo festivo 😉 ).

Pero leyendo el artículo publicado ayer en La Opinión de A Coruña verán que la situación del inhabilitado teniente de alcalde de Sada se ha vuelto a complicar a lo bestia desde el lunes. Como verán, una de las claves está en si llega o no al Ayuntamiento la sentencia. El de Sada no la tiene (solo unas fotocopias) ¿Se acuerdan de lo que les conté en el post de ayer? ¿Eso de que el gabinete de prensa del TSJC ha confirmado que la sentencia de Berto sí fue notificada… Jeje, pues es que ese es uno de los detallitos que le complica mogollón las cosas al alcalde aronero 😀 .

Y él, los Bertistas, el presi canario Paulino Rivero y toda Coalición Canaria tirando voladores desde el lunes creyendo que se habían quitado de encima la electrocutación política por los contratos a dedo del Caso Enchufe, jajajaj, qué ingenuos. Ni que no conocieran el mega gaferío bertista 😆 .

Espectacular el giro que ha dado el guión de esta peli político cirsense en unos poquitos días. Ya les contare… 😉 .

Biquiños haris 😉 .

El Registro Municipal y la secretaria general, con el culo al aire a cuenta de la inhabilitación del alcalde

El TSJC ha confirmado que notificó al Ayuntamiento de Arona desde junio la sentencia que la secretaria general dice no haber recibido.

La desaparición de esa sentencia demuestra graves deficiencias en la custodia consistorial de los documentos que son incómodos para el gobierno de CC.

Tomaaaaaa yaaaaaaaaaaa 😮 .

La secretaria general del Ayuntamiento de Arona, Tania Rodríguez Regueiro, se escuda desde prinicipios de septiembre en que no podía pronunciarse sobre si Berto el alcalde es compatible o no para seguir en el cargo porque no había recibido la notificación oficial de su condena de inhabilitación por el Caso Enchufe y en que hasta que no tuviera un original del documento en sus manos no podría darse por enterada de su contenido ni mover ficha. Uno de esos haris indica que al preguntarle por ese asunto “hasta llamó al Registro Municipal para preguntar si el juzgado había remitido ese documento, y le respondieron que no, que no había llegado nada”.

Así estaban las cosas hasta hoy. Y así hubieran seguido si un funcionario hari no me hubiera filtrado que la sentencia sí había llegado al Ayuntamiento y que la habían alejado “intencionadamente” de la Secretaría General “para proteger al alcalde”. Cuando pregunté perpleja cómo era eso posible (luego les cuento la grave dimensión del sarao) me narró una impresionante trama de trapicheo de documentos ‘supuestamente’ orquestada por el Bertismo desde 2004 y en la que implicaba de forma directa al Registro Municipal, a responsables del Servicio de Atención Ciudadana y a Alcaldía. De entrada su relato resultaba casi increíble; sonaba tan fantasioso que tenía pinta de chisme desvirtuado. Salvo por dos detalles: que en el Ayuntamiento de Aronalandia la realidad sieeempre supera a la ficción, que cubrí hace años la escandalosa ocultación de otra sentencia muuuuy incómoda para los planes empresariales de los gobernantes aroneros y que llevo no sé cuántos post sobre facturas y documentos secretos que salen sorpresivamente del cajón sin fondo y de la alfombra de Alcaldía.

Belén de Vil descubre el pastel:

Al contar semejante historión a súper Belén de Vil, nuestra mega espía judicial lanzó su guante sobre los juzgados. Ni corta ni perezosa se plantó en el Registro de los juzgados santacruceros para averiguar si habían notificado o no dicha sentencia al consistorio. Y bingoooo, le contaron que por supuestísimo que sí, que la habían enviado con registro de salida dos días antes de que saliera en prensa, o sea, el 28 de junio. Pero como no pudo ver el documento, optamos por ser prudentes (jajajja, aunque parezca mentira solemos serlo 😉 ). Hasta que tachááán, el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) le confirmó que, efectivamente, ¡¡¡la sentencia condenatoria del alcalde fue remitida oficialmente al Ayuntamiento de Arona a finales de junio!!!

Desde el gabinete de prensa añadieron que dicha notificación judicial fue enviada el mismo día al condenado alcalde, a su absuelto compañero de banquillo en ese caso y al Ayuntamiento de Arona. Ojito al dato: Los juzgados remitieron al Ayuntamiento esa sentencia por conducto oficial ¡¡a finales de junio, hace casi TRES MESES ¡y aún no ha llegado a su destino natural, la Secretaría General del Ayuntamiento!

Pudiera ser que hubiera atasco y estuviera aún en camino (demasiada casualidad y demasiada buena suerte tratándose de Berto, jejeje). O que hubiera llegado al Registro Municipal y se hubiera traspapelado (ahí ya habría escándalo, porque en un Registro Público no cabe que se traspapelen documentos, y menos cuando llevan cuño judicial). Pero vaya, de repente todo todísimo encaja a la perfección con el relato del funcionario hari que aseguraba haberla visto en un departamento consistorial muy afín al alcalde condenado a 4,6 años de inhabilitación por enchufar personal a dedo (incluyendo a una integrante de su plancha electoral de CC).

.

Trileros de documentos en el Ayuntamiento:

Ese descontrol en la custodia de documentos municipales es muuuuy grave, pues igual que se desvió de trayecto esta sentencia los trileros documentales de ese consistorio podrían hacer desaparecer u ocultar cualquier tipo de información delicada que contravenga los intereses del Bertismo gobernante (un señor marrón para la señora secretaria consistorial, máxima garante de la legalidad en el Ayuntamiento -lo cual incluye cuestiones como la de que los políticos no interfieran en cuestiones que no les competen ni perjudiquen el correcto funcionamiento administrativo de la institución-).

Pero en este caso la gravedad, valga la redundancia, se agrava un puñao: según la información facilitada por el TSJC la secretaria no ha cumplido con su responsabilidad de determinar si es legal que el alcalde continúe en el cargo alegando que no había recibido un documento judicial que, vaya caramba, resulta que sí había sido remitido al Ayuntamiento por conducto oficial. No se puede demostrar que se haya pasado lo que va de mes afirmando a la oposición y a compañeros suyos de trabajo que no lo había recibido porque los cantamañanas de la oposición no se lo preguntaron por escrito (que es como se deben hacer este tipo de consultas, más que nada, por si surge un escándalo como éste). Pero sí se puede demostrar que hasta ahora no ha informado formalmente si Berto es o no competente para continuar ejerciendo de alcalde.

Bueno, agentes haris apuntan que cuando trascendió la existencia de una ley que obliga a dimitir a los cargos públicos condenados a penas de inhabilitación especial aunque su condena no sea firme la secretaria habría remitido al alcalde por conducto interno (secreto, vamos) una especie de advertencia sobre su posible incompatibilidad sobrevenida. Argumentan que ese cubrirse las espaldas fue forzado sin querer por el propio alcalde 😆 . O para ser más exacta, por su lengua viperina, ya que reconoció de palabra durante un pleno su condena de inhabilitación, y eso es suficiente para que la secretaria tenga que darse por enterada.

¿Recuerdan aquel pleno en el que los edils de la oposición de CxA, PP y PSOE hicieron constar que el alcalde no estaba legitimado para presidir la sesión y se largaron dejándolo iracundamente plantado? Sí sí, ya saben, aquel en el que Berto reaccionó como suele hacer cuando le dejan en evidencia: despotricando furibundo a lo muñeco diabólico contra los portavoces de la oposición. Pues durante su patética pataleta -absolutamente impropia de un cargo público, al menos fuera de Aronalandia- reconoció ante la secretaria que estaba condenado por prevaricación (hay que ser torpe para autofastidiarse con su propia lengua, máxime cuando se suponía que se estaba defendiendo de una ofensa 😆 ).

Ains, pero ya hemos pillado a esa secretaria velando por el oscurantismo del Ayuntamiento y a su departamento orquestando un plan de espionaje secreto contra la oposición y contra BlancaHari. Como para fiarse…

¿Y ahora? ¿Quién se come el marrón de la escandalosa ocultación-desaparición de esa sentencia?

No digo que la secretaria fuera partícipe del trapicheo documental. Igual ni sabía (o sigue sin saber) que los juzgados sí remitieron la sentencia al consistorio, e igual hasta ignora que el aparato político le está vetando la supervisión y control de documentos tan importantes como ese. O igual sí lo sabía… Solo que me cuesta creer que se arriesgue tanto a pringar judicialmente por salvarle la cara a un político… No sé… Porque eso de ocultar la recepción de un papelote sabiendo que la Administración de Justicia tiene justificante de su envío es la típica cutrez bertista, pero resulta extraño que una señora secretaria general pueda tener tan pocas luces…

En cualquier caso, la lógica apunta a que ella es la responsable de que el protocolo registral del Ayuntamiento cumpla la legalidad. Por simple lógica, el Registro Municipal debe derivar a la Secretaría General todas las sentencias para que tome conocimiento de ellas y actúe en consecuencia. Lo suyo sería que luego fuera ese área la que la remita a los departamentos correspondientes. En este caso, por ejemplo, la ruta lógica de la sentencia del Caso Enchufe habría sido: Registro Judicial –> Registro Municipal –> Secretaría –> Personal-Recursos Humanos y Alcaldía (todo ello con sus sellitos correspondientes, por si pasa algo -por ejemplo, que desapareciera- tener claro quién es el técnico responsable).

Sin embargo, parece ser que el protocolo consistorial que ha establecido el Bertismo de CC con los documentos sensibles que llegan al Ayuntamiento es: Registro – ALCALDÍA – Incógnita (en función de lo que le convenga a Berto y a su bertismo de Coalición Canaria).

Control de información y poder:

¿Han oído eso de que quién controla la información tiene el poder? Pues lo que les estoy contando es lo más sibilino que me he tropezado en ese sentido, con el agravante de que se trata de una Institución Pública. Es decir, un organismo cuyo aparato administrativo-burocrático debe funcionar de forma autónoma, sin injerencias ni control político y siempre en base a la legalidad vigente y al interés de los administrados. Cuesta encajar en todo ello que la Alcaldía controle de forma arbitraria y subjetiva si deben llegar a la Secretaría o a cualquier otro departamento municipal los documentos que le conciernen, cuándo deben llegar,…

Insisto en la pregunta de más arriba, ¿y ahora?

¿Ordenará la secretaria el inicio de una investigación para depurar responsabilidades? ¿Lo ordenará el alcalde -jajajajajjajajaja-? ¿Lo solicitará la apazguatada oposición de Arona? (ellos verán, pero esto tiene toda la pinta de acabar en los juzgados 😉 ).

Y aparte de eso, ¿tomará alguien cartas en ese desajuste del control documental-informativo del Ayuntamiento de Arona para fijar el protocolo lógico y responsable que debe regir el manejo de los documentos que entran al Ayuntamiento a través del Registro?

¿Informará ahora la secretaria sobre la compatibilidad-incompatibilidad de Berto?

Ejem, y otra duda peliaguda, ¿informará ahora la secretaria sobre si el alcalde es compatible o no para seguir en el cargo? Porque por mucho que un juzgado gallego haya informado al Ayuntamiento de Sada que su inhabilitado teniente de alcalde no tiene que dimitir hasta que su sentencia no sea firme, eso no es vinculante para el consistorio aronero… Pongámonos en el supuesto de que otra instancia judicial contradijera a ese juzgado gaitero y su teniente de alcalde tuviera que dimitir, ¿qué dirían la secretaria y la oposición de Arona para justificar su inactividad en tan delicado asunto?

JAJAJAJJAJA, otra vez demostrado que Berto es gafeeeeeeeee. Pero en mayúsculas: GAFEEEEEEE 😆 . Y torpe a más no poder el tío 😉 . Él respirando aliviado porque la mismísima BlancaHari informó de que un juzgado había informado que el inhabilitado teniente de alcalde de A Coruña no tiene que dimitir hasta que su condena no sea firme, y zaaaaaaas, le revienta en todo el hocico el aparente plan que urdió para que la secretaria no pudiera informar que es incompatible para el puesto y se tiene que ir (que es lo que marca la legislación vigente).

Ya les contaré más cositas sobre este escándalo del trapicheo de documentos oficiales (ya saben que en la Aronalandia de Bertorrente siempre baten el récord del todavía más y más fuerte).

Ainsssss, y tengo una bomba entre manos que deja este escándalo a la altura de cuento infantil. Qué ganas de contarla, xd. Pero no pueeedoooor todavía. Demasiado prometedor y bien urdido el espectacular plan antibertorrente puesto en marcha por un fiera de la maquinación (nada que ver con la mochila denunciadora de José Antonio, que los veo venir, malpensados 😉 ).

El cuño y la firma del alcalde, embargados por el Estado de Derecho

Todos las resoluciones, decretos, acuerdos y documentos firmados por Berto desde que fue condenado a 4’6 años de inhabilitación (hace dos meses y medio) incurren en vicio de nulidad.

La oposición de PSOE, PP, CCN-CAN y CxA sabe que el Ayuntamiento ha entrado en un peligroso limbo jurídico, pero no se decide a tomar cartas en el asunto (¡para no tumbar a Berto!)

El Ayuntamiento de Arona lleva dos meses y medio sumido en un limbo jurídico de impredecibles consecuencias, ya que la firma del alcalde carece de garantías jurídicas-validez legal. Todo lo que haya firmado Berto González Reverón (Coalición Canaria) desde que fue condenado por prevaricación (finales de junio) y todo lo que firme de aquí en adelante ¡es nulo de pleno derecho! ¿Suena grave, verdad? Pues lo es: cualquiera puede impugnar y dejar sin efecto esas resoluciones y cualquier cosa que firme, ordene y mande como alcalde de aquí en adelante.

Suena tremendista… Pero es que lo que está pasando en el Ayuntamiento de Aronalipsis es realmente tremendo, joeeeer 😯 .

Y no solo porque el alcalde sepa ya la gravedad del asunto y no ‘haga’ ni diga nada coherente e inteligente al respecto, sino, más fuerte aún, porque los grupos de la oposición (PSOE, PP, CCN-CAN y CxA) también lo saben y lo están consintiendo. Este Juego de Tronos es la bomba…

Mejor ir por partes. Y lo primero es mostrarles las pruebas de que estamos regidos por un alcalde que no es compatible para seguir en el cargo que ocupa y cuyas decisiones como presidente de la corporación son nulas de pleno derecho. Ya se los había contado, y Belén de Vil también. Pero mejor que lo comprueben por ustedes mismos:

Fuente: Ley orgánica del Régimen Electoral General (modificada en enero de 2011):

Artículo 177 (miren el punto 2, el último).

.

Artículo 178:

.

Y el artículo 6 al que se remite el 177 (miren los puntos 2 y 7):

.

O sea: Son inelegibles en una plancha electoral e incompatibles para ejercer como alcaldes-concejales, entre otros, quienes estén condenados a penas de inhabilitación especial, aunque la sentencia no sea firme (como es el caso de Berto).

Y la interpretación tampoco es exclusiva de los únicos tres que hemos hablado públicamente de ese sarao (De Vil, Campos y aquí la Hari). Sino que antes que nosotros llegaron a esa conclusión de incompabilidad dos secretarios de ayuntamientos gallegos que se han topado con gobernantes que han sido condenados a penas de inhabilitación después de haber ganado las elecciones de mayo de 2011. En el caso del Ayuntamiento de Val do Dubra, el entonces alcalde dimitió en cuanto el secretario confirmó su incompatibilidad para seguir en el puesto (octubre de 2011). Miren este extracto del acta plenaria:

.

El secretario respondió a la oposición del BNG que el entonces alcalde había incurrido en causa de incompabilidad para seguir en el cargo (propiciando la renuncia del ex mandatario en esa misma sesión, como aparece al final del documento).

Y, como les comentaba al principio, también informó que “los acuerdos adoptados por órganos unipersonales cuando concurre una causa de incompatibilidad, estarían viciados de nulidad”.

(Como les decía, existen dos informes de dos ayuntamientos distintos en el mismo sentido, aunque los gobernantes de Sada llevan desde julio cavilando cómo escapar del informe del secretario y de la legislación (más o menos como en Arona, con la diferencia de que su gobernante condenado es un teniente de alcalde y de que la oposición sí ha asumido su responsabilidad, con lo que han avanzado mucho más camino).

Pasos que debería haber dado o dar la oposición de Arona:

Cuando un alcalde-concejal incurre en causa de incompatibilidad y se hace el longui, es la oposición la que debe mover ficha. Lo que les corresponde en su tarea de fiscalización de la legalidad en el consistorio es:

1. Pedir a la Secretaría General que solicite a los juzgados la notificación oficial de la condena.

2. Pedir que informe si el alcalde es compatible legalmente para seguir en el puesto o debe cesar.

3. Pedir que informe sobre la nulidad de las resoluciones, decretos y acuerdos adoptados-firmados por el alcalde (los acuerdos plenarios sí llegan a valer, el resto, todo nulo).

4. Convocar pleno extraordinario con esas cuestiones, incluida la petición de dimisión del alcalde.

Y ya está. Así de fácil y gratuito es todo el trabajo que la oposición aronera tendría que hacer para que la Alcaldía aronera dejara de estar condenada. Fácil predecir que Berto se resistiría a irse por mucho que su secretaria del Ayuntamiento declarara su incompatibilidad, pero eso sería otro cantar.

Pero de momento la cruda realidad es que el tercer municipio en población y PIB de Tenerife está siendo gobernado por un alcalde inhabilitado -e inmerso en varias causas más sobre megacorrupción-, cuyas órdenes y resoluciones son nulas de pleno derecho y que ha anunciado su voluntad de prolongar semejante esperpento hasta 2015. Su partido (Coalición Canaria) le da amparo desde la mismísima presidencia del Gobierno de Canarias. Y los partidos de la oposición (PSOE, PP, CCN-CAN y CxA) lo consienten calladamente a todos los niveles (local, insular, autonómico y estatal).

El no va más del rocambolesquismo político de Aronalandia es que prácticamente todos los miembros de la oposición desean que Berto salga de la Alcaldía cuanto antes (a Manuel Barrios, número dos y jefe del CAN, lo dejo en ‘no sabe no contesta’ , por eso de que jugó a doble banda y ahora no está en ninguna 😉 ).

Absurdo, ¿verdad? Pues es un absurdo real. Creen que Berto debería dejar el cargo con urgencia, pero están siendo cómplices de que no lo haga y, además, de las consecuencias de la nulidad de su firma.

¿Los motivos? El Juego de Tronos de Arona, que es así de increíble… con el extra de que en esta partida juegan también los emperadores de todos los partidos implicados, desde los insulares y autonómicos, no se lo pierdan, hasta estatales.

To be continued…

(PD: Solo libro de la quema al de la mochila de Ciudadanos por Arona. Y no por ser mi colega… Ya lo explicaré en el to be continued 😉 ).